Solapas principales

Nuevo plan de Castillo: economía mixta, Ministerio de Ciencia y Constitución con referéndum

Luego de varias idas y vueltas y a solo tres semanas de las elecciones, el candidato de Perú Libre, Pedro Castillo, presentó a parte de su equipo técnico y un plan para los primeros 100 días de un eventual gobierno. El documento de 17 páginas tiene diferencias en el aspecto económico respecto al ideario político presentado en campaña. Se detallan algunas medidas para enfrentar la pandemia.

CAMPAÑA. El candidato Pedro Castillo presentó a parte de su equipo técnico y difundió un documento con medidas urgentes para los 100 primeros días de un eventual gobierno.

CAMPAÑA. El candidato Pedro Castillo presentó a parte de su equipo técnico y difundió un documento con medidas urgentes para los 100 primeros días de un eventual gobierno.

Foto: Andina.

A solo tres semanas de la elección presidencial, y luego de varias idas y vueltas, Pedro Castillo, candidato del partido de izquierda Perú Libre, presentó su reciente plan para los primeros 100 días de gobierno si llegara a ganar las elecciones. El documento incluye propuestas que replantean aspectos del ideario marxista elaborado por el líder del partido, Vladimir Cerrón, y que se presentó al inscribir la candidatura de Castillo. 
 

Economía y Constitución

El nuevo documento, llamado “Perú al Bicentenario”, habla de una economía mixta en el mediano plazo, es decir, donde las empresas privadas y el mercado definen los recursos, pero el Estado tiene un mayor poder de fiscalización. Esto, a diferencia del ideario impulsado por Cerrón, que hablaba de economía popular de mercados, donde es el Estado el que regula las operaciones del mercado, apuesta por la producción interna e impulsa al Estado a crear empresa y competir con el sector privado.

En este sentido, el nuevo plan subraya que el Estado tendrá un importante rol regulador para evitar el abuso en las operaciones privadas. "Se regulará más activamente a los monopolios y oligopolios, y se fomentará a la empresa privada, se reconocerá a los empresarios nacionales que invierten en el Perú, pagan sus impuestos y respetan los derechos de los trabajadores y al medio ambiente. Serán nuestros aliados para sacar adelante al país", añade el texto.

Entre las medidas planteadas para reactivar la economía, la principal es impulsar la inversión en obras públicas, como la habilitación de caminos y canales de riego, hospitales, redes de saneamiento, colegios y otros, con el fin de promover el empleo en el sector construcción e industrias vinculadas. También menciona, “facilitar el acceso a créditos a los negocios más vulnerables, fomentar las compras públicas a Mypes, frenar la competencia desleal en la importación de productos textiles, calzado, lácteos y otros”.

El documento vuelve a mencionar la necesidad de "nacionalizar nuestras riquezas", pero esta vez menciona que ya no como una consecuencia inmediata a una fallida renegociación de los contratos con las industrias extractivas, como señalaba el ideario anterior, sino como un sistema para aumentar la recaudación y fijar nuevas reglas tributarias en este sector económico.

El nuevo plan de Castillo subraya que el Estado tendrá un importante rol regulador para evitar el abuso en las operaciones privadas.

Se plantea un nuevo impuesto a las sobreganancias mineras, que se acordará tras un "diálogo nacional descentralizado''; regalías en función a las ventas, y la renegociación de contratos de estabilidad tributaria con las grandes empresas. Y, a largo plazo, lograr el cobro de tributos a los grandes deudores y frenar la elusión y evasión fiscal.

El reciente plan de Perú Libre también considera el cambio de la Constitución pero, a diferencia del ideario, incluye dentro del proceso la convocatoria a un referéndum para que la población decida si quiere o no una nueva carta magna. "Nosotros seremos muy respetuosos de la voluntad del pueblo peruano", indica el documento. 

Aunque esta semana dijo que presentará formalmente a su equipo técnico, Pedro Castillo adelantó parte de sus nombres: Avelino Guillén, exfiscal que lideró el proceso penal por los delitos de corrupción y los asesinatos en Barrios Altos y La Cantuta contra Alberto Fujimori; el científico y físico nuclear Modesto Montoya; el excongresista que investigó a Odebrecht y el caso Lava Jato, Juan Pari; el excongresista y médico Hernando Cevallos, y la economista y excoordinadora de atención integral a la primera infancia en Minedu Celeste Rosas.

Las propuestas se resumen en torno a siete ejes: programa nacional libre de pandemia, relanzamiento del empleo y la econmía popular, inicio del proceso que denominan segunda reforma agraria, aporte justo en empresas con sobreganancias, construcción de una red nacional de gasoductos, el retorno a la educación presencial y la convocatoria a un referéndum constituyente.
 

Pandemia y sistema de salud

A diferencia del ideario inicial de Perú Libre, difundido semanas antes de que se conociera el primer caso de Covid-19 en el país, el reciente plan considera una serie de medidas para enfrentar la pandemia en los 100 primeros días del posible gobierno de Castillo.

Pedro Castillo confirmó que el médico y excongresista del Frente Amplio, Hernando Cevallos Flores (64) ha sido el coordinador de las propuestas del sector salud. Cevallos indicó a OjoPúblico que el plan se ha basado en “evidencia científica”, el trabajo con otros investigadores y que coincide con los intereses de la población. 

“Si la ciencia demuestra que la ivermectina no es eficaz, nosotros no podemos señalar que puede ser eficaz”, agregó. Este punto también se encuentra incluido en el plan difundido por Castillo. En el documento se indica que convocarán a científicos y técnicos del sector salud para que aporten en el desarrollo de un programa que busca combatir la pandemia con una estrategia comunitaria y hospitalaria.

Si la ciencia demuestra que la ivermectina no es eficaz, nosotros no la usaremos". 

El plan ha considerado en uno de sus puntos la instalación de “Casas Respira” para que cada distrito o centro poblado pueda llevar a pacientes que necesiten oxígeno y tratamientos especiales. Mientras quienes no requieran hospitalización recibirán tratamiento domiciliario a cargo del llamado ‘Equipo de Salud familia’, integrado por lo menos con tres personas. En una primera etapa se propone la incorporación de cinco mil equipos. 

Al ser consultado por el rechazo de Pedro Castillo a medidas como el confinamiento por la Covid-19, Cevallos explicó que se debían buscar “algunas cuarentenas muy focalizadas” porque tener un confinamiento total “no parece ser una solución eficaz en este momento”. El médico también señaló que en su momento esta estrategia debió ser aprovechada para “mejorar los sistemas sanitarios y de agua para la población para implementar la red primaria de atención”.  

El médico también planteó que en un gobierno de Castillo se apostará por el concepto de la salud como derecho, término que no se encuentra incluido en la Constitución del 93 que se debe cambiar según la postura de Perú Libre. “[La Constitución del 93] señala que el Estado debe promover la salud pública y privada pero no señala que el ciudadano peruano tiene derecho a la salud y que el Estado debe ser responsable de cautelar ese derecho”, señaló.

Para el excongresista, la propuesta de Castillo considera que el sector salud debe gestarse desde la atención médica primaria y preventiva. En febrero último, OjoPúblico informó que el 97% de centros de atención primaria del país contaban con infraestructura precaria y equipamiento obsoleto, inoperativo o insuficiente para desarrollar sus actividades. 

Entre las medidas más urgentes que tendrá el próximo gobierno se encuentra la estrategia sanitaria para enfrentar la pandemia así como la reforma del sistema de salud. Sobre el primer punto, Cevallos destacó las gestiones del gobierno del presidente de transición Francisco Sagasti, para adquirir vacunas, e indicó que no van a detener “lo bueno” en un eventual gobierno de Perú Libre. 

“Los compromisos para adquirir plantas de oxígeno o pruebas moleculares no los vamos a anular. No se trata de llegar para detener lo bueno. Si es positivo hay que respaldar y lo que no, lo vamos a cambiar. Hay muchas cosas que necesitamos cambiar”, señaló.

El médico y exlegislador del Frente Amplio por Piura -entre el 2016 y 2020-, conoció a Pedro Castillo cuando el hoy candidato presidencial lideraba la huelga magisterial en el 2017. En esa época, Cevallos intercedió para que Castillo ingresara al Congreso y luego de diferentes conversaciones se integró a la campaña para liderar el equipo de salud integrado por otros especialistas, cuyos nombres Cevallos prefiere no revelar por ahora.  

Hernando Cevallos, coordinador de las propuestas del sector salud de Perú Libre, indicó que el plan se ha basado en “evidencia científica”.

“Estamos conversando con distintos colegas que se alistan. Estamos en ese proceso. Yo todavía no me adelantaré [a dar los nombres] porque de pronto decidimos que el equipo que aparezca públicamente sea otro”, dijo a OjoPúblico.

En el marco de la pandemia, el plan también ha considerado que los escolares peruanos tengan un retorno "seguro y oportuno a las aulas". Para lograrlo se propone priorizar en la vacunación a los docentes y personal educativo, la entrega de equipos de protección, instalación de puntos de agua, garantizar la ventilación y distancia física, organizar la jornada en turno mañana y tarde así como más horas de educación al aire libre. 
 

Ciencia sin burocracia

El plan de Perú Libre no profundiza en las propuestas para impulsar la ciencia en el país, pero previo a la presentación de este documento, Pedro Castillo había señalado que el científico Modesto Montoya Zavaleta (72) se había sumado a su equipo. El físico nuclear dijo en una entrevista con OjoPúblico que comparte con Pedro Castillo el interés “de crear un Ministerio de Ciencia y Tecnología, a diferencia de lo que plantea la candidata Keiko Fujimori”. Esta propuesta se encuentra dentro del reciente plan de Perú Libre como parte de una política que atraviesa varios campos del enfoque científico. 

Según el experto, no se busca crear más burocracia sino que la nueva cartera fusione las instituciones de investigación científica del Estado “bajo una sola cabeza” para que la gestión no sea compleja y se puedan resolver los actuales problemas. “Por ejemplo, existen más de un centenar de fondos para financiar proyectos científicos. La desarticulación que existe ahora podría resolverse con un instituto adscrito al Ministerio de Ciencia y Tecnología”, señaló Montoya. 

El también expresidente de la Sociedad Peruana de Física aseguró que instituciones como el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) podrían verse fortalecidas con la propuesta del nuevo ministerio. “En este momento Concytec está al mismo nivel que los otros institutos. No tiene control, no es rector. Significa elevar al Concytec al Ministerio como nuevo gestor del sistema de ciencia y tecnología”, comentó.

Al ser consultado sobre la viabilidad y el proceso para implementar este nuevo ministerio, Montoya dijo que debía darse a través de un proyecto de ley presentado por el Ejecutivo y con la aprobación posterior del Congreso. “Para que cada sector se libere de su instituto, depende del gobierno y que los ministros se pongan de acuerdo. Este ministerio estaría al servicio de todos”, agregó. 

Entre sus actividades como divulgador científico, Montoya Zavaleta también fundó en 1993 el Encuentro Científico Internacional; un espacio denominado Encuentro Científico Internacional, que durante la campaña presidencial difundió los debates y conversatorios sobre ciencia y salud en los que participaban los candidatos.
 

Noticias Relacionadas