En medio de escasez global de vacunas Covid-19 alertan estafas, tráfico y productos falsos

Interpol y las autoridades de la Unión Europea han advertido las intenciones de estafa y venta de productos falsos, en un contexto en el que las vacunas constituyen un bien escaso. Las negociaciones se concentran entre las farmacéuticas y los mismos Estados, pero en Latinoamérica se han identificado casos de productos falsos en el sector privado o con riesgo de ser traficados.

FRAUDULENTAS. Las autoridades sanitarias de México han emitido seis alertas de vacunas falsas que circulan en el país en los últimos 40 días.

FRAUDULENTAS. Las autoridades sanitarias de México han emitido seis alertas de vacunas falsas que circulan en el país en los últimos 40 días.

Foto: Administración General de Aduanas - México.

En San Nicolás de los Garza, el municipio más rico de México, el temor a enfermar de Covid-19 ha sido aprovechado por traficantes para ofertar productos fraudulentos. Hace dos meses, en esta ciudad ubicada en el estado fronterizo de Nuevo León, al norte del país, comenzó a difundirse el rumor de que en una clínica privada se estaba ofertando la vacuna de Pfizer por 552 dólares. La oferta decía que no era necesario esperar a que llegara el turno por edad que las autoridades establecieron pues esta clínica las vendía. 

Las personas se aglomeraron en la sede de este establecimiento de salud. Las autoridades intervinieron el lugar y tras confirmar que eran productos falsos, detuvieron a seis personas.

La sustancia fue suministrada a 80 pacientes, pero hasta el momento se desconoce la composición del producto y si ha provocado alguna reacción adversa en las personas que la recibieron. 

Sin embargo, la farmacéutica Pfizer, que desarrolla la vacuna contra Covid-19 BNT162b2, confirmó que el lote hallado no había sido fabricado por ellos, y que además los viales de vidrio y la etiqueta eran diferentes a los auténticos. Desde entonces, las autoridades sanitarias de México han emitido seis alertas de vacunas falsas que circulan en el país en los últimos 40 días.

En toda América Latina, las vacunas solo son adquiridas por los Estados. La OMS ha insistido tener cuidado con las falsas ofertas.

Aunque hubo detenidos y se confiscó la sustancia encontrada en el lugar, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó su preocupación pues teme de que esta falsa vacuna pueda seguir circulando en la región. En toda América Latina, las vacunas solo son adquiridas por los Estados y las campañas de vacunación en contra del SARS-CoV-2 son lideradas por las autoridades sanitarias de los gobiernos. La OMS ha insistido, por eso, tener cuidado con las falsas ofertas.

Ya a finales del 2020, el secretario general de la Interpol, Jürgen Stock, alertó que "mientras los gobiernos se preparan para implementar vacunas, las organizaciones criminales planean infiltrarse o interrumpir las cadenas de suministro. Es fundamental que las fuerzas del orden estén lo más preparadas posible para lo que será una avalancha de todo tipo de actividad delictiva relacionada con la vacuna Covid-19". Y recientemente, en marzo, la misma Interpol anunció el desmantelamiento de una red de distribución de vacunas falsas en Sudáfrica. Se trataban de unas 400 ampollas, equivalentes a unas 2 400 dosis, que fueron halladas en un almacén de Germiston/Gauteng.

En China la policía logró descubrir una red de venta de vacunas también falsificadas y realizó una redada en los locales donde se fabricaban, lo que dio lugar a la detención de unos 80 sospechosos y a la incautación de más de 3 000 vacunas falsas halladas allí mismo. La investigación contó con la ayuda y el apoyo prestados en el marco del Programa de INTERPOL sobre Productos Ilícitos y Salud Mundial

Estos casos resumen la situación por la búsqueda desesperada para acceder a una vacuna y la incorporación del crimen para falsificar o traficar con estos productos en América Latina.

Foto: Vacuna falsa

ALERTA. Ante los sucesos detectados en México, la Organización Mundial de la Salud ha insistido en tener cuidado con las falsas ofertas de vacunas contra la Covid-19.
Foto: Administración General de Aduanas - México.

Otro hecho, ocurrido el 24 de marzo, también en México, plantea incluso una situación aún más compleja. 

Ese día, las autoridades decomisaron 5.700 dosis de la supuesta vacuna rusa Sputnik V. Los productos se encontraron en una hielera, escondidas entre botellas de bebidas azucaradas y pastelillos, en un avión privado ubicado en Campeche, al sureste de México. La nave que había sido alquilada por una compañía se dirigía a Honduras. Ese grupo de supuestas vacunas era el sobrante de un lote más grande de un producto con el que se inyectó ilegalmente al menos a mil personas. 

Los “vacunados” eran trabajadores del grupo global Karim's, dedicado a la industria inmobiliaria y textil y, con presencia global en México, Nicaragua, Honduras, Panamá, Guatemala, República Dominicana, Emiratos Árabes y Pakistán. La compañía, con sede en Honduras, es propiedad de uno de los hombres más ricos de ese país: el pakistaní Mohamad Yusuff Amdani. En 2014, la revista Forbes lo ubicó como el cuarto empresario más rico de Centroamérica, informando que los ingresos del Grupo Karim’s eran superiores a los 5.500 millones de dólares anuales.

Según los trabajadores de Karim's, a ellos se les informó que la aplicación sería gratuita, que quedarían inmunizados y así podrían seguir trabajando sin riesgo. Tras el decomiso, la maquiladora cerró sus puertas y envió a sus trabajadores de vacaciones hasta el 4 de abril. 

El grupo empresarial declaró que el traslado del biológico a Honduras no era con fines comerciales, sino con la mejor de las intenciones para “salvaguardar la vida de nuestros colaboradores y sus familias. No respondieron sobre la falsedad del producto, sin embargo, las autoridades de Rusia, señalaron que las dosis incautadas eran falsas.

La Fiscalía General de la República está aún investigando el caso y las características físico-químicas del producto, sin embargo, al no tener la certeza jurídica del contenido de los frascos, solo se puso a disposición del Ministerio Público la hielera con los envases y la aeronave y los tripulantes quedaron en libertad. 

Aunque el gobierno de México autorizó inicialmente en enero de 2021 que tanto los Estados de la República, como a la iniciativa privada puedan importar vacunas contra el Covid-19, un juez federal negó luego un amparo a tres personas que no habían tenido respuesta de las autoridades para importar, pues “implicaría constituir el derecho a importar la vacuna y a que la misma pudiera ser comercializada sin los permisos correspondientes, ni siguiendo la normativa aplicable respecto de importación, comercialización, distribución y aplicación de vacunas”.
 

La desesperación por la vacuna
 

Con todos los países del mundo luchando por contar con las dosis suficientes para inmunizar a sus poblaciones, los países de ingresos medios como los latinoamericanos han quedado rezagados, solo Chile lleva la delantera con el 24% de su población vacunada con el esquema completo; le sigue Uruguay, de lejos, con el 5,4% de los uruguayos con sus dosis completas; con excepción de Costa Rica, el resto de los países no llegan al 4% de inmunizados.

Interpol vacunas falsas

ILEGAL. Las autoridades sudafricanas han incautado cientos de vacunas falsas contra la Covid-19 y detenido a varias personas.
Foto: Interpol

 

La vacunación es la esperanza más real para controlar la pandemia, pero el proceso va a paso lento en casi todos los países, como Perú, Brasil, Argentina y Colombia.

Algunos ciudadanos de Latinoamérica de altos ingresos están viajando a Estados Unidos para vacunarse, pero la gran mayoría debe esperar que la campaña de vacunación llegue a sus ciudades. Por ejemplo, en Perú, figuras públicas de poder como el excandidato presidencial Hernando de Soto tuvo reconocer que viajó a Houston (Texas) para vacunarse junto a su esposa, aunque no quiso precisar cómo había accedido a las dosis, pues están priorizadas para estadounidenses.Mientras, en toda la región, decenas de ofertas falsas y dudosas circulan en redes sociales y a través de supuestas ofertas en cartas enviadas a las autoridades sanitarias. 

En México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgo Sanitario (Cofepris) ha alertado en seis ocasiones, solo entre el 5 de enero y el 26 de febrero sobre la comercialización ilegal en redes sociales, mensaje de texto, clínicas y consultorios de supuestos biológicos de Pfizer, AstraZeneca, CanSino y Moderna.

También existe el riesgo de que los cárteles de las drogas roben las vacunas para revenderlas o que distribuyan falsas haciendo creer que son verdaderas. Es por eso que en todos los puestos de vacunación de este país se encuentran vigilando grupos de hasta seis integrantes de la Guardia Nacional. La vacunación es un asunto de seguridad pública en este país.

Rafael Gual Cosío, director general de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica, (Canifarma), explica que al tener solo registro de emergencia, las vacunas únicamente pueden ser utilizadas por el gobierno dentro de las campañas de vacunación. “Los compromisos de vacunación en todo el mundo hacen que sea imposible que se desvíen para otro canal que no sea del gobierno, las capacidades están saturadas. Así que las vacunas que se venden por otras vías que no son las gubernamentales o son robadas o son falsificadas”.

Ambas circunstancias implican “un riesgo enorme: si son robadas, deben manejarse en condiciones especiales, con refrigeración estricta y al ser sustraídas, se desconoce el manejo que le dieron. Y si son falsas no tenemos idea que contienen”, señaló Gual.

También se han abierto las puertas de las estafas. En sitios que aparentan ser de los laboratorios Pfizer, Moderna o AstraZeneca se venden estos productos por 150 dólares, usuarios pagan pero las dosis nunca llegan. 

Solo en México, la Guardia Nacional de México ha dado de baja 2.300 sitios web y cuentas en redes sociales que comercializaban productos falsos contra Covid-19,  desde pruebas, medicamentos, oxígeno, e incluso falsas vacunas.

A estos falsos productos se suman extrañas ofertas. En Perú, el pasado 12 de enero, una semana después de que el Gobierno anunciara la compra de un primer lote de vacunas, el Ministerio de Salud (Minsa) recibió una carta de una empresa que ofrecía la venta de 3 millones de dosis de la vacuna contra la Covid-19, producida por la farmacéutica china Sinopharm. “Estas vacunas pueden ser entregadas dentro de un periodo de 10-14 días después de realizado el pago”, se leía en el documento.

Esa carta fue compartida por diferentes medios de comunicación, que impulsan el ingreso de los privados en la compra de vacunas. Una investigación de OjoPúblico reveló que Insight Connection International (ICI), la compañía offshore con sede en Gibraltar que ofrecía el lote, estaba representada por el empresario israelí Gil Segal. La compañía reconoció, finalmente, que la intención original de este empresario era vender el supuesto cargamento de vacunas a una compañía del sector privado.

Unos días después, el Ministerio de Salud de Perú, anunció que Sinopharm había negado cualquier oferta a través de intermediarios, y que solo negociaba con los Estados. La información fue entregada por el jefe del laboratorio chino, Liu Jingzhen, a la Embajada del Perú en China, según conoció OjoPúblico. 

 

 

Fotos: Administración General de Aduanas - México

INCAUTACIÓN. Las autoridades decomisaron 5.700 dosis de la supuesta vacuna rusa Sputnik V, escondidas en una hielera entre bebidas azucaradas y pastelillos.
Foto: Administración General de Aduanas - México.


Alertas a nivel global
 

Las farmacéuticas han señalado que solo están negociando la venta de las vacunas con los Estados, no con privados. La Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas también han hecho énfasis en esto, sin embargo, desde que comenzaron a ofertarse las vacunas y al tratarse de un bien escaso algunos estafadores han usado el nombre de la Organización de las Naciones Unidas para vender vacunas de manera fraudulenta, incluso utilizan contratos para formalizar la transacción. 

“Se ha recibido información sobre intentos de fraude de personas que se hacen pasar por funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) o de la OMS ofreciendo venta de vacunas contra la Covid-19 en México, enviando inclusive, supuestos contratos para formalizar la transacción. Desde el Sistema de las Naciones Unidas en México aclaramos que esto es un fraude”, han explicado con claridad.

En febrero, la Oficina europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) también emitió una alerta contra el fraude de vacunas falsas y advirtió a los gobiernos sobre la existencia de estafadores que ofrecen vacunas contra la Covid-19 a las autoridades nacionales. 

"Estamos recibiendo informes de estafadores que ofrecen vender vacunas a los gobiernos de toda la Unión Europea. Los estafadores pueden ofrecer la venta de grandes cantidades de vacunas, entregar una muestra para embolsarse el primer anticipo y luego desaparecer con el dinero", advirtió en una nota el director general de la OLAF, Ville Itälä.

La OMS ha pedido que se aumente la vigilancia en las cadenas de suministro: hospitales, clínicas, centros de salud, mayoristas, distribuidores, farmacias y proveedores de productos médicos.

Noticias Relacionadas