Editorial: seamos responsables, no al pánico ni a la desinformación ante el Covid-19

La responsabilidad que asumamos ahora individualmente y como sociedad impactará en el desarrollo de la pandemia del Covid-19. Lo importante en este momento es frenar el pico de expansión del virus. Seamos responsables. Evite espacios públicos masivos y no comparta contenido ni cadenas que provengan de fuentes anónimas o no confiables.

ALERTA. El Estado declaró el Estado de Emergencia en el Perú por la amenaza de la pandemia.

ALERTA. El Estado declaró el Estado de Emergencia en el Perú por la amenaza de la pandemia.

Captura: OMS

El mundo atraviesa por una situación de excepción a raíz de la pandemia generada por el Covid-19. Es necesario mantener la calma y estar adecuadamente informados mientras dure la emergencia sanitaria. Lo importante en este momento, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), es reducir la curva de crecimiento del contagio con el fin de que el Estado tenga una mejor capacidad de respuesta y atención para los pacientes más vulnerables, y con ello, reducir el número de muertes.

Los epidemiólogos hablan de retrasar y contener el incremento de casos. Reducir la curva implica frenar la propagación del virus, de modo que en las primeras semanas se evite un descontrolado contagio de la enfermedad que provoque el colapso de nuestro ya frágil sistema de salud público. Por ejemplo, en Italia, los casos pasaron de tres pacientes el 31 de enero a más de 9.000 el 9 de marzo. Entonces, en este momento, lo prioritario es frenar el ritmo de expansión del virus. Esa es una tarea que nos compete a todos. Para ello, la OMS y el gobierno, han recomendado medidas sanitarias para todos los países: el lavado de manos frecuente con jabón y evitar los espacios públicos concurridos. 

PREVENCIÓN. Las medidas de control proactivo pueden reducir el pico epidémico del nuevo coronavirus SARS-CoV-2
FUENTE: Esther Kim y Carl T. Bergstrom

 

Por eso es importante redoblar precauciones, pero no es necesario ni prudente desesperarse por realizar compras de víveres o utensilios de higiene personal de manera indiscriminada. Lo mejor es actuar con calma, seguir las noticias de fuentes confiables, evitar las especulaciones y combatir la desinformación, que incluso durante los últimos días proviene de medios que irresponsablemente generan miedo, buscan opiniones no expertas o historias tendenciosas y sensacionalistas. No comparta información ni cadenas de WhatsApp que provengan de fuentes anónimas o no confiables. Y, siempre que pueda y sea posible, quédese en casa y evite los lugares públicos concurridos.

En el plano laboral, el Poder Ejecutivo –a través del Ministerio de Trabajo– emitió el 6 de marzo una "Guía para la prevención del coronavirus" que recomienda la modalidad del teletrabajo, implementada desde el 2013. En los próximos días se publicará una norma más específica para frenar la expansión de la enfermedad. El Consejo Directivo de OjoPúblico decidió el último miércoles que el equipo periodístico trabaje desde sus casas, salvo necesarias excepciones. La naturaleza de nuestro oficio así lo permite.

Con esta medida queremos evitar la concentración de personas en un solo espacio físico. Esto, sin embargo, no alterará nuestra cobertura. Estaremos en donde tengamos que estar. Seguiremos investigando, entrevistando a fuentes confiables, coordinando y mantendremos nuestro compromiso con la verificación de hechos, la cobertura de casos que nuestros lectores necesitan conocer. Lo podrá ver en nuestro sitio web, en las diferentes plataformas sociales y en los próximos newsletters. Cualquier consulta que tenga sobre nuestra cobertura, no dude en escribirnos a [email protected].

En otras partes del mundo otros medios han tomado la misma decisión. En EE.UU. los periódicos como The New York Times, Washington Post y los Ángeles Times asumen acciones similares, alentando a sus periodistas a trabajar desde casa o restringiendo viajes desde la semana pasada. Recientemente, la agencia de noticias Associated Press decidió cerrar de manera temporal su sede en Washington DC.

El avance de la enfermedad no debe generar pánico, pero tampoco ser tomado a la ligera. En el Perú, hasta las 4:00 p.m. del último 13 de marzo, de todas las muestras recogidas, el Ministerio de Salud (Minsa) confirmó 43 casos. En todo el mundo, se han reportado 138.937 casos, de estos más de 70 mil están completamente recuperados, otros 63 están en proceso de atención, registrándose 5 mil fallecidos.

A tres semanas de detectarse el primer caso de Covid-19 en Brasil, el pasado 26 de febrero, Sudamérica tenía más de 220 personas enfermas al cierre de edición. Esta cifra es mucho menor que los 15 mil infectados por el virus en Italia. Por ello, ayer la OMS declaró a Europa como el nuevo epicentro de la pandemia. 

Las acciones que asumamos ahora individualmente y como sociedad impactarán en el avance o el declive de la enfermedad. Seamos responsables. Es posible contener la pandemia. El último jueves China anunció el fin del pico de contagio del Covid-19. No es momento de egoísmos. La estrategia sanitaria no es solo para que nos protejamos nosotros, sino también para que protejamos a los más vulnerables. El Estado tiene su rol (la atención rápida y eficaz en los centros de salud y hospitales) y nosotros debemos asumir el nuestro. 

Noticias Relacionadas