Audios de la corrupciónInvestigación23 Ago 2018

Pedro Chávarry defendió como abogado al vendedor de armas peruano James Stone

Después de que el Consejo Nacional de la Magistratura no lo ratificó en su momento como fiscal superior, Chávarry patrocinó al empresario que pagó coima de US$ 10.9 millones a Vladimiro Montesinos y transfirió a bancos de Suiza los US$ 15 millones que Alberto Fujimori regaló a su ex asesor presidencial.
Fiscal de la Nación Pedro Chávarry Vallejos.
La República

[Un reportaje de la Unidad de Investigación de La República]

En las notas de prensa oficiales del Ministerio Público que circularon para anunciar la elección de Pedro Chávarry Vallejos como Fiscal de la Nación, se pasó por alto que el 17 de julio de 2002 tuvo que dejar el cargo de fiscal superior titular porque el Consejo Nacional de Magistratura no lo ratificó.

Después de 16 años de servicios como defensor de la legalidad, de los derechos ciudadanos y de los intereses públicos; y de ejercer como representante de la sociedad en los juicios para velar por la moral pública y perseguir a los perpetradores de delitos; Pedro Chávarry, forzado por la resolución del CNM, debió abandonar la Fiscalía Superior.

Sin embargo, al considerar que sus derechos habían sido vulnerados, Chávarry inició acciones legales para recuperar la investidura de fiscal superior, es decir, como defensor de la legalidad. Lo que no se sabía es que al mismo tiempo que pretendía retomar al Ministerio Público, Chávarry defendió y representó al vendedor de armas James Stone Cohen, quien perteneció a la organización criminal que durante el régimen de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos obtuvo millones de dólares de beneficios mediante compras corruptas de equipamiento bélico.

Documentos judiciales suscritos con el puño y letra de Pedro Chávarry, acreditan que mientras interponía acciones judiciales para recuperar su puesto como fiscal superior, patrocinó al notorio James Stone. Es decir, Chávarry pasó de perseguir a los infractores de la ley, a defender a uno de estos de amplio prontuario, pieza clave de la maquinaria de corrupción que se instaló en el gobierno de Fujimori y Montesinos.

James Stone Cohen cuando fue detenido, ahora es prófugo de la justicia.
La República.

Preguntado sobre su papel como defensor del traficante de armas James Stone, Chávarry señaló por escrito a La República: “Estuve 5 años fuera del Ministerio Público trabajando como abogado independiente atendiendo casos de diferente índole. En una oportunidad se me convocó como consultor en la causa que se le siguiera en agravio del Estado al señor James Stone. En este caso, absolví la consulta y recomendé que se acogiera a la colaboración eficaz. Situación que finalmente permitió al Perú recuperar 15 millones de dólares”.

Sin embargo, la evidencia documental obtenida por este diario, discrepa con lo sostenida por el fiscal de la Nación.  Chávarry no fue un simple consultor, sino abogado y apoderado del peruano James Stone Cohen.

A pedir de boca 

Menos de un año después de no haber sido ratificado como fiscal superior por el CNM, el 5 de marzo de 2003 Pedro Chávarry suscribió un pedido de colaboración eficaz de James Stone, quien formó parte de una organización criminal dirigida por Zvi Sudit Wasserman e integrada por Ilan Weil Levy, representantes de compañías israelíes de material de defensa, que desembolsaron  millonarias coimas a Montesinos y a la cúpula militar, a cambio de la adjudicación de 32 contrataciones direccionadas a su favor.

Documentos prueban que el actual Fiscal de la Nación fue apoderado y abogado defensor de James Stone.

En el documento firmado por Pedro Chávarry, James Stone confesó que junto con sus socios lograron la venta a la Fuerza Aérea del Perú de 3 aeronaves de guerra MiG-29-SE de fabricación rusa por 117 millones de dólares, en 1998, y que en esa ocasión le abonaron a Montesinos una coima de 10.9 millones de dólares.

Stone, por intermedio de su representante y defensor Pedro Chávarry, también aceptó que luego que Fujimori le pagó a Montesinos un soborno de 15 millones de dólares -dinero que este solicitó como condición para abandonar el país e instalarse en Panamá-, el ex asesor presidencial lo convocó para entregarle el dinero y lo ocultara en sus cuentas secretas en Suiza.

"El grupo (Stone, Sudit y Weil) pagó comisiones a Vladimiro Montesinos en su calidad de ex asesor presidencial del gobierno de Fujimori y hombre fuerte del régimen", señaló en el escrito James Stone, documento firmado por Chávarry, en el que Stone solicitó, a cambio de la colaboración eficaz, la devolución de 7 millones de dólares, así como una pena de 4 años suspendida y una reparación civil de 500 mil dólares.

Stone también ofreció pruebas de las coimas abonadas al ex comandante general del Ejército, Nicolás Hermoza Ríos, y de los generales EP Óscar Villanueva Vidal, Hugo Gonzáles Ríos y Aldo Rodríguez Cesti, entre otros.

Vladimiro Montesinos y el general Nicolás Hermoza, a quienes James Stone pagó sobornos.
La República

Con Zvi Sudit e Ilan Weil, Stone constituyó una organización que era rival de “Los Gordos”, otra sociedad de vendedores de armas que pagaban millones a Montesinos.  Compuesta por los empresarios Moshe Rothschild Chassin, Enrique Benavides Morales y Claus Corpancho Kleinicke, esta agrupación rival de James Stone, vendió a la FAP aviones de combate MiG-29 de segunda mano y en mal estado procedente de Bielorrusia.

De puño y letra

El 19 de marzo de 2003, Pedro Chávarry acreditó un poder que le otorgó James Stone como su abogado y representante y el 26 de marzo se presentó ante el fiscal Marco Antonio Valdez como "abogado del colaborador identificado con Código Seguridad 062-001", que era el que se le había asignado a James Stone.

En dicha condición de abogado, Chávarry firmó el convenio de Colaboración Eficaz de James Stone junto con el fiscal Jorge Cortez Pineda y el procurador anticorrupción César Pantoja Carrera, el 28 de abril de 2003.

Como parte del acuerdo, James Stone regresó al país y fue internado en el penal San Jorge, donde fue interrogado en varias ocasiones entre abril y mayo de 2004, con la presencia de su abogado, Pedro Chávarry, quien en ese momento continuaba luchando en el Poder Judicial en busca de su reposición como Fiscal Superior. Stone cumplió con sustentar la información sobre el pago de sobornos a funcionarios del gobierno de Fujimori.

Convenio de Colaboración Eficaz de James Stone del 28 de abril de 2003, firmado por Chavarry.

El 14 de octubre de 2005, James Stone y su abogado Pedro Chávarry consiguieron que el Quinto Juzgado Penal Especial aprobara la colaboración eficaz. Sin embargo, Stone incumplió los acuerdos.

Después de patrocinar por casi tres años a James Stone, Pedro Chávarry terminó su relación contractual con el vendedor de armas cuando el 3 de abril 2008 el CNM le ratificó su confianza y retornó al Ministerio Público, como resultado de una intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Este episodio confirma que Chávarry defendía al corrupto James Stone al tiempo que bregaba por su reincorporación como Fiscal Superior.

Zvi Sudit Wasserman, jefe de la organización de traficantes de armas a la que pertenecía James Stone.
La República.

Pero la colaboración eficaz de James Stone resultó una farsa, de acuerdo con la resolución del Cuarto Juzgado Penal Especial, que el 30 de diciembre de 2010 le revocó la condición eficaz porque pretendió sustituir unos inmuebles por otros para pagar la reparación civil. Stone interpuso recurso de nulidad, pero el 22 de septiembre de 2011 la Primera Sala Penal Liquidadora desestimó la acción. El caso llegó hasta la Sala Permanente de la Corte Suprema, que el 17 de junio desestimó una queja de James Stone y confirmó la revocatoria de su condición de colaborador eficaz.

James Stone Cohen se encuentra en condición de prófugo y abandonó el país el 19 de abril este año.

La Procuraduría Anticorrupción ha solicitado al Ministerio Público, puesto que James Stone ha perdido la condición de colaboración eficaz, formule acusación contra el empresario por los graves delitos que ha confesado que perpetró durante el gobierno de Fujimori y Montesinos. De este modo, el expediente N.° 30-2011 pasará a la jurisdicción del fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, quien fuera abogado y apoderado del ahora reo contumaz James Stone.

 

Autores: