Grupo Palmas dice que no necesita certificación para su cadena de suministro de aceite

El Grupo Palmas, parte del Grupo Romero, envió una carta a OjoPúblico en la que sostiene que en su cadena de suministro no incluye insumos que promueven la deforestación en la Amazonía. Aquí sus argumentos y nuestras respuestas.

PRODUCCIÓN. El Grupo Palmas es el principal conglomerado econónomico dedicado a la producción de aceite de palma en el país. Opera en Loreto, San Martín y Ucayali.

PRODUCCIÓN. El Grupo Palmas es el principal conglomerado econónomico dedicado a la producción de aceite de palma en el país. Opera en Loreto, San Martín y Ucayali.

Foto: Andina.

El 11 de junio último, la empresa Grupo Palmas - parte del Grupo Romero - envió una carta a OjoPúblico en referencia a nuestro reportaje “Exportación de aceite de palma no garantiza el uso total de insumos sin deforestación”, publicado el 8 de junio de 2020, donde sostiene que difundimos afirmaciones inexactas sobre sus empresas, que las relacionamos de manera impropia con hechos ajenos a éstas y sin haber buscado su versión de los hechos. La carta está firmada por la Gerenta Central de Sostenibilidad y Comunicaciones del Grupo Palmas, Sandra Doig Díaz.

Nuestro reportaje estableció que entre los años 2013 y 2019, las exportaciones de aceite de palma en el Perú crecieron en 94% teniendo como principales destinos Colombia, Chile y Ecuador, y que el auge de esta industria ha ido de la mano con conflictos sociales en zonas de cultivo, denuncias por deforestación de la Amazonía y tráfico de tierras. 

Además, que en ese lapso, dos empresas del Grupo Romero, Industrias del Espino y Alicorp, han concentrado la mayor parte de las exportaciones (69%), pero que aún no pueden garantizar en su cadena de suministros el uso de palma (al 100%) que no provenga de bosques destruidos. 

Estas empresas detallan en sus planes que solo podrán hacerlo después del 2025, según los últimos reportes que le presentaron a la Mesa sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés), organismo que otorga certificaciones de producción de palma aceitera sostenible a todos sus miembros, entre los que se encuentran ambas compañías. 

En su carta, el Grupo Palmas sostiene que: “El referido reportaje difunde información inexacta sobre nuestras operaciones y nos relaciona de manera inapropiada con hechos ajenos a nosotros”. Sin embargo, la investigación se basa en documentos y cifras verificables sobre la exportación y producción de aceite de palma en el Perú. 

Asimismo, la empresa señala que “recién el día 10 de junio, es decir, dos días después de la difusión masiva del artículo, uno de sus periodistas nos ha contactado”. No obstante, la primera comunicación que hubo con el Grupo Palmas data de diciembre del 2019, cuando iniciamos la investigación. 

Entonces, OjoPúblico se puso en contacto con el área de comunicaciones de la compañía en reiteradas ocasiones (aunque sin éxito, como la propia empresa podrá corroborar en la serie de correos que le enviamos y que guardamos en nuestros archivos) para buscar su versión de los hechos acerca de un proceso judicial que involucraba a la compañía Palmas del Shanusi, parte del Grupo Palmas, y que es mencionado en nuestro reportaje. 

La misiva también dice que el reportaje “presenta información sobre los proyectos Maniti y Santa Cecilia, donde no existe ningún cultivo de palma aceitera y lo hace sin contrastar información y vinculándolos con denuncias penales que desconocemos y en las que no hemos sido involucrados”. 

En la investigación, OjoPúblico menciona que los proyectos Maniti, Santa Catalina, Tierra Blanca y Santa Cecilia no iniciaron sus operaciones. Además, describe parte de la sentencia judicial de diciembre del 2019 donde se condenó a un ex funcionario del Ministerio de Agricultura por haber aprobado ilegalmente en el 2013 las certificaciones ambientales de esos cuatro proyectos para palma en Loreto pertenecientes a compañías del Grupo Romero. Toda esta información se encuentra detallada en la sentencia a la que OjoPúblico tuvo acceso. 

Además, el Grupo Palmas indica que “es inexacto sostener que la certificación RSPO es el único mecanismo que asegura que el origen del aceite de palma es sostenible”. Además, la compañía considera que no requieren “certificar para asegurar a nuestros clientes y consumidores que nuestra producción no incentiva la deforestación y, por el contrario, fomenta una producción sostenible”. En el reportaje, OjoPúblico no afirma que la certificación de la RSPO sea el único mecanismo para garantizar la sostenibilidad en la cadena de suministros del aceite de palma. 

La carta se refiere a los mecanismos de trazabilidad y que: “En el reportaje se hace referencia a nuestra web, pero no se presenta la información completa ni se consigna la fuente”. Sin embargo, indicamos que el “Grupo Romero les compran [a pequeños productores] un total de 91.438 toneladas de racimos de frutos frescos (según el portal del Grupo Palmas), que representa el 13% de su suministro total”. 

OjoPúblico no realiza afirmaciones que dañen la reputación del grupo Palmas, como indica la carta. Tampoco se señala que sus insumos hayan provocado algún tipo de deforestación o que alguna plantación en Ucayali o empresa de cacao en Loreto tuviera vínculos comerciales, productivos o de inversión con el Grupo Palmas. 

No se vincula las actividades de la empresa con prácticas del Gobierno Regional de Ucayali ni lazos con la empresa Ocho Sur. 

Finalmente, en el reportaje se describe la sentencia vinculada a Palmas del Shanusi - del Grupo Palmas - donde fueron absueltos dos ex trabajadores de la empresa mencionada. Mencionamos que en la sentencia no se encontró vínculos registrales de la empresa con los terrenos investigados. 

En este proceso se condenó a cuatro años de prisión suspendida a Milton Artiaga Díaz, acusado de ser el autor material del talado y quemado de las 500 hectáreas de bosques. La fiscalía que investigó el caso (como consta en la sentencia), acusó a Artiaga Díaz de haber sido el encargado de comprar los terrenos a nombre de Palmas de Shanusi y el responsable material de la deforestación.

A continuación publicamos la carta enviada por el Grupo Palmas:
 

Carta Grupo Palmas a OjoPúblico by OjoPúblico Periodismo de Investigación on Scribd

Noticias Relacionadas