ojo biónico 11 Junio, 2020 11 / 06 / 2020
Foto: Andina.
ojo Falso

Por Carla Díaz

Verificación de mensaje de WhatsApp

Es falso que consumir café ayude a curar la COVID-19

Fecha de detección: 8 de junio del 2020
ojo Falso

Por Carla Díaz

Un mensaje que circula a través de la red social WhatsApp asegura que ciertos componentes naturales en el café contribuyen a curar la enfermedad COVID-19. La afirmación específica indica: “Las sustancias químicas metilxantinas teobromina [y] teofilina [...] pueden evitar estos virus [como el COVID-19] en humanos”. Luego de revisar estudios al respecto y consultar con especialistas, OjoPúblico concluye que esto es falso.
 

https://lh4.googleusercontent.com/_ouanOlK5e1BItR4dG0AVGMM_uzdI3ANjYJZmGmHiW8Eb4nvywFmASOr3amtwyfUop_l1ns46O1MC5CUUAqKiL22NwEZNJY5-_3YVt1G8BhzimIn9XPyzVX_rS1Q_z4c5lETXJdp


Para facilitar la comprensión, consignamos el mensaje completo: 

“El héroe médico de China, que fue castigado por decir la verdad sobre el Coronavirus y luego murió de la misma enfermedad, había documentado archivos de casos con fines de investigación y en los archivos propuso una cura que disminuiría significativamente el impacto de COVID - 19. [Se trata de] las sustancias químicas Metilxantina Teobromina y Teofilina, que estimulan compuestos que pueden evitar estos virus en humanos con al menos tener un sistema inmunitario promedio [sic]. […] La planta de café crea estos químicos como una forma de alejar los insectos y otros animales. Quién diría que la solución completa a este virus sería una simple taza de café y esa es la razón por la cual tantos pacientes en China están siendo curados […]”.                                                            

Las metilxantinas son alcaloides, cuyos principales tipos son la teobromina, la teofilina y la cafeína. Si bien el mensaje en cuestión afirma que estas sustancias se encuentran contenidas en el café, solo la cafeína está presente en el grano, con pequeñas cantidades de teofilina. En el caso de la teobromina, es el principal componente del té, pero no del café. 

Sobre el uso médico de estas sustancias, el estudio “Potencial farmacológico de las metilxantinas: análisis retrospectivo y expectativas futuras”, indica que estos compuestos han sido utilizados como broncodilatadores, estimulantes del sistema nervioso, dilatadores coronarios y diuréticos. En especial la teofilina conocida por sus propiedades como broncodilatador para pacientes con asma.

Cabe explicar que, si bien esas sustancias se encuentran presentes en el café, su concentración en el grano es muy baja como para tener un efecto farmacológico -como broncodilatador, por ejemplo-, según explicó a OjoPúblico Alfonso Zavaleta, docente de la Universidad Peruana Cayetano Heredia en la especialidad de Farmacia y Bioquímica. 

“En el grupo de las metilxantinas, las sustancias usadas como medicamentos principalmente son la aminofilina y la teofilina. Y estos dos son medicamentos que tienen acción broncodilatadora. La teofilina es la que se usa más o menos por vía oral. En cambio, la aminofilina por lo general viene en inyectables y es mucho más tóxica”, explicó Zavaleta. 

“Cuando hablamos de cafeína, en el grano de café y otros frutos, pueden aparecer cantidades pequeñas de teofilina, pero eso no significa que usemos el café que tomamos en casa como un broncodilatador”, añadió.  

Además, según explicó Zavaleta, consumir broncodilatadores no detendrá el proceso viral del nuevo COVID-19, ya que el proceso que desencadena el virus es una gran inflamación en las células del epitelio pulmonar, que produce dificultad para el paso del oxígeno. Este mecanismo difiere de cuando se cierran los bronquios y se usan broncodilatadores para despejarlos. 

“No vamos a hacer gran cosa dándole un broncodilatador a un paciente con COVID-19, porque el problema no es en el bronquio, ni los bronquiolos. El problema está en la pared del alveolo que ahora está siendo dañada por una reacción inflamatoria que puede matar las células del alveolo”, dijo.  

Tras realizar una búsqueda en bases de datos médicas como la National Library of Medicine (NLM) de Estados Unidos, PubMed, el Journal of the American Medical Association y otras, no se encontró algún estudio que haga referencia al uso de metilxantinas para el tratamiento terapéutico de la enfermedad COVID-19, como afirma el mensaje analizado en esta verificación. 

Sobre los efectos de estos compuestos, se halló el análisis ‘Evidencia del uso de metilxantinas en las exacerbaciones de la EPOC’, una revisión que concluyó que estos medicamentos no generaron una mejoría significativa en los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica

El mensaje de WhatsApp afirma también que el uso efectivo de las metilxantinas para tratar la enfermedad COVID-19 está sustentado en estudios realizados por el médico Lin Wenliang, quien fuera uno de los primeros en alertar sobre los riesgos del nuevo coronavirus en China. Sin embargo, respecto a esto tampoco existe evidencia. 

En febrero de este año, luego de que se conociera la muerte de Wenliang a causa de la COVID-19, The New York Times, uno de los últimos medios en entrevistarlo, publicó partes de la entrevista que sostuvo con el médico. En el artículo Wenliang comentó que notó el alto nivel de contagio del nuevo coronavirus a partir de la observación de las experiencias de sus pacientes, pero no en función de algún estudio clínico. Tampoco hizo alusión a posibles curas o tratamientos paliativos para el virus. 

Previamente, otros medios dedicados a la verificación de datos alertaron sobre la ineficacia de consumir metilxantinas, por medio del café, para curar o prevenir el COVID-19. Por ejemplo, Efecto Cocuyo realizó una búsqueda en repositorios científicos como Google Scholar, ResearchGate, Biorxiv, Medrxiv o EurekaAlert! y no halló sustento sobre sobre el uso del café para tratar el COVID-19. 

Tras lo expuesto, OjoPúblico concluye que la afirmación de que consumir metilxantinas a través del café puede curar o tratar el nuevo COVID-19, es falsa.