Explicador: Las mentiras y engaños más comunes sobre elecciones

Desde las primeras horas de este domingo 2 de octubre han circulado versiones que buscan afectar las Elecciones Regionales y Municipales 2022. Algunos mensajes en video aducen que se están usando lapiceros borrables, que luego permitirían adulterar los votos. Esta versión es falsa y parte de una oleada de desinformación cuya tipología explicamos en este informe de verificación.

Falso. En Internet circula la versión de los lapiceros borrables.

Falso. En Internet circula la versión de los lapiceros borrables.

Composición: Ricardo Ruiz.

Actualizado al 2.20.22, 1 pm.

Por Melany Castro

En los últimos años, se han hecho más visibles algunas estrategias de desinformación que se despliegan antes, durante e inmediatamente después de los procesos electorales en distintos países. Desde Chile a Estados Unidos, y de Colombia hasta España, medios de verificación han detectado y desmontado versiones similares, a las que apenas se han cambiado nombres o algunos detalles, con el fin de generar corrientes de opinión o alimentar sesgos de confirmación. Este explicador identifica las desinformaciones más recurrentes y repetitivas. 

 

Mentira 1: Los lapiceros de tinta borrable

Durante la jornada electoral del 2 de octubre, en redes sociales empezaron a circular videos en los que algunas personas señalan que algunos miembros de mesa recibieron lapiceros con tinta borrable, que permitirían un eventual fraude electoral. En uno de ellos, un sujeto no identificado escribe en un papel en blanco y señala lo siguiente: “van a borrar tu firma, van a borrar tu votación”. Luego, lo expone al fuego de un encendedor y la firma desaparece. 

Sin embargo, esta versión es falsa. En principio, el presunto denunciante aduce que el lapicero “le llegó a una vecina que es miembro de mesa”, a la cual tampoco identifica. 

Lapiceros
VERSIÓN. En las supuestas denuncias, suele atribuirse el caso a una fuente no identificada.
Imagen: Captura de Twitter.


Esta versión fue desmentida por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) a través de una nota de su portal ONPE Chequea y a través de sus redes sociales. Allí incluso se indica que la institución realizó una compra de bolígrafos de tinta “imborrable” marca Faber Castell modelo Trillux 032-M7.

Ama Llulla verificó, a través del portal Perú Compras, que en junio del 2022 la entidad electoral real realizó la compra de 1’020.000 bolígrafos de tinta seca, el último 10 de junio del 2022l a la empresa Tai Loy. La compra fue por un importe de S/445.332.  

Lapiceros 2
COMPRA. El portal Perú Compras consigna la adquisición de lapiceros de tinta seca por parte de la ONPE.
Foto: Captura del portal Perú Compras.


Cabe precisar que las versiones sobre el supuesto uso de lapiceros borrables ha sido frecuente en distintos procesos electorales anteriores en varios países, y han sido desmontadas por medios y organizaciones de verificación.

Por ejemplo, uno de los videos objetos de esta verificación circuló durante las elecciones presidenciales del 2021, y fue verificado como falso por AFP Factual el 3 de junio del 2021. En esa elección también se adquirieron bolígrafos de la marca Faber Castell, modelo Trilux 032.

“El lapicero que circula en redes es un lapicero borrable, cuya tinta está hecha en base a gel y por ende al ser expuesto a temperatura se puede borrar. Este tipo de lapicero no está incluido en estos packs que hemos vendido [para las elecciones peruanas]”, señalaron en ese momento a AFP los voceros de la empresa Faber Castell. 

Además, en el listado de productos de la página web de Faber Castell, figura una descripción del bolígrafo adquirido por la ONPE en la que se indica que tiene un “cuerpo triangular transparente de tinta seca”. 
 

 

Mentira 2: El voto de los muertos

 


CAPTURA. Verificación de la red Ama Llulla, publicado el 9 de junio del 2021. 

El sábado 27 de setiembre del 2022, la excongresista Luz Salgado compartió, a través de su cuenta de Twitter, una imagen con el siguiente mensaje: “Se solicita personal para cuidar el cementerio, el día de las elecciones generales, para que los muertos no salgan a votar”. La publicación fue acompañada con la siguiente afirmación: “Esto me lo pasaron, no deja de tener razón; alerta ONPE y JNE, estamos pendientes; este domingo no dejemos salir a votar a nuestros difuntos”. 

Salgado difundió ese mensaje a pesar de que apenas unos días antes, el 14 de septiembre, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) había desmentido versiones similares  en un comunicado publicado en su web institucional con el inequívoco título de ‘ONPE reitera: ¡los muertos no votan! Y estas son las pruebas’.

En ese texto se hacía una explicación sobre las versiones que circularon en las elecciones generales del 2021, cuando, por ejemplo, se difundió en redes sociales el caso de un miembro de mesa supuestamente fallecido. Esto fue desmentido por la ONPE, el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) y el equipo de verificación de OjoPúblico, ya que el Documento Nacional de Identidad (DNI) usado como referencia para una búsqueda en la web de RENIEC no era el mismo que figuraba en el acta con la firma del tercer miembro de mesa. El autor del mensaje se había basado en un número equivocado.

A raíz de estas desinformaciones, la ONPE explicó que en la mesa de votación se siguen diferentes procedimientos para evitar la suplantación de identidades e irregularidades en el proceso electoral, desde la presentación del DNI en físico hasta la participación de los personeros y fiscalizadores. 

Además, tras la aprobación del padrón electoral para las Elecciones Regionales y Municipales 2022, realizada el 6 de marzo de este año, el RENIEC envió a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) un reporte mensual con los nombres de las personas fallecidas, para la correspondiente actualización. La sexta y última entrega incluyó los datos de 13.726 ciudadanos fallecidos entre el 19 de agosto y el 19 de septiembre del 2022.

Según una nota de prensa de la Reniec, publicada el 21 de setiembre, a lo largo del año se realizaron las siguientes actualizaciones:

-6 de abril: 17.629 votantes fallecidos.

-6 de mayo: 12.589 votantes fallecidos.

-20 de junio: 18.851 votantes fallecidos.

-20 de julio: 14.443 votantes fallecidos.

-20 de agosto: 14.588 votantes fallecidos.

-21 de septiembre: 13.726 votantes fallecidos.

Cabe precisar que este procedimiento está regulado en la decimoquinta disposición transitoria de la Ley N.º 31357, la cual modifica la Ley Orgánica de Elecciones, y la Ley de Organizaciones Políticas para las Elecciones Regionales y Municipales 2022.  

La narrativa de que ‘los muertos votan’ se ha repetido en diferentes países. Por ejemplo, los medios de verificación ColombiaCheck, de Colombia; Maldita.es, de España; y PolitiFact, de Estados Unidos, verificaron versiones de supuesto fraude electoral mediante el conteo de votos de personas muertas en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. 

Una de esas versiones aseguraba lo siguiente: “Los muertos también votan en Estados Unidos. Resulta que ‘William Bradley’, de 118 años, votó a través de una boleta en ausencia en el condado de Wayne, Michigan. William Bradley murió en 1984”. 

En comunicación con PolitiFact, Daniel Baxter, consultor del Departamento de Elecciones de Detroit, explicó: “Nunca se solicitó, recibió o contó ninguna boleta para el Sr. Bradley, de 118 años. Un hombre con un nombre casi idéntico solicitó una boleta y votó correctamente tanto en las elecciones primarias como en las generales. Sin embargo, cuando se registró inicialmente su boleta, se atribuyó incorrectamente a William Bradley nacido hace 118 años a través de un error administrativo”.

El medio de verificación estadounidense explicó que el hijo, William Bradley, lleva su mismo nombre y vive en la misma casa donde vivía su padre, quien murió en 1984. 



Mentira 3: La amenaza extranjera

 

El 26 de septiembre del 2022 se difundió en Twitter la siguiente versión relacionada a las elecciones regionales y municipales de este domingo: “Venezolanos del interior del país informan que están siendo obligados a ser ‘miembros de mesa’ para lo cual se les asigna un supuesto número de DNI que inicia con 999******”. 

La ONPE calificó la publicación como desinformación y precisó que solo hay 153 ciudadanos extranjeros habilitados para votar, por estar inscritos debidamente en el padrón electoral. De este grupo, 30 han sido elegidos por sorteo como miembros de mesa. “Ante la ausencia de uno de los titulares y suplentes, cualquiera de los 123 [electores extranjeros hábiles] restantes podría desempeñar el cargo si está en la fila durante la instalación”, explicó el órgano electoral a través de su cuenta oficial en Twitter. 

En efecto, de acuerdo con la Resolución del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), publicada el 7 de marzo del 2022 en El Peruano, el padrón electoral definitivo consta de 24’773.773 electores hábiles. De ese total, 153 ciudadanos extranjeros están inscritos para participar, únicamente, en las elecciones municipales. 

CAPTURA. Cantidad de electores hábiles para las Elecciones Regionales y Municipales 2022 registrado en la Resolución N.º 0137-2022-JNE. Fuente: El Peruano. 

 

La ONPE explicó que los 153 ciudadanos extranjeros registrados para votar en las Elecciones Regionales y Municipales 2022, representan el 0,0006 % del total de electores. 

A una consulta para esta verificación, Rafael Arias Valverde, subgerente de Documentación e Investigación Electoral de la ONPE, indicó que: “de acuerdo a la información en el listado final de miembros de mesa, las personas extranjeras de nacionalidad venezolana son 27. Trece de ellos son titulares y catorce son suplentes”.

Cabe precisar que la participación de extranjeros está debidamente regulada en el país.

El artículo 7 de la Ley de Elecciones Municipales, indica que “los extranjeros mayores de 18 años, residentes por más de dos años continuos previos a la elección, están facultados para elegir y ser elegidos, excepto en las municipalidades de frontera”. 

Para esto deben estar inscritos en el Registro Electoral de Extranjeros Residentes en el Perú, el cual fue cerrado el 2 de octubre de 2021 para la participación en las elecciones de este domingo. 

Por el contrario, la Ley de Elecciones Regionales no contempla la votación de los ciudadanos extranjeros. 

“La elección regional es a nivel de todo el departamento, donde se elige la fórmula de gobernador, vicegobernador regional y las listas de consejeros. En cambio, la elección municipal es la elección de vecinos, de gente que vive en la localidad, que vive el día a día en la localidad. Por eso es que también se involucra al extranjero y al nacional porque ambos viven la realidad del distrito”, explicó José Tello, abogado especialista en derecho electoral y docente de la Universidad de Lima, a una consulta para esta verificación.

Del mismo modo que en el tema de los supuestos fallecidos que votan, la versión sobre la presunta participación irregular de extranjeros en las elecciones es tema recurrente en otros países. 

En Chile, por ejemplo, el Servicio Electoral de Chile (Servel) y la agencia de noticias Agence France-Presse (AFP) desmintieron una versión que denunciaba la supuesta designación de “muchos extranjeros” como vocales de mesa “sin siquiera tener requisitos para votar”. El Servel aclaró que, según la ley de dicho país, las personas extranjeras no pueden ser vocales de mesa. 





 

CAPTURA. Publicación de Servel en Twitter del 20 de noviembre del 2021.

Un caso similar sucedió en Colombia, donde en vísperas de las elecciones locales, el 27 de octubre 2019, círculo en redes sociales la versión de que “todos los venezolanos” podían votar. El medio ColombiaCheck verificó que, según las normas de dicho país, solo algunos extranjeros que cumplan una serie de requisitos podrían votar, y solo en elecciones locales, pero no en las presidenciales ni en las legislativas.



Mentira 4: El comodín del supuesto fraude 

 

En las elecciones generales del 2021 se difundieron distintas versiones que alentaron la narrativa de un supuesto fraude. Ninguna tenía sustento. 

En junio del 2021, por ejemplo, circuló el tuit de un supuesto miembro de mesa, quien denunciaba que una de las actas que tenía a su cargo aparecía de manera irregular como ilegible en la web de la ONPE. La red Ama Llulla verificó que el acta en cuestión no tenía alguna condición de ilegibilidad. Lo que se mostró en la supuesta denuncia era en realidad un aviso que figuraba en la web para exponer los casos cuando se produce esa situación.

 

CAPTURA. Verificación de la red Ama Llulla, publicado el 8 de junio del 2021. 

A casos de este tipo se sumaron distintas anomalías que fueron difundidas como presuntas pruebas de un fraude electoral. Sin embargo, distintos análisis y antecedentes reportados en procesos electorales revelan que episodios aislados no constituyen un fraude. 

Por ejemplo, el Análisis longitudinal de las elecciones presidenciales 2001-2021, publicado el 5 de setiembre del 2022, y elaborado por José Incio, consultor del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), explica los patrones comunes a las elecciones presidenciales de los años 2006, 2011, 2016 y 2021: 

-Locales en donde un candidato ganó solo en una mesa del total de mesas del local.

-Mesas en las que un candidato obtuvo la mayor preferencia en la primera vuelta, pero en la segunda vuelta perdió la preferencia.

-El número de mesas donde el ganador del distrito obtuvo 0 votos válidos en primera y/o segunda vuelta. 

-La reducción de votos blancos o nulos entre primera y segunda vuelta. 

-Las actas atípicas se distribuyeron de manera similar entre los dos partidos en competencia. 

“Los comportamientos anómalos presentados como evidencia de un supuesto fraude electoral no son extraños a las elecciones presidenciales”, concluye el artículo tras analizar el último proceso electoral en el Perú. 

 

Mentira 5: Las encuestas falsas 

 

El 24 de setiembre último, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) desmintió una encuesta falsa que se le atribuyó y, según la cual, se declaraba al ganador de un debate entre los candidatos para la alcaldía del distrito de Huayrapata, en Puno. A través de su cuenta de Twitter, la entidad electoral aclaró que no realiza sondeos o encuestas, y que nunca ha realizado debates a nivel distrital. 

Para las próximas elecciones del 2 de octubre, programó 25 debates regionales y uno para Lima Metropolitana. 



 

CAPTURA. Publicación del JNE en Twitter del 24 de setiembre del 2022.

La difusión de encuestas falsas un recurso clásico de la desinformación en contextos electorales. Organizaciones de verificación han recogido y desmontado versiones similares en distintos países y de manera casi homogénea, al punto que se considera uno de los elementos más recurrentes de contaminación informativa en periodo de elecciones.

A manera de antecedente, vale recordar que, poco antes de la segunda vuelta para las elecciones generales del 2021, la red Ama Llulla sometió a verificación una supuesta encuesta publicada por Vladimir Cerrón, fundador del partido político Perú Libre, según la cual el entonces candidato presidencial Pedro Castillo tenía la mayor intención de voto en más de 20 departamentos. En realidad, se trataba de una imagen apócrifa, con varios errores ortográficos, y firmada por una presunta encuestadora que no estaba registrada ante el Jurado Nacional de Elecciones, cómo exige la ley. 

Además, especialistas del sector indicaron que las encuestas de ese momento no estaban recabando la intención de voto de manera segmentada por cada departamento. Así lo comprobó Ama Llulla al revisar los reportes de las principales encuestadoras del país.  

En Colombia, ColombiaCheck realizó la verificación a una encuesta falsa difundida por Rafael Correa. El mensaje de Correa estaba acompañado con una tabla con unos supuestos resultados a boca de urna, mientras se realizaba la votación de la segunda vuelta de la elección presidencial, el 19 de junio de 2022. 

La búsqueda realizada por ColombiaCheck no tuvo algún resultado sobre el origen de los datos. La firma encuestadora con el nombre ‘Telefónica Celulares’, o con algún representante con el nombre de Pérez Aranda, como se observa en la imagen compartida por Correa, no estaba registrada en el Consejo Nacional Electoral de Colombia (CNE).

Además, la publicación no contaba con una ficha técnica con detalles y la fuente de financiación. Sumado a eso, de acuerdo a la normativa de dicho país, está prohibida la difusión de encuestas a boca de urna el día de las elecciones. 

En Brasil, el medio de verificación Lupa desmontó una publicación que aludía a la encuesta de Datafolha. La publicación apócrifa decía lo siguiente “faltando 4 días consecutivos para el 1er turno en 2018, DataFolha dijo que Bolsonaro tenía el 28% En las urnas, 4 días después, tenía el 46%”.

Sin embargo, la votación para la primera vuelta de las elecciones de 2018 no se realizó cuatro días después de la publicación de la encuesta de Datafolha, el 28 de septiembre, sino nueve días después, el 7 de octubre. El Instituto Datafolha realizó otras tres encuestas en ese periodo, el 2, 4 y 6 de octubre, en donde el porcentaje de aceptación hacia Bolsonaro incrementaba. 

Además, de acuerdo a la verificación, la encuesta contó los votos totales, es decir, los votos en blanco y nulos, sin embargo, el Tribunal Superior Electoral de Brasil solo considera los votos válidos para el conteo final. 

En resumen, las versiones falsas que tratan de poner en tela de juicio las elecciones son recurrentes y comunes a los procesos electorales en diferentes países y forman parte de una narrativa que ha sido desarticulada por organizaciones de verificación. Las más comunes son: la versión de que se cuentan de manera fraudulenta los votos de personas fallecidas, la de que todas las personas extranjeras votan de manera ilegal, las supuestas irregularidades de las boletas de votación y las actas. 

Es importante recordar este arsenal de desinformación para tenerlo en cuenta y estar prevenidos a lo largo de la jornada del domingo 2 de octubre. Antes de compartir una versión de ese tipo, hay que asegurarse de su origen, la solidez de la fuente y, ante la duda, esperar el análisis y confirmación de los medios periodísticos que cubren las elecciones con metodología de verificación. La red Ama Llulla estará trabajando para proveer información confiable en este proceso.

Noticias Relacionadas