Covid-19: las pruebas que existen para detectar la enfermedad y sus principales diferencias

¿Cómo funcionan las pruebas para detectar una infección por Covid-19? ¿Por qué se dice que los test rápidos cuentan una historia pasada? ¿Cómo reconocer una prueba de buena calidad? Estas y otras preguntas sobre el uso de una herramienta clave en la lucha contra la pandemia son respondidas por tres epidemiólogos.

PRUEBAS RÁPIDAS. Los test serológicos -conocidos como pruebas rápidas- son los más usados en el Perú, a pesar de que no se recomienda su uso para el diagnóstico de casos.

PRUEBAS RÁPIDAS. Los test serológicos -conocidos como pruebas rápidas- son los más usados en el Perú, a pesar de que no se recomienda su uso para el diagnóstico de casos.

Foto: Andina

Desde que se declaró a la Covid-19 como una pandemia, las pruebas de diagnóstico han sido una de las principales herramientas de los Estados para afrontar al nuevo coronavirus. En Perú, por ejemplo, el uso de pruebas moleculares y rápidas -sobre todo estas últimas- ha sido clave para tomar decisiones como la inmovilización obligatoria, posteriores cuarentenas focalizadas y para el inicio de la reactivación de la economía; mientras que su comercialización se ha incrementado en el sector privado durante los últimos meses. 

Desde marzo, OjoPúblico ha dedicado una cobertura exhaustiva en torno a las pruebas de diagnóstico de Covid-19: se identificó, por ejemplo, a los principales grupos farmacéuticos que están a cargo de la fabricación de estas pruebas; se alertó sobre la compra de pruebas rápidas por el Gobierno peruano que no cuentan con certificación sanitaria en su país de origen; y se ha documentado las brechas de acceso a estos dispositivos médicos.

Sin embargo, ¿cómo funcionan estas pruebas? ¿Qué tipos de test para Covid-19 existen y cuáles son sus usos recomendados? ¿Cómo podemos identificar una prueba de buena calidad? Para responder a estas preguntas, nuestro medio entrevistó a tres médicos epidemiólogos: Larissa Otero, doctora en Ciencias de la Salud; César Ugarte, parte del Instituto de Medicina Tropical Alexander Von Humboldt; y Edward Mezones, integrante del Comité Nacional de Investigación Científica del Colegio Médico del Perú. 

 

¿Qué métodos existen para detectar
una infección por Covid-19?

Para empezar, el médico Mezones enfatiza la distinción entre el SARS-CoV-2 (un nuevo tipo de coronavirus) y la Covid-19 (la enfermedad que produce esta nueva cepa). En ese sentido, existen tres grandes grupos de pruebas para evaluar una infección por SARS-CoV-2 en una persona: las pruebas moleculares, las pruebas de antígeno y las pruebas de anticuerpo.

 

¿Qué detectan las pruebas moleculares?

Estas pruebas, según explican los expertos, detectan moléculas del virus SARS-CoV-2 en nuestro organismo. El procedimiento es el siguiente: primero, se extrae una muestra del tracto respiratorio (la nariz o la garganta) de una persona con un hisopo. Luego, la muestra se pone en un medio de transporte viral (gel o líquido) y se lleva a un laboratorio. Aquí se detecta el sistema genético del SARS-CoV-2. Según Mezones, estas pruebas no detectan la capacidad de infección del virus, por eso “hay casos donde algunas personas mantienen material genético del virus sin la necesidad de producir una infección”.

 

Fotografía de laboratorio Covid.
LABORATORIO. Las pruebas moleculares que se usan en el Perú, y algunas pruebas serológicas, necesitan ser procesadas en un laboratorio. 
Foto: Andina

 

¿Existen pruebas moleculares “rápidas”?

Las pruebas moleculares usadas en el Perú se basan en una técnica denominada Reacción de Cadena de Polimerasa en Tiempo Real (PCR-RT). Según precisa Otero, el procesamiento de estas pruebas en el laboratorio demora entre dos y seis horas. Sin embargo, a este proceso hay que sumarle las demoras logísticas: la toma de la muestra en la casa del paciente, su traslado al laboratorio, y la escasez de termocicladores y de personal capacitado. 

En ese sentido, según precisa Ugarte, existen pruebas moleculares que han automatizado este procedimiento: solo se necesita insertar la muestra de hisopado en un cartucho y la máquina realiza el procedimiento en 45 minutos. Estas son las pruebas moleculares “rápidas”.

 

¿Qué detectan las pruebas de antígeno?

El antígeno es una molécula del virus que gatilla la respuesta inmune de nuestro cuerpo. Las pruebas de antígeno detectan estas llamadas “moléculas presentadoras”, pues son usadas por el virus para adherirse a las células de nuestro cuerpo, según los expertos. En estos casos, la muestra también se recoge a través de un hisopado nasal o nasofaríngeo. En América Latina, Guatemala es una de las pocas jurisdicciones que ha apostado por el uso de este tipo de pruebas para el diagnóstico de su población desde el Estado.

 

¿Qué son las pruebas rápidas?

Según explica Otero, en el Perú estamos usando el término “pruebas rápidas” para referirnos a los test serológicos. Sin embargo, en el contexto de la salud pública, se denomina prueba rápida a aquellas que pueden ser procesadas en el lugar de atención, como un centro de salud de primer nivel, sin la necesidad de un laboratorio sofisticado. Por ese motivo, pueden existir pruebas moleculares, de antígeno y serológicas que son consideradas “rápidas”.

 

Entonces, ¿qué detectan las pruebas serológicas?

Estas pruebas detectan los anticuerpos generados por nuestro organismo ante la presencia del SARS-CoV-2, unos días después de la infección. “Por eso decimos que los test serológicos cuentan una historia, porque son una medición indirecta”, precisa Ugarte. Este tipo de test detecta la presencia de las inmunoglobulinas IgM e IgG en la sangre. 

 

Fotografía de paquete de pruebas rápidas compradas en Perú
PRUEBAS RÁPIDAS. El Gobierno peruano adquirió test serológicos de Orient Gene, un fabricante de China que no tiene certificación sanitaria en su país de origen.
Foto: Andina

 

¿Existen pruebas serológicas “rápidas”?

Así como en las pruebas moleculares, los test serológicos se pueden dividir en dos categorías. La primera corresponde a las pruebas serológicas rápidas, que son las más utilizadas en el Perú, según concuerdan los tres expertos. En el contexto de estos test, se recoge una gota de sangre de la yema de los dedos, que se coloca en unos cassettes similares a las pruebas de embarazo. Los resultados aparecen, aproximadamente, en 15 minutos.

En segundo lugar existen las pruebas serológicas que también buscan los anticuerpos IgG e IgM en sangre, pero que son procesadas en un laboratorio, a través de técnicas como ELISA y CLIA, entre otras. En algunos laboratorios privados de Perú, los resultados de esta prueba son entregados al paciente hasta 24 horas después de la toma de la muestra.

 

¿Cuáles son los resultados de una prueba
para Covid-19 y cómo interpretarlos?

Las pruebas moleculares dan dos posibles resultados: positivo o negativo a SARS-CoV-2. En cambio, los resultados de las pruebas de anticuerpos pueden tener más de una combinación. Si una persona da positivo para el anticuerpo IgM, se suele interpretar que dicha persona ha tenido una infección relativamente cercana, según los expertos, pues aparece una semana después de la exposición al virus. El anticuerpo IgG, en cambio, recién aparece dos o tres semanas después de iniciada la infección.

 

¿Qué indicadores de calidad tienen
las pruebas para Covid-19?

Hay dos indicadores intrínsecos a la prueba. El primero es la sensibilidad, que es la capacidad del test para detectar correctamente a los enfermos. “Si aplico la prueba a 100 personas enfermas y 80 dan positivo, la prueba tiene un 80% de sensibilidad”, dice Mezones. El segundo indicador de calidad es la especificidad, que es la capacidad de la prueba para detectar correctamente a las personas sanas. “Si uso el test en 100 personas sanas”, continúa Mezones, “y 90 personas salen negativo, la especificidad de la prueba es de 90%”.

 

¿Qué otros aspectos se deben tomar
en cuenta cuando se usan las pruebas?

Además se debe tomar en cuenta lo siguiente: no es lo mismo aplicar la prueba a un paciente con síntomas que a una persona sin ningún síntoma, según explican los expertos. A esto se le conoce como el valor predictivo positivo y negativo, que resulta de las propiedades de la prueba y la probabilidad pre-test de que una persona esté contagiada. “Una prueba -con una sensibilidad y especificidad determinada- va a desempeñarse diferente en alguien con baja probabilidad de tener Covid-19, que en uno con alta probabilidad”, asegura Otero. 

"Los test serológicos cuentan una historia, porque son una medición indirecta”, dice César Ugarte.

“Las características pre-test me ayudan a definir en qué momento usar la prueba”, agrega Ugarte y pone como ejemplo el escenario en que un Gobierno ha adquirido una prueba A con 80% de sensibilidad que cuesta S/1.000, y una prueba B con 60% de sensibilidad a un precio de S/15. “La prueba menos sensible se usará en personas altamente sintomáticas, con altas probabilidad de ser positivas”, explica Ugarte. Los test con mayor sensibilidad se usarán en casos con baja probabilidad previa de Covid-19.

“Si sale negativo el resultado de una persona con alta probabilidad pretest de tener Covid-19, porque tiene síntomas y tuvo contacto reciente con un enfermo, es posible que el resultado sea un falso negativo. En cambio, si una persona con muy baja probabilidad pretest de tener Covid-19 da un resultado positivo, es posible que sea un falso positivo”, asegura Otero.

 

¿Cuál es el rol de las pruebas en el
diagnóstico clínico de Covid-19?

Por lo explicado anteriormente, el diagnóstico médico no se basa solo en los resultados de una prueba molecular, de antígeno o serológica. Un médico evalúa los síntomas, si el paciente ha tenido exposición con personas infectadas y otros factores, según explica Otero. En base a esta evaluación, el doctor establece una probabilidad de que esta persona tenga Covid-19. “Si tiene fiebre, falta de olfato y gusto, y tos seca, por más que el resultado de la prueba me salga negativo, se debe considerar al paciente como probable Covid-19 positivo”, agrega Ugarte. 

“La razón es que estas pruebas no son siempre exactas”, continúa Ugarte, “por ejemplo la PCR-RT es bastante buena, pero depende de cómo se tomó la muestra a través del hisopado, del manejo de esta muestra en el laboratorio y del entrenamiento del personal”. Mezones incluso reporta que han ocurrido casos de personas con prueba molecular negativa pero que los resultados de la tomografía a sus pulmones son compatibles con Covid-19. “El médico no va a cambiar su impresión solamente porque la prueba salió negativa”, explica Otero, y precisa que los doctores no "ignoran del todo la prueba negativa para Covid-19, pues les hace preguntar si están frente a un caso de influenza u otro tipo de neumonía".

 

¿En qué etapa de la infección debemos
usar cada tipo de prueba?

Según Mezones, la elección entre una prueba molecular, de antígeno y serológica depende de la estrategia que se quiera emplear. Como las pruebas moleculares y de antígenos detectan el virus en etapas tempranas de la infección -antes de que empiecen los síntomas- estas pruebas son usadas en estrategias de aislamiento para cortar la diseminación del SARS-CoV-2. 

Los test de anticuerpos, en cambio, detectan la respuesta tardía del organismo ante el virus. “Estas pruebas detectan, en el mejor de los casos, los últimos días del periodo de infección; y, en la mayoría de casos, cuando ya pasó el periodo infeccioso”, explica Otero. Por ese motivo, según los expertos, las pruebas de anticuerpo no son útiles para cortar cadenas de transmisión del SARS-CoV-2.

 

ABC. La epidemióloga Larissa Otero explica los conceptos básicos de las pruebas moleculares y serológicas para diagnosticar Covid-19
Video: OjoPúblico
 

 

Entonces, ¿cuándo se recomienda
el uso de pruebas serológicas?

Las pruebas serológicas son útiles para conocer la magnitud de la pandemia en la población, pues nos permite conocer quiénes han desarrollado anticuerpos ante el SARS-CoV-2 a través de los denominados estudios de seroprevalencia. El problema con las pruebas serológicas en el Perú, según explica Otero, es que se usan para detectar casos, cuando estos test solo deben ser usados para diagnosticar infecciones pasadas.

 

¿Qué es un estudio de seroprevalencia?

Los estudios de seroprevalencia, según explica Ugarte, son como encuestas nacionales: nos permiten conocer cuántas personas tienen anticuerpos para el SARS-CoV-2 en un momento dado y en una área geográfica determinada: una región, una provincia o en un distrito. Otero además explica que estos estudios se pueden concentrar en poblaciones específicas, como personal de salud, la Policía, vendedores de mercados, entre otros. En estos casos se utilizan las pruebas serológicas, tanto las “rápidas” como las procesadas en laboratorio.

En Perú se han realizado estudios de seroprevalencia en Loreto, Lambayeque, Cusco, Lima y Callao. El primero de ellos determinó que el 71% de la población en Iquitos se infectó con el virus, mientras que el segundo concluyó que solo el 29,8% de la población lambayecana ha desarrollado los anticuerpos para SARS-CoV-2. En la provincia de Cusco la prevalencia alcanza a un 2,65%, mientras que en Lima y Callao la cifra está alrededor del 25,3%. Aunque expertos han advertido que estos estudios no son concluyentes.

Noticias Relacionadas