Lava JatoActualidad24 Abr 2019

Odebrecht: ‘Chalán’ y ‘Caballo loco', los alias del soborno que apuntan a Alan García

Jorge Barata, exdirectivo de Odebrecht, recordó el viejo apelativo de Alan García en los ‘80 para confirmar que Luis Nava Guibert, exsecretario general de la Presidencia, recibió sobornos y que fue el intermediario clave con el fallecido expresidente. También detalló el pago de coimas para exmandatario Alejandro Toledo por la Carretera Interoceánica.
CONFIANZA. Jorge Barata calificó de cordial y sincera su relación con el expresidente Alan García, a quien incluso hizo recomendaciones sobre la licitación pública del Metro de Lima.
Foto: Andina

El exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Simoes Barata, confirmó esta mañana ante el Equipo Especial para el Caso Lava Jato que la compañía brasileña pagó US$3 millones en sobornos al exsecretario general de la Presidencia, Luis Nava Guibert (73), para asegurar la ejecución de obras por parte de la constructora durante el segundo gobierno de Alan García, según confirmaron a Ojo-Publico.com fuentes presentes durante el interrogatorio.

Los primeros pagos de Odebrecht a Nava Guibert, según detalló Barata, fueron realizados entre 2006 y 2008. En primer lugar, los pagos se hicieron en efectivo y luego a través de la offshore Ammarin Investment Inc, que fue creada en el paraíso fiscal de Panamá por el exvicepresidente de PetroPerú, Miguel Atala Herrera, durante el segundo gobierno aprista, y que tuvo cuentas en la Banca Privada de Andorra (BPA).

CERCANOS. Conversar con Luis Nava Guibert (izquierda) era como conversar con Alan García Pérez (derecha), aseguró Jorge Barata en referencia a la relación de dependencia entre ambos. 
Foto: Andina

Los pagos a Nava Guibert –considerado como miembro de una organización criminal por la Fiscalía– fueron hechos desde el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht bajo el codinome de ‘Chalán’. El exsecretario general de la Presidencia entre 2006 y 2011 recibió este apodo porque era quien “cuida al caballo”, en referencia al fallecido expresidente García, dijo Barata en las oficinas del Ministerio Público de Brasil en la ciudad de Curitiba.

En otro momento del interrogatorio, Barata también se refirió al expresidente García por su apelativo de "Caballo loco". Como se recuerda, en los años ‘80 –en su primer gobierno (1985-1990)– el exJefe de Estado fue bautizado por los humoristas de medios impresos de la época con el apodo de ‘Caballo loco’, en referencia a su personalidad impetuosa durante una época signada por la violencia subversiva, la hiperinflación y la corrupción. El apelativo fue usado de manera popular y extendida para hablar de García.

Chalán, el hombre clave de García

Fuentes de Ojo-Publico.com en Curitiba afirmaron que Nava Guibert le dijo a Barata que no hablara con Alan García sobre los pagos ilícitos para “no incomodarlo”. En ese sentido, conversar con el secretario general era como conversar con Alan García, y era aquel quien abría las puertas de Palacio de Gobierno durante el segundo mandato aprista, contó el exejecutivo brasileño ante las preguntas del fiscal José Domingo Pérez Gómez.

El exjefe de Odebrecht en Perú además dijo que García conocía la relación que él tenía con su exsecretario. Además explicó que Nava fue quien coordinó la visita de Marcelo Odebrecht a Palacio de Gobierno en 2006, como consecuencia del aporte por US$200 mil que realizó la compañía a la campaña presidencial del partido aprista ese mismo año. Como se recuerda, ayer Barata aseguró que este aporte fue solicitado por Luis Alva Castro, quien se presentó como intermediario de García.

CHALÁN. Odebrecht transfirió pagos ilícitos al exsecretario general de la Presidencia durante el gobierno de Alan García, Luis Nava Guibert, según reveló Jorge Simoes Barata. 
Foto: Andina

Barata además calificó de bastante cordial y sincera su relación con García, a quien invitó dos veces a su casa para comer feijoada, un plato típico de Brasil. El exjefe de la división peruana de Odebrecht señaló que en dos ocasiones –en el avión presidencial y por teléfono– conversó con el expresidente sobre la construcción del Metro de Lima, donde recomendó que la obra sea licitada a través de concurso público.

Nava Guibert y Atala Herrera cumplen hoy una orden de detención preliminar tras ser sindicados de cometer los delitos de colusión y lavado de dinero, en el primer caso, y sólo de blanqueo de capitales en el segundo caso. La orden judicial también incluyó al expresidente García, quien se suicidó el último 17 de abril antes de ser detenido por un equipo conjunto de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) y el Ministerio Público.

En el marco de un acuerdo de colaboración eficaz con la Fiscalía, Barata incluso calificó a Nava Guibert y Atala Herrera como los “Maiman” de García, en referencia al rol que cumplió el empresario israelí Yosef Maiman como hombre de confianza del expresidente Alejandro Toledo Manrique en la constitución de una estructura offshore para recibir millonarios sobornos de Odebrecht por la adjudicación de la Carretera Interoceánica.

INTERMEDIARIO. El exvicepresidente de PetroPerú durante el segundo gobierno aprista, Miguel Atala Herrera, recibió pagos de Odebrecht en nombre de Luis Nava Guibert. 
Foto: Poder Judicial

Sobre este mismo personaje, Jorge Barata dijo que García conocía de los sobornos otorgados por la constructora a Toledo Manrique. Fuentes presentes en el interrogatorio aseguraron a Ojo-Publico.com que el expresidente aprista tomó conocimiento de estas operaciones ilícitas en una conversación con Maiman, según detalló el exdirectivo de Odebrecht durante su declaración.

Por su parte, el hijo prófugo del exsecretario general de la Presidencia, José Nava Mendiola, conocía sobre los sobornos de Odebrecht a su padre, afirmó Jorge Barata. Los registros del Departamento de Operaciones Estructuradas revelan que Nava Mendiola –bajo el codinome ‘Bandido’ debido a que portaba armas– recibió cerca de US$500 mil, según detalló el requerimiento de detención preliminar al que accedió Ojo-Publico.com.