FONDOS. El programa estatal pretende darle liquidez a las empresas para que puedan cumplir con el pago a sus empleados y proveedores.

Reactiva Perú: bancos elegirán a empresas que recibirán préstamos avalados por el Estado

FONDOS. El programa estatal pretende darle liquidez a las empresas para que puedan cumplir con el pago a sus empleados y proveedores.

Foto: Andina.

Reactiva Perú, creada por el Estado para que las empresas paguen a sus trabajadores durante la emergencia, dispone que el sistema financiero califique a las compañías que serán beneficiadas con préstamos avalados por el Ejecutivo. El programa –que busca apoyar a las Mipymes– excluye a las deudoras del Estado e involucradas con la corrupción, lavado, minería ilegal y tráfico de madera, pero no a compañías vinculadas a offshore en paraísos fiscales. El BCP y el BBVA dijeron a OjoPúblico que su prioridad estará puesta en la pequeña y mediana empresa, aun cuando sus principales clientes son empresas de alta facturación.

26 Abril, 2020

El Plan Reactiva Perú es el proyecto de rescate financiero más importante que el Estado brindará a las empresas frente a la crisis económica producida por el Covid-19. El objetivo es asegurar que al menos 350 mil compañías –Micro, Pequeñas y Medianas empresas (Mipymes), entre otras– puedan recibir préstamos equivalentes a un mes de ventas o tres veces el aporte hecho al seguro social en el último año, a fin de pagar a sus trabajadores y a proveedores de bienes y servicios durante el Estado de Emergencia.

De acuerdo al Decreto Legislativo 1455, promulgado el 6 de abril, los integrantes del sistema financiero nacional (bancos, financieras, cajas municipales y rurales) serán claves en la implementación de dicho programa. El Banco Central de Reserva (BCR) les inyectará liquidez a estas entidades por un monto total S/30 mil millones, a una tasa de interés de 0.5% anual, para que lo canalicen a las empresas que lo soliciten, por intermedio de créditos accesibles que deberán ser pagados en tres años y hasta con 12 meses de gracia.

Para implementar este programa el Gobierno Central asumirá el rol de garante en caso la compañía receptora del préstamo tenga problemas para pagar. De esta manera, el Estado avalará entre el 80% a 98% del monto del crédito, dependiendo de la cantidad solicitada, mientras que el porcentaje restante lo cubrirán las instituciones financieras. Un hecho sin precedentes originado por la crisis que viene dejando la pandemia.

Reactiva Perú debería llegar a 350 mil empresas a nivel nacional. El Estado será el aval de los préstamos del sistema financiero

Una semana después de haberse promulgado el Decreto Legislativo 1455, sectoristas de los principales bancos del Perú intensificaron sus mensajes a través de llamadas por teléfono y mensajes por correos y por la aplicación WhatsApp para ofrecer los préstamos del Plan Reactiva Perú a dueños de empresas y otros negocios. En dichas comunicaciones pedían información sobre la declaración jurada de la empresa ante la autoridad tributaria o la planilla de sus empleados para analizar si tenían posibilidades de acceder al crédito.

Confeccion
RECURSOS. El Plan Reactiva Perú fue creado por el Ejecutivo para que las empresas continúen pagando a sus empleados y a sus proveedores durante el Estado de Emergencia. La ayuda estatal será a través de préstamos realizados por las entidades financieras.
FOTO: Andina.

OjoPúblico obtuvo algunas de esas comunicaciones realizadas antes de reglamentarse la aplicación del Decreto Legislativo 1455, que finalmente ocurrió el 12 de abril con la Resolución Ministerial 134, cuando todavía no se habían fijado las tasas de interés mensual que se les cargará a las deudas en el marco del Plan Reactiva Perú. El porcentaje recién se empezó a definir esta semana, a través de un mecanismo de subastas liderado por el BCR en el que las mismas entidades financieras compiten para ofrecer sus condiciones crediticias.

Por ejemplo, el jueves 23 el Estado subastó los primeros S/4 mil millones (del total de S/30 mil millones que contempla el programa) entre bancos y financieras que ofrecieron tasas de interés máximas de 0,59% y 1,53%. Al día siguiente, el viernes 24, se realizó una segunda ronda, por otros S/4 mil millones, donde se obtuvo tasas de 0,82% a 1,90%.

El proyecto contempla garantías de créditos por parte del Estado hasta por S/30 mil millones

Sin embargo, de los S/8 mil millones de los fondos que se han entregado en estas dos subastas, solo S/195 millones podrán ser accesibles a los negocios más pequeños. Esto se debe a que los créditos de Reactiva Perú están divididos en cuatro bloques: el primero permite que una empresa pida hasta S/30 mil, el segundo tiene un tope de S/300 mil, el tercero permite acceder hasta S/5 millones, y el último a S/10 millones.

Los negocios categorizados como microempresas tienen la opción de acogerse al primero de los bloques porque el programa señala que el préstamo al que pueden acceder será equivalente a las ventas promedio que haya tenido la compañía en un mes. En ese rango, las microempresas facturan al año un máximo de S/645 mil, lo que equivale a S/53 mil mensuales en el mejor de los casos.

 

 

Las subastas realizadas el jueves y viernes pasado muestran que los fondos iniciales de Reactiva Perú se empiezan a concentrar en el grupo de préstamos más altos, es decir, en aquellos que acabarán llegando a las medianas y grandes compañías. El último grupo, que contempla préstamos de hasta S/10 millones, ya consiguió fondos por S/3 mil millones.

Durante la próxima semana el BCR seguirá entregando el resto del dinero presupuestado a través de estas subastas, hasta completar los S/30 mil millones ordenados por el Gobierno.

Ramiro Postigo, vicepresidente de la Federación de Cajas Municipales y gerente central de Finanzas de Caja Arequipa, coincidió en que los requisitos para acceder Reactiva Perú dejarán fuera a gran parte de las microempresas. Según explicó, su financiera tiene 380 mil clientes activos, 350 mil de estos son parte de la categoría de Micro y Pequeña empresa, pero solo el 20%, unas 60 mil, cumplen los requisitos para acceder al programa de financiamiento del Estado. El resto quedará fuera del programa estatal.

Cabe indicar que el Estado ha creado otro plan económico enfocado solo en las Mypes, denominado Fondo de Apoyo Empresarial, que tiene como objetivo facilitarles el acceso a nuevos créditos para capital de trabajo o préstamos para reestructuración y refinanciamiento de sus deudas. El fondo dispuesto es mucho menor que el Plan Reactiva Perú: S/300 millones.

 

Caja Arequipa
FINANCIERAS. Las cajas municipales y rurales tienen entre sus principales clientes a las llamadas Mypes y también están compitiendo en las subastas del Plan Reactiva Perú para captar parte de los fondos.
Foto: Andina.

 

Clientes bancarios habituales: las empresas grandes

OjoPúblico estableció que dos entidades de sistema financiero serán protagónicas en la implementación del Plan Reactiva Perú: el Banco de Crédito del Perú, del Grupo Crédito y vinculado a la familia de Dionisio Romero Paoletti, y el BBVA, del grupo español Bilbao Vizcaya. Ambas instituciones concentran el 53,4% de todos los préstamos directos realizados a personas naturales y jurídicas en el país.

Según datos de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), el BCP y el BBVA tienen cinco tipos de clientes que reciben sus préstamos. En el primer nivel aparecen clientes corporativos de importantes ingresos. Por ejemplo, compañías con ventas mayores a los S/200 millones anuales. Este tipo de empresas recibieron el 27% de los préstamos entregados por el BCP por un monto de S/26 mil millones y el 25% de los créditos otorgados por el BBVA por un valor de S/15 mil millones a febrero de este año.

El BCP y el BBVA concentran el 53,4% de todos los préstamos realizados a personas naturales y jurídicas en el Perú

En un segundo nivel aparecen empresas menos grandes, que han recibido el 10% de los préstamos entregados por el BBVA y el 17% de los créditos brindados por el BCP. En el tercer nivel destacan las medianas empresas, que recibieron un 19% y 16% de dichos bancos, respectivamente.

Después de las anteriores, en un cuarto nivel de la cartera de clientes del BCP y del BBVA, aparecen los negocios formales pequeños, que han recibido solo el 3% y 4% de ambos bancos. Finalmente, en el quinto nivel de clientes de dicha entidad figuran las microempresas que concentran el 0,19% y el 0,43% de los créditos del BBVA y el BCP, respectivamente, por un total de S/527 millones. Es decir, los clientes preferidos de ambos bancos no son los negocios más pequeños.

 

 

Cabe indicar que en la categoría de microempresas están incluidas las que tienen ventas anuales de hasta S/645 mil (equivalente a 150 UIT), las pequeñas empresas pueden llegar a los S/7.3 millones (1700 UIT como máximo) y las medianas a ventas de S/9.8 millones (hasta 2,300 UIT).

De acuerdo con las cifras de la SBS, los clientes que han recibido préstamos del resto de bancos que operan en el país, como Interbank, Scotiabank, Citibank y otros, tienen el mismo perfil descrito en los casos del BCP y el BBVA.

Esto también se refleja en los intereses que dichas entidades bancarias aplican a sus respectivos usuarios: mientras que a los clientes corporativos les ofrecen crédito, de un año a más, con una tasa promedio del 5%, a las microempresas les piden pagar una cuota que bordea el 25%. Por este motivo, las personas jurídicas incluidas en la categoría de Micro y Pequeña Empresa obtienen su capital de microfinancieras, cajas rurales y cajas municipales, no necesariamente de los bancos.

 

 

Entrevistado por OjoPúblico, el extitular del Ministerio de Economía e investigador del Riskcenter de la Universidad de Barcelona, David Tuesta, consideró que el Ejecutivo debe afinar la propuesta del Plan Reactiva para que los préstamos terminen en las empresas que más lo necesitan. Y, sobre todo, evitar que la banca priorice a sus clientes habituales cuando decidan entregar los créditos, frente a empresarios que normalmente no tocan sus puertas.

“Un número no determinado de empresas, lamentablemente, no va a lograr reflotar durante la pandemia, van a quebrar y eso derivará en desempleo. Aun así, Reactiva Perú tiene que ser maleable y permitir modificaciones en, por ejemplo, los topes de endeudamiento fijados en los requisitos, a fin de llegar al mayor número de negocios”, añadió Tuesta.

 

BCP y BBVA dicen que Pymes tendrán preferencia

El gerente de Banca Pyme del BCP, Fernando Muñiz, respondió las preguntas de este medio a través de un correo electrónico, e indicó que ya tienen unos 40 mil clientes interesados, con expedientes revisados y listos, para ingresar al Plan Reactiva Perú. De ese total, 35 mil corresponden a la Pequeña y Mediana Empresa (Pymes). “Tenemos cerca de 8,000 créditos evaluados por debajo de S/10,000 (…) En cuanto a número de créditos es innegable que los clientes Pyme serán mayoría, con no menos de dos tercios de los créditos atendidos en el programa”, subrayó.

Consultado sobre la prioridad que les darán a determinados clientes para el otorgamiento de los créditos, aseguró que el trámite será lo más ágil y flexible posible, dentro de los requisitos y condiciones impuestas por el programa, pero dijo que realizarán el proceso de desembolso “en función del orden de presentación de los expedientes”.

“Es importante indicar que el hecho de que haya una garantía del 98% [de parte del Estado] hace que los bancos tengan que revisar de forma mínima y ágil a quiénes le otorgan el crédito”, indicó Muñiz. Dijo además que si la cobertura estatal hubiera sido del 100% “algunos podrían prestar el dinero sin hacer al menos una revisión mínima, lo que finalmente conllevaría a que algunos deudores no paguen sus préstamos y que el Ministerio de Economía y Finanzas los tenga que asumir”.

BCP
PRIORIDADES. El BCP y el BBVA concentran el 53,4% de todos los créditos directos que el sistema financiero otorgó hasta febrero pasado. Sus principales clientes son las compañías más grandes. Actualmente, sus voceros dicen que en Reactiva Perú priorizarán a las Pymes.
Foto: Andina.

Por su parte, el BBVA señaló, a través de un escrito, que también han realizado evaluaciones rápidas a posibles beneficiarios, pero entre ellos no están las microempresas. “Por la necesidad de financiamiento del tejido empresarial, el foco del banco estará puesto en atender a las pequeñas y medianas empresas con mayores dificultades de liquidez porque nuestro objetivo es contribuir a la protección de la cadena de pagos y el empleo de miles de peruanos”.

“Los bancos de mayor tamaño están en mejor posición para ofrecer tasas más bajas a sus clientes. Por ejemplo, las tasas adjudicadas a BBVA en la primera subasta del Banco Central de Reserva oscilaron en el rango de 0,5% y 1%, las más bajas del sistema. Esto significa que el banco asumirá por completo los gastos operativos propios del financiamiento a los segmentos de pequeñas y medianas empresas más afectadas por el Covid-19”, dijo la entidad en su escrito.

 

¿Qué empresas no podrán acceder a Reactiva Perú?

De acuerdo a la Resolución Ministerial 134-2020, las empresas podrán pedir el préstamo que consideren necesario hasta el 30 de junio, siempre que no tengan deudas en la Sunat en cobranza coactiva por más de S/4.300 (1 UIT) y se encuentre clasificada en la central de riesgo de la SBS en la categoría “Normal” o “Problemas Potenciales”. La entidad financiera decidirá si califica para el préstamo, pero el dinero no deberá ser usado para comprar activos fijos, acciones, hacer aportes de capital o pagar a deudas financieras; y mientras dure el beneficio sus directivos no podrán repartirse utilidades.

La norma no pone topes al tamaño o la facturación de la compañía y tampoco excluye a aquellas que estén vinculadas en Lima a sociedades offshore ubicadas en paraísos fiscales, países o territorios considerados de baja o nula tributación, como ha ocurrido en algunos países de Europa que han adoptado una medida similar al Plan Reactiva Perú.

El Plan Reactiva Perú no excluye a empresas peruanas vinculadas a sociedades offshore en paraísos fiscales

Sin embargo, existen rubros de negocio que no podrán acceder a este salvataje financiero. Por ejemplo, las compañías que pertenezcan al mismo grupo económico que el banco evaluador, las personas jurídicas que adeuden una reparación civil al Estado, y las que se encuentren involucradas en casos de corrupción y delitos conexos como el lavado de dinero. También están excluidas las consideradas como vinculadas a la minería ilegal, el tráfico de madera y de especies en peligro de extinción.

 

En la lista de empresas excluidas se encuentran, además, aquellas que realicen actividades que atenten contra la biodiversidad, los pueblos indígenas y el patrimonio cultural, que supongan trabajo forzoso y otras formas de explotación, como las vinculadas a la prostitución y la pornografía. Estas se encuentran dentro de la categoría “sectores con percepción social negativa”, junto con las dedicadas a producir o comercializar drogas, juegos de azar, casinos y similares.

Tampoco podrán recibir créditos de Reactiva Perú las empresas que se dediquen a la fabricación o venta de armas, la producción de tabaco y bebidas alcohólicas. Sin embargo, en este último punto se exceptuó a los productores de pisco, vino y también de cerveza, cuyo mercado esta casi totalmente controlado por Backus, que tiene como dueño a la multinacional AB InBev de Bélgica. Es decir, estos últimos sí podrán acceder a los préstamos implementados por el Gobierno frente a la crisis económica ocasionada por la pandemia.