Directivo de RSPO: “Alicorp debe haber hecho público a quién le compra aceite [de palma]”

El director para América Latina de la RSPO, Francisco Naranjo, señaló en entrevista con OjoPúblico que Alicorp, una de las empresas del Grupo Romero que domina la industria de la palma en el Perú, tiene la obligación de informar quiénes son sus proveedores, ya que es un compromiso que la empresa asumió con la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés), organismo que certifica a las empresas que garantizan que su palma no proviene de la deforestación.

CUMPLIMIENTO. El director de la RSPO para América Latina, Francisco Naranjo, dijo a OjoPúblico que las empresas exportadoras - miembros de esta organización como Alicorp- deben cumplir con sus compromisos.

CUMPLIMIENTO. El director de la RSPO para América Latina, Francisco Naranjo, dijo a OjoPúblico que las empresas exportadoras - miembros de esta organización como Alicorp- deben cumplir con sus compromisos.

Foto: RSPO.

El último 8 de junio, horas después de que informáramos que las empresas que exportan aceite de palma en el Perú no podían garantizar que todos sus insumos no provenían de la deforestación (leer reportaje), preguntamos a Alicorp, la segunda mayor empresa exportadora de aceite de palma en los últimos siete años, si había novedades sobre la consulta que le hicimos el 24 de mayo acerca de la lista de 9 extractoras que le suministran aceite de palma. La agencia Llorente y Cuenca, que gestiona la comunicación oficial de la empresa, nos respondió que aún no tenían novedades sobre esa consulta.

El 24 de mayo último, vía mensaje electrónico, OjoPúblico le consultó a Alicorp lo siguiente: ¿Quiénes son sus proveedores de palma? ¿Qué proveedores han sido retirados de su cadena de suministros porque no cumplen los estándares de la RSPO y cuándo? ¿Ante qué institución del Estado reportan y garantizan que sus prácticas en la cadena de suministros no involucran a casos de deforestación en la Amazonía? 
 
Dos días después, Alicorp nos envió una carta donde nos indica, entre otros puntos, que “las 9 extractoras que nos proveen de aceite de palma se han comprometido y han declarado formalmente que no nos abastecen, ni abastecerán de racimo de fruto fresco proveniente de terreno deforestado”.

Pero no nos respondieron quiénes eran sus proveedores.

Entre el 2013 y el 2019, según cifras de Sunat, cuatro de las empresas del Grupo Romero han concentrado más de dos tercios de las exportaciones de aceite de palma del Perú (69%). Destacan dos compañías: Industrias del Espino (39.5%) y Alicorp SA (25.7%). Mientras Industrias del Espino le ha garantizado a la RSPO que al 2025 tendrá una cadena de suministros que usará solo palma que respete los estándares ambientales, Alicorp planteó a la RSPO que en el 2030 podrá lograrlo. De este modo fundamentó el plazo de 10 años que se tomarán: “Lograr la certificación RSPO para nuestros proveedores de crudo de palma representa una intervención a largo plazo considerando la informalidad en la que estos operan en el sector productivo y la falta de recursos para invertir en el cierre de brechas”. 

La RSPO es una organización sin fines de lucro que otorga a nivel mundial certificaciones de producción de palma aceitera sostenible a todos sus miembros (desde productores, procesadores y comerciantes pasando por inversionistas y transnacionales). La RSPO tiene estándares ambientales que deben ser cumplidos por sus más de 4 mil miembros, entre ellos, siete compañías peruanas. Los informes que éstas le presentan anualmente a la RSPO muestran que ninguna aún puede garantizar el uso de palma sostenible en el 100% de su cadena de suministros. Ni siquiera las empresas del Grupo Romero.

El 1 de junio realizamos una entrevista al director de la RSPO para América Latina, Francisco Naranjo, que nos dijo que las empresas exportadoras - miembros de esta organización como Alicorp- deben cumplir con sus compromisos y asumir su responsabilidad: “Alicorp debe haber hecho público a quién le compra. Esa información es pública. Todos los miembros de la RSPO están obligados a dar esa información a cualquier parte interesada que se los pida”. De eso nos habla el directivo en esta entrevista y nos explica la naturaleza de las certificaciones que otorgan. También se refiere al Grupo Ocho Sur, específicamente al caso de la empresa que este grupo absorbió (Plantaciones de Pucallpa), y a la cual la RSPO le ordenó detener sus operaciones por denuncias de deforestación. Cuando la RSPO estaba procesando la queja, Plantaciones de Pucallpa se retiró de la organización.  

¿Cómo se vigila el cumplimiento de las propuestas de sostenibilidad en la cadena de suministros declaradas por las empresas miembros de la RSPO? 

Tenemos dos niveles o dos estándares de certificación. Uno es la certificación que se hace a la producción -en el campo- a los productores de aceite de palma tanto en plantaciones como en planta extractora. Para ellos tenemos un estándar que se llama: los principios de criterio de la RSPO, y donde se recogen todos los elementos que necesita un productor de aceite de palma para ser sostenible. Allí están los temas ambientales, respecto a los modos de conservación, los bosques y otros. En los temas ambientales también están los sociales como derechos humanos, derechos laborales y otros. Nuestro estándar se aplica a ese grupo de productores. Pero una vez que el aceite de palma ya ha sido producido, empieza a caminar a lo largo de una cadena bien compleja de suministros. Entonces, el aceite de palma luego se refina, se hacen harinas, siguen pasando en muchísimos procesos hasta llegar al producto final que es el aceite comestible, jabones, cosméticos. 

¿Y cómo vigilan la trazabilidad?

Para seguir la trazabilidad a lo largo de la cadena tenemos esta segunda certificación de cadena de suministros. Entonces, a las compañías que son miembros de la RSPO les pedimos que certifiquen como cadena de suministros. Para eso tenemos el otro estándar. Lo que básicamente  hace éste es: ‘Demuéstrame cómo está usted, garantizando que si recibió cien toneladas del producto sostenible, entrega en la cadena solo cien toneladas en la trazabilidad’. Todos nuestros miembros a nivel de productores tienen un horizonte de cinco años para certificarse. Desde que son miembros e ingresan, tienen máximo cinco años para certificar su producción. Eso está claramente en los documentos de certificación. Ellos tienen cinco años para certificarse. Hasta hace poco, los miembros de cadena de suministros no tenían un horizonte más definido [acerca de] hasta cuándo tenían que certificarse. Esto fue abordado por la asamblea general de la RSPO y ahora tenemos un grupo de trabajo de responsabilidad compartida y, básicamente, ese grupo lo que está haciendo es que si bien compartimos una serie de compromisos, los productores y los consumidores deben asumir su responsabilidad y también tienen que tener esas metas claras de certificación. 

En el proceso de auditoría vas a poder identificar a quién le compró, de qué extractora provino el aceite de Alicorp.

¿Qué ocurre con las empresas del extranjero que deciden comprarle aceite a Alicorp? ¿Cómo deben acreditar que hay sostenibilidad en su cadena de suministro?

Todos los miembros de la RSPO, como Alicorp, que son partes de la cadena, tienen que certificar su cadena de suministro. Ahora, esta certificación tienen varios compromisos. Alicorp fue auditada en noviembre del año pasado. Su licencia de certificación empezó en enero de 2020 y eso quiere decir que llegó una auditoría a sus procesos internos. Respecto al estándar de su cadena de suministro, en esa revisión, uno de los compromisos es que Alicorp debe haber hecho público a quién le compra el aceite. Es decir, informar sobre todos sus proveedores de aceite. Esa información es pública. Todos los miembros de la RSPO están obligados a dar esa información a cualquier parte interesada que se los pida. Entonces, si le mandas una carta o correo a Alicorp, están en la obligación de dar un listado de a quién le compran. Toda esa información fue revisada por un auditor. 

¿Cómo funcionan las auditorías?

Tenemos seis o siete casas de auditorías que realizan estas verificaciones en América Latina. Es un primer nivel de control, todas las empresas de RSPO tienen que todos los años pasar un proceso de auditoría y esos informes son públicos. La compañía, además, tiene la obligación de hacer pública la información. Entonces, ese es un primer filtro de control. Luego el otro filtro de control son estos compromisos anuales de progreso, que son unos formatos que llenan las compañías donde dicen: ‘Este es mi plan de certificación. Para tal año espero tener aceite de palma sostenible’, entendiendo que actualmente el 20% del aceite certificado del mundo pertenece a la RSPO. Pero hay un 80% que todavía no está certificado. Entonces, entendemos que el cambio en las empresas no pasa de un día para otro y es un proceso. En estos compromisos lo que intentamos es que las compañías transparenten sus decisiones corporativas en el tema de sostenibilidad. 

 


Frontis Alicorp Lima
PODER. Alicorp es una de las empresas del Grupo Romero que domina la industria de la palma en el Perú y que ha garantizado a la RSPO que al 2030 tendrá una cadena de suministros que usará solo palma que respete los estándares ambientales.
Foto: Alicorp.

 

¿En las auditorías se podría considerar si en algún momento Alicorp u otra empresa retiró de su lista a proveedores vinculados con la deforestación?

Hay otro nivel de control. Cuando un miembro -una empresa- firma un código de conducta. En este documento, como miembro de la RSPO nos comprometemos a impulsar la producción y uso de palma sostenible. Entonces, en el caso de Alicorp, por ejemplo, hicieron público un compromiso de dejar de comprar a determinada empresa que estuvo asociada a un proceso de deforestación en Perú. Ellos hicieron público este compromiso y con lo cual tenía que respetar dicho compromiso. Es parte del código de conducta. Cualquier parte interesada, puede acceder a esta información que es pública. En el proceso de auditoría vas a poder identificar a quién le compró, de qué extractora provino el aceite de Alicorp y podrá comprobar que está cumpliendo con sus compromisos públicos. 

¿Esa información está en el portal de la RSPO o es de la propia empresa? 

Ellos tienen la obligación de hacer público esto y si no han respondido podemos pedirles que hagan ese ejercicio porque es un compromiso de la RSPO. Y además el reporte de auditoría es público. Si la compañía no ha tenido la apertura de hacer esto, también podemos escribirles. Además se podría pedir a la entidad que ve el tema de la certificación. Eso es ineludible, está comprometida a esa transparencia. 

Si Ocho Sur aplica a la membresía de RSPO lo primero que tendría que aclararse es el tema de la queja pendiente.

¿Los auditores son de Perú o cómo funciona el trabajo de campo?

No estoy muy seguro cuántos auditores certificados hay en Perú, pero digamos que tenemos siete casas de auditoras acreditadas por nosotros [la RSPO] que están en la posibilidad de hacer este tipo de auditorías. Ellas tienen sus propios equipo de auditores unos son locales y otros son traídos de afuera pero digamos que locales o del exterior tienen que cumplir con lo mismo.

¿No han considerado como práctica de la RSPO publicar también los informes de auditoría?

Sí, de hecho ya estamos con esa práctica. Vas a encontrar todos los informes de auditoría de productores ya subidos. Sin embargo, los de cadena de suministros todavía no están habilitados, pero es una práctica que queremos considerar. 

Los miembros que deciden retirarse de la RSPO, ¿pueden volver? Lo menciono por el caso que en su momento tuvo la empresa Ocho Sur (antes Plantaciones de Pucallpa).

La empresa que era miembro de la RSPO en su momento y que retiró su membresía se llamaba Plantaciones de Pucallpa. Luego, cuando eran miembros de RSPO recibimos una queja sobre un tema de deforestación. Dentro del sector tenemos un panel de quejas y reclamos y cuando estaba procesando la queja la compañía decidió retirarse de la RSPO. El haberse retirado de la RSPO primero llamó mucho la atención, cuestionó al interno de la mesa de reclamos cuáles deberían ser las medidas que se tomen para evitar que las empresas se retiren y queden fuera del alcance de la RSPO. A partir de eso, en la asamblea general de hace un par de años se pasó una resolución que le da a la secretaría de la RSPO el mandato de tomar unas medidas concretas. De hecho, se formó un grupo de trabajo y hace unos pocos días tuvimos un webinar donde se presentaron alternativas frente a estos temas. Esto está por definirse. Sabemos que, en este caso, luego fue adquirida por otras personas y ahora son Ocho Sur y, para ser sincero, de esta empresa conocemos poco porque no es miembro de la RSPO. No hemos tenido información concreta de quiénes son. Cuando una empresa solicita la membresía lo primero que requerimos es quiénes son los dueños, cuáles son las estructuras corporativas, si hay subsidiarias. Pero de Ocho Sur no podría decirte porque no ha solicitado todavía una membresía en la RSPO. Si es que Ocho Sur aplica a la membresía de RSPO lo primero que tendría que aclararse es el tema de la queja pendiente. En ese sentido, me queda un poco difícil si puede aceptar o no porque habrá que analizar el caso y entender cuál es la relación con Plantaciones de Pucallpa, pero todas estas diligencias previas se harían cuando presenten su intención de ser partes de la RSPO y por supuesto los temas más importantes aquí es volver a retomar el caso de la deforestación que era una deforestación comprobable por imágenes satelitales. Entonces, era una evidencia muy concreta. Era algo que motivó a la compañía a retirar su membresía. Ese tema está allí y tiene que estar abordado. Será tomado en cuenta por Ocho Sur o cualquiera que intente ser parte de RSPO. 

Lo que intentamos es que las compañías transparenten sus decisiones corporativas en el tema de sostenibilidad.

¿Qué hace la RSPO si detecta algún caso en el que uno de sus miembros esté involucrado en conflictos sociales o deforestación?

Uno de los pilares fundamentales de la RSPO desde el sistema de quejas y reclamos es que cualquier parte interesada -una ONG, un periodista, el gobierno nacional, otro productor- puede presentar una queja contra un miembro de la RSPO. Tenemos un proceso de evaluación de la queja, puede ser sobre temas ambientales, sociales, laborales, cualquier elemento que contravenga estos compromisos que están estipulados en nuestros estándares y que están estipulados en el código de conducta que asumen las empresas cuando se afilian. Es decir, cualquier afectación al sistema y compromisos puede ser materia de una queja y reclamo. Si recibimos una queja y reclamo, inmediatamente, es revisado por el panel que está integrado por representantes de la sociedad civil, de ONG ambientales y sociales, representantes de los productores, representantes de los miembros de cadenas de suministros. Siempre hay una representación equilibrada. Hemos tenido quejas en contra de Plantaciones de Pucallpa, luego otra en contra de Alicorp y otra contra Olpesa. Es importante este sistema porque brinda transparencia y las empresas deben asumir su responsabilidad sobre todo lo que hacen. Si recibimos una queja, se procesa. 

Queríamos conocer el rol del Estado peruano con la RSPO porque la información es escasa referente al sector.

En realidad, sí está nuestro interés en trabajar con las instituciones públicas. De hecho, cuando en Perú se estuvo desarrollando el Plan Estratégico de Palma 2015-2025 tuvimos un acercamiento con autoridades del Ministerio de Agricultura y le dimos nuestros aportes. En el caso del Perú nos gustaría tener más acercamiento con el gobierno nacional, consideramos que es fundamental. Ahora estamos promoviendo un proyecto que se llama de interpretación nacional. Esto se hace con apoyo de las Naciones Unidas para el Desarrollo. La idea es convocar a diferentes actores, productores, sociedad civil y, a través de unos meses de trabajo, 'peruanizar' el estándar de la RSPO o ajustar el estándar a la realidad peruana. Ese proceso ha sido exitoso en otros países y esperamos con interés que pueda arrancar en Perú. Lo estamos organizando con apoyo de Naciones Unidas. Vamos a ver el acercamiento. 

Noticias Relacionadas