Actualidad18 Dic 2018

América Latina tiene 25 millones de desocupados y 140 millones de trabajadores informales

Estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revela que la tasa de desempleo aumentó en 10 países de la región y se redujo en siete: la población juvenil y las mujeres concentran los índices de desocupación.
REPORTE. El Panorama Laboral es un estudio anual que la OIT publica desde hace 25 años.
Andina.

El desempleo disminuyó casi dos puntos porcentuales en América Latina, pero más de 25 millones de personas en la región todavía busca trabajo y no lo encuentra, una situación que afecta a uno de cada cinco jóvenes y en mayor proporción a mujeres que hombres, según el estudio Panorama Laboral 2018 presentado hoy por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La tendencia regional se situó en 7,8%, apoyada en la reducción del desempleo en Brasil. En el Perú, la tasa fue de 4,5% al tercer trimestre del 2018, similar al del mismo periodo del año anterior.

El informe señala que la falta de empleo afectó al 19.6% de jóvenes de la región entre 15 y 24 años en el tercer trimestre de este año, lo que representa el triple en comparación a la población adulta.

El experto en mercado laboral Hugo Ñopo destacó que la situación de este grupo debe ser considerada como una señal de alarma, porque amenaza su presente y sus expectativas de movilidad social. Los índices presentados por la OIT muestran que el desempleo juvenil aumentó entre cuatro y cinco puntos porcentuales en los últimos cuatro años.

De otro lado, la situación laboral de las mujeres presenta mejoras a nivel regional, aunque el cierre de la brecha de género sigue a paso lento: la tasa de desempleo en esta población es 1,4 veces mayor que la de los hombres y los salarios que recibe, si bien aumentaron comparativamente, todavía son 20% menores a sus pares varones.

BRECHA DE GÉNERO. Las mujeres tienen 20% menos de participación en el mercado laboral que los hombres, según el estudio de la OIT.
Andina.

“La mayor parte de esta brecha se atribuye a discriminación, estereotipos y factores culturales más que a variables objetivas, medibles y asociadas a la productividad laboral como educación, experiencia, sector económico y ocupación”, señaló Ñopo.

La OIT también calcula que la mitad de la fuerza de trabajo regional tiene empleo informal, lo que desde hace unos años se estima en 140 millones de trabajadores, generalmente expuestos a condiciones precarias, falta de respeto a sus derechos y desprotección social.

El estudio toma como muestra más de una veintena de países de América Latina y el Caribe y analiza el desarrollo laboral según las encuestas nacionales de hogares en cada país.

La OIT señaló que si la tasa de crecimiento del PIB se mantiene en 2,2%, la tasa de desempleo en la región podría caer hasta 7,5% en el 2019. Sin embargo, advirtió que la tendencia depende de la continuidad del crecimiento económico regional y del contexto internacional que lo haga posible.

En ese sentido, el informe precisa que 33 países de América Latina y el Caribe revisaron sus expectativas de crecimiento en el 2018, de los cuales veinte lo hicieron a la baja y trece al alza. En este último grupo figuran Brasil, México, Chile, Colombia y Perú.

Autor: