Versión de Alejandro Salas acerca de que está disminuyendo la pobreza en el país es imprecisa

La información sobre pobreza solo alcanza hasta el año en que el presidente Castillo asumió el Gobierno, e incluye la primera mitad del año relacionada con el gobierno que lo antecedió en el 2021. En ese año la pobreza disminuyó en 4.2%. Sin embargo, no es posible establecer la evolución en el 2022, porque no existen datos oficiales de este año publicados por el INEI al respecto.

En el gráfico de evolución histórica de los últimos cinco años, la tendencia fue decreciente, desde el 2017 hasta el 2019, con un pico en el 2020 debido a la pandemia.

En el gráfico de evolución histórica de los últimos cinco años, la tendencia fue decreciente, desde el 2017 hasta el 2019, con un pico en el 2020 debido a la pandemia.

Andina

Durante una entrevista televisiva, Alejandro Salas, ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, fue consultado sobre la gestión económica del Gobierno y otros indicadores de índole social del país. Como parte de sus argumentos, dijo lo siguiente: “[..] estamos disminuyendo la pobreza de a poco”. Sin embargo, tras revisar la data del INEI y consultar con especialistas sobre el tema, la Red Ama Llulla concluye que esta versión es imprecisa.

La declaración específica de Salas figura en la siguiente transcripción: 

“[] Lo que no podemos dejar de precisar es que nuestro país ha tenido crecimiento económico, a diferencia de otros países de la región, que no es suficiente, que ha podido crecer más, pero no ha crecido justamente por estos problemas de contexto internacional, y también, por supuesto, la conflictividad política que existe en nuestro país, que no nos permite avanzar como debemos avanzar. Sin embargo, estas cifras, y que también son cifras oficiales, no son datos, sino cifras que ha arrojado el Instituto Nacional de Estadística e Informática: estamos disminuyendo la pobreza de a poco, tenemos que seguir en ese camino”.

En principio, el Estado mide la pobreza monetaria, que comprende a las personas que residen en hogares cuyo gasto per cápita no es suficiente para adquirir una canasta básica de alimentos y no alimentos. Esto último se refiere a vivienda, vestido, educación, salud, transporte, entre otros. 

A través de un documento remitido a la Red Ama Llulla, el INEI indicó que es el órgano rector del Sistema Estadístico Nacional, que tiene entre sus funciones producir los indicadores referidos a la pobreza en el país. “Por lo tanto, es la única fuente oficial de cifras de pobreza”, señalaron.

El último informe técnico se titula “Evolución de la Pobreza Monetaria 2010-2021”, y fue  publicado por el INEI en mayo del 2022. “El próximo informe técnico a publicarse será en mayo 2023, con información de la pobreza monetaria al año 2022”, añadió el INEI. 

Esto quiere decir que, actualmente, no hay datos de medición de pobreza correspondientes al año en curso. 

Consultado para esta verificación, José Rodríguez, economista y miembro del Comité Asesor de Medición de la Pobreza del INEI, ratificó que la pobreza monetaria se mide de manera anual. Y en cuanto la disminución de la pobreza en el 2022, precisó que "aún no hay datos suficientes para afirmarlo. Menos para compararlo con el 2021”.

Es importante recordar que el mandato del presidente Pedro Castillo inició a finales de julio del 2021. Por ello, para este análisis tomará como referencia la última data oficial disponible, en contraste con el periodo anterior.  

El informe “Evolución de la Pobreza Monetaria 2010-2021” precisa que, en el 2021, la pobreza monetaria se situó en 25.9%. Es decir, 4.2 puntos porcentuales menos respecto al año anterior, cuando llegó a 30.1%. 

Cabe precisar que el alto índice de pobreza en el 2020 se debió al impacto de la pandemia por la covid-19 en la economía del país, de acuerdo con el INEI. 

En el gráfico de evolución histórica de los últimos cinco años, la tendencia fue decreciente, desde el 2017 hasta el 2019, con un pico en el 2020, y el descenso a las cifras del 2021 mencionadas (25.9%). 

 

 

 

A manera de precisión, la pobreza en 2021 afectó en mayor proporción a la población de zonas rurales (39.9%) que a la del área urbana (22.3%). 

Al comparar estos resultados del periodo anterior, la pobreza decreció en el área rural (6 puntos porcentuales) más que en el área urbana (3.7 puntos porcentuales). "Ambas disminuciones son estadísticamente muy significativas", según el documento del INEI. 

Así también, la incidencia de pobreza por regiones en el 2021 presenta una disminución si se compara con 2020: en la sierra decreció en 4.9 puntos porcentuales, seguido por la selva y costa con 4.6 y 3.8 porcentuales menos, respectivamente.

La tendencia es semejante en las cifras sobre pobreza extrema, es decir, la incidencia de personas con capacidad de gasto per cápita inferior al costo de la canasta básica de alimentos (201 soles). En el 2021, esta situación afectó al 4.1% de la población del país. Esto es 1 punto porcentual menos que en el 2020, lo que representa una diferencia de 309 mil personas.

Ahora bien, a la fecha no es posible establecer la evolución en el 2022, porque no existen datos oficiales medidos y publicados por el INEI al respecto.

Ama Llulla solicitó precisiones al ministro Salas a través de una alerta en redes sociales, y la Oficina de Comunicación e Imagen Institucional del MTPE. Al respecto, la jefa del área ministerial en mención precisó que Salas remitió los mismos datos del informe “Evolución de la Pobreza Monetaria 2010-2021” que hemos descrito en líneas anteriores.

Como se ha explicado, esa información solo alcanza hasta el 2021, cuando el presidente Castillo asumió su mandato, e incluye la primera mitad del año del gobierno que lo antecedió. Este periodo se caracterizó por una recuperación tras el pico de pobreza registrado en 2020, durante el momento más crítico de la pandemia de covid-19.

En función de lo expuesto, la red Ama Llulla concluye que la versión de Alejandro Salas, ministro de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), acerca de que está disminuyendo la pobreza en el país, es imprecisa.