Elecciones 2022 en Lima serán el termómetro del reacomodo de fuerzas políticas

Las elecciones para la alcaldía de Lima Metropolitana exponen el reacomodo de poderes políticos y la ausencia de fuerzas tradicionales. También será la primera vez con listas paritarias a regidores. Doce organizaciones presentaron su solicitud de inscripción ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), pero hasta ahora solo cuatro han logrado inscribir a sus candidatos, tres están casi fuera de carrera, uno está en periodo de tacha y cuatro en proceso de apelación. Será la primera vez en dos décadas que no participen los partidos Acción Popular, el Partido Aprista Peruano, ni el Partido Popular Cristiano, ni organizaciones como Fuerza Popular.

INCERTIDUMBRE. Las elecciones de este año muestran un escenario menos fragmentado, pero sin la presencia de fuerzas políticas tradicionales.

INCERTIDUMBRE. Las elecciones de este año muestran un escenario menos fragmentado, pero sin la presencia de fuerzas políticas tradicionales.

Foto: Andina / Archivo

Actualización 14 de julio de 2022 - 1:35 p.m.

 

Este dos de octubre se realizarán las elecciones regionales y municipales en Perú. En Lima Metropolitana, 12 organizaciones políticas presentaron su solicitud de inscripción ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), pero solo cuatro han sido inscritas, tres están casi fuera de carrera, una está en periodo de tacha y cuatro, en proceso de apelación. Entre los candidatos hay 11 hombres, una sola mujer; tres candidatos presidenciales; seis abogados, dos administradores, dos ingenieros, un economista y un militar. Y, por primera vez en casi dos décadas, no hay un candidato de un partido político tradicional.  

Entre los aspirantes, hay candidatos que antes buscaron la presidencia de la República y perdieron. Ellos son George Forsyth (Somos Perú), Rafael López Aliaga (Renovación Popular) o Daniel Urresti (Podemos Perú). También hay exalcaldes y exregidores distritales e incluso excongresistas y un exvicepresidente. La mayoría ha ocupado antes algún cargo por elección popular, pero otros incursionan por primera vez a un cargo público de liderazgo, como la ingeniera Elizabeth León Chinchay (Frente de la Esperanza 2021) y el abogado Guillermo Flores Borda (Partido Morado). 

De las 12 listas presentadas al Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima han sido inscritas hasta ahora Renovación Popular, Somos Perú, Juntos por el Perú y Partido Frente de la Esperanza 2021. Las otras se encuentran en periodo de tacha, como Podemos Perú (que postula a Daniel Urresti), o han sido declaradas improcedentes, pero siguen en carrera porque han apelado, como Avanza País, Alianza para el Progreso, Perú Libre y Partido Patriótico del Perú. La lista del Partido Morado fue declarada improcedente en segunda instancia por el Pleno del Jurado Nacional de Elecciones, aunque hasta la fecha no publican la resolución.

El Partido Demócrata Verde es el único por ahora que está fuera de carrera; y la inscripción de Fe en el Perú había sido observada previamente por el Jurado Nacional de Elecciones por no inscribir el partido en el Registro de Organización Políticas (ROP) a tiempo.

Como parte de la cobertura sobre los comicios regionales y municipales de este año, OjoPúblico esboza una radiografía preliminar de los candidatos a la alcaldía en la capital. 

 

De aspirar a la presidencia, a buscar la alcaldía de Lima

En la última encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), la intención de voto en Lima para las elecciones del próximo 2 de octubre señala a tres excandidatos a la presidencia del Perú encabezando el sondeo: Daniel Urresti (Podemos Perú) tiene un 22,3%; Rafael López Aliaga (Renovación Popular), 18,7%; y George Forsyth (Somos Perú), 11%.

Daniel Urresti Elera, de 65 años, ha sido congresista (2020-2021) con la misma agrupación con la que postula ahora, Podemos Perú, de José Luna Gálvez, actual congresista de la República y dueño de las universidades no licenciadas Telesup y Universidad Ciencias de la Salud. Urresti Elera lleva como su primer regidor y aspirante a teniente alcalde al hijo de Luna Gálvez: José Luna Morales, excongresista.

Urresti Elera fue ministro del Interior durante la gestión del expresidente Ollanta Humala. En 2018, tentó la alcaldía de Lima también con Podemos Perú, aunque en esa ocasión lo hizo como invitado del partido. La Fiscalía lo acusa de ser el autor mediato del asesinato del periodista Hugo Bustíos en 1988 y actualmente enfrenta la etapa judicial.

En su hoja de vida, Urresti declaró tener una sentencia cumplida por el delito de difamación.

A su candidato a teniente alcalde, Luna Morales, la Fiscalía lo acusa de integrar la organización criminal Los Gángsters de la Política, cuyo objetivo —según la hipótesis fiscal— fue lograr la inscripción irregular de Podemos Perú como partido político. Para ello, habrían cooptado el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

 

Para estas elecciones, se presentan los excandidatos presidenciales Daniel Urresti, Rafael López Aliaga, George Forsyth y el exvicepresidente Omar Chehade.
EXFUNCIONARIOS. Daniel Urresti, Rafael López Aliaga, George Forsyth y Omar Chehade buscan ocupar nuevamente un cargo público.
Fotos: Andina

 

Otro candidato a la alcaldía de Lima es el empresario ultraconservador, excandidato a la presidencia y exregidor de Lima Metropolitana durante la gestión de Luis Castañeda Lossio, Rafael López Aliaga (61 años), que va por Renovación Popular. Es militante de este partido desde 2009, cuando aún se llamaba Solidaridad Nacional. En sus declaraciones y propuestas políticas se opone a la educación sexual, el enfoque de género y al acceso a derechos civiles para las personas LGBTIQ.

Las empresas relacionadas con López Aliaga mantienen actualmente una deuda con Sunat estimada en casi 35 millones. Como un reportaje de OjoPúblico detalló, en el marco de las elecciones del 2021, en 2017 la fiscalía abrió investigación contra el empresario por lavado de activos en el caso Panama Papers. También se reportó que una de sus mayores empresas en el país, Perú Holding de Turismo, registró millonarias pérdidas entre 2008 y 2019. Precisamente, esta compañía tiene inversiones con la multinacional Belmond LTD.

 

 

Luego de postular en las últimas elecciones a la presidencia del Perú por la organización política Victoria Nacional, George Forsyth vuelve ahora al partido Somos Perú. El exarquero y exalcalde de La Victoria se afilió a Somos Perú en octubre del 2021. Forsyth fue también alcalde de La Victoria en 2018 hasta que renunció a su cargo para postular a la presidencia.

Un reportaje de OjoPúblico reveló el año pasado —luego de analizar sus bienes declarados al JNE como entonces candidato a la presidencia— que Forsyth obtuvo casi todo su patrimonio vehicular por intermedio de regalos. En este proceso electoral, el candidato no ha declarado sus ingresos, pero sí la propiedad de tres vehículos.

 

En Juntos por el Perú impulsan la candidatura del economista Gonzalo Alegría Varona, exparlamentario andino de 59 años e hijo del escritor Ciro Alegría Bazán. Es docente universitario y ha militado antes en varios partidos: Acción Popular, Alianza para el Progreso y Victoria Nacional. Fue elegido representante ante el Parlamento Andino entre 2011 y 2016, con Perú Posible. Entre 2020 y 2022, trabajó para la municipalidad de San Juan de Lurigancho en diversos cargos: gerente de Planificación, subgerente de Desarrollo Institucional y Cooperación Nacional e Internacional, y como gerente municipal.

El Partido Frente a la Esperanza 2021 busca la inscripción de la única mujer candidata: Elizabeth León Chinchay. Ella es su fundadora y secretaria nacional de Economía. En 2021, la lista de candidatos de este partido fue declarada improcedente porque no figuraba como inscrita en el ROP y no pudo participar en las elecciones generales. León Chinchay militó antes en el Frente Independiente Moralizador.

 

Buscan seguir en carrera

Las candidaturas del Partido Morado, Alianza para el Progreso, Perú Libre, Avanza País, Partido Patriótico del Perú, Fe en el Perú y Partido Demócrata Verde fueron calificadas como improcedentes por el JNE. Solo la última agrupación no apeló la decisión.

En el caso del partido que llevó a la presidencia a Pedro Castillo (y al que renunció el 30 de junio), el JEE de Lima Centro declaró improcedente la inscripción por las denuncias de falsificación de firmas. Zaira Arias Berrocal y Noel Jaimes Tarazona señalaron que el partido falsificó sus firmas y los inscribieron como candidatos a regidores sin su consentimiento. El caso ha sido derivado al Ministerio Público.

Perú Libre, con una lista declarada ahora improcedente y que ahora está en apelación, intenta llevar a la alcaldía de Lima al abogado Yuri Castro Romero, secretario de organización del partido liderado por Vladimir Cerrón y actual segundo suplente en el cargo de representante ante el Parlamento Andino.

¿Cuánto podría influir la desaprobación del presidente Pedro Castillo en el desempeño electoral de su expartido? “Yo dudo que haya un impacto directo, porque la dinámica subnacional es distinta a la dinámica nacional”, sostiene Jair Alva Mendoza, politólogo del Centro de Investigaciones Sociológicas, Económicas, Políticas y Antropológicas (Cisepa). El analista esboza un ejemplo al respecto: “Si comparamos el desempeño del fujimorismo en las elecciones de 2016 o 2021 y las comparamos con las municipales de 2018, los patrones no necesariamente son los mismos”.

Perú Libre tiene a su lista para Lima Metropolitana declarada improcedente, pero han presentado una apelación.

Otro de los candidatos es el excongresista Omar Chehade, exvicepresidente de la república de Ollanta Humala (2011-2012) y luego congresista por el partido de César Acuña, Alianza para el Progreso.

De los tres alcaldes distritales que buscaron participar en estas elecciones, Alex Gonzales (alcalde de San Juan de Lurigancho, que iba con Partido Demócrata Verde) y Álvaro Paz de la Barra (alcalde de La Molina, que va con Fe en el Perú) están prácticamente fuera del proceso. Solo continúa hasta ahora Luis Molina Arles (Avanza País), alcalde de Miraflores, cuya inscripción está en proceso de apelación.

 

En el caso del Partido Demócrata Verde y Fe en el Perú, el JEE de Lima Centro declaró improcedentes sus candidaturas, pues no estaban registradas como organizaciones políticas. El Partido Demócrata Verde no apeló la decisión que lo deja fuera, y Fe en el Perú apeló la medida, pero este recurso fue declarado improcedente por el JEE de Lima Centro.

José Naupari, abogado experto en materia electoral y asesor externo del JNE, menciona que los Jurados Electorales Especiales (JEE) tienen la potestad de declarar las candidaturas como inscritas, inadmisibles o improcedentes, aunque no tienen la decisión final. Si ocurre lo primero, eso significa que los candidatos ya están en carrera para participar de las elecciones. Las candidaturas son declaradas como inadmisibles si el JEE encuentra errores u omisiones en los documentos que presentan en su solicitud de inscripción.

Las organizaciones cuentan con dos días calendario para subsanar estas observaciones. En caso no logren corregir todo ello, las candidaturas se declaran como improcedentes. Esta decisión de improcedencia puede ser apelada por la organización política ante el JEE, el cual eleva el recurso al Pleno del Jurado Nacional de Elecciones. Este órgano da su veredicto final.

Las elecciones para la alcaldía de Lima Metropolitana de este año serán las primeras de este siglo en que los partidos tradicionales estarán ausentes.

El asesor externo del JNE agrega que una organización política puede presentar una queja ante el Pleno del Jurado Nacional de Elecciones por denegatoria del recurso de apelación si su recurso no es admitido por el Jurado Electoral Especial. El Pleno podría darle la razón a la organización, obligar al JEE a que les eleve el pedido de apelación y luego pronunciarse al respecto. Otra opción es recurrir al Poder Judicial a través de un recurso constitucional de amparo.

Ausencia de fuerzas políticas tradicionales

Las elecciones para la alcaldía provincial de Lima Metropolitana de este año serán las primeras en dos décadas en que los partidos tradicionales estarán ausentes. Por primera vez no figuran en contienda Acción Popular, el Partido Aprista Peruano, ni el Partido Popular Cristiano, ni organizaciones políticas como Fuerza Popular, que hasta hace poco tenían un peso electoral importante. El panorama estará marcado por los partidos más nuevos.

“La política siempre ha sido personalista en Lima, pero que los partidos tradicionales hayan salido por completo de la competencia acentúa más la tendencia”, señala Jair Alva Mendoza.

Otro hecho importante es que por primera vez en estas elecciones municipales y regionales se ha implementado la norma sobre paridad y alternancia electoral. La mitad de las listas de regidores y consejeros regionales debe ser compuesta por mujeres. La norma también precisa que la representación en los números de la lista debe ser intercalada.

También, en el caso de Lima Metropolitana, por primera vez, las listas a regidores deben incluir a personas que se autoidentifiquen como parte de una comunidad nativa, campesina o pueblo originario. El reglamento exige que estos candidatos constituyan al menos un 15% de los postulantes a regidores provinciales. Para Lima, esto significa que mínimo seis de los 39 candidatos de cada lista deben cumplir la cuota.