ojo biónico 21 Agosto, 2021 21 / 08 / 2021
Falso_vacunas_ob
ojo Falso

Por Gianella Tapullima

Verificación a mensaje que circula en Telegram

Es falso que estudio recomienda no vacunar contra la Covid-19 a los adolescentes varones por riesgo cardíaco

Fecha de detección: 19 de agosto del 2021
ojo Falso

Por Gianella Tapullima

En medio de la vacunación contra la Covid-19 en el país, un mensaje viral que circula en redes sociales asegura que un grupo de cardiólogos estadounidenses ha recomendado no vacunar a los adolescentes varones con las dosis de Pfizer debido a un supuesto riesgo de miocarditis. Sin embargo, tras revisar reportes científicos y consultar con especialistas sobre el tema, OjoPúblico concluye que esta versión es falsa. 

La información apócrifa que figura en grupos de la red social Telegram ha sido vista más de 20 mil veces, hasta el cierre de esta verificación. 

 


En principio, la miocarditis es una inflamación del músculo cardíaco y el sistema eléctrico del corazón, lo cual reduce su capacidad de bombear y producir ritmos cardíacos rápidos o anormales, como las arritmias. 

Ahora bien, en el mensaje se adjunta una publicación que lleva el siguiente título: Cardiólogos recomiendan no vacunar adolescentes varones con Pfizer por alto riesgo de miocarditis. No obstante, al revisar el texto completo de la publicación, ningún especialista desaconseja la aplicación de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19.  

En la nota se cita un estudio real titulado Asociación de miocarditis con la vacuna Covid-19 de ARN mensajero BNT162b2 en una serie de casos de niños, publicado en la revista científica Jama Cardiology a inicios de agosto del 2021. En este reporte se indica que los investigadores estadounidenses analizaron los casos de 15 personas de 19 años que fueron hospitalizadas en el Departamento de Cardiología del Boston Children's Hospital, después de aplicarse la vacuna de Pfizer-BioNTech.  

La mayoría de pacientes eran varones y presentaron estos cuadros dentro de los 30 días de la vacunación. Hubo una mayor frecuencia de casos después de la segunda dosis. Ninguno falleció.

Ahora bien, los autores del reporte en ningún momento recomiendan dejar de vacunar a los adolescentes con las dosis de Pfizer. Por el contrario, concluyen que aún se desconocen los riesgos a largo plazo asociados con la miocarditis posvacunación. 

“Se necesitan estudios más grandes con un seguimiento más prolongado para informar las recomendaciones para la vacunación Covid-19 en esta población”, indica el informe. 

Según los expertos, los beneficios de la vacuna probablemente superen los posibles riesgos en niños y adolescentes. 

Con base en el Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) de los Estados Unidos, los expertos indican que, si se comparan los efectos de la vacunación en  la población de hombres de 12 a 29 años, la posibilidad de que ocurran entre 39 a 47 casos de miocarditis contrasta con la posibilidad de prevenir 11.000 casos de Covid-19, 560 hospitalizaciones, 138 ingresos a unidades de cuidados intensivos y 6 muertes.

En esa línea, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la autoridad científica y de salud del Gobierno de EE. UU., indican que estos casos son raros, dado los cientos de millones de dosis administradas. Además, los pacientes vinculados a la miocarditis han retomado sus actividades diarias normales después de que superan esos síntomas. Y si desean volver a practicar ejercicios o deportes deben hablar con su médico, de acuerdo a su reporte de finales de junio del 2021.

Los CDC recomiendan vacunar contra la Covid-19 a todas las personas mayores de 12 años, pese a la posibilidad de que ocurran algunos cuadros de miocarditis luego de la inmunización. Esto debido a los riesgos que conlleva el nuevo coronavirus, como complicaciones graves, problemas de salud a largo plazo, hospitalización y muerte. 

De todos modos, se encuentran monitoreando la seguridad de las vacunas con el fin de detectar cualquier problema tras la inmunización.

El último 30 de julio, el Departamento de Salud del Gobierno australiano publicó un reporte de orientación sobre miocarditis luego de la aplicación de las vacunas de ARNm Covid-19. Según el documento, el Grupo Asesor Técnico Australiano sobre Inmunización (ATAGI) y la Sociedad Cardíaca de Australia y Nueva Zelanda (CSANZ) continúan recomendando el uso de la vacuna Cominarty -nombre de la vacuna de Pfizer- para todas las personas mayores de 16 años que no tienen contraindicaciones. 

También se aconseja su aplicación para las personas de 12 a 15 años con factores de riesgo. 

ATAGI y CSANZ coinciden en que los beneficios de la vacunación para proteger los cuadros graves, así como para reducir la propagación de la Covid-19 en la comunidad, superan “con creces el riesgo poco común de miocarditis después de la vacunación”. 

De otro lado, en junio del 2021, el subcomité de Covid-19 del Comité Asesor Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS, por sus siglás en inglés), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), revisó los informes iniciales de miocarditis vinculadas a las vacunas de ARN mensajero, proporcionados por las autoridades sanitarias de los EE. UU. y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Bajo ese sustento, el subcomité ratificó que esos casos son poco frecuentes. Por ejemplo, detallan que según el Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) de los EE. UU, hubo aproximadamente 40.6 casos de miocarditis por millón de segundas dosis en hombres y 4.2 casos por millón en mujeres, de 12 a 29 años de edad que recibieron las vacunas de ARN mensajero.

“Los datos disponibles sugieren que el curso inmediato de la miocarditis después de la vacunación es generalmente leve y responde al tratamiento conservador (por ejemplo, reposo, tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos, etc). El seguimiento es continuo para determinar los resultados a largo plazo”, precisó el subcomité de la OMS.

Consultado para esta verificación, William Cornejo, biólogo e inmunólogo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, explicó a OjoPúblico que los efectos adversos de la vacuna de Pfizer, no son generalizados. Y por eso no existe indicación de alguna autoridad científica o de salud de que los adolescentes no deben vacunarse. 

Cornejo señaló que, si luego de la vacunación surgen molestias moderadas, es necesario comunicarlo a un médico o centro de salud. “Debe estudiarse. También puede que no tenga que ver con la vacuna”, apuntó.  

El cardiólogo Gustavo Miranda, del hospital Edgardo Rebagliati Martins, dijo a OjoPúblico que, hasta el momento, la evidencia científica señala que los riesgos de no vacunarse son más altos que los escasos riesgos de cualquier tipo de vacuna. “Es recomendable que las personas se vacunen con las dosis disponibles”, finalizó.  

En función a lo expuesto, OjoPúblico concluye que es falsa la versión de que un estudio científico recomienda no vacunar a los adolescentes contra la Covid-19 porque puede causarles un alto riesgo de miocarditis.