Tres investigados de Lava Jato dicen que Alan García fue pieza clave de sus negocios

03 Mayo 2017
El exprimer ministro de Lula, José Dirceu, y dos altos ejecutivos brasileños, José Antunes Sobrinho (Engevix) y Gilberto de Azevedo Branco Valentim (Galvão Engenharia), dijeron que el expresidente Alan García (2006-2011) fue un contacto importante para sus negocios durante el gobierno aprista. Los dos primeros fueron condenados a 32 y 21 años de prisión, respectivamente, mientras que el último se acogió a la delación premiada en Brasil.

Dos altos ejecutivos de dos compañías brasileñas y un exministro de Lula da Silva confesaron ante el juez Sergio Moro que el expresidente Alan García (2006-2011) fue contacto importante en los negocios que las constructoras Galvão Engenharia y Engevix planificaron en el Perú durante el segundo gobierno aprista.

Así lo revelaron dos altos ejecutivos brasileños y un exministro, involucrados en casos de corrupción: José Antunes Sobrinho, dueño de Engevix condenado a 21 años en dicho país; José Gilberto de Azevedo Branco Valentim, presidente de Galvão Engenharia y acogido a la delación premiada; así como el exprimer ministro José Dirceu, sentenciado en primera instancia a más de 32 años de prisión por lavado de dinero.

Las declaraciones revisadas por Ojo-Publico.com se realizaron en la ciudad de Curitiba, en el Estado de Paraná (Brasil), entre fines del 2015 e inicios de 2016. Estas menciones al expresidente García, en el marco de la operación del Caso Lava Jato, se suman a lo descubierto en las agendas del celular de Marcelo Odebrecht, presidente de la compañía del mismo nombre, tal como lo reveló Hildebrandt en sus Trece.

Según dicho semanario, las siglas AG que aparecen en la página 76 de un informe de la Policía Federal de Brasil hacen referencia al exmandatario aprista. Ojo-Publico.com identificó por lo menos 10 veces las mismas siglas en la agenda del teléfono de Odebrecht, consignadas en el reporte que hoy publicamos.

 

AGENDA. Las siglas "AG" aparecen por lo menos diez veces en la agenda de Marcelo Odebrecht, según informe de la Policía Federal de Brasil. La primera referencia a Alan García "AG", según Hildebrandt en sus Trece, está en la página 76.

GILBERTO VALENTIM: GALVAO ENGENHARIA

El presidente de Galvão Engenharia, Gilberto Valentim, dijo ante el juez Moro que su compañía necesitaba –entre otras condiciones– del respaldo político para ganar el proceso de adjudicación de una obra en Perú y que para obtener ese apoyo era necesario contratar personas que realizarán consultorías cerca del poder político, que entonces tenía a García como máximo referente.

"La reunión con el presidente Alan García fue un punto importante (...) porque una parte del financiamiento no iba a sostenerse sin que el gobierno central ponga dinero en el proyecto", explicó Valentim, en referencia a un proyecto de ingeniería en Tumbes. "Nuestro objetivo era aprobarlo durante el gobierno de Alan García, quien era el que conocía más profundamente el proyecto", aseguró el ejecutivo brasileño.

 

TESTIMONIO. Gilberto Valentim (al centro), alto funcionario de la empresa brasileña Galvão Engenharia, explicó al juez Sergio Moro la importancia de las consultorías para conseguir apoyo político durante el proceso de adjudicación de una obra en el Perú. / Baladain.

En aquella época, Galvão Engenharia contrató como consultores al exprimer ministro brasileño José Dirceu y a Zaida Sisson (esposa del exministro aprista Rodolfo Beltrán) para expandir su presencia en el mercado peruano, como reveló IDL-Reporteros en el 2015. "Yo personalmente estuve con el presidente Alan García gracias a las consultorías, para pedirle (...) un complemento financiero por parte del gobierno central", explicó Gilberto Valentim vía videoconferencia con el juez Moro.

"Yo personalmente estuve con el presidente Alan García gracias a las consultorías". 

"Contar con apoyo político fue el motivo por el cual nosotros nos apoyamos en una consultoría. Es conocido que en Perú muchas empresas recurren a este mecanismo: contratar una consultora local que les indique a qué instancias llevar sus proyectos. Era común que se dijera que la empresa del exministro (Dirceu) tenía esta capacidad", dijo el presidente de Galvão Engenharia.

Finalmente, Gilberto Valentim reveló a la justicia brasileña cuánto pagó Galvão Engenharia a la empresa de José Dirceu por sus consultorías, que incluyeron los contactos con Alan García: 40 mil reales brasileños al mes (alrededor de US$ 13 mil), de los cuales 15 mil reales (un aproximado de US$5 mil) eran para Zaida Sisson.

 

REUNIÓN. Gilberto Valentim (al centro), presidente de Galvão Engenharia, junto a Marco de Moura, director de la filial en Lima, y el por entonces presidente Alan García. /Sepres.

JOSÉ ANTUNES SOBRINHO: ENGEVIX

Otro ejecutivo brasileño que habló sobre la importancia de Alan García para sus negocios en Perú fue el propietario de Engevix, José Antunes Sobrinho. Este reveló, en el interrogatorio al que fue sometido por el juez Moro, que contrató como consultor al exprimer ministro de Lula, José Dirceu, con miras a establecer contactos políticos en Lima, de igual forma que hizo Galvão Engenharia.

ALAN GARCÍA. Dueño de Engevix, Antunes Sobrinho, declara ante el juez Moro sobre la importancia del expresidente aprista para sus negocios en Perú. 

 

"Conocí al señor José Dirceu en un viaje a Lima. Milton Pascowitch [considerado como un lobista brasileño], que hacía captación de negocios, conversó con mi socio Gerson Almada, y propusieron implementar nuestra participación en Perú", dijo José Antunes Sobrinho, quien fuera condenado a 21 años en el marco del Caso Lava Jato.

"Nosotros ya teníamos una serie de contratos pequeños de consultoría de ingeniería en Lima, pero el doctor Gerson [Almada de Engevix], por su relación con el presidente Alan García, por sus relaciones en el país, podría ayudarnos", reveló Antunes ante la justicia brasileña, aun cuando inicialmente negoció someterse al proceso de delación.

 

CONDENADO. Antunes Sobrinho, dueño de Engevix, fue condenado a 21 años de prisión por corrupción y lavado de dinero. / Paulo Lisboa/Brazil Photo Press/Folhapress.

 

De esta forma, Antunes Sobrinho confirmó lo que dijo Milton Pascowitch –delator clave en la Operaçión Pixuleco, la 17a fase de la operación Lava Jato– hace dos años: A mediados del 2008, Dirceu, Almada y Sobrinho tuvieron reuniones con algunos ministros del gobierno de Alan García, como el "ministro de aguas", el "ministro de energía" y el presidente de Petroperú.

JOSÉ DIRCEU: EL LOBISTA

Quien también habló de sus contactos con Alan García fue el exprimer ministro de Lula, José Dirceu, condenado en primera instancia a 32 años de prisión por corrupción y lavado de dinero y reconocido lobista de Galvão Engenharia y Engevix para América Latina. En su declaración preliminar ante el juez Moro, en el marco del proceso de delación, dijo que conocía al expresidente desde hace varias décadas.

"Estuve –dice Dirceu– con el señor Antunes [Sobrinho de Engevix], estuve con el señor Gerson [Almada, también de Engevix], y acordamos hacer un trabajo en el Perú. Ellos abrieron incluso una sucursal en [Lima] y trabajaron todo el tiempo para tener acceso a los mercados. Incluso las otras empresas [también] conquistaron acceso al mercado del Perú, la OAS [y] la Galvao Engenharia, que yo llevé. [Ellas] conquistaron... Yo fui al Perú y establecí las relaciones de Engevix. Primero, señor Moro, expuse para Engevix la situación económica de Perú (...) [en donde] tenía relaciones de 30, 40 años".

Luego de hablar de su pasado en Lima, Dirceu recordó su viejo nexo con el líder aprista. "El presidente Alan García, cuando dejó el (primer) gobierno, tuvo una serie de problemas. Yo lo ayudé...  junto con el gobierno de Cuba, para que abandone el Perú... porque en realidad era un perseguido político, tanto que volvió a ser presidente después", detalla el testimonio de Dirceu. En la manifestación, el exprimer ministro habla de su relación con García a través del general Omar Torrijos, expresidente panameño. Sin embargo, este falleció en 1981.

"Las otras empresas [también] conquistaron acceso al mercado de Perú, la OAS [y] la Galvao Engenharia, que yo llevé", dijo Dirceu.

En realidad con quien estuvo relacionado García es con el hijo de este último, Martín Torrijos, funcionario público de dicho país desde 1992. En el 2001, por ejemplo, el Partido Revolucionario Democrático (PRD) de Panamá invitó a García y a algunos congresistas apristas a dicho país. 

El Ministerio Público de Brasil presentó el martes último una tercera denuncia contra Dirceu, donde asegura que Ricardo Pessoa, entonces presidente de UTC, se reunió con el lobista brasileño hacia finales de 2011 e inicios de 2012 para expandir sus negocios en América Latina, incluido Perú. 

 

CONDENADO. José Dirceu, reconocido lobista de Galvão Engenharia y de Engevix, ha sido condenado en primera instancia a 32 años de prisión por los delitos de corrupción y lavado de dinero. / Agência O Globo.

No es la primera vez que empresarios brasileños, condenados durante la Operación del Caso Lava Jato, mencionan su cercanía al expresidente Alan García. En un correo de setiembre de 2006, Marcelo Odebrecht aseguró que tenía una larga relación de confianza con el exmandatario aprista desde su primer gobierno (1985-1990).

El exmandatario, en sus testimonio ante la justicia brasileña, negó haber tratado con José Dirceu cualquier asunto relacionado a los intereses de empresas brasileñas, además de desconocer a Engevix y a Engenharia. 

LA RESPUESTA DE GARCÍA Y DE ENGEVIX

A través de su página de Facebook, el expresidente Alan García afirmó que los testimonios de los altos ejecutivos brasileños prueban que no hubo pago de estas empresas a autoridades peruanas. “Recibí cientos de empresarios peruanos y extranjeros deseosos de invertir en el Perú, y así logramos impulsar un crecimiento promedio anual de 8% (...) A otros han comprado. A mí, no. Y así lo demuestran los documentos difundidos”, dijo el exmandatario. 

En comunicación con Ojo-Publico.com, un representante de Original 123 –firma de asesoría de prensa y consultoría especializada en comunicación en Brasil- envío un correo a nuestra redacción indicando que representan a la empresa Engevix y señalaron que los funcionarios de dicha compañía solo aseguraron que José Dirceu fue contratado por el lobista Milton Pascowitch, a pedido de la compañía, y que intentaron desarrollar nuevos proyectos en el Perú, dadas sus relaciones en el país. El vocero de Original 123 además dijo que “nadie de Engevix estuvo con el expresidente [García] o con cualquier agente suyo para tratar transacciones”. También afirmó que “José Dirceu jamás consiguió desarrollar negocio alguno para Engevix en Perú".

 

Consulta aquí las declaraciones de José Antunes Sobrinho (p. 89) y José Dirceu (p. 93).

Consulta aquí las declaraciones de José Gilberto de Azevedo Branco Valentim.

Foto Portada: Sepres.

Actualizada a las 9:50 p.m. del 3-5-2017

Segunda actualización a las 13:00 p.m. del 5-5-2017

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.