AGREDIDOS. Miles de personas llegaron hasta el Paseo de los Héroes Navales, para protestar frente al Palacio de Justicia.

Perú: Las víctimas de la violenta represión policial de un gobierno ilegítimo

Perú: Las víctimas de la violenta represión policial de un gobierno ilegítimo

AGREDIDOS. Miles de personas llegaron hasta el Paseo de los Héroes Navales, para protestar frente al Palacio de Justicia.

Foto: Musuk Nolte

Jack Bryan Pintado Sánchez, de 22 años, y Jordan Inti Sotelo Camargo, de 24, fallecieron este sábado durante la marcha nacional en contra de Manuel Merino y la mayoría del Congreso, debido a múltiples y graves lesiones por proyectiles de armas de fuego utilizadas por la policía. De acuerdo a reportes del Ministerio de Salud y EsSalud, otras 107 personas resultaron con lesiones por proyectiles, inhalación de gases tóxicos y politraumatismos.

15 Noviembre, 2020

Actualización: 15 de noviembre 08:00 p.m. 

 

Dos universitarios que protestaban durante la marcha nacional murieron debido a múltiples y graves lesiones por proyectiles de armas de fuego usadas por la policía, y más de 100 personas resultaron heridas, a causa de la violenta represión impulsada por el gobierno. Esto ocurrió en el sexto día de protestas contra el nombramiento de Manuel Merino de Lama, quien renunció a la presidencia más de 12 horas después de los hechos.

Las víctimas fueron identificadas como Jack Bryan Pintado Sánchez, de 22 años, y Jordan Inti Sotelo Camargo, de 24. Ambos fueron heridos por disparos en la vía pública, cuando participaban en la movilización social convocada a nivel nacional. EsSalud confirmó, a través de diferentes comunicados, que cuando ingresaron al hospital el personal de salud solo pudo limitarse a certificar las muertes. 

De acuerdo al acta médica, Pintado Sánchez recibió 11 impactos de armas de fuego en cabeza, rostro y tórax. “Se evidencia contusiones a nivel frontal, sangrado a nivel de cavidad oral (...). Dos en región parietal, un submandibular, dos en cara, dos a nivel de cintura, dos en hombro derecho, dos en parte superior del tórax”, indica el reporte.

Al respecto, el gerente del Hospital Almenara, señaló que las heridas fueron provocadas “aparentemente por perdigones”. Mientras que, Percy Castillo, adjunto para los Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo, confirmó el empleo de estas municiones. Como se recuerda, el exministro del Interior, Gastón Rodríguez Limo, había asegurado en los últimos días que la Policía solo utilizaba armas disuasivas de carácter no letal.

"Mi hermano ha fallecido con cuatro perdigones en el cuerpo. Que no quede impune", dijo Pacha Sotelo.

En el transcurso del domingo, el abogado de la familia de Bryan Pintado, Ronald Gamarra Herrera, declaró que los peritajes fiscales revelaron restos de proyectiles de plomo, es decir, armas letales. “Se le ha encontrado 10 esferas de plomo [perdigones], no de goma. [...] Estamos hablando de un asesinato cometido, como parte de una represión a una protesta ciudadana”, manifestó a la prensa.

La segunda víctima, de 24 años, ingresó con heridas similares en el tórax a la altura del corazón, de acuerdo a un comunicado de EsSalud. Luego de ser herido, según imágenes difundidas a través de redes sociales, el joven fue trasladado por voluntarios hasta el nosocomio. 

En declaraciones a la prensa, un familiar declaró que Sotelo Camargo recibió cuatro impactos en el pecho. "Mi hermano ha fallecido con cuatro perdigones en el cuerpo, porque la PNP lo ha matado. Que no quede impune", dijo el hermano de la segunda víctima fatal.

La Defensoría del Pueblo, lamentó el fallecimiento de los dos jóvenes, durante las protestas en el Centro de Lima y exigió a las fuerzas políticas “brindar una solución democrática inmediata”. Por su parte, el Ministerio Público, dijo a través de un comunicado, que la 4° Fiscalía Provincial Penal de La Victoria y la 55° Fiscalía Penal de Lima iniciaron las investigaciones sobre ambas muertes.

Asimismo, el Ministerio Público anunció que la fiscal adjunta provincial, Victoria Córdova Crisóstomo, de la Cuarta Fiscalía Provincial Penal Transitoria de La Victoria-San Luis, se presentó en el centro de salud Almenara y la fiscal adjunta provincial, Mónica Lara Flores, llegó al hospital Grau para realizar el levantamiento de los cadáveres.

 

Decenas de heridos en movilizaciones

 

La violenta represión policial contra los participantes de las masivas protestas ciudadanas a causa de la actual crisis política, registradas desde el 10 de noviembre, han dejado un saldo aún no definido de detenidos y heridos en diferentes regiones del país, entre civiles, periodistas y paramédicos voluntarios. 

De acuerdo al Ministerio de Salud, el sábado 14 de noviembre, solo en Lima Metropolitana, los servicios de salud de Minsa y EsSalud atendieron a 107 personas por algún tipo de lesión generada en el contexto de las marchas. Para la tarde del domingo, 73 habían sido dadas de alta y 34 continuaban hospitalizadas.

Las atenciones se realizaron, en su mayoría, por inhalación de gases tóxicos y politraumatismos. Los reportes del Minsa también indican que se registraron heridos por proyectiles, objetos contuso cortantes y con lesiones oculares.

Por su parte, en su último reporte, EsSalud identificó a tres heridos en el Hospital Almenara, 12 en el Hospital Grau, uno en el Hospital Rebagliati, dos en el Hospital Castilla y uno en el Hospital Vitarte.

En la nueva jornada de protestas, también resultó herido el productor y reportero de Televisa, Jefferson Fowks Gómez. Ricardo Burgos, jefe de corresponsales del medio de comunicación, confirmó que el periodista fue alcanzado por un perdigón en la espalda, cuando realizaba su cobertura informativa. “El proyectil le cayó de rebote. Fue atendido y se encuentra en un centro de salud. Su vida no corre peligro”, aclaró.

 

La Policía debe abstenerse de usar gases lacrimógenos, perdigones u otras armas", indicó la Defesoría. 

La Defensoría del Pueblo, en otro comunicado, rechazó los actos de violencia registrados este sábado y exigió un “cese total de violencia contra manifestantes. La Policía debe abstenerse de usar gases lacrimógenos, perdigones u otras armas. Se debe detener toda intimidación a familiares de fallecidos y heridos, así como a periodistas que cubren movilización”, indicó la institución, a través de redes sociales.

Hasta el jueves 12 de noviembre, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) había identificado a 11 civiles heridos durante las marchas en Perú. Tres de ellos resultaron con lesiones de gravedad, tras recibir el impacto de proyectiles de armas de fuego: Luis Alejandro Aguilar Rodríguez, Percy Pérez Shapiama y Rubén Guevara Roggero.

Por su parte, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), reportó 35 casos de agresión a periodistas durante los cuatro días previos de protestas ciudadanas. En este listado fue considerado el caso de Alonso Balbuena Bellatín, reportero de OjoPúblico, que resultó violentamente herido en la pierna, el 12 de noviembre, por el disparo directo de una bomba lacrimógena a corta distancia.

Al cierre de esta nota, al menos dos personas continúan reportadas como desaparecidas, Gabriel Rodriguez Medrano y Luis Fernando Araujo Enrique, según base de datos de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y alertas emitidas en redes sociales recogidas por este medio. Pueden enviarnos información sobre el paradero de cualquiera de ellos.