Heladas y friaje golpean a comunidades altoandinas en medio de la pandemia

Con la estrategia sanitaria concentrada en frenar el avance del Sars-CoV-2, las regiones del sur han descuidado los planes y la inversión pública destinada a la prevención de infecciones respiratorias agudas (IRAS) y neumonías típicas durante las bajas temperaturas de estos meses. Médicos de Cusco y Puno alertan ausencia de protocolo de atención y tratamiento para diferenciar pacientes Covid-19 de otros con infecciones típicas de la temporada.

DOBLE RIESGO. Este año han muerto más personas por neumonías típicas que por Covid-19 en Cusco.

DOBLE RIESGO. Este año han muerto más personas por neumonías típicas que por Covid-19 en Cusco.

FOTO: Diego Ramos

Por: Alba Rivas (Apurímac), Gustavo Callapiña (Arequipa), Clarys Cárdenas (Cusco) y Karin Chacón (Puno)

 

Si Demetrio Gonzáles Aguirre, su esposa o algún miembro de la comunidad campesina de Llanca, en las alturas de Arequipa, se enfermara, tendrían que viajar en ómnibus durante dos horas para atenderse en el centro de salud más cercano, ubicado en la ciudad de Caylloma. Entre junio y julio, con la llegada del friaje y las heladas en las zonas altoandinas del país, los riesgos de contraer una infección respiratoria se incrementan, sobre todo en niños y adultos mayores.   

El año pasado, durante este tiempo, las regiones del sur ya habían comenzado la campaña de vacunación para prevenir la complicación de enfermedades respiratorias. Pero ahora, con las medidas sanitarias concentradas en contener la pandemia, la atención en la prevención de estas infecciones se han retrasado o postergado.

Según las estadísticas del Ministerio de Salud, del 2015 al 2018 Cusco y Puno fueron las regiones con más fallecidos por neumonía en el sur peruano. Sin embargo, solo el 2019 Arequipa fue la región que reportó más decesos: 235, mientras que Cusco registró 106 y Puno 48. Del total de fallecidos, la mayoría fueron niños menores de 5 años y adultos mayores.

Médicos alertan sobre falta de protocolo de atención para diferenciar pacientes con neumonía u otras infecciones respiratorias típicas de Covid-19.  

El Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred) informó que este año 64.247 personas de las regiones de Cusco, Puno y Arequipa se encuentran en riesgo muy alto ante la temporada de bajas temperaturas que, según el  Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), descenderá hasta los -18°C en las zonas más altas de los andes peruanos.

El último 11 de junio, mediante un decreto supremo se aprobó el “Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2019-2021 actualizado al 2020”. La norma establece que las entidades públicas deberán prever acciones para resguardar la seguridad sanitaria en la entrega de ayuda humanitaria, debido al actual contexto de la pandemia. 

De las infecciones respiratorias, la más aguda es la neumonía, que ocasiona el mayor número de muertes en niños menores de 5 años y adultos mayores. “La bacteria que la provoca se puede prevenir con vacunación”, recuerda el neumólogo de EsSalud, Fernando Rodríguez Chiarase. Otros insumos necesarios para el tratamiento son los equipos de nebulización y aerocámaras. 

Friaje_Cusco

VULNERABLES. Las comunidades más altas de los Andes peruanos están más expuestas a contraer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía. 
Foto: OjoPúblico/Álvaro Franco

 

Aunque la llegada del friaje y las nevadas es recurrente en el sur peruano, OjoPúblico conoció que las regiones de Cusco y Apurímac han demorado en aprobar sus planes de intervención. En Cusco, donde el año pasado 106 personas murieron a causa de la neumonía, recién este mes se aprobó este documento. 

Al respecto, la defensora del Pueblo de Cusco, Rosa Santa Cruz Córdova, informó que están elaborando un plan de supervisión para conocer cómo los gobiernos locales, al gobierno regional y la Dirección Regional de Salud están implementado las estrategias de prevención.

Por su parte, el presidente de la Federación Médica en Cusco, Manuel Montoya Lizárraga, dijo que más que el Covid-19 lo que le preocupa es la mortalidad por influenza o neumonía. "El tema ahora es cómo nosotros (los médicos) vamos a afrontar las enfermedades regulares que se van a dar en este tiempo de friaje”, explicó. Cusco es una de las regiones con menos número de casos Covid-19.

Este año han muerto más personas por neumonías típicas que por Covid-19 en Cusco, según las autoridades locales. 

Montoya Lizarraga, que también es médico del Hospital Regional de Cusco, cuestionó que los planes locales no sean claros. “No hay ninguna estrategia para este problema. Siempre cuando ya estamos muy avanzados (de casos) recién comienzan a hacer las colectas (de ropa y medicamentos para la población vulnerable)”, comentó. El médico alertó además un hecho aún más preocupante: la ausencia de un protocolo para diferenciar el tratamiento y atención a pacientes con neumonía típicas u otras infecciones respiratorias de los pacientes Covid-19.

En Puno, el exdirector ejecutivo de Epidemiología de la Diresa Puno, Percy Casaperalta Calcina, informó la misma situación. "En los establecimientos de salud hay confusión para diferenciar las IRAS del Covid-19 debido a que tienen casi los mismos síntomas".

Covid-19 y otras infecciones 

La Dirección Regional de Salud de Cusco informó que desde inicios de este año hasta el 18 de junio se han registrado 929 casos de neumonías típicas y 49 fallecidos. Desde el primer caso detectado en esta región a la fecha 21 personas han fallecido oficialmente por Covid-19.

  

Cusco_Covid

A DESTIEMPO. Regiones como Cusco y Apurímac elaboraron sus planes estratégicos para enfrentar el friaje ya cuando la temporada había comenzado. 
Foto: OjoPúblico/Álvaro Franco

 

Las provincias donde más personas mueren por infecciones respiratorias no Covid1-9 son Chumbivilcas, Quispicanchis y La Convención. Según los especialistas, hay factores clave que agravan estas enfermedades: la altitud de la localidad, el estado nutricional de la población vulnerable (niños y adultos mayores), el acceso a la salud y a los servicios básicos. 

Según el Censo de 2017, en la provincia de Chumbivilcas (donde más muertes por neumonía se han presentado los últimos años), el 38% de la población no tiene agua potable en su domicilio, utilizan una pileta pública, agua de pozo o no tienen ninguna fuente de agua cercana. En La Convención, el 41% de las viviendas carece de dicho servicio, mientras que en Quispicanchi es el 21%. 

La región Apurímac tampoco ha diseñado un plan para enfrentar las heladas y friaje de este año. El director regional de Defensa Nacional y Defensa Civil, Julio Dueñas, dijo a OjoPúblico que la región todavía no les ha entregado la información requerida para la elaboración del Plan de Contingencia ante las bajas temperaturas. “Hemos avanzado en un 95%, pero estamos esperando información más específica, particularmente del sector salud”, dijo.  

Por su parte, el decano del Colegio de Médicos de Apurímac, José Romero Donayre, reconoció que el año pasado, en estas fechas, ya se estaba ejecutando el plan para el friaje, que incluyen mensajes educativos para las familias en quechua y castellano. El director de epidemiología de la Diresa Apurímac, Moisés Huaraca Aedo, dijo a OjoPúblico que el plan que elaboraron este año para enfrentar el friaje no ha sido adecuado al contexto de la pandemia, lo cual le parece un error.

 

Débil respuesta

 

Según el Cenepred, en la región de Cusco existen 6.826 centros poblados, de los cuales el 23% tiene un riesgo alto y el 30% muy alto de ser afectados durante la actual época del friaje y heladas. En ese sentido, una de las recomendaciones es reforzar el primer nivel de atención primaria, pues los casos de IRAS se presentan mayoritariamente en zonas por encima de los 3.500 m.s.n.m. 

Arequipa_Covid

EN EMERGENCIA. Hace dos semanas colapsó el hospital Honorio Delgado de Arequipa debido al incremento de casos de Covid-19, y es una preocupación para las autoridades de salud. 
Foto: Diego Ramos

 

Sin embargo, la atención para consultas externas se ha reducido por el contexto de la pandemia. ‘’La atención de consultas externas se ha limitado y solo hay atenciones para urgencias y emergencias’’, señaló la Diresa del Cusco en su reporte de bajas temperaturas del último 21 de mayo.  

Otra de las limitaciones en la atención de pacientes con IRAS es que los hospitales de la ciudad están enfocados en pacientes con Covid-19, y carecen de personal. El director regional de Salud de Cusco, admitió a OjoPúblico que en los hospitales de la región el 35% del personal médico se encuentra con licencia; mientras que en los centros de segundo nivel, ubicados en las capitales de provincia, hay la ausencia del 25% de los profesionales, por licencias de trabajo, alguna morbilidad o por contagios.

En las comunidades altoandinas muy pocas personas acuden a los centros de salud por miedo.

Una situación similar se registra en Apurímac. Según la dirección regional de Epidemiología, hay 97 profesionales de la salud contagiados de Covid-19, y 10 de ellos son médicos, lo que disminuye la capacidad de respuesta en la atención de pacientes con otras enfermedades. Por su parte, el decano del Colegio Médico de Apurímac, José Romero, precisó que los centros de salud de esta región no están equipados para atender a pacientes . “Nos faltan medicamentos, insumos, oxígeno en todos los establecimientos, nebulizadores”, comentó. 

A los médicos de Arequipa (la región del sur con más casos Covid-19 y en ascenso) les preocupa la disponibilidad de camas para atender pacientes graves con otras enfermedades. Cristian Nova, director del hospital Goyeneche, dijo a OjoPúblico que para atender a un paciente grave con IRA o neumonía se requiere una cama hospitalaria, oxígeno y antibióticos. “Tenemos 278 camas de hospitalización para diferentes áreas, pero debido a la alta demanda todas están ocupadas”, dijo.

También hay deficiencias en los 245 centros de salud del primer nivel de atención de toda la región, pues no se han reactivado los centros de vacunación. Además, el 20% de los profesionales de la salud ha dejado de laborar por su condición de vulnerabilidad (mayores de 65 años y con enfermedades previas).

Friaje_Arequipa

PREVENCIÓN. Debido a la llegada del friaje y las heladas, en los hospitales de Arequipa se realizan campañas informativas para orientar a la población en esta difícil época. 
Foto: Gobierno Regional de Arequipa

 

Una de las acciones centrales para evitar muertes por IRAS y neumonía es la vacunación temprana. Sin embargo, las medidas restrictivas para frenar el avance del Covid-19 afectaron estas campañas. En Arequipa las autoridades de salud informaron que esta se realizará con visitas a domicilio y también en los centros de salud, pero previa coordinación para evitar las aglomeraciones. 

Al respecto, el presidente del Frente de Defensa de los Recursos Naturales de la Zona Sur de Puno, Edgar Chura Quispe reconoció a OjoPúblico que en las zonas altoandinas de Puno "no hay en este momento personal suficiente para atender las infecciones respiratorias y neumonías".

En Cusco, aunque las campañas de vacunación comenzaron hace unas semanas, el presidente de la Federación Unificada de Campesinos de Espinar (Fucae), Cosme Cáceres Quispe, dijo que no están llegando a las comunidades más alejadas. “Durante la cuarentena las postas no han abierto, y en las comunidades las personas buscan remedios naturales porque muy pocos están recurriendo a los centros de salud por miedo", explicó el líder campesino.

 

Baja ejecución del presupuesto

 

Las regiones cuentan con un presupuesto destinado a la atención de emergencias y desastres, que incluye las acciones para mitigar los efectos adversos del friaje y las nevadas. En el caso del Gobierno Regional de Cusco, cuenta con S/ 19.9 millones para este rubro, sin embargo, hasta la fecha solo ha gastado el 24%; mientras que la Dirección Regional de Salud ha ejecutado el 39% de S/ 352.261. 

Consultados sobre esta baja ejecución, el gerente regional de Planeamiento, Presupuesto y Acondicionamiento del Gobierno Regional del Cusco, Richard Atausinchi Laurel, dijo que la cuarentena afectó sus procesos de trabajo. “Ahorita deberíamos estar por lo menos al 40 o 50%, sin embargo por la pandemia no ha habido mayor actividad y no se ha podido realizar el gasto como debería ser”, explicó. 

Añadió que retomarán los proyectos para afrontar el friaje desde el 1 de julio, luego del levantamiento de la cuarentena. En Cusco, la ejecución presupuestal más baja de este pliego es del hospital de Espinar, donde solo se ha gastado el 0.2% de S/ 46 mil destinados a la atención de emergencias por desastres. Atausinchi dijo que gran parte de este dinero servirá para contratar personal CAS.  

Cusco_Covid

MAYOR INVERSIÓN. En esta difícil época la población demanda mayor ejecución de gasto por parte de los gobiernos regionales del sur, que han ejecutado poco presupuesto. 
Foto: OjoPúblico/ Álvaro Franco

 

En el caso de Apurímac funcionan dos unidades ejecutoras de salud. Una de ellas es la Dirección Regional de Salud, que solo ha gastado 34% de S/ 367 mil; mientras que la Dirección de Salud Apurímac II (DISA Chanka) no ha gastado ni un sol de su presupuesto de S/ 112 mil. Al respecto, el gerente regional de Planeamiento, Presupuesto y Acondicionamiento Territorial, Eduardo Guía Alcarraz, explicó a OjoPúblico que la nula ejecución se debe a problemas y cambios del personal administrativo, “prácticamente esta unidad ejecutora ha estado paralizada, no solamente en este recurso, sino también en otros recursos que tiene”, reconoció. 

Agregó que se le ha dado un plazo de 10 días al nuevo director -quien asumió funciones en la primera semana de junio- para “acelerar los procedimientos administrativos y operativizar los recursos”. Según sus cálculos, estas acciones deberían comenzar el 20 de junio.  

Cusco y Arequipa solo han gastado el 24% y 30% de su presupuesto, respectivamente para la prevención de friaje y heladas.

Por su parte, el Gobierno Regional de Arequipa, apenas ha gastado el 30% de 3.6 millones destinado a dicha categoría presupuestal que incluye atención del friaje y nevadas; mientras que la Gerencia Regional de Salud ejecutó el 20% de S/ 416 mil de ese presupuesto. 

Al respecto, Eduardo Cayllahua, parte del equipo técnico de la gerencia regional de Salud de Arequipa, dijo a OjoPúblico que han destinado S/. 75.497 de ese presupuesto para comprar insumos para las campañas de vacunación, promoción de las prácticas saludables frente a las bajas temperaturas en los distritos y la difusión en medios de comunicación. Sin embargo, dijeron que ese dinero está sujeto a  modificaciones debido a la demanda que pueda generar la pandemia del coronavirus.

En el caso de la región de Puno, el gobierno regional ha ejecutado apenas el 7% de S/ 9.4 millones destinados a la atención de emergencias y desastres, como la temporada de friaje y heladas. En el caso de las redes de salud de San Román han gastado el 17% de S/ 151.656 exclusivos para atención de emergencias y desastres. 

Al respecto, el gerente de Planeamiento, Presupuesto y Acondicionamiento Territorial del Gobierno Regional de Puno, Abraham Arizapana Paredes, dijo a OjoPúblico que la baja ejecución presupuestal responde a la pandemia. Aseguró, asimismo, que este mes la ejecución presupuestal subirá porque entregarán ayuda humanitaria por las heladas y el friaje, para lo cual han destinado un presupuesto de S/ 1 millón 200 mil.

Noticias Relacionadas