Protestas en el Campo de Marte afectaron la vacunación contra la Covid-19 en Lima

La manifestación convocada por los simpatizantes de Fuerza Popular a las afueras del Campo de Marte en Jesús María afectó la vacunación de decenas de personas, en su mayoría, de la tercera edad. La interrupción de la inmunización retrasa la programación del Ministerio de Salud e incrementa el riesgo de contagio.

REPROGRAMACIONES. La vacunación de las personas que llegaron luego de las dos de la tarde al Campo de Marte se pospuso para el domingo 13 de junio.

REPROGRAMACIONES. La vacunación de las personas que llegaron luego de las dos de la tarde al Campo de Marte se pospuso para el domingo 13 de junio.

Foto: OjoPúblico / Xilena Pinedo

Una mujer de 70 años llegó ayer al centro de vacunación ubicado en el Campo de Marte, en el distrito de Jesús María, pasadas las dos de la tarde y se dio con la sorpresa de que no recibiría la segunda dosis programada. En su lugar, le dieron un papel que llevaba escrito 13/06/2021. El personal del Ministerio de Salud le dijo, a ella y a las personas que llegaban al recinto, que suspendían la vacunación debido a las manifestaciones que se habían convocado en la zona. No era la primera vez que lo hacían esta semana. Como en los días previos, los seguidores de Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, eligieron este lugar para mostrar su apoyo a los masivos pedidos de nulidad de votos que presentó contra las mesas de sufragio en las regiones donde su rival político Pedro Castillo obtuvo amplias ventajas.

Los trabajadores de la salud le dijeron a la mujer que con ese papel podría acercarse el domingo 13 a recibir la vacuna sin necesidad de hacer cola. “Me está diciendo la señorita que mañana venga porque han cerrado por la manifestación que hay ahí (señalando el Óvalo de 28 de Julio), entonces por eso lo hacen para protegernos a nosotros, los adultos mayores”, declaró a OjoPúblico

Simpatizantes de los partidos políticos Fuerza Popular y Perú Libre convocaron a movilizaciones para este sábado 12 de junio. Los seguidores de Pedro Castillo se congregaron en la Plaza San Martín; mientras que los de Keiko Fujimori decidieron concentrarse en el Campo de Marte, lugar en el que se ha implementado uno de los centros de vacunación más importantes de Lima contra la Covid-19. Por esa razón, el Ministerio de Salud decidió reducir el horario de atención hasta las 2 p.m., es decir, dos horas antes del cierre normal. 

Sin embargo, esta semana el Minsa ha tenido que cerrar los centros de vacunación con anticipación por otras marchas similares. El miércoles 9 de junio, el llamado hecho por los seguidores de ambos partidos provocó que los vacunatorios del Campo de Marte y del Parque de la Exposición atiendan solo hasta las 2 p.m.

El 9 de junio, dos centros de vacunación también cerraron dos horas antes debido a las protestas.

INTERRUPCIONES. El 9 de junio, dos centros de vacunación cerraron dos horas antes debido a las protestas.
Foto: Minsa

 

Viviana Rivas, una mujer mayor que esperaba en el Campo de Marte y vive en el distrito de Breña, manifestó su fastidio por la interrupción en la vacunación. “Estas cosas interrumpen porque nosotros no podemos salir a cada rato. La gente está contagiando. Ellos no piensan en la salud de la otra persona, no les importa que se muera, que se enferme. Otra vez vamos a tener que volver”, expresó.

Las consecuencias de interrumpir la vacunación implican que las personas mayores tengan que realizar más viajes exponiendo su salud, pero también que el cronograma de inmunización se atrase o incluso que algunas dosis se pierdan si es que no se prevé la cantidad de vacunados por día. 

Ángela Uyen, médica especialista en Salud Pública de Médicos Sin Fronteras, explicó a OjoPúblico que el impacto de las movilizaciones en el proceso de vacunación no solo se reflejan en la reducción del horario de atención, sino también en que muchas personas deciden no acudir por miedo a las marchas.

“Hay personas que no irán, habrá menor cobertura y tendrán que buscar otra cita”.

La especialista afirmó que estos cambios no tendrían que tener un gran impacto si se mantiene la flexibilidad en otros centros y si se le ha informado a la gente con tiempo. “Algo que sí puede hacer daño es que si la gente no se ha enterado a tiempo que la hora de la vacunación se ha acortado, van a ir en vano”, precisó. 

Eso fue lo que ocurrió ayer. Hasta las 3 p.m., que OjoPúblico estuvo en lugar, continuaron llegando personas de la tercera edad a la espera de recibir su vacuna. “Ya fueron en vano hasta ahí y es gente que no está vacunada, gente que en muchos casos no han recibido su primera dosis y son vulnerables”, dijo Uyen al respecto. 

Por su parte, el médico epidemiólogo Manuel Loayza agregó que la interrupción del proceso de vacunación también significa un retraso en la programación del Ministerio de Salud (Minsa) y, a  su vez, la exposición al riesgo de contagio. “La discontinuidad de las campañas hacen que no se siga la programación del Minsa y no se pueda completar la vacunación de personas que son susceptibles a la enfermedad”. 

De acuerdo con información del Minsa, hasta el 11 de junio se aplicaron, en promedio, más de 150 mil dosis por día. De hecho, el 10 de junio se administró la mayor cantidad de dosis en lo que va del año (177 573) y, a la fecha, más de cinco millones de dosis han sido inoculadas a nivel nacional. 

 

Manuel Loayza, consultor nacional para la Organización Panamericana de Salud, dijo a OjoPúblico que el proceso funciona como una cadena: si se tarda la vacunación en la personas mayores, habrá una gran cantidad de personas jóvenes que estarán expuestas a la enfermedad y la posibilidad de lograr la inmunización a un 70% como mínimo y contener la transmisión del virus se hace más lejana. 

Finalmente, Ángela Uyen añadió que si la interrupción de la vacunación es planificada los riesgos de que se pierdan las dosis no aplicadas es menor. “El hecho de que lo hayan anunciado reduce el peligro de que se vaya a malograr la cadena de frío, porque con el tráfico que se genera y el embotellamiento las vacunas sobrantes que quedan en esa cadena de frío chica no podrían volver a su cadena de frío grande”, enfatizó.

 

Noticias Relacionadas