Edición Regional09 Jul 2019

Uno de los mayores productores de quinua en el Perú convive con la desnutrición

La región del altiplano concentra casi el 60% de la producción nacional de quinua, pero en Cabana (Puno), el distrito con más áreas sembradas, el boom exportador de este grano rico en proteínas no alcanza a los niños: cinco de cada 10 menores de tres años tiene anemia.
ORGÁNICA. Puno es productor líder en quinua orgánica, libre de pesticidas. Cada agricultor siembra unas tres hectáreas por temporada.
Foto: Coopain Cabana.

Puno. Hernán Luza Mestas ha terminado de abonar sus tierras en el distrito de Cabana, a 3.912 metros sobre el nivel del mar. Tiene todo listo para la temporada de siembra que iniciará en dos meses en esta parte del altiplano. Antes sembraba papa, cañihua y cebada, pero desde el 2008, año en que la quinua incrementó sus precios, él y otros 575 productores que trabajan en la Cooperativa Agroindustrial Cabana decidieron apostar por el grano andino. 

Hoy Cabana es el primer productor de quinua orgánica de San Román, la tercera provincia con mayor cosecha en Puno. Según el Ministerio de Agricultura (Minagri) la región puneña produce el 58% de todo el grano andino; unas 36 mil toneladas al año, es decir, unos 700 mil sacos de grano. Más lejos, le siguen Ayacucho con 21%, y Apurímac con 8%. Estas cifras han convertido al Perú en el primer productor y exportador de quinua en el mundo, puesto que mantiene desde hace cinco años.

Ojo-Publico.com visitó este distrito en las alturas de Puno y confirmó la importancia del cultivo como principal sustento económico para los agricultores de la cooperativa. Sus habitantes cambiaron las bicicletas por motos y sus hijos empezaron a estudiar en universidades e institutos.

CABANA. Según el último censo nacional, el 24% de los 4.843 pobladores de este distrito en Puno permanece en condición de pobreza extrema. 
Foto: Municipalidad distrital de Cabana. 

Sin embargo, el boom de la quinua aún no logra reducir la pobreza extrema en Cabana. Según el último censo nacional, el 24% de sus 4.843 pobladores vive en esta condición. Los beneficios de este grano de alto valor nutritivo, que aporta proteínas, ácidos grasos insaturados y minerales, tampoco han llegado a la mesa de estos hogares. Los datos del Ministerio de Salud (Minsa) revelan que cinco de cada 10 niños menores de tres años tienen anemia y tres de cada 10 padecen de desnutrición crónica. 

El exdecano del Colegio de Nutricionistas y docente de la Universidad Nacional del Altiplano, Arturo Zaira Churata, comenta que los agricultores de la zona consumen muy poco el producto porque prefieren comprar arroz y fideo. “Los proyectos estatales en torno a la quinua solo los educan para producir y exportar, nada sobre el autoconsumo, falta mayor conciencia”, señaló.

"Los agricultores de [Cabana, Puno] prefieren comprar arroz y fideo"

El presidente del proyecto Granos Andinos de la Dirección Regional Agraria de Puno, William Estaña Gonzales, dijo que presentarán una propuesta de ordenanza al Consejo Regional para mejorar el consumo de la quinua en los hogares. “Estamos sensibilizando a los productores para promover el autoconsumo, principalmente en los niños, ya que el 70% va al mercado internacional y solo el 30%, de menor calidad, se queda para ellos”, informó a este medio.

En la región altiplánica el consumo anual de quinua por habitante es de 4 kilos, mientras que en el resto del país solo es de 440 gramos, según el índice per cápita del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

 

 

 

Tensión por quinua española

Para los agricultores de Cabana, la exportación de quinua es fundamental para su economía. Por eso, Hernán Luza y sus compañeros no tomaron con agrado la noticia sobre la posible importación de dicho producto desde España. La Mesa de Trabajo del Producto Quinua, una instancia de mediación regional, presidida por Eusebio Chura Parisaca, emitió un comunicado rechazando la medida y ordenó suspender las celebraciones por el “Dia nacional de los granos andinos”, que fue el 30 de junio.

El inicio del descontento fue la Resolución Directoral 0006-2019-Minagri-Senasa-Dsv, publicada el pasado 12 de mayo por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), entidad que depende del Minagri. En este documento se incrementan los requisitos fitosanitarios para el ingreso de la quinua española, pero, debido a la oposición de los agricultores, la entidad suspendió su aplicación hasta noviembre próximo.

Mediante un comunicado, el Senasa aclaró que España tiene permiso para ingresar este producto desde 2014, lo único que ha cambiado son las exigencias para hacerlo. “Solo se puede traer quinua que no germina, que no sirve para siembra. Está semiprocesada y es solo para consumo (...) Esta quinua no ingresa para competir en el mercado nacional sino con fines de evaluación, para conocer las posibilidades de su comercio en forma de barras energéticas u otra presentación (...) Desde el 2014 ya se han recibido muestras de España, Bolivia e Italia con este fin”, indicaron.

Buscamos una entrevista con voceros del Senasa para profundizar en estas razones, pero no nos respondieron.

EXPORTACIÓN. Hernán Luza es miembro de la Cooperativa Agroindustrial Cabana. Él y otros 575 agricultores decidieron apostar por el cultivo de quinua y ahora lo exportan.
Foto: Ojo-Publico.com / Karin Chacón.

Esa misma explicación fue difundida a los agricultores apenas se aprobó la norma, pero no logró calmarlos. Eusebio Chura considera necesario que el Estado se comprometa a proteger y promover el grano andino.

“La quinua es producto bandera de la región y de la Nación, y debe ser protegida para salvaguardar su aspecto social, cultural, histórico y económico. La importación es una amenaza a nuestra economía. Su producción es la base de la seguridad y soberanía alimentaria del país”, añadió.

"La quinua es producto bandera de la región y debe ser protegida"

La semana pasada, el 28 de junio, más de 500 agricultores marcharon por las calles de Puno exigiendo, no la suspensión, sino la derogatoria de la medida. Hernán Luza y algunos representantes de la cooperativa también se sumaron a la protesta. Según la  Mesa de Trabajo del Producto Quinua, representantes de más de 10 cooperativas y 20 organizaciones de productores harán un seguimiento a este tema. 

Exportación a China

Aunque el mal tiempo, las granizadas y plagas han golpeado los cultivos, los agricultores de Cabana obtienen 950 kilos de grano por hectárea y lo venden a S/1.600 soles, es decir, a S/ 6.90 el kilo. Su producto se destina al mercado nacional e internacional, principalmente a Francia e Italia. 

Perú es el mayor proveedor mundial de este grano. Según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, el 2018 las exportaciones totales de quinua alcanzaron los US$125 millones y tuvieron como destino más de 16 países del mundo. El primer comprador es Estados Unidos, quien recibe el 36% de esta producción.

PROTESTA. El 28 de junio, unos 500 productores de Cabana y otras zonas altoandinas se dirigieron a la ciudad de Puno para protestar contra la importación de quinua desde España.
Foto: Ojo-Publico.com / Karin Chacón.

“Con la internacionalización de la quinua la economía familiar mejoró porque los productores incrementamos las hectáreas de siembra, pero se requiere de créditos de más fácil acceso, falta generar políticas agrarias desde el Estado”, añadió Luza.

A fines de junio, representantes de Perú y China firmaron un protocolo sanitario y acuerdo aduanero con Pekín que permitirá, por primera vez, llegar al mercado asiático y beneficiará a unos 20 mil productores, según informó el sector Agricultura. 

Para el coordinador general del Programa de Mejoramiento Genético de Quinua y Cultivos Andinos, de la Universidad Nacional del Altiplano Puno, Ángel Mujica Sánchez, este anuncio es una gran oportunidad para mejorar la producción nacional. “Esta medida es muy buena para los agricultores porque comprarán harina y hojuelas de quinua. Para ello hay que tecnificar la producción, transformación y comercialización de este grano”, dijo Mujica.

Autor: