Bancos prestaron S/52 millones a sospechosos en la UIF y vinculados a los Panama Papers y Lava Jato

El Banco de Crédito, el BBVA y otros dos bancos otorgaron créditos a 14 empresas de alto perfil de riesgo. Ocho de ellas fueron involucradas en investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera, en ciertos casos incluso fueron reportadas por el mismo banco que hoy brindó el préstamo. En las seis personas jurídicas restantes, las empresas o sus socios aparecieron en los casos Panama Papers y Lava Jato.

REACCÓN. El presidente Martín Vizcarra y la ministra de Economía María Antonieta Alva comentan la investigación de OjoPúblico.

EDICIÓN: Alonso Balbuena.

Actualizada al 18-06-2020

Un grupo de 14 empresas, que recibieron S/52 millones en préstamos bancarios a través de Reactiva Perú, el plan de rescate financiero creado por el Estado, en el marco de la crisis económica por el Covid-19, estuvo bajo sospecha en casos por defraudación tributaria, lavado de dinero y corrupción. Ocho de ellas llegaron a ser incluidas en informes de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que fueron enviados al Ministerio Público, mientras que las seis restantes o sus socios figuran en otras investigaciones de la fiscalía.

Anoche, la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, reveló la identidad de los 71 mil beneficiarios del Plan Reactiva Perú. OjoPúblico cruzó esta información con su plataforma Dineroleaks, creada en base a documentos reservados de la UIF, y halló que ocho empresas figuran en la base de datos del ente rector en temas de prevención de lavado de dinero. Estas fueron beneficiadas con préstamos por S/25 millones del Banco de Crédito (BCP), el BBVA Perú y el Banco Interamericano de Finanzas (Banbif).

Entre las otras seis empresas adicionales, que fueron beneficiadas por Reactiva Perú, también destaca una firma legal cuyos miembros fueron involucrados en el caso de los presuntos sobornos de la constructora Odebrecht, en el contexto del Caso Lava Jato. Además, una compañía de una familia vinculada a la firma Mossack Fonseca, extinta después de que se revelaran los llamados Panamá Papers en el 2016.

 

 

El reglamento de Reactiva Perú impide que empresas sentenciadas a pagar una reparación civil por corrupción accedan a los préstamos. El documento no prohíbe la entrega de créditos a empresas que estén o hubieran estado bajo investigación de la UIF o del Ministerio Público. Sin embargo, las normas regulatorias en el caso de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) son claras: los bancos deben aplicar los procedimientos necesarios para conocer el historial financiero de sus clientes como metodología de prevención del lavado de dinero.

 

Inteligencia financiera: las empresas que recibieron créditos bancarios

 

De las 14 compañías analizadas por OjoPúblico, que recibieron créditos por S/52 millones, el BCP entregó préstamos por S/14 millones a cinco de ellas. En este grupo destaca la empresa Estación de Servicios Daniela de Ica, que recibió S/2.2 millones en el marco de Reactiva Perú.

En 2008, el BCP alertó a la UIF sobre las presuntas operaciones sospechosas del peruano Carlos Lau Chung. Según el reporte del caso, el empresario recibió US$1.8 millones de una empresa venezolana, a través de los paraísos fiscales de Panamá y las Islas Caymán. Luego de recibir el dinero, Lau Chung transfirió dicho monto a cuatro empresas nacionales. 

Una de las beneficiarias fue Estación de Servicios Daniela, que recientemente accedió a un préstamo del BCP en el contexto del plan estatal. Según el informe de la UIF, revisado para esta publicación, aquella empresa recibió S/71 mil de Lau Chung. Cuando fue consultado por el propio BCP sobre los motivos de estas operaciones, el empresario no proporcionó información sustentatoria, indica el reporte financiero.

Estación de Servicios Daniela fue creada en Ica y actualmente es dirigida por Justo Chiaway Chong, José Suguiyama Naoe y Miguel Chiaway Li. En este caso, la UIF también destacó que la empresa realizó transportes inusuales de dinero por S/393 mil en 2008, según un reporte del sujeto obligado Hermes Transportes Blindados. Estas operaciones ocurrieron en menos de dos semanas, a través de siete traslados.

 

Fotografía de la Estación de Servicios Daniela
GRIFO. La Estación de Servicios Daniela está ubicada en la región de Ica. A la fecha, ha recibido un préstamo de S/2.2 millones a raiz del programa Reactiva Perú.
Foto: Facebook de Estación de Servicios Daniela

 

Además de Estación de Servicios Daniela, el caso del empresario Lau Chung involucra a una segunda beneficiaria de Reactiva Perú: Construcciones y Maquinarias del Sur (Comasur). La compañía es hoy gerenciada por Johny Morales Herrera y recientemente accedió a un préstamo de S/2.1 millones por parte del Banbif, también en el marco del programa estatal. En ese caso, el reporte de la UIF lo vincula a Lau Chung y a cuatro operaciones sospechosas por S/540 mil.

Una tercera compañía beneficiada por Reactiva Perú es Heaven Petroleum Operators, una comercializadora de biodiesel que fue constituida en 2002 bajo el nombre de Fundación Heaven y bajo el accionariado de Adib Abudayeh Sansur, Samir Abudayeh Giha y Nader Abudayeh Giha, quienes hoy continúan en el directorio y gerencia de la compañía. En su momento, la UIF involucró a las operaciones de esta empresa como parte de una presunta organización dedicada a la defraudación tributaria. 

El análisis de la UIF advierte sobre “un presunto esquema de ocultamiento para posiblemente evadir el pago de impuestos”, dirigido por el empresario Hernán Bahamonde la Hoz entre los años 2007 y 2008. Una de las empresas de este esquema emitió 24 cheques por un total de US$ 733 mil a favor de la citada Heaven Petroleum Operators. Hoy, esta última compañía ha sido beneficiada con un préstamo de S/10 millones del BCP, gracias a Reactiva Perú.

La cuarta compañía con antecedentes por operaciones sospechosas es Explorandes SAC. Esta sociedad es gerenciada por Roberto Romero Wolf desde hace dos años y ha recibido un préstamo del BCP por un total de S/1.5 millones, como parte del plan estatal. Sin embargo, el archivo de la UIF correspondiente a este caso revela que Explorandes SAC fue involucrada en una "presunta organización vinculada a operaciones de lavado de activos".

 

Documento del BBVA Continental con operación de Explorandes.
EXTERIOR. Constancia de la transferencia de Explorandes desde EE.UU. hacia Percy Velit Nuñez. El documento fue entregado a la Unidad de Inteligencia Financiera.
Documento: OjoPúblico

 

Los archivos de la Policía Antidrogas indican que, a inicios de 2008, el peruano Percy Velit Núñez fue detenido por administrar con su familia una red de casas de cambio dedicadas al presunto lavado para organizaciones colombianas dedicadas al narcotráfico. En este contexto, los reportes de operaciones sospechosas detallan que Explorandes envió cerca de US$35 mil desde Estados Unidos a Velit Núñez.

La quinta beneficiaria de Reactiva Perú con antecedentes en la UIF es Compañía Empresarial San Martín, ubicada en Sullana (Piura), y gerenciada desde el año 2006 por Alejandro Alamo Hidalgo. Según la lista de beneficiados, esta compañía ha recibido S/25 mil como parte del programa de rescate financiero del Estado, a través del BCP. Este préstamo ocurrió a pesar de que este mismo banco reportó una operación sospechosa de dicha empresa hace 13 años.

En agosto del 2007, el BCP reportó ante la UIF los depósitos por S/795 mil recibidos por Compañía Empresarial San Martín. El comunicado de este banco detalla que esta compañía justificó los movimientos financieros en la venta de arroz a comerciantes del Mercado de Productores de Santa Anita. Sin embargo, en el mismo periodo de tiempo de los depósitos, la comercializadora no reportó ventas ante la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat), según los documentos.

 

Extracto de organigrama elaborado por la UIF
DEFRAUDACIÓN. La Unidad de Inteligencia Financiera identificó un esquema irregular, que tenía como una de las empresas principales a Compañía Empresarial San Martín.
Documento: OjoPúblico

 

En base a este y otros dos reportes del propio BCP, la UIF concluyó que “la Compañía Empresarial San martín E.I.R.L, representada por Alejandro Alamo Hidalgo [...] habría ocultado sus ingresos por la presunta comercialización informal de arroz”. Según esta entidad, los actos de la beneficiaria de Reactiva Perú pueden configuraban como presuntos delitos de defraudación tributaria y lavado de dinero.

Los archivos de Dineroleaks también vinculan a dos empresas beneficiarias de Reactiva Perú con el caso denominado Nature Wood. La compañía del mismo nombre ingresó a la mirada de la UIF cuando el BCP reportó transferencias irregulares desde China. Consultada sobre estas operaciones por dicha entidad financiera, Nature Wood respondió que el fondo era utilizado para adquirir madera y asegurar la cadena de pagos a proveedores, sin adjuntar documentos de sustento.

Al poco tiempo de estas operaciones, Nature Wood transfirió los fondos de origen sospechoso a diversas empresas, entre ellas: Computadora y Telecomunicaciones y Control Unión Perú. La rotación de aquellos fondos tuvo como objetivo “dificultar la identificación y el destino final de los fondos recibidos del exterior”, según dice la UIF en su informe. En el marco de Reactiva Perú, la primera compañía recibió un préstamo del BCP por S/647 mil; mientras que la segunda fue beneficiaria de un préstamo por S/1.5 millones de parte del Banbif.

Finalmente, el BBVA Perú –antes Banco Continental– hizo un préstamo por S/7.5 millones a favor de la Empresa de Transportes Expreso Internacional Palomino. Esta compañía fue constituida en Abancay en 1998 con tres accionistas: Serapio Palomino Cáceres, Wilman Palomino Ortíz y Rosa Palomino Ortíz. Esta última, representante legal hasta la fecha de la empresa beneficiaria del programa del Estado, fue incluida en un presunto esquema de defraudación tributaria, a través de testaferros y colaboradores.
 

Panama Papers y LavaJato: los beneficiarios de Reactiva

En países como Argentina, Francia, Dinamarca y Polonia, los rescates estatales excluyeron a aquellas compañías registradas en paraísos fiscales. Sin embargo, el MEF no incluyó este requisito en el protocolo de Reactiva Perú. En este contexto, OjoPúblico identificó como beneficiarias del rescate peruano a las empresas de dos grupos familiares vinculados a Mossack Fonseca, firma legal que se dedicó a establecer sociedades offshore

La primera es La Calera, empresa dedicada a la comercialización de huevos a nivel nacional, que recibió S/10 millones del BCP como parte de Reactiva Perú. Esta compañía forma parte del grupo económico de los hermanos Masías Málaga. En 2016, el capítulo peruano de los Panama Papers reveló que esta familia adquirió por lo menos cinco offshore administradas por la firma legal panameña Mossack Fonseca.

Bancos deben conocer el historial financiero de sus clientes, según normativa de la SBS.

La segunda y tercera empresa corresponden a la Maderera Bozovich y Forestal Otorongo, que recibieron S/7.6 millones y S/3.3 millones, respectivamente del BCP, como parte de Reactiva Perú. Ambas empresas pertenecen al conglomerado familiar de la familia Bozovich. En 2016, OjoPúblico reveló que este grupo empresarial está vinculado a alrededor de 10 compañías offshore en paraísos fiscales. Por lo menos hasta mayo del año pasado, los hermanos Drago e Ivo Bozovich eran investigados por la Fiscalía de Lavado de Dinero por este caso.

El programa de Reactiva Perú además ha beneficiado a estudios de abogados cercanos al caso Lava Jato. El primero de ellos es el estudio Rebaza, Alcázar & De Las Casas. Esta firma ha recibido un préstamo de S/3.5 millones del BCP, según la lista del MEF. En 2017, el Poder Judicial ordenó la detención del abogado José Zaragoza Amiel, socio de este estudio y presunto intermediario de sobornos de Odebrecht al gobernador de Cusco, Jorge Acurio, y el allanamiento de las oficinas de dicha firma legal.

En ese entonces, nuestro medio también informó que los integrantes de dicha firma, Fernando Ocampo y Andrés Gjurinovic, integraron la dirección legal de la filial peruana de Odebrecht y brindaron asesorías a la constructora para los proyectos Gasoducto Sur Peruano y Rutas de Lima, respectivamente. Otro miembro del Rebaza, Alcázar & De Las Casas, Augusto Loli, se desempeñó como abogado del expresidente Pedro Pablo Kuczynski en la investigación del Ministerio Público por presuntos pagos irregulares de la constructora brasileña. 

 

Fotografía de José Zaragoza detenido.
DETENIDO. En 2017, el Poder Judicial ordenó la detención del abogado José Zaragoza del estudio Rebaza Alcazar por intermediar en presuntos sobornos al entonces gobernador de Cusco, Jorge Acurio.
Foto: Poder Judicial

 

El segundo estudio legal beneficiado por Reactiva Perú es el dirigido por el abogado Horacio Cánepa. Según el listado del MEF, esta empresa recibió un préstamo de S/32 mil del BCP. La investigación del Equipo Especial Lava Jato determinó que el abogado recibió US$4 millones de Odebrecht, a cambio de fallos favorables en laudos arbitrales, según reconoció el propio Jorge Barata. A la fecha, algunos medios de comunicación han informado que Cánepa se ha acogido a la colaboración eficaz en dicha investigación.

Finalmente, NIISA Corporation, principal proveedora del Programa Vaso de Leche a nivel nacional, ha accedido a un préstamo de S/2 millones otorgados por Scotiabank como parte de Reactiva Perú. A la fecha, esta compañía está considerada como tercero civil responsable en una sentencia de primera instancia por el delito de colusión, que también ordenó prisión suspendida contra su gerente general: Moisés Alfaro Barreto, aunque ha sido apelada por los acusados.

La semana pasada, la Fiscalía Anticorrupción de Lima Norte intervino las alcaldías de Comas y San Martín de Porres por presuntas compras irregulares a NIISA Corporation.

Noticias Relacionadas