ojo biónico 19 Marzo, 2020 19 / 03 / 2020
Elizabeth Hinostroza, ministra de Salud
ojo Verdadero

Por Gianella Tapullima

Elizabeth Hinostroza, ministra de Salud

"De acuerdo a los protocolos que tenemos, los pacientes que fallezcan por Covid-19, [...] van a tener que ser [cremados]".

Fecha de declaración: 16 de marzo del 2020
ojo Verdadero

Por Gianella Tapullima

Durante una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, la ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza, se refirió a la gestión de los casos del Covid-19. A una pregunta sobre una presunta muerte por esta enfermedad, hasta ese momento descartada, dijo lo siguiente: "De acuerdo a los protocolos que tenemos, los pacientes que fallezcan por Covid-19, [...] van a tener que ser [cremados]". Tras revisar la normativa y consultar con expertos en el tema, OjoPúblico concluye que esta afirmación es verdadera.  

[2:18 - 2:34]

 

La ministra Hinostroza señaló lo que figura en la siguiente transcripción: 

“[...] aprovecho este espacio, para decir que, de acuerdo a los protocolos que tenemos, [para] los pacientes que fallezcan por Covid, hay un protocolo que [indica que] van a tener que ser [cremados]”.

A una consulta para esta verificación, Manuel Espinoza, médico infectólogo y vocero del Instituto Nacional de Salud del Minsa, precisó a OjoPúblico que la ministra hizo referencia a los lineamientos del Documento Técnico: Atención y Manejo Clínico de Casos de COVID-19, Escenario de Transmisión Focalizada, aprobado el 7 de marzo pasado, a través de la Resolución Ministerial N° 084-2020-MINSA. Este documento detalla el tratamiento de víctimas fallecidas por coronavirus en sala de aislamiento y necropsia. 

 



El noveno apartado sobre las 'Recomendaciones para el manejo de cadáveres y reducción de aerosoles en sala de necropsia' dispone que el cuerpo de un fallecido por Covid-19 será retirado de la sala de aislamiento bajo los siguientes considerandos: 

  1. Seguir las precauciones estándar para el manejo de los cadáveres. 
  2. El personal encargado de manejar los cadáveres usará EPP (Equipo de Protección Personal). Cabe precisar que esto es para evitar el contacto directo con la sangre, los fluidos corporales, las secreciones (incluidas las secreciones respiratorias) y la piel no intacta de los pacientes. 
  3. El cadáver será colocado en una bolsa de impermeable que se sellará antes de ser retirado de la sala de aislamiento para ser conducido al mortuorio. 
  4. Evitar la salida de fluidos corporales fuera de la bolsa. 
  5. Transferir el cadáver al mortuorio lo más pronto posible. 
  6. El cadáver de un caso confirmado deberá ser cremado, según lo establece la Ley de Cementerios y Servicios Funerarios, y la Ley General de Salud con autorización de la autoridad sanitaria de la jurisdicción por el peligro de diseminación del agente infeccioso y riesgo a la salud pública. 

Como parte de las indicaciones, el documento recomienda que el personal médico debe estar dotado de una indumentaria especial para intervenir cadáveres de este tipo. Usarán ropa quirúrgica, que consta de camiseta y pantalón, mandilón impermeable de manga larga, máscara quirúrgica, respirador N95, gorro, botas o cobertores impermeables para zapatos, entre otros.

En ese sentido, el doctor Espinoza explicó a OjoPúblico que las actividades para el manejo de víctimas mortales del Covid-19 van desde el traslado del cuerpo en una bolsa impermeable hasta su cremación. Este trayecto debe ser realizado con la indumentaria descrita líneas arriba y en el menor tiempo posible. “En el protocolo de manejo de cadáveres describimos que las actividades de control, [consisten en que la víctima] debe salir de la cama en una bolsa de seguridad que, una vez cerrada, impide que salga cualquier fluido corporal, secreción bronquial, orina, heces o sangre. Todo queda atrapado en esa bolsa. Luego, se lleva de frente a un crematorio”.

Por su parte, Amanda Zárate, perito y médico legista del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, señaló que estas medidas son efectuadas debido a que el cuerpo de una víctima fallecida de coronavirus puede propagar el virus, al punto de que los pacientes que han muerto por coronavirus no son sometidos a pericias forenses como las necropsias. 

“No se debe hacer una necropsia de ley en estos casos de muerte por coronavirus. El virus está todavía en una serie de secreciones de fluidos corporales, que son las heces, la orina, todos los líquidos que emanan, que hay al interior del organismo, en el fallecido. Entonces, hacer una necropsia de ley, implica abrir el cuerpo para ver todos los órganos internamente, [y eso] sería una exposición muy negativa para todos”. 

Además, explicó que la cremación y el entierro bajo ciertos parámetros de seguridad son las principales medidas que ayudan a cortar la cadena de contagio. “Definitivamente ese cuerpo [de un fallecido por coronavirus] debe exponerse lo menos posible, y tampoco sería posible velarlo, porque ahí también está todo el entorno familiar, amical. Lo más prudente es o enterrarlo con todas las medidas de bioseguridad o cremarlo”.  

Zárate agregó que hace falta un protocolo interinstitucional sobre el Covid-19 para reforzar las estrategias de contención de esta enfermedad. Ante ello, el doctor Espinoza, del Minsa, reconoció que el protocolo solo orienta a las entidades privadas y públicas del sector Salud, y que se evalúa incluir a otros sectores del Estado. “Este virus es mutante, recién estamos viendo cómo se comporta. En referencia al protocolo, eso está en revisión, lo están mejorando. Lo bueno es que quien comanda todo es la Presidencia del Consejo de Ministros, y posiblemente, haya otro tipo de sectores que intervengan; por ejemplo, Defensa, Ministerio del Interior, y, entre ellos, Medicina Legal, por supuesto”, señaló.  

Cabe precisar que el mismo documento técnico del Minsa mencionado en este chequeo incluye un apartado sobre ‘Limpieza de superficies después de la necropsia’. Según el doctor Manuel Espinoza, esto aplicaría excepcionalmente para pacientes sospechosos con coronavirus, como por ejemplo alguien que estuvo tosiendo, se va a su casa, está solo y luego es encontrado muerto. “Este indicador [sobre la necropsia], está en evaluación, porque el sector de medicina forense no está de acuerdo con eso por temas relacionados a su seguridad. Eso es algo que estamos discutiendo”, indicó el médico infectólogo. 

 

Por su parte, el médico infectólogo Eduardo Gotuzzo, investigador del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) precisó que el protocolo dispone de una cremación debido a que el coronavirus permanece en los órganos y tejidos de las víctimas fallecidas. Y coincidió en que este factor puede afectar a los familiares del fallecido o a cualquier persona que lo manipule. 

“El material de esas personas, sus órganos, están contaminados. Es un tema técnico y de salud pública. Si alguien fallece, hay personal que le cambia la ropa, como se hace en algunas culturas y como hacen las funerarias. Toda esa manipulación podría ser peligrosa. Aunque todavía no se ha estudiado cuántas horas vive el virus en los órganos”, aseguró. 

“En China el número de fallecidos era tan grande que empezaron a cremar. Es una recomendación que han hecho los chinos como parte de sus normas y varios países están haciendo lo mismo”, indicó el doctor Gotuzzo, quien recordó además que febrero pasado se emitió un protocolo en China que dispuso la cremación de restos de personas muertas por Covid-19, en funerarias determinadas y próximas a los pacientes críticos. 

Según reportó en su momento RPPNoticias sobre el caso chino, esta disposición fue encabezada por la Comisión Nacional de Salud, el Ministerio de Asuntos Civiles y el Ministro de Seguridad Pública de ese país, donde se han registrado más de 3 mil muertos entre diciembre 2019 y marzo 2020.

De otro lado, el doctor infectólogo Juan Celis, del Hospital Regional de Loreto, refirió que el protocolo adopta la cremación para epidemias que se conocen muy poco, y cuyo cadáver puede ser un agente de contagio por medio de las secreciones del fallecido. “Cuando fallecen [los pacientes con Covid-19], sus secreciones todavía siguen siendo contagiosas. Durante el proceso de entierro algunas personas se contagian. No hay un dato exacto, pero no se debe hacer aglomeración de personas alrededor del cadáver ni manipulación, sino que se debe cremarlo. Es una recomendación general”. 

De acuerdo con el doctor Manuel Espinoza, el protocolo actual tiene como base lineamientos de años anteriores, como el ‘Protocolo sanitario de urgencia para el manejo post-mortem de los casos de enfermedad por virus del ébola´, publicado en el 2014.

Protocolo sanitario de urgencia para casos de ébola en Perú by Ojo-publico.com on Scribd

 

Este documento indica expresamente que los restos deber ser enterrados o cremados con prontitud.

En función a lo revisado, OjoPúblico concluye que la afirmación de la ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza, acerca de que, de acuerdo a los protocolos del Minsa, los pacientes que fallezcan por Covid-19 van a tener que ser cremados, es verdadera.