NarcoMapaActualidad27 Ago 2019

Juicio a Maribel Velarde: historias de crimen organizado y violencia en la recta final

Fiscalía pidió 25 años de prisión para exbailarina por lavado de dinero de un grupo criminal que intentó exportar dos toneladas de cocaína en 2008. Las autoridades la relacionan con personas que tenían nexos con las drogas y acabaron sus días de manera violenta: dos se suicidaron en Lima y uno fue abatido por la Policía en el Vraem.
CRIMEN ORGANIZADO. Maribel Velarde (de conjunto blanco) asistió a las audiencias del Caso Sánchez Paredes por lavado de dinero. Hoy afronta un proceso similar por su relación con el integrante de una organización de tráfico de drogas.
Foto: JusticiaTV

El 19 de abril de 2010, alrededor de las 8:30 de la mañana, el auto de color gris oscuro que conducía Celeste Maribel Velarde Ylasaca (42) colisionó con las rejas de un local ubicado a la altura del óvalo Los Cóndores, en el distrito de La Molina. Según el registro policial del accidente, el vehículo conducido por la entonces bailarina de programas de farándula y centros de entretenimiento se despistó tras ser impactado por un segundo auto, manejado por una persona identificada como Francisco Roberto Rojas, de nacionalidad argentina.

El accidente no hubiera trascendido en el historial de incidentes de la comisaría de La Molina si no fuera por dos hechos determinantes. Inicialmente, la Policía concluyó que el ciudadano argentino persiguió y embistió de manera intencional, pero por razones hasta hoy no esclarecidas, al auto de Maribel Velarde. Luego, las autoridades de la comisaría identificaron que los nombres, apellidos y el pasaporte entregados el día del accidente vehícular por el presunto ciudadano argentino eran falsos.

JUICIO. Las audiencias del proceso contra Maribel Velarde se realizan en la Sala Penal Nacional. El tribunal culminó la etapa de testimoniales y ahora pasará a revisar las pericias del caso por lavado de dinero. 
Foto: Ernesto Cabral / Ojo-Publico.com

Francisco Roberto Rojas era el alias usado por el peruano Gino Tello Otiniano, hasta ese entonces en la clandestinidad tras ser involucrado dos años antes –en marzo de 2008– en el decomiso de cerca de dos toneladas de cocaína. Sus antecedentes se remontaban a 1997, cuando las autoridades lo sindicaron, junto a su hermano Gary Tello Llontop, por enviar medio kilo de cocaína al extranjero, según los archivos de la Policía Antidrogas revisados por Ojo-Publico.com.

El 21 de abril de 2010, dos días después de que la Policía descubriera la real identidad de Gino Tello tras el accidente con Maribel Velarde, el cuerpo del presunto narcotraficante fue encontrado en un edificio de San Miguel, con una pistola calibre 9 milímetros en su mano. La Policía determinó que, entre las 5 de la tarde y las 8 de la noche de aquel miércoles, Tello se había suicidado con un disparo en la cabeza.

ANTECEDENTES. Gino Tello fue involucrado por la Dirandro en la organización criminal que intentó enviar al extranjero casi dos toneladas de cocaína camuflada en colchones.
Documento: Ojo-Publico.com.

Casi nueve años después de estos incidentes, la Tercera Fiscalía Superior Especializada en Lavado de Activos ha acusado a Maribel Velarde y a otras 16 personas como blanqueadores del dinero de una organización dedicada al tráfico de drogas, liderada por narcotraficantes de Ecuador, Colombia y Perú. De acuerdo al Ministerio Público, la banda estuvo integrada, entre otros, por su expareja el fallecido Tello Otiniano, jefe de seguridad de la agrupación y encargado del transporte y acopio de la droga.

Ojo-Publico.com reconstruyó –tras revisar los archivos de la Dirección Nacional Antidrogas (Dirandro), de la Procuraduría Antidrogas y del Ministerio Público– el caso conocido como Nube Negra. La investigación por el presunto lavado de activos, que inició la fiscal superior Luz Peralta Santur en 2013, está en juicio oral desde mayo de 2018 en la Primera Sala Penal Superior Nacional Transitoria Especializada en Crimen Organizado. En este caso, Maribel Velarde es la protagonista más mediática.

Casos Paraíso y Nube negra

Según la acusación de la Dirandro y la Fiscalía, Maribel Velarde fue la presunta encargada de lavar el dinero ilícito obtenido por Tello Otiniano, sindicado como uno de los cabecillas de la organización junto con el confeso narcotraficante Numa Soto Sánchez (54), los ecuatorianos Pedro Bejarano Alvarado (56) y Daniel Hernández Barreto, y el colombiano Jaime Gaviria Vásquez.

En 2008 la Policía Antidrogas realizó una de las mayores intervenciones contra esta mafia. En el marco de la Operación Paraíso, la Dirandro incautó casi dos toneladas de cocaína dentro de 2.000 paquetes camuflados dentro de colchones, en dos inmuebles de La Molina y el Callao. El atestado detalla que Tello Otiniano coordinó el traslado de la droga junto con su hermano Gary Tello Llontop, siendo además el representante de esta organización ante los cárteles de la droga de Colombia y México.

PARAISO. En 2008 la Dirandro decomisó a la organización del peruano Numa Soto Sánchez cerca de dos toneladas de cocaína camuflada dentro de colchones. 
Foto: Policía Antidrogas.

Tres meses después, en junio de 2009, la Policía de Panamá halló más de 200 paquetes con cocaína escondidos en una embarcación con destino a Holanda. La División de Investigación del Delito de Tráfico Ilícito de Drogas (Divitid) de la Dirandro concluyó que este contenedor fue ‘preñado’ en el puerto del Callao por la organización integrada, entre otros, por Numa Soto Sánchez. Luego de estos dos operativos, Tello Otiniano estuvo en la clandestinidad hasta su accidente vehícular con Maribel Velarde en abril de 2010.

En su declaración de 2010 ante la División de Lavado de Activos de la Dirandro (Dirila) Maribel Velarde negó saber que la real identidad del falso ciudadano argentino Francisco Roberto Rojas correspondía a la del presunto narcotraficante Gino Tello. Según su relato, revisado por Ojo-Publico.com, la exbailarina conoció a Tello Otiniano en abril de 2009 bajo el nombre de Francisco Roberto, durante el show que brindó en un tragamonedas.

ACUSADA. La Fiscalía solicita 25 años de prisión contra la exbailarina Maribel Velarde por el presunto delito de lavado de dinero del narcotráfico.  
Documento: Ojo-Publico.com.

Dos semanas después del primer encuentro, según la manifestación de Velarde, se volvió a reunir con el supuesto argentino en el centro comercial Jockey Plaza. En total tuvieron ocho citas posteriores en restaurantes “pero solo como amigos”. En junio del 2011, Velarde cambió de versión y admitió en el programa de Magaly Medina que Gino Tello era el padre de su hijo. “[Gino Tello me decía] que se dedicaba a la venta de autos”, aclaró la exbailarina en aquella entrevista.

La entonces bailarina fue detenida un año después. En 2012, la Dirandro y el fiscal adjunto antidrogas Juan Rosas capturaron en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez a Maribel Velarde, quien regresaba desde Cartagena (Colombia). Su captura era parte del operativo Nube Negra. En simultáneo, el Octavo Juzgado Penal del Callao ordenó la captura en Lima de otras cuatro personas. Velarde solo estuvo detenida 18 días.

Las imputaciones por lavado de dinero

La historia pública de Maribel Velarde se remonta a fines de los 90’, cuando trabajó como bailarina en programas cómicos de televisión como ‘El Reventón de los Sábados’. Sus antecedentes penales, en cambio, inician en 2005 cuando el Poder Judicial la condenó a tres años de prisión suspendida por recibir transferencias de dinero ilícito del excajero del Banco Continental, Cromwell Gálvez. La fiscal Peralta además resalta en su acusación los vínculos de Velarde con personajes “al margen de la ley”.

Maribel Velarde fue relacionada con José Quispe Huamán ‘Chakira’, capturado por asaltar casinos y bancos, y con Jaime Rojas Canevaro, quien registró antecedentes por narcotráfico. En 2014, La República reveló la relación de la exbailarina con el narcotraficante Marco Rengifo Díaz ‘Polanco II’. De todos los anteriores, dos acabaron suicidándose –el ya citado Tello Otiniano (2010) y Rojas Canevaro (2012)– mientras ‘Polanco II’ fue abatido por la Policía en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) en 2014.

VÍNCULO. Maribel Velarde es acusada de lavar dinero del fallecido Gino Tello Otiniano, presunto narcotraficante integrante de una organización criminal con Numa Soto Sánchez.
Foto: Maribel Velarde.

En marzo de 2013, ya en libertad luego del operativo Nube Negra, Velarde obtuvo el grado de licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Privada San Juan Bautista. Cinco años después, también egresó como bachiller en Derecho por esta institución, llegando a tener estudios de maestría en Derecho en la Universidad de Medellín (Colombia). A inicios de 2017, Velarde –inscrita en el Colegio de Abogados de Lima (CAL)– llegó a asistir a las primeras cuatro audiencias públicas del juicio contra el Clan Sánchez Paredes, procesados por presunto lavado del narcotráfico.

Hoy, la acusación fiscal a la que accedió Ojo-Publico.com señala a Maribel Velarde como integrante de una red de 17 personas, que se encargó de lavar el dinero obtenido por la organización integrada por su expareja Tello Otiniano. El primer indicio contra la abogada corresponde a la diferencia entre sus ingresos y gastos entre los años 2003 y 2011. “Es evidente que ha tenido que recibir sumas de dinero de otra procedencia”, señala el informe elaborado por la Policía Antidrogas y citado por la fiscal Peralta.

ACUSADORA. La fiscal Luz Peralta Santur estuvo a cargo de la investigación contra la presunta red de lavado de dinero del caso Nube Negra, que incluye a Maribel Velarde, desde el año 2013.
Foto: Ministerio Público

El segundo indicio de la Fiscalía y Policía es la serie de irregularidades en la adquisición de un inmueble en La Molina. En su manifestación policial, Velarde admitió que era dueña del terreno desde 2002 pero “por problemas que tenía en Infocorp” y “un tema de impuestos” decidió venderlo en 2003 a Rómulo Gonzales Noblejas (65), un personaje vinculado al narcotráfico, según la Dirandro. Luego, el inmueble fue transferido a la hermana de la abogada, Maritza Velarde (51), quien pagó por este US$45 mil en efectivo.

En tercer lugar, la Policía halló siete letras de cambio por un total de US$8 mil emitidas entre enero y abril de 2003, para ser pagados por Maribel Velarde por orden de Gonzales Noblejas. La hoy abogada aseguró que eran préstamos recibidos para la compra de ropa en su empresa. La Policía descubrió un segundo paquete de 10 letras de cambio por US$50 mil, que Velarde admitió también corresponden a un préstamo a Gonzales.

Finalmente, la Dirandro concluyó que las hermanas Velarde crearon la empresa Dakid’s SAC en 2003, dedicada en teoría a la confección de ropa para niños, “con el único fin de aparentar que tenían una entidad formal, la cual solamente habría servido de fachada”. El despacho fiscal agrega que ninguna de las investigadas presentó los documentos contables suficientes para acreditar sus actividades económicas. A esto se suma que Maribel Velarde usaba una camioneta a nombre de su hermana Giovanna Velarde (38).

EXCLUIDA. En 2016 la fiscal Elizabeth Peralta no incluyó a Maribel Velarde ni a las hermanas de esta entre los acusados por lavado de dinero del narcotráfico. 
Documento: Ojo-Publico.com.

En una resolución de 2016, la fiscal del caso solo acusó a 12 personas por lavado, y declaró que no había mérito para que Maribel Velarde y sus hermanas Giovanna y Maritza, así como el esposo de esta última, Ivanohoe Velásquez, pasen a juicio oral. Casi un año después, en 2017, este despacho cambió de parecer y pidió una ampliación para incluir a este grupo de personas –excepto Giovanna Velarde– en el juicio. La disposición también incluyó a Leny Soto Rengifo (54) y Gonzáles Noblejas, y pidió 25 años de prisión para todos ellos y una reparación solidaria de S/500 mil.

El juicio continúa en la Sala Penal Nacional ante el colegiado conformado por los jueces René Martínez Castro, Edhin Campos Barranzuela y Jhonny Contreras Cuzcano. Ayer lunes la etapa de testimoniales culminó con la declaración de tres testigos sobre los contratos de Velarde y el accidente vehícular. Ojo-Publico.com acudió a la audiencia a recoger la versión de la procesada, pero esta no asistió. Abordamos a su abogado, pero este nos dijo sin identificarse: "Yo defiendo en el juicio, no en la prensa".

La exbailarina y hoy abogada aun tendrá tiempo para aplicar en la sala de audiencias lo que aprendió en sus clases de Derecho, mientras el caso ingresa a la etapa final que podría llevarla a prisión por una larga temporada.

Autor: