Edición Regional07 Ene 2019

El primer dirigente aymara que asume como gobernador regional de Puno

Walter Aduviri Calisaya, contador y líder indígena aymara, juramentó esta semana en dos ceremonias, una oficial y otra ancestral, de ofrenda a la tierra como gobernador de la región altiplánica. En la última participaron autoridades de China, Cuba, Bolivia y Venezuela.
GOBERNADOR. Aduviri juramentó dos veces. El 1 de enero en un acto oficial y el último fin de semana en una ceremonia de ofrenda a la tierra en Sillustani.
Foto: Karin Chacón / Ojo-Publico.com

Puno. Walter Aduviri Calisaya juramentó el último fin de semana como gobernador de la región altiplánica. Lo hizo, primero, de manera oficial en el salón del gobierno regional, y luego, en una ceremonia ancestral de ofrenda a la tierra, en el complejo arqueológico Sillustani.

El pasado 7 de octubre el líder aymara ganó las elecciones regionales en Puno a pesar a encontrarse durante casi toda la campaña en la clandestinidad por una condena de 7 años de cárcel por su participación en el llamado “Aymarazo”. Aquella protesta ocurrió el 2011 durante el gobierno de Alan García, e incluyó el bloqueo de carreteras y el incendio de instituciones públicas. Los manifestantes, liderados por Aduviri pedían la suspensión de las actividades extractivas de la minera canadiense Bear Creek.

Aduviri Calisaya obtuvo el 43% de los votos y ganó así en primera vuelta el pasado 7 de octubre. Dos días antes de las elecciones, el 5 de octubre, la Corte Suprema anuló la sentencia y ordenó un  nuevo proceso judicial en Puno a cargo de otro colegiado.

De dirigente a gobernador

La región del altiplano estará dirigida por un dirigente aymara nacido en la comunidad indígena de Llusta, distrito de Santa Rosa de Mazocruz, ubicado en la provincia de El Collao (Puno). Aduviri es contador de profesión y por primera vez asumirá un cargo de elección popular. El 2014 postuló por primera vez pero fue derrotado por Juan Luque Mamani, entonces rector de la Universidad Andina Nestor Cáceres Velásquez de Juliaca.

Walter Aduviri ha sido dirigente del Frente de Defensa de Recursos Naturales de la Zona Sur de Puno, y ha laborado en los gobiernos regionales de Ayacucho, Madre de Dios y Cusco, en este último se desempeñó como subgerente de Contabilidad y Recursos Humanos. Además prestó servicios en otras áreas y brindó asesorías a diferentes municipios del sur.

En una entrevista con Ojo-publico.com, consultado sobre su mirada a la minería y relación con el gobierno central, Aduviri respondió: "Lo que reclamamos es que los recursos naturales de nuestro país beneficien a los peruanos. A veces por tener este tipo de opinión somos cuestionados. No somos radicales, no somos antimineros, no somos antiinversión, lo queremos es que los recursos naturales estén al servicio de nosotros".

CEREMONIA. Cientos de ciudadanos de Puno llegaron a las alturas del Complejo Arqueológico de Sillustani para participar de la juramentación de Aduviri en ritual ancestral.
Foto: Karin Chacón/Ojo-Publico.com

 

Aduviri declaró no tener propiedades

Si bien Aduviri reportó en su declaración jurada al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que tiene un ingreso anual de más de S/30 mil soles, la hoy autoridad declaró no tener ninguna propiedad, ni casa propia, ni terreno, ni vehículo. En registros públicos tampoco aparece ninguna propiedad a su nombre.

El nuevo gobernador regional de Puno –quien ganó la elección por el Movimiento de Integración por el Desarrollo Regional (Mi Casita)– deberá responder cómo financió su campaña ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE)

El político de 38 años asume las riendas del Gobierno Regional de Puno con un Presupuesto Institucional de Apertura (PIA) de S/202 millones de soles destinado a inversiones el 2019. Sin embargo, muchos proyectos no tienen asignación presupuestal en un 100% para su culminación. Ese es el caso del asfaltado de la carretera Arapa – Chupa – Desvío Huancané, que requiere más de S/21 millones de acuerdo al expediente técnico y no tiene programado ni un sol en el presupuesto de este año.

Otro de los proyectos que no fue incorporado a la Ley del Presupuesto 2019, pese a que fue un compromiso del primer ministro César Villanueva, es el hospital Manuel Núñez Butrón de Puno, que necesita un presupuesto de S/379 millones, y solo tiene una declaratoria de interés nacional para su ejecución.

El primero de enero, Aduviri inició su gestión participando en una misa en la Catedral de Puno junto a su esposa Nilda Suca y sus dos hijos menores de edad. Luego tomó juramento en las instalaciones del Gobierno Regional de Puno con una ofrenda a la tierra. Después dio un discurso en la plaza de Armas, reiterando su plan de gobierno denominado Qollasuyo (en alusión al suyo del sur en tiempos del Tawantinsuyo).

Entre las propuestas de su gestión anunció que implementará los programas Mi Riego Regional, Mi Región Industrializada, una Zona Franca Comercial, el Programa Regional de Infraestructura Educativa, Mi Salud, Agua es Vida; Viviendas Climatizadas y Saludables. También señaló que impulsará la formalización de la minería con asistencia técnica y legal para que no generen contaminación.

Durante su juramentación, Walter Aduviri reclamó al presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, que cumpla su promesa: “dijiste que asignarías presupuesto para el hospital en enero de este año”.

En la plaza de Armas de Puno, Aduviri enfatizó que las obras de infraestructura se ejecutarán sin corrupción: “No vamos a permitir que un residente de obra, que un supervisor esté robando una bolsa de cemento, una varilla de fierro. No se permitirá ningún tipo de diezmos, no se atrevan a acercarse con las uñas de largas. Los funcionarios que roben de las obras y cualquier otro trabajador serán expectorados de la región”.

En uno de los cargos de confianza más importantes, el de gerente regional, Aduviri nombró al sociólogo Jhenry Sonco, egresado de la Universidad Nacional del Altiplano Puno, con estudios de maestría en gestión pública y desarrollo regional en la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco. 

VISITANTES. A la ceremonia de toma de mando realizada en Sillustani asistieron autoridades de Cuba, Venezuela y Bolivia.
Foto: Karin Chacón / Ojo-Publico.com

El fin de semana, en medio de una ceremonia de rituales andinos organizada en el Complejo Arqueológico de Sillustani, ubicado a 34 kilómetros de la ciudad de Puno, Walter Aduviri volvió a tomar juramento. Aduviri llegó vestido con camisa y pantalones color perla. En el pecho llevaba la imagen de un disco solar y en la mano, un bastón de mando (conocido por los Incas como el warayoc), que representa el poder político. 

A la juramentación simbólica en Sillustani asistieron los embajadores en Perú de Cuba, Sergio Gonzales, y China, Jia Guide; el Consejero de la embajada de Venezuela, Reinaldo Segobia Tovar;  el viceministro de Descolonización de Bolivia, Félix Cárdenas, y el alcalde de Achacachi (Bolivia). En su discurso, en quechua, aymara y castellano, Aduviri enfatizó el problema del agua en la región: "Sin Agua no hay calidad de vida, sin riego no hay calidad de producción. Queremos trabajar por más mega proyectos productivos”.

El gobernador de Puno, también se dirigió al presidente de la República, Martín Vizcarra. Le pidió que se pronuncie por la predisposición que tiene el presidente de Bolivia, Evo Morales, de dotar de gas a Puno. La ceremonia de Aduviri culminó con la presentación danzas originarias del Altiplano.

 

Autor: