Roban otro documento del libertador José de San Martín que estaba en el Archivo General de la Nación

Es un nombramiento militar firmado poco después de la Independencia. Era una de las piezas que se guardaban en la sede del AGN en el Palacio de Justicia. Pérdida fue notificada en octubre del 2019.

JOYA. Nueva pérdida de un documento firmado en 1821 por el Libertador San Martín.

JOYA. Nueva pérdida de un documento firmado en 1821 por el Libertador San Martín.

CAPTURA: Alerta del Ministerio de Cultura.

Un nuevo documento histórico del libertador José de San Martín ha sido reportado como desaparecido del Archivo General de la Nación (AGN), en un episodio que reactiva las alertas sobre la seguridad del segundo repositorio de patrimonio documental del país y mientras el Gobierno intenta mostrar avances en los preparativos para las celebraciones del Bicentenario. Esta vez se trata de un nombramiento militar emitido apenas seis meses después de la declaración de Independencia del Perú. 

El documento, fechado el 18 de enero de 1822, lleva la firma de San Martín en su calidad de “Protector de la Libertad del Perú” y luce los sellos de tinta del Ministerio de Hacienda y Comercio. El beneficiario era un oficial llamado Pedro Palomares, quien en mérito a sus acciones recibió el grado de Teniente de Milicias de Chancay.

La pieza documental estaba catalogada con las siglas "O.L.", correspondientes a la serie Documentos Oficiales (Official Letters), y tenía el número 58-7. Pertenecía a los fondos que se resguardan en la sede del AGN ubicada en el Palacio de Justicia. 

 

detalles
DETALLES. Fima del Libertador, sellos oficiales y marcas archivísticas que evidencian el origen del documento.
CAPTURA: Mincul.

 

"Por las características diplomáticas externas: desde la fórmula protocolar, hasta la autentificación del documento señalado por el Gran Sello del Estado libre, la firma del libertador, y el refrendo, no cabe duda de que se trata de un documento auténtico y de excepcional valor en la historia del Perú, en especial ad portas de la conmemoración del Bicentenario", indicó el historiador Carlos Villlanueva a una consulta de OjoPúblico.

Esta nueva pérdida fue reportada oficialmente el pasado 2 de octubre del 2019 por el AGN al Ministerio de Cultura, cuya Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural emitió al día siguiente una alerta de robo, procedimiento indispensable para iniciar su búsqueda a nivel nacional e internacional. En la alerta se indica que ya hay una denuncia en proceso.

El AGN respondió a una consulta de OjoPúblico sobre este caso con un comunicado en que señaló que el documento estuvo en sus repositorios al menos hasta el 3 de septiembre del 2018, de acuerdo a un reporte interno de su Archivo Republicano.

"Se maneja la hipótesis de que entre septiembre del 2018 y marzo del 2019 ocurrió la sustracción. Actualmente, la PNP vienen recibiendo el testimonio de los servidores del AGN, materia de investigación, como parte de las pesquisas correspondientes", señala el comunicado de la institución dirigida por la bibliotecóloga Gabriela Rengifo.

Se trata del segundo robo reconocido oficialmente de un documento firmado por el libertador, tras la desaparición de una carta de manumisión otorgada por San Martín a una esclava que había prestado servicios meritorios al Ejército patriota, según reveló OjoPúblico en noviembre del 2018. 

El caso evidencia la vulnerabilidad de documentos oficiales, legajos notariales y otros fondos valiosos por del AGN, a pesar de que en julio del 2019 su actual gestión dispuso la implementación de un sistema de citas con el objetivo de “extremar las medidas de seguridad y fortalecer el resguardo del patrimonio documental y archivístico”.

 

AGN
REPOSITORIOS. La jefa institucional del AGN, Graciela Rengifo, en visita a Ezio Neyra, nuevo jefe institucional de la Biblioteca Nacional, otro repositorio expuesto a robos en años recientes.
Foto: AGN.

 

Más joyas perdidas


En vísperas del Bicentenario de la Independencia, las evidencias del tráfico internacional de documentos históricos peruanos se han incrementado, entre piezas perdidas recientemente y otras que han reaparecido tras varios años de haber sido extraídas de manera ilegal de los repositorios del país.

A inicios de enero del 2020, por ejemplo, el Ministerio de Cultura emitió una alerta de robo de un oficio firmado por el prócer Antonio José de Sucre en su condición de comandante de la División del Sur del Ejército Libertador en Guayaquil, dirigido al ministro del Perú Bernardo Monteagudo. La comunicación oficial, fechada el 14 de diciembre de 1821, daba cuenta del envío de un oficial en comisión a Piura. Según la alerta del Mincul, esta pieza fue sustraída en algún momento posterior a 1947.

El AGN indicó a OjoPúblico que el documento fue detectado al salir a la venta en un sitio Internet, desde México, en junio del 2019, aunque ya se tenía noticia interna de su desaparición desde el inventario realizado en el 2012.

 

sucre
OFICIO. Documento dirigido por Sucre, futuro vencedor de Ayacucho, al ministro Monteagudo.
CAPTURA: Mincul.

 

Del mismo modo, en noviembre del 2019 se reportó la pérdida de dos folios manuscritos correspondientes a una Real Cédula suscrita por el Rey de España Fernando VI, dada en San Lorenzo (Madrid), el 10 de octubre de 1756. "El Rey se dirige al Virrey Conde de Superunda, aprobando su determinación relativa a que don Pedro de Elcano y don Santos Anton Mathey pagasen sin limitación alguna todos los derechos de la carga de dos registros con que fueron al Callao", indica la descripción. 

Los documentos forman parte de un conjunto de Reales Cédulas cuya desaparición fue denunciada ante a Policía Nacional a principios del 2019, según el comunicado del AGN.

 

 

tomasa
VENTA ILÍCITA. Varios documentos han sido reportados tras detectarse su venta en Internet.
CAPTURA: Mincul.

A fines de enero del 2020, la Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura emitió una alerta tras detectarse la venta en Internet de dos folios de la colección Superior Gobierno, de 1764.

La descripción del inventario indica el propósito del documento: "Josefa Tomasa de Carasa y Musquis, vecina de Arequipa, contra el depositario general de ese lugar, Domingo Berandes, sobre rendición de cuentas de los productos y arriendos de una chacra que obtuvo por una transacción con el Conde de San Isidro. Ante Manuel Amat y Junient, virrey del Perú". Los documentos pertenecían a los fondos que se guardan en la sede de la Casa de Correos y Telégrafo de Lima, y se perdieron presuntamente entre 1998 y 2010.

El Archivo General de la Nación custodia 30 mil metros lineales de documentos y en los últimos años ha estado expuesto a la atención pública tras frecuentes denuncias sobre la pérdida de piezas valiosas, desde protocolos notariales hasta documentos de gobierno y papeles relacionados a los principales hérores nacionales o próceres de la Independencia. 

La institución señala que ha implementado una serie de medidas, como el reforzamiento de los sistemas de videovigilancia, contratación de agentes especializados en seguridad, y el control de los usuarios mediante un sistema de citas para investigadores por Internet. También indica que se han dado directivas de seguridad interna y capacitación de reconocimiento de Patrimonio Documental Archivístico al personal en el aeropuerto, aduanas, Sunat, PNP, Fiscalía, entre otras entidades.

 

*Con el aporte de Gianella Tapullima.
 

Noticias Relacionadas