Lambayeque: entorno político y familiar de César Acuña busca llegar al Parlamento

Dos candidatos son cercanos al entorno del líder de Alianza para el Progreso: su hermano Humberto Acuña, exgobernador de Lambayeque, citado por el Caso Lava Jato y condenado a tres años de cárcel por corrupción; así como Enrique Vásquez, hombre de confianza de Darío Acuña, quien recibió acciones de este último en una constructora en Chiclayo. Aspirantes al Congreso por Fuerza Popular y el APRA tienen procesos por corrupción y otros delitos.

PODER NORTEÑO. Humberto Acuña, hermano del fundador de Alianza para el Progreso, es la principal carta del partido en Lambayeque.

PODER NORTEÑO. Humberto Acuña, hermano del fundador de Alianza para el Progreso, es la principal carta del partido en Lambayeque.

Foto: Andina.

Chiclayo. Lambayeque, una de las mayores regiones agroexportadoras del Perú, fue duramente golpeada por el Fenómeno El Niño Costero de hace dos años, y al mismo tiempo por casos de corrupción en las altas esferas del poder municipal y regional, siendo emblemáticos los casos de ‘Los Limpios de la Corrupción’, mafia dirigida por el exalcalde de Chiclayo Roberto Torres en 2014, y los ‘Temerarios del Crimen’ que involucró a cinco integrantes del Congreso este año.

En esta coyuntura, casi un millón de electores de esta región acudirán a las urnas el 2020 para elegir a sus cinco representantes en el Congreso. OjoPúblico – luego de analizar el perfil de 98 candidatos para estos comicios – identifica a los candidatos más notorios, entre ellos dos del partido de César Acuña: su hermano Humberto Acuña, exgobernador de Lambayeque condenado por corrupción hace dos meses y citado por el Caso Lava Jato; y Enrique Vásquez, el hombre de confianza de otro de sus hermanos, Darío Acuña, a quien le llegó a donar sus acciones en una constructora en Chiclayo el 2016.

Otro partido político clave en Lambayeque y en el norte del país es Fuerza Popular, que en esta región tiene como su principal candidata a la exalcaldesa del distrito de Monsefú, Rita Elena Ayasta de Díaz. Como se recuerda, en las elecciones del 2016, el fujimorismo llegó a colocar a tres de los cinco congresistas por esta región, entre ellos: Héctor Becerril (cuyo hermano fue condenado a prisión por corrupción) y José Palma Mendoza, ambos vinculados al Caso ‘Temerarios del Crimen’.

 

Acuña: bajo sospecha por Caso Lava Jato

 

Uno de los postulantes con mayor peso político y económico del norte del Perú es el ingeniero Humberto Acuña (53), exgobernador de Lambayeque en dos períodos (2011-2014 y 2015-2018), así como hermano menor de César Acuña, excandidato presidencial, magnate de la educación y líder de Alianza para el Progreso (APP). En los últimos meses, el aspirante al Legislativo fue condenado a tres años de prisión por un caso de corrupción en Chiclayo e incluido como testigo en las pesquisas del Ministerio Público por el Caso Lava Jato.

Actualmente, el postulante –que tiene como sobrino a Richard Acuña, legislador disuelto del Congreso– es presidente de la Secretaría Nacional de Organización de APP, así como del directorio de la Autoridad Portuaria Regional de Lambayeque, y director general de la filial en Chiclayo de la Universidad César Vallejo. Entre 2001 y 2010, fue la máxima autoridad de la Universidad Señor de Sipán, también fundada por su hermano mayor.

Humberto Acuña y su hermano.

DINASTÍA. El candidato al Congreso Humberto Acuña, su hermano César Acuña y Enrique Vásquez Peralta, el otro postulante por el mismo partido.
Foto: Facebook del candidato.

El candidato de APP además está bajo sospecha en la investigación por corrupción de la constructora brasileña Odebrecht. En septiembre último, el Ministerio Público citó a declarar a Acuña en el contexto de las pesquisas que se vienen realizando para identificar a los funcionarios involucrados en la ejecución del proyecto Olmos (Lambayeque) que recibieron millonarios sobornos de la emblemática compañía del Caso Lava Jato. Acuña fue gobernador de dicha región entre 2011 y 2018.

Sin embargo, este no es el único antecedente que pesa sobre el candidato. En noviembre último, el Juzgado Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lambayeque condenó a Acuña a tres años de prisión suspendida por ser cómplice del delito de cohecho activo. Según el fallo judicial, el candidato por APP autorizó a su cuñado Elver Díaz Bravo a que entregue S/1,500 soles al suboficial Joel Ugaz Cubas para que ayude a Acuña en una denuncia interpuesta por Jackeline Medina Zelada, excandidata de APP en las elecciones municipales del 2014.

Entonces, Medina había planteado una denuncia por la falsificación de su firma mientras se presentaba como candidata a regidora por el distrito de Cayaltí (Lambayeque). Después de la condena, Acuña apeló el fallo ante una instancia superior.

Humberto Acuña fue condenado a tres años de prisión por el delito de cohecho activo

La hoja de vida que Acuña presentó al JNE también permite conocer que él ya tenía otra condena en su contra. Fue sentenciado a tres años de prisión suspendida por delito de falsa declaración en procedimiento administrativo debido a que en las elecciones del 2010 informó al organismo electoral que era poseedor de un título de maestría en Dirección de Empresas por la Universidad de Piura, cuando en realidad solo había cursado un seminario. Luego de su apelación, la Corte Suprema anuló el fallo y ordenó un nuevo juicio para Acuña.

El 2010, cuando postuló a la presidencia del Gobierno Regional de Lambayeque, Acuña declaró al JNE que era dueño de 20 inmuebles por S/ 2.8 millones y una camioneta de S/154 mil. Desde entonces, su patrimonio ha cambiado, según lo que reportó al ente electoral: este año dijo que obtuvo ingresos de fuentes públicas y privadas por S/191 mil y que es propietario de 24 inmuebles en Lambayeque, La Libertad, Cajamarca y Lima por S/1.8 millones, así como dos vehículos por S/ 238 mil y bienes muebles por S/ 196 mil.

Proyecto Olmos.

MEGAOBRA. El Ministerio Público investiga los sobornos entregados por Odebrecht a altos funcionarios del Gobierno Regional de Lambayeque. Humberto Acuña fue citado a declarar por este caso.
Foto: Andina.

En el pasado, según su declaración del 2014 ante el JNE, el exgobernador de Lambayeque dijo haber trabajado en las empresas Keint Construcciones SRL (1999-2001) y Siglo XXI SRL (2001-2002), vinculadas a su familia. La primera empresa fue creada en Chiclayo en 1991 por su hermano Darío Acuña, quien el 2016 donó sus acciones a Enrique Vásquez (también hoy candidato por APP en dicha región); mientras la segunda compañía fue fundada el 2000 por Eddie Martín Navarro Coloma y Junior Osías Santa Cruz Acuña, quienes un año después eligieron al mismo Darío Acuña como apoderado.

La compañía Siglo XXI SRL –en consorcio con Keint Construcciones SRL y otras empresas– ganó tres licitaciones públicas, entre abril del 2009 y julio del 2010, por más de S/ 8 millones. El último de los contratos obtenidos lo realizaron con el Gobierno Regional de Lambayeque para el asfaltado de una carretera en el distrito de Motupe en 2010, poco antes de que Humberto Acuña asumiera como titular de dicho cargo, por un monto de S/4,9 millones.

Precisamente, por esa obra, el Tribunal de Contrataciones del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE) sancionó a ambas empresas el 2010 con la inhabilitación de contratar obras públicas por 14 meses. Esto debido a que presentaron documentos falsos para la adjudicación del contrato. El 2012, la empresa Siglo XXI fue sancionada de nuevo con 24 meses de inhabilitación por presentar una firma falsa en la renovación de su inscripción en el Registro Nacional de Proveedores del OSCE.

OjoPúblico se comunicó con el candidato de APP de manera reiterada, pero este prefirió no responder nuestros mensajes.

 

Un hombre cercano a los hermanos Acuña

 

Otro candidato por Lambayeque es el administrador Enrique Vásquez Peralta, nacido en 1958 en Chota (Cajamarca), de donde también procede la familia de César Acuña. Dicho candidato, actual secretario de organización de Alianza para el Progreso, postula por el Nº 03 en la lista de dicho partido y además es conocido por su estrecha relación con los hermanos del dueño de la Universidad César Vallejo, tanto en el ámbito político como en el rubro empresarial.

Por ejemplo, en la gestión de Humberto Acuña como presidente del gobierno regional por APP, el candidato fue gerente regional de Educación de Lambayeque entre 2013 y 2014; y director de la Gestión Educativa Local (UGEL) el 2017, según su hoja de vida presentada al JNE. Además, fue gerente de Tránsito de la Municipalidad Provincial de Lambayeque el 2019 mientras el alcalde era Alexander Rodríguez, también de dicho partido.

Luis Vasquez

CÚPULA. El candidato Luis Vásquez (de pie y con el brazo en alto) es cercano de Dario Acuña. Además, laboró en la gestión de Humberto Acuña (a su costado) como gobernador. 
Foto: Humberto Acuña

Desde hace tres años, el candidato de Alianza para el Progreso es dueño de la ya mencionada Keint Construcciones SRL que fundó uno de los hermanos menores de César Acuña: Darío Acuña a inicios de los ‘90. La historia reciente de esta empresa se remonta al 2016, cuando Vásquez recibió como transferencia vía donación las acciones mayoritarias de manos de Darío Acuña, convirtiéndose inmediatamente después en su gerente general. La transacción quedó inscrita en los Registros Públicos, confirmó OjoPúblico.

Para entonces, la historia de Keint Construcciones (hoy bajo poder del candidato al Congreso) y de su fundador inicial, Darío Acuña, había sido bastante polémica respecto de contrataciones con el Estado. En primer lugar, porque la empresa había sido sancionada dos veces por la OSCE con medidas de inhabilitación temporal debido a que presentó firmas y documentos falsos en sus trámites. Por ello recibió un año de inhabilitación (en 2004) y 14 meses (en 2010), como se dijo anteriormente.

En segundo lugar, porque el mismo Darío Acuña (un año antes de donar sus acciones a Vásquez Peralta) incurrió en graves irregularidades al renovar la inscripción de Keint Construcciones en el Registro Nacional de Proveedores del Estado. Aquello provocó una investigación fiscal en su contra, que acabó en mayo pasado cuando el Poder Judicial lo condenó a un año de prisión suspendida por delito de falsa declaración jurada en proceso administrativo.

El contexto de la generosa donación de acciones de Darío Acuña al actual candidato al Parlamento ocurrió el 2016 cuando Keint Construcciones tenía impedimento de contratar con el Estado porque la ley prohíbe que los familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad de los congresistas y gobernadores contraten con el sector público mientras ejercen el cargo, y hasta 12 meses después de haberlo dejado. Los hermanos de Darío Acuña, Virgilio y Humberto, eran altos funcionarios públicos: congresista por Lambayeque (2011-2016) y gobernador de esa región (2011-2018), respectivamente.

Dario Acuña, hermano del líder de Alianza por el Progreso donó sus acciones en una constructora de Chiclayo al candidato Enrique Vásquez

A pesar de sus inhabilitaciones, Keint Construcciones fue una compañía de buena fortuna para Darío Acuña ya que llegó a ganar, en consorcio con otras empresas, nueve contratos con el Estado entre 2009 y 2013 por S/ 22,5 millones en obras realizadas en Cajamarca, Lambayeque, La Libertad y Áncash y ante las siguientes entidades: Provías Descentralizado, las municipalidades del Santa y Cajamarca y el Gobierno Regional de Lambayeque, entre otras.

Humberto y Darío Acuña.

FAMILIA. Humberto Acuña y Darío Acuña, de izquierda a derecha, estuvieron involucrados con la empresa Keint Construcciones que ahora se encuentra en poder del candidato al Congreso Enrique Vásquez.
Foto: Facebook del candidato

Después del traspaso de acciones al candidato por APP, Keint Construcciones también ha ganado contratos por S/2,1 millones con las municipalidades de Catache (Cajamarca), San Jacinto (Tumbes) y Santa Anita (Lima). Desde el 2016, además de tener a Vásquez como accionista mayoritario (incluso un año después mientras este trabaja en el Gobierno Regional de Lambayeque), la empresa también tiene como dueño minoritario a un exempleado de dicha institución en tiempos de Humberto Acuña y actual profesor de la Universidad César Vallejo en su filial de Piura: Gustavo Silva Cumpa.

OjoPúblico revisó la reciente hoja de vida presentada por Vásquez al JNE y halló que su patrimonio evolucionó al ritmo de sus labores como funcionario del Gobierno Regional de Lambayeque y luego de que Darío Acuña le donara sus acciones en Keint Construcciones. Por ejemplo, en su declaración jurada del 2012 ante Contraloría, el candidato de APP informó que poseía bienes por S/210 mil. Actualmente, Vásquez ha declarado un ingreso de S/ 54 mil de fuente pública, un auto de S/ 15 mil y cuatro inmuebles valorizados en S/675 mil.

Entrevistado para este reportaje sobre su relación con Darío Acuña (un personaje con múltiples antecedentes judiciales en Chiclayo) y la donación que este le hizo de sus acciones en Keint Construcciones, el candidato al Legislativo dijo que el regalo fue hecho como símbolo de su compañerismo a lo largo de las últimas décadas: “Yo tengo una amistad de años con Darío (Acuña), hemos sido compañeros de estudios en 1979 y 1980 (..) Él me transfiere sus acciones en base a esa amistad”.

El postulante además aceptó que conocía la prohibición que tenía Darío Acuña en sus contrataciones con el Estado debido a la incursión de sus hermanos en cargos públicos. “Si continuaba el señor Darío [Acuña, como accionista] había un impedimento legal para contratar con el Estado… [Entonces] yo le dije: ‘si voy a asumir es como Julio Vásquez’”.

 

Fuerza Popular APRA y Solidaridad Nacional

 

En la lista de candidatos por Lambayeque también aparece Rita Elena Ayasta de Díaz (66), ex alcaldesa del distrito chiclayano de Monsefú (2003-2006 y 2011-2014), quien postula con el Nº 2 por Fuerza Popular. En su última gestión en dicho cargo se inició la obra de mejoramiento del plan maestro de saneamiento, agua potable, desagüe y tratamiento de aguas residuales por S/ 48,8 millones. Sin embargo, el Ministerio de Vivienda, Construcción de Saneamiento resolvió el convenio con el municipio en el 2012 y la obra se retomó en la siguiente gestión municipal.

Actualmente, la exalcaldesa y candidata del fujimorismo es procesada en el Décimo Juzgado Unipersonal Especializado en Delitos de Corrupción por delito de concusión al haber pedido S/ 10 mil a una extrabajadora del mercado municipal de Monsefú para afrontar un proceso de revocatoria en su contra. El caso se encuentra en juicio oral y rumbo a la sentencia.

La candidata, licenciada en Trabajo Social por la Universidad San Martín de Porres, declaró el 2011 a la Contraloría ingresos de fuentes públicas por S/ 3,900; mientras que al final de ese mismo año sus ingresos de la misma fuente aumentaron a S/ 4,400. La misma evolución se notó en sus bienes, pues a inicios del 2011 reportó S/ 160 mil, y al término de ese mismo año se incrementaron a S/ 185 mil. En el rubro otros también hubo variación desde el inicio del 2011, cuando informó de S/ 31,750 y al acabar el año ascendió a S/ 117,500.

En su última hoja de vida presentada este año ante el JNE declaró ingresos anuales del sector público de S/ 12 mil y dos bienes inmuebles por el valor de S/39 mil. 

En la plancha del partido aprista destaca el candidato Juan Carlos Torres Padilla (50), quien fue condenado en primera instancia y segunda instancia a un año y ocho meses de prisión suspendida por delito contra la confianza y buena fe en los negocios en agravio del grifo El Chugurano EIRL. El pasado 28 de noviembre, la Corte Superior de Justicia de Lambayeque confirmó dicha condena y el pago de S/ 5 mil como reparación civil a favor de dicha empresa.

El candidato del APRA no declaró la condena en primera instancia porque el JNE solo exige informar sobre fallos confirmados en segunda instancia. Cuando se enteró de la confirmación de su sentencia ya había realizado su declaración ante el JNE. Sobre dicha condena, el candidato dijo a OjoPúblico que presentó una casación ante la Corte Suprema. “No me defendí en la primera sentencia, ni en la segunda. Ahora confío en que saldremos absueltos. No es un tema de corrupción”, indicó.

Torres Padilla, que nunca ha sido autoridad política, es gerente general de la empresa Proyectos y Consultorías Sostenibles S.A.C. La compañía ganó un solo contrato en 2015 para el alquiler de maquina cosechadora de arroz para la Estación Experimental Agraria Vista Florida, del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), por S/ 52 mil. Entre 2015 y 2017, la misma empresa tuvo otros 20 contratos públicos de menor cuantía por bienes y servicios, que representaron un total de S/44 mil.

El aprista no declaró bienes ante el JNE este año. Sobre esto, el candidato indicó que “no existen bienes [a su nombre] y los contratos [que hizo] son de servicios, todo está declarado, como accionista y mis sucesiones”. Finalmente, dijo que, de ser elegido congresista, tendría que renunciar a la gerencia de su compañía.

Otro de los candidatos es José Alejandro Ñiquen Sandoval (55 años), exalcalde del distrito de Ciudad Eten (2007-2010 y 2011-2014), quien postula por el partido Solidaridad Nacional. En su hoja de vida presentada al JNE en 2010, para las elecciones regionales y municipales, declaró ingresos del sector público por S/ 2,300, una casa de S/ 35 mil y una motocicleta de S/ 2,000. Pero su patrimonio aumentó luego de sus dos gestiones como alcalde, pues este año ante el JNE declaró ingresos del sector público por S/ 81 mil, dos inmuebles en Lambayeque valorizados en S/ 165 mil y una motocicleta de S/ 5,000.

Noticias Relacionadas