ojo biónico 16 Diciembre, 2020 16 / 12 / 2020
ojo Falso

Por Gianella Tapullima

Manolo Fernández, gerente del Laboratorio Farvet.

“Todas las personas que han tenido Covid-19, ya no necesitan ponerse la vacuna”.

Fecha de declaración: 8 de diciembre del 2020
ojo Falso

Por Gianella Tapullima

Durante una entrevista, Manolo Fernández, gerente del laboratorio Farvet, encargado del desarrollo de la vacuna peruana contra la Covid-19, se pronunció sobre las condiciones de la aplicación de este recurso y, como parte de sus argumentos, afirmó lo siguiente: “Todas las personas que han tenido Covid-19, ya no necesitan ponerse la vacuna”. Tras revisar reportes científicos y consultar con expertos en enfermedades infecciosas, OjoPúblico concluye que esta afirmación es falsa.  

Las declaraciones del médico veterinario Manolo Fernández, ante un medio local de la ciudad de Chincha, figuran en la siguiente transcripción: 

“Las personas que ya han tenido Covid-19 ya no necesitan vacunas porque te van a poner el mismo virus Covid-19; claro, ya no está activo, sino es una parte del virus o el virus completo, pero ya muerto, inactivado. Entonces, todas las personas que han tenido Covid-19, ya no necesitan ponerse la vacuna. Eso es importante. La vacuna es el virus Covid, pero en diferentes formas de presentación. Cada laboratorio ha hecho su receta para usar el virus Covid-19 [Sic.]. Pero en esa receta de vacuna todos los laboratorios han usado el virus”. 

De acuerdo a la literatura científica y a la explicación de los expertos en salud, aún no es posible asegurar que las personas que ya enfermaron de la Covid-19 no necesitan una vacuna. Esto a raíz de dos factores claves: por un lado se desconoce la duración de la inmunidad contra la Covid-19 que desarrollan los infectados, y, por otro, porque ya se ha demostrado que existe la posibilidad de reinfecciones. 

“No hay respuestas claras. No sabemos qué tan fuerte es la protección, ni qué tan larga”, señaló a OjoPúblico, la doctora Angela Uyen, asesora de políticas de salud para Médicos Sin Fronteras (MSF) en Bélgica. Uyen agregó que las personas infectadas con la Covid-19 desarrollaron cierto nivel de anticuerpos, pero todavía no se sabe con certeza si una persona que tuvo el virus será una de las que podrían volverse a infectar. "Entonces, justamente para prevenir eso, mejor vamos a estandarizar [con las vacunas]”.

Además, en octubre del 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) precisó que está investigando otros factores que podrían incidir en esta situación. Por ejemplo: “si la fuerza y ​​la duración de la respuesta inmunitaria dependen del tipo de infección que tenga una persona: sin síntomas ("asintomática"), leve o grave”, apuntó el organismo internacional en su sitio web oficial.



Sobre la inmunidad

 

El 13 de diciembre del 2020, en el marco del inicio de la vacunación en Estados Unidos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron un reporte sobre los datos de las vacunas en el que especificaron que las personas que tuvieron Covid-19 pueden beneficiarse con la vacuna. “Debido a los graves riesgos para la salud asociados con Covid-19 y al hecho de que es posible una reinfección con Covid-19, se puede recomendar a las personas que se vacunen contra Covid-19 incluso si han estado enfermas con Covid-19 antes. Alguna evidencia preliminar sugiere que la inmunidad puede no durar mucho”, aclaran los CDC. 

Hasta el momento, los ensayos clínicos de vacunas contra la Covid-19 continúan en curso, pese a que en algunos países como Estados Unidos y Reino Unido han iniciado la vacunación de los grupos vulnerables. “Hay que recordar que no sabemos sobre la seguridad y eficacia en ciertas poblaciones específicas, y no ha habido un grupo específico de personas previamente infectadas. Pero los datos seguirán viniendo estos no se han cerrado”, precisó la doctora Angela Uyen.

Precisamente, ante la falta de ensayos clínicos con la población que superó la Covid-19, el médico infectólogo Carlos Medina, del Hospital Cayetano Heredia, señaló que todavía no es posible descartar la vacunación de dicho grupo. “No hay evidencia ni positiva ni negativa. Hay que ser bastante cautos. Recién se verá más adelante. No sabemos si la mutación del coronavirus va a ser similar al de la influenza y será necesaria una vacunación anual o cada dos años. O si va a bastar con este bloqueo vacunal en los siguientes dos años para poder acabar con la pandemia. No podemos cometer el error de decir eso”, aseguró.

La doctora Angela Uyen explicó a OjoPúblico que la inmunidad contra las enfermedades puede ser adquirida por el contagio (inmunidad natural) o por las vacunas (inmunidad inducida). “En enfermedades como las paperas, la inmunidad natural parece ser de por vida y más potente. Pero, por ejemplo, lo que pasa con la bacteria del neumococo es que la vacuna induce a una mejor inmunidad, mejor protección, que cuando hay infección natural. La evidencia preliminar sugiere que la Covid-19 podría funcionar de esa manera, es decir, la vacuna puede dar mejor inmunidad que la natural”, añadió.. 

 

Sobre las reinfecciones

 

El médico infectólogo Manuel Espinoza, del Ministerio de Salud (Minsa), precisó a OjoPúblico que una reinfección se define cuando un paciente da positivo a dos pruebas moleculares en un intervalo de 90 días de diferencia y cuyas secuencias genéticas (análisis científico de su estructura y composición) son diferentes. 

“Estamos aprendiendo con qué frecuencia ocurren las reinfecciones. La inmunidad contra este virus no es total en algunas personas por algunas características que aún no conocemos del todo”, indicó Espinoza.

La editorial del mes de octubre del 2020, de la revista científica Nature, titulada “Por qué la decodificación de la respuesta inmune a Covid-19 es importante para las vacunas”, precisa que las reinfecciones pueden ocurrir, si bien hasta ahora son pocos los casos documentados sobre cuadros clínicos graves.

“En el caso de la Covid-19, aún no se sabe cuánto tiempo podría durar cualquier protección potencial; qué tan común es la reinfección; o hasta qué punto los individuos reinfectados no son detectados. En al menos dos de los casos documentados de reinfección, la enfermedad fue más grave la segunda vez, aunque los casos leves de reinfección pueden pasar desapercibidos”, se lee en el artículo de Nature de finales de octubre del 2020.

En Perú, el 11 de diciembre del 2020, el médico Fernando Donaires, médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud (INS) del Minsa, confirmó el primer caso de reinfección en el país que corresponde a un niño de seis años que sufre de leucemia. Esta enfermedad puede que haya favorecido a la doble infección por lo que tiene el sistema inmune comprometido. 

El paciente tuvo una prueba molecular positiva el 11 de abril del 2020, y 97 días después presentó dificultad respiratoria y malestar, por lo que se le realizó otra prueba con diagnóstico positivo. 

El doctor Donaires dijo que determinaron la reinfección tras analizar el cultivo viral y el secuenciamiento genético. 

En total, el INS continúa investigando 27 posibles casos de reinfección. 

“Por el momento, son casos completamente aislados, pero tenemos que seguir a estos pacientes para tener mayores alcances de este tema. Es mandatorio continuar con las medidas de prevención”, dijo Donaires durante la conferencia de prensa.  

El médico infectólogo Manuel Espinoza, del Minsa, indicó a OjoPúblico que ante esa falta de información concluyente sobre la inmunidad y las reinfecciones de la Covid-19; no es posible descartar la aplicación de una vacuna en aquellos que ya superaron la enfermedad. 

“Para nosotros va a ser muy difícil poder saber quién se infectó y quién no. Recordemos que hay gente infectada que no va a presentar síntomas. Por lo tanto, surge la posibilidad de vacunar a todo, desde el punto de vista de la economía de la salud”, indicó Espinoza.  

De otro lado, el inmunólogo William Cornejo, del Departamento de Microbiología Médica de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), explicó a OjoPúblico que, en general, para algunas enfermedades infecciosas como la difteria, los anticuerpos disminuyen con el paso del tiempo, y en un momento dado no serán suficientes para protegerla de otra infección. Entonces, las vacunas actúan como un refuerzo del sistema inmunitario. “La vacuna hace que se vuelvan a multiplicar [los anticuerpos], de tal forma que el individuo puede neutralizar [al patógeno]”.

OjoPúblico contactó a Manolo Fernández, gerente del Laboratorio Farvet, con el fin de obtener precisiones sobre su afirmación. Al respecto, el médico veterinario insistió en su posición inicial. 

“Hasta el momento, las vacunas solo han sido probadas en personas que nunca han tenido Covid-19, y en un buen estado de salud. Entonces, ¿cómo le ponemos la vacuna? No podemos poner la vacuna a una persona que ya tuvo Covid porque se supone, pues, que ha sido desafiado por el virus. Y el virus prácticamente ya debe haber estimulado a su sistema inmune”, indicó.

En resumen, no es correcto asegurar que todas las personas que enfermaron de la Covid-19 ya no necesitan vacunarse, pues los médicos y los reportes científicos consultados para esta verificación explican que no se conoce la duración y protección de los anticuerpos que desarrollan por medio de la inmunidad natural. 

A esto se suma los casos de reinfección. Aunque son escasos, instituciones como los CDC consideran recomendar la aplicación de las vacunas contra la Covid-19 para los que superaron la enfermedad con el fin de evitar riesgos. 

En función a lo expuesto, OjoPúblico concluye que la afirmación del gerente del laboratorio Farvet, a cargo del desarrollo de la vacuna oral contra la Covid-19 en Perú, acerca de que todas las personas que han tenido Covid-19, ya no necesitan ponerse la vacuna, es falsa.