GRANDES EMPRESAS. Unas 266 grandes compañías ampliaron sus créditos. El Comercio y América TV saldaron la deuda y pagaron dividendos.

Reactiva Perú: más créditos millonarios y pagos adelantados a un año del programa

Reactiva Perú: más créditos millonarios y pagos adelantados a un año del programa

GRANDES EMPRESAS. Unas 266 grandes compañías ampliaron sus créditos. El Comercio y América TV saldaron la deuda y pagaron dividendos.

Imagen: OjoPúblico

Un grupo de grandes empresas que accedieron a Reactiva Perú regresó a los bancos para solicitar más fondos avalados por el Estado, mientras que otras adelantaron el pago de su deuda e, incluso, se repartieron dividendos. En este informe, cuando se cumple el plazo para que los beneficiarios del programa empiecen a pagar sus créditos, OjoPúblico detalla qué ocurrió con el plan de apoyo financiero que se creó en pandemia y cómo los créditos se han convertido en un pasivo para las Mypes por la lenta reactivación económica.

6 Mayo, 2021

Hace exactamente un año se iniciaron los desembolsos del programa estatal Reactiva Perú, creado para facilitar liquidez a los negocios más afectados por la pandemia y asegurar que cumplan con el pago a sus empleados y proveedores. Luego de tres extensiones de plazo y una ampliación de los recursos disponibles a S/60 mil millones, el 2020 se cerró con la entrega de créditos a 544 mil empresas y personas con negocios, a tasas de interés históricamente bajas y con el aval del Estado.

Se preveía que este mes -cumplido el año de gracia que les fue otorgado- los primeros beneficiarios iban a empezar a abonar sus cuotas. Sin embargo, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) aprobó dos decretos de urgencia para permitir la reprogramación de sus abonos, pues estima que cerca de 457.000 micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) todavía no han recuperado sus actividades ni capacidad de pago, debido a la pandemia.

Esta reprogramación dará la posibilidad de extender el inicio del pago a todo tipo de empresa, aunque en el caso de las que accedieron a préstamos mayores a S/90 mil se deberá demostrar que sus ventas fueron afectadas entre un 10% y 20% para calificar. Sin embargo, no todas lo necesitarán: OjoPúblico encontró que a un grupo de compañías, que accedieron a los fondos de Reactiva, les fue económicamente mejor durante el primer año de pandemia y lograron cancelar su deuda, e incluso algunas se repartieron dividendos.

Reactiva
REPROGRAMACIÓN. El MEF estima que unas 457 mil Mypes y medianas empresas no podrán empezar a pagar sus cuotas desde este mes, por eso aprobaron la reprogramación general.
Foto: Andina.

 

Según la información obtenida por este medio, hasta noviembre pasado, 144 empresas cancelaron el total de su préstamo, y otras 36 realizaron prepagos parciales. La Asociación de Bancos del Perú (Asbanc) confirmó la cifra e indicó que la tercera parte son Mypes. Sin embargo, el gremio que representa a las principales entidades financieras y la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide), que otorgó las garantías, se negaron a entregar información sobre las compañías que dejaron de ser deudoras. 

En el área de prensa del ministerio de Economía indicaron que los nombres no podían ser revelados por las restricciones del secreto bancario. El economista de la Universidad del Pacífico, Marcel Ramírez, explica que si bien el adelanto del pago no colisiona con las normas de Reactiva Perú, una pronta devolución del préstamo puede reflejar que la afectación económica que impuso la pandemia no fue tan severa para algunas compañías.

“Estos eran recursos para financiar el capital de trabajo y obligaciones regulares que se vieron reducidas por la cuarentena y las restricciones que se generaron por la pandemia. La pronta devolución podría demostrar que no era tan necesario para ellos, o que lograron recuperarse rápidamente. El reparto de utilidades ya es un indicador de ello. Conocer el perfil de estas 144 empresas nos daría más luces sobre el comportamiento de los beneficiarios del programa”, remarcó.
 

Saldar deudas y entregar dividendos

Los reportes de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), que supervisa a un número reducido de empresas, muestran que al menos dos compañías de un mismo grupo económico notificaron la cancelación de sus obligaciones con Reactiva Perú, como acto previo a la repartición de dividendos. Se trata de Empresa Editora El Comercio S.A., vinculada a los diarios El Comercio, Perú21, Gestión y Trome, y uno de los medios que ejecutó despidos masivos durante la cuarentena; y Compañía Peruana de Radiodifusión S.A., conocida como América TV.

Cada una había accedido a préstamos de S/10 millones en el Banco de Crédito del Perú (BCP), con tasas de interés históricamente bajas, según la información del MEF al 29 de mayo de 2020. Las comunicaciones a la SMV se deben a que una de las restricciones a las que se someten los beneficiarios del programa estatal, según el Decreto Legislativo N°1455, es que no pueden distribuirse las ganancias mientras mantengan la deuda vigente. 

Seis meses después de conocidos los prestamos, el 11 de noviembre de 2020, la Empresa Editora El Comercio S.A. comunicó en la sección Hechos de importancia de la SMV que su Directorio había acordado el adelanto de dividendos por S/ 3 millones. El monto correspondía a un acumulado de ejercicios anteriores, y S/ 344.514 se destinarían a acciones de inversión. En el documento se fija como fecha de entrega el 11 de diciembre y se subraya lo siguiente: “Previo al pago de dividendos, la sociedad procederá al pago del crédito Reactiva Perú”.

 

ADELANTO. El 11 de noviembre de 2020 El Comercio comunicó el primer adelanto de dividendos para diciembre de ese año. Previo a ello, indicaron, se saldaría la deuda avalada por el Estado.
Fuente: SMV

El 21 de diciembre de 2020 se notificó otro Hecho de importancia para informar de un segundo adelanto de dividendos, esta vez por S/7 millones, de los cuales S/ 803 mil irían a acciones de inversión. En este documento ya no se advierte sobre la necesidad de cancelar la deuda estatal. El pago de los S/10 millones aparece confirmado en los estados financieros y en la memoria anual que la Empresa Editora El Comercio S.A presentó al cierre del año ante la SMV y la Bolsa de Valores de Lima.

Antes de que Editora El Comercio salde su deuda, otra empresa del grupo económico había hecho lo mismo: Compañía Peruana de Radiodifusión S.A. (América TV). En el Oficio 019/2020, de 14 de octubre de 2020, se da cuenta que la televisora pagó dividendos a sus accionistas por un total de S/15 millones, con cargo a resultados acumulados. “Destacamos que de manera previa al pago de dividendos, la Compañía Peruana de Radiodifusión S.A. canceló el crédito otorgado por el BCP bajo el programa Reactiva Perú”, señala el documento. 

Son 144 las empresas que cancelaron el préstamo de Reactiva Perú hasta noviembre. Otras 36 realizaron prepagos parciales".

El dueño del 99,9% de acciones de Compañía Peruana de Radiodifusión S.A. (América TV), y quien recibió el pago mencionado, es Plural TV S.A.C. Esta, a su vez, es controlada por Empresa Editora El Comercio S.A. (70%) y el Grupo La República S.A. (30%). Por ello, en el mismo documento, la compañía informa que la Junta Universal de Accionistas de Plural TV acordó, también, la distribución inmediata de dividendos entre sus dos socios por casi la totalidad de lo que acababan de recibir: S/ 14 '997,000. 

Según la información de la SMV, América TV cerró el año con ingresos de S/ 339 millones, un 23% menos que el periodo anterior, pero consiguió una utilidad neta positiva de 3%; mientras que Editora El Comercio y sus subsidiarias obtuvieron ingresos por S/722 millones, pero al final del periodo registró pérdidas por S/57 millones. Pese a ello, los accionistas aprobaron la repartición de dividendos.

“Durante el primer semestre del 2020, el Grupo firmó contratos de préstamo con entidades financieras dentro del marco del Programa Reactiva Perú por (en miles) S/ 38.551, a unas tasas de interés de 1.05% a 1.48%, en promedio, y con un vencimiento a 3 años, incluyendo un año de gracia. Asimismo, durante el 2020 se cancelaron (en miles) S/ 20.000 de dichos préstamos siendo el saldo al 31 de diciembre de (en miles) S/ 17,805”, añade el Grupo El Comercio en su memoria anual.

América TV
AMÉRICA TV. El 14 de octubre de 2020, pocos meses después de acceder al préstamo, Compañía Peruana de Radiodifusión (América TV) canceló toda su deuda.
Fuente: SMV

Mariano Nejamkis, gerente general de Prensa y Digital de Empresa Editora El Comercio, explicó que el crédito de Reactiva Perú fue cancelado con los recursos que provinieron del pago de dividendos de Compañía Peruana de Radiodifusión S.A. (América TV) a Plural TV, en la cual, como se comentó líneas arriba, esta empresa es accionista. "Levemente nos recuperamos pero no hemos llegado a los niveles de prepandemia (...) [El reparto de dividendos] es una política de cada empresa (...) Por supuesto que el pago de Reactiva libera la distribución de dividendos y otras cosas que no se le permiten a una sociedad mientras tenga la deuda".

"Era indispensable acceder al préstamo. Hay que verlo con los ojos puestos en mayo, en ese momento no se sabía lo que iba a pasar, y nos permitió tomar decisiones para afrontar los primeros meses de la pandemia", añadió. Consultado respecto al uso de los fondos, dado que en junio continuó el despido de trabajadores, dijo que se priorizó el pago a proveedores. "Los fondos que entraron la segunda quincena de mayo permitieron darle continuidad a la operación. Hubo suspensiones perfectas en distintos momentos (...) Básicamente sirvió para el pago de proveedores. La verdad es que se usó para eso, para ajustar el pago a proveedores (...) especialmente a los más pequeños", señaló.

OjoPúblico también se comunicó con América TV para conocer su versión, pero hasta el cierre de edición no respondieron. Ninguna otra empresa que reporta sus actividades ante la SMV o la Bolsa de Valores de Lima (BVL) ha detallado, hasta el momento, el pago total de sus obligaciones con Reactiva Perú para repartirse las utilidades. 


Las empresas que ampliaron sus préstamos

La lista general de aquellos que accedieron a Reactiva Perú fue liberada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en dos momentos. El primero fue con data al 29 de mayo, a poco de concluir la primera fase del programa. Hasta entonces se tenían identificadas unas 71 mil empresas, asociaciones y personas con préstamos aprobados. Pero el 30 de octubre, un mes antes del último aplazamiento, se conoció que la cifra de beneficiarios se multiplicó por siete, y superó los 501 mil. 

OjoPúblico analizó estas últimas cifras y encontró que 55.363 empresas y personas naturales con negocios solicitaron nuevamente a los bancos préstamos en la segunda fase del programa, aprovechando que el MEF modificó las normas para permitirles acceder ya no al equivalente a un mes de ventas, sino a tres. Esto justificado por la prolongación de las cuarentenas y la paralización de varios sectores económicos, como parte de las medidas sanitarias. 

Los mayores incrementos se dieron en las Micro y Pequeñas empresas (Mypes), pero un caso llama la atención porque elevó sus créditos en 15.000%. Se trata de la Compañía Peruana de Petroleo Gas y Gasolina S.A.C., dueña de una cadena de grifos en las ciudades de Chimbote, Trujillo y Chiclayo, distribuidora de combustibles Repsol, y calificada como gran empresa por su nivel de facturación. Esta compañía consiguió S/30 mil en la Caja Municipal de Trujillo, pero luego acudió al BCP y obtuvo otros S/4,3 millones.

Al igual que esta comercializadora de combustibles, en la lista aparece un grupo de 266 grandes empresas que solicitaron nuevos préstamos y obtuvieron el tope máximo que les permitía las nuevas normas de Reactiva Perú: S/10 millones, con bajísimos intereses y aval del Estado. Aquí encontramos a laboratorios farmacéuticos, clínicas privadas, agroexportadoras, medios de comunicación, restaurantes, empresas de manufactura y servicios, pero también a compañías extractivas.

 

 

Una de ellas es Maderera Bozovich, principal exportadora de madera en el Perú e investigada por el caso Panama Papers. En junio de 2020, OjoPúblico identificó a esta empresa como beneficiaria de un préstamo de S/7,6 millones en el Banco de Crédito del Perú (BCP), en la primera fase de Reactiva Perú. Ahora se sabe, además, que solicitó a la misma entidad financiera y logró ampliar su efectivo a S/10 millones. Según la data de Aduanas, el valor FOB de sus exportaciones se redujo a US$12,2 millones en el 2020, en comparación a los US$19 millones que registró en 2019.

En la lista también aparecen dos compañías extractoras de aceite de palma Oleaginosas del Perú S.A. (Olpesa), en la región San Martín; y Oleaginosas Amazónicas S.A. (Olamsa), en la región Ucayali. La primera consiguió que el banco BBVA le apruebe un crédito adicional de S/7 millones, con lo que llegó a los S/10 millones; mientras que la segunda obtuvo un primer préstamo de S/ 4,8 millones en el BCP y acudió por más al BBVA, hasta bordear la cifra tope: S/9 '997.475.

Nilo Maguiña, gerente de Olamsa, confirmó que obtuvo dos préstamos, en mayo y setiembre de 2020, pero indicó que hace unos días canceló S/5 millones y esperan cubrir el saldo este mes. "Necesitábamos capital de trabajo porque el consumo de aceite se redujo en el país y se perdió fruta en las plantaciones. Reactiva me ayudó muchísimo en ese momento, pero ahora ya nos recuperamos. Podríamos repartirnos dividendos si quisiéramos porque la Ley General de Sociedades lo permite, y esta tiene más peso que el Decreto de Urgencia de Reactiva, pero para no tener impedimentos ni problemas estamos pagando todo”, añadió.

266 grandes empresas solicitaron nuevos créditos y obtuvieron el tope máximo: S/10 millones".

Entre los medios de comunicación se encuentra también el Grupo RPP, Radio Programas del Perú, que había accedido a S/7 millones en la primera fase de Reactiva Perú, pero acudió nuevamente al Banco de Crédito del Perú (BCP) y obtuvo S/3 millones adicionales. De igual forma CRP Medios y Entretenimiento, vinculada a las emisoras Radiomar, Radio Ritmo, Radio Moda y La Inolvidable, tenía S/8,8 millones canalizados por Scotiabank, pero meses después obtuvo en esta misma entidad financiera el desembolso faltante para completar los S/10 millones.

En la lista aparece, además, la empresa de publicidad exterior Punto Visual S.A, en cuyos paneles se han contratado mensajes anónimos “contra el comunismo” durante esta segunda vuelta electoral que enfrenta a Keiko Fujimori y Pedro Castillo. Primero obtuvo S/6,5 millones, luego S/3,5 adicionales.

Palma
PALMA ACEITERA. Dos extractoras de aceite de palma, que abastecen a Alicorp, también ampliaron sus créditos. Estas son Oleaginosas del Perú S.A. (Olpesa) y Oleaginosas Amazónicas S.A. 
Foto: Andina.

En el sector salud destacan, por otro lado, las clínicas Javier Prado y San Judas Tadeo, que firmaron contratos con el Ministerio de Salud para recibir a pacientes graves con Covid-19; y la empresa de suministros médicos Diagnostica Peruana, que en 2020 le vendió al Estado insumos y equipos para la detección del virus por un total de S/21,7 millones. Además, del centro de chequeos ocupacionales Omnia Médica S.A., filial del Grupo Vital, vinculado a Agrícola Saturno y la inmobiliaria Águila que dirige Diego de Osma. Estas cuatro compañías pasaron de tener entre S/6 o S/7 millones a un máximo de S/10 millones.

En el sector restaurantes aparece, de nuevo, Lucha Partners, dueña de cinco marcas de comida rápida: La Lucha Sanguchería, Siete Sopas, República, Hermanas Ambulantes y Marcha. El pasado 15 de julio OjoPúblico informó que, pese a recibir un préstamo de S/7 millones de Interbank para no romper la cadena de pagos a sus empleados y proveedores, se desvinculó de casi el 80% de su personal. Lo hizo a través de liquidaciones de servicios con fechas retroactivas y luego de darle a sus empleados licencias compensables, pero con sueldos recortados. 

La abogada Katty Caballero, que en un primer momento acompañó las denuncias laborales de los afectados, dijo que solo uno de los casos alcanzó la vía judicial, mientras que el resto de reclamos se diluyó porque los jóvenes se cansaron de exigir sus sueldos. Pese a ello, los datos analizados por este medio indican que Lucha Partners volvió al banco en la segunda fase de Reactiva Perú, esta vez al BBVA, y pidió otros S/3 millones en créditos avalados por el Estado. Intentamos comunicarnos con el dueño de la compañía, Jay Shehadi, pero no respondió el celular.

De igual forma, y aunque el sector agrario no paralizó actividades durante la pandemia, siete grandes agroexportadoras solicitaron aumentar su acceso a estos préstamos hasta llegar a los S/10 millones. Estas son: Agrícola San Juan, productora de uvas y palta en Lambayeque; Icatom, exportadora de tomates y filial del holding ED&F Man, de Inglaterra; Manuelita FyH, del grupo colombiano del mismo nombre y uno de los principales exportadores de uva de mesa. Seguidos de Sun Fruits Exports, Agrovictoria, Exportadora Frutícola del Sur y la productora de pimientos y granos, S & M Foods.

Lucha Partners, que separó a cerca del 80% de su personal, consiguió un segundo préstamo con aval del Estado".

De acuerdo con el economista Marcel Ramírez, lo que han hecho estas empresas es usar el marco legal existente para obtener más liquidez, aprovechando que las condiciones de Reactiva Perú ofrecían mejores condiciones en las tasas de interés para endeudarse y mover capital. “Cómo y para qué se usaron estos fondos es difícil saberlo. La pandemia ha afectado a todo tipo de empresas, la necesidad de recursos es innegable, pero en este tipo de ayudas se debe cuidar de no dejar zonas grises y pedir algún informe a las beneficiarias sobre el uso de los créditos”, explica.

Las normas del programa estatal prevén que Cofide inicie una supervisión posterior a la entrega de los fondos. Consultados al respecto, indicaron que ya se ha seleccionado una muestra de la cartera de créditos y se ha solicitado a las entidades financieras sus respectivos expedientes, para evaluar si accedieron cumpliendo los requisitos y el destino que le dieron a los recursos.

Durante el proceso, esta entidad tuvo como función, además de aprobar las garantías, verificar que en la lista de solicitantes preaprobados por las entidades financieras no se filtren procesados por corrupción, lavado de dinero y otros delitos señalados en la Ley 30737, y tampoco aquellos que hayan sido sancionados por el Tribunal de Contrataciones del Estado. Según Cofide, al final del proceso se rechazaron a 320 solicitantes por estar incluidos dentro de alguna de estas prohibiciones.

Si bien el objetivo de Reactiva Perú era proteger la planilla de empleados y la cadena de pagos, OjoPúblico identificó que 39 de las 266 grandes empresas que acudieron a los bancos por más dinero, habían presentado al Ministerio de Trabajo solicitudes para aplicar la suspensión perfecta a su personal. La lista de compañías que se acogieron a esta medida laboral fue obtenida a través de un pedido de acceso a la información y tiene data actualizada hasta julio de 2020, cuando culminó la segunda cuarentena total por la Covid-19.

 

Aquí encontramos al Instituto Toulouse Lautrec, empresa educativa del Grupo Enfoca, una gestora de fondos con inversiones en televisión, pesca, salud, educación y logística. Esta compañía suspendió a 26 de sus trabajadores y, luego, regresó al Banco Interamericano de Finanzas (Banbif) para aumentar su crédito, de S/7,7 millones a S/10 millones. Del mismo modo, la Corporación Mendoza, propietaria de las pollerías Las Tinajas, Retablo y otros, puso en suspensión perfecta a 299 trabajadores y, luego, consiguió incrementar su préstamo de S/3 a S/10 millones.

No obstante, las dos firmas que suspendieron al mayor número de empleados, hasta junio de 2020 y, a su vez, consiguieron aumentar su acceso a liquidez hasta el tope máximo, son: la tienda de accesorios Bijou Peru, conocida como Isadora -TM y la cadena de comida rápida Franquicias Alimentarias S.A., cuyo nombre comercial es Fridays. La primera suspendió a 816 trabajadores y la segunda a 697.

Si bien Cineplex (Cineplanet) no volvió a solicitar más fondos, cabe recordar que esta cadena de cines aplicó una masiva suspensión perfecta de labores durante la pandemia: 2.170 de sus trabajadores fueron afectados. En abril pasado, el Ministerio de Trabajo rechazó la apelación de la empresa y le ordenó pagar los sueldos no abonados el último año, pues no se cumplió con informar a la organización sindical o a los representantes de los trabajadores los motivos para aplicar la medida laboral.

 

Mypes sin posibilidad de pago

De acuerdo con los datos analizados por OjoPúblico, el mayor desembolso de los fondos de Reactiva Perú se realizó en la primera fase del programa, entre mayo y junio de 2020, cuando se reveló que las grandes empresas estaban siendo priorizadas en el acceso a créditos. En la segunda etapa, tras los cambios normativos, se entregaron más préstamos a las Micro y Pequeñas Empresas (Mypes), por ello el número de beneficiados en este bloque se disparó en 1.200% y el sector de grandes compañías se redujo en 23%. 

Daniel Hermoza Negreiros, director de la organización Mypes Unidas del Perú, asegura que el sistema relegó a cerca 1 millón 600 mil Mypes que no tenían historial crediticio, pero entre aquellas que sí accedieron a los fondos se encuentran las que usaron el dinero para iniciar la reconversión de sus negocios y otras que no pudieron mejorar sus finanzas. Según Hermoza Negreiros, en esta última situación se encuentran la mayoría de pequeños negocios, a los cuales acceder a Reactiva Perú les ha significado arrastrar un pasivo que no pueden pagar.

“Lo que pudo ser una buena intención se ha convertido ahora en un problema de corto y mediano plazo para aquellas que recibieron los préstamos, esto porque la reactivación económica no llegó. Las vacunas demoraron, y sin vacunación no hay economía que pueda normalizarse. Las más afectadas son las Mypes vinculadas a la industria gráfica, servicios, turismo y restaurantes”, explicó Hermoza Negreiros, representante de la organización que reúne a 25 gremios regionales.

 

Los créditos otorgados hasta octubre muestran que 453 mil microempresas y 41 mil pequeñas compañías lograron acceder a un total de S/ 29,2 millones, casi el 50% de los recursos disponibles. De estas 494 mil Mypes que accedieron a Reactiva Perú, 432 mil (87%) lo hicieron en la segunda fase. Sin embargo, dado que el tope del dinero al que podían acceder era proporcional al valor de sus ventas, el monto entregado por las entidades financieras en el último periodo fue menor.  

Llama la atención que al cierre del programa no se llegaron a asignar la totalidad de los S/60 mil millones. Según los datos del Banco Central de Reserva (BCRP), a diciembre de 2020 se colocaron S/58 mil 094 millones. “En la última etapa del programa, lo que sí se vio, y que es de público conocimiento, es un menor interés por parte de las entidades financieras en aprobar nuevas operaciones, lo cual se evidenció en la ausencia de demanda en las subastas realizadas por el BCRP”, respondió Cofide, a través de un escrito.

De acuerdo al procedimiento, Cofide recibía la lista de solicitantes preaprobados en las entidades financieras y, luego de revisar sus casos, aprobaba las garantías. Con este visto bueno, los bancos solicitaban al BCRP los recursos y hacían los desembolsos. Sin embargo, los fondos subastados por el Banco Central de Reserva en la segunda etapa no fueron captados por las entidades financieras con la misma velocidad. Por ejemplo, desde el 30 de junio hasta el 6 de julio se ofertaron S/ 19.150 millones y solo se colocaron S/ 14.845 millones.

De las 494 mil Mypes que accedieron a Reactiva Perú, 432 mil (87%) lo hicieron en la segunda fase del programa.

OjoPúblico se contactó con el equipo de prensa de las cuatro entidades financieras que controlan el sector y canalizaron el 85% de los fondos de Reactiva Perú: el Banco de Crédito del Perú (BCP), el BBVA, Interbank y Scotiabank, y les envío un cuestionario. Sin embargo, el gremio que las representa, la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), se contactó con este medio para indicar que serían ellos los que responderían por las cuatro entidades.

“El interés de las entidades financieras fue el mismo en la segunda fase del programa. Previamente a la participación en la subasta de los fondos, las entidades debían identificar a sus potenciales beneficiarios entre las empresas que calificaban, según los requisitos y condiciones establecidos, y que podían demandar el dinero según su afectación por la cuarentena. Lo que sucedió fue que esta demanda potencial de fondos se agotó”, señaló el gremio bancario.

Ante la misma consulta, el Banco Central de Reserva coincidió en que las solicitudes de crédito se redujeron a medida que se fueron reactivando algunos sectores económicos. “Además, las entidades del sistema financiero fueron más cautas en otorgar los préstamos en general, y ya habían atendido a la mayor parte del universo de empresas que calificaban para el programa”.

Bancos
BANCOS. El 85% de los fondos del programa fueron canalizados a través de los cuatro bancos que controlan el sector: BCP, BBVA, Interbank.
Composición: OjoPúblico

Para Hermoza Negreiros el problema no se restringe a que ya no hubieran más Mypes interesadas, sino en que al exigir a las entidades financieras que se asegure previamente a quiénes les iban a dar el dinero, estas optaron por priorizar a aquellos que ya tenían historial crediticio o que habían accedido a un primer préstamo en el programa. “Los negocios más chicos y vulnerables continuaron desprotegidos”.

Jorge Solis, director de la Federación de Cajas Municipales del Perú, que agrupa a 11 de estas entidades financieras, explica que el diseño de Reactiva Perú no era sostenible para cubrir los costos operativos de las pequeñas financieras, por lo que, en efecto, tuvieron que asegurar la lista de beneficiarios entre sus clientes habituales. Según él, los negocios más pequeños requieren un fondo especial con intereses subsidiados.

“Las tasas de interés en las Cajas superan el 20%, pero el programa pedía reducirlo a 1% y 3% , por eso los bancos concentraron las mayores ofertas. Tuvimos que prospectar a los mejores clientes, no hubo opción, pues recordemos que la garantía estatal es al 98%. El 2% de riesgo lo asumimos nosotros. Pero aún con acceso al crédito, muchas Mypes están hoy al borde de la quiebra, porque sin reactivación económica este programa solo los suma a la lista de deudores”, señaló el también presidente del Directorio de Caja Huancayo.

Cofide será la encargada de recibir las solicitudes de reprogramación de deuda que lleguen de los bancos, cajas municipales y financieras y, si es que cumplen con lo señalado en la normativa, se les extenderá la garantía estatal. Este beneficio implica la aprobación de un nuevo cronograma, con un periodo de gracia máximo de 12 meses, tiempo en el cual se pagará intereses y las comisiones correspondientes.

“Otro de los retos que encontramos en Reactiva Perú se centra en brindar facilidades a aquellos beneficiarios del programa que aún tienen dificultades para el repago. La actual crisis no ha afectado de forma homogénea a todos los sectores empresariales, y existen muchas empresas que, a pesar de estar operando, no han logrado alcanzar los niveles de ventas que reportaban antes de la pandemia”, señala Asbanc.

En febrero pasado, durante una conferencia con la prensa extranjera, el ministro de Economía, Waldo Mendoza, indicó que existe el riesgo de que el 15% de los préstamos de Reactiva Perú no sean pagados por las empresas, debido a la recesión económica en la que todavía se encuentra el país. Este porcentaje equivale a unos S/ 8.100 millones y, en tal caso, deberán ser cubiertos con la garantía estatal en los próximos tres años. 

La posibilidad de reprogramación de los préstamos tiene un tope: el Estado solo extenderá la garantía por un total de S/19 mil 500 millones. El comportamiento de pago de los beneficiarios será uno de los indicadores de cómo va funcionando la reactivación económica.