Poder regional: proveedores y funcionarios entre aportantes de campaña

Ojo-Publico.com analizó los reportes de campaña de los actuales gobernadores regionales de Áncash, Huánuco, Arequipa, Puno, Cusco y Junín e identificó vínculos familiares, aportantes que ocupan cargos públicos y proveedores de la gestión.

6 Agosto, 2019

Por: Magali Estrada (Áncash), Geraldine Santos (Huánuco), Ibon Machaca (Arequipa), Karin Chacón (Puno), Clarys Cárdenas (Cusco) y Junior Meza (Junín). 

Los actuales gobernadores regionales, elegidos en octubre del 2018, manejaron sus finanzas partidarias con estándares inferiores de transparencia respecto a años anteriores. En noviembre del 2017, el Congreso de la República eliminó la obligación que tenían las organizaciones políticas para reportar los ingresos y gastos de sus campaña durante el proceso electoral y, desde entonces, los candidatos solo están obligados a entregar sus informes económicos e identificar a sus financistas al finalizar los comicios.

La Red Investigativa Regional de Ojo-Publico.com -un espacio integrado por corresponsales en diferentes regiones del Perú- solicitó a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) los reportes financieros que presentaron los candidatos que ganaron la elección y ahora gobiernan las regiones de Áncash, Huánuco, Arequipa, Puno, Cusco y Junín. En total, los seis gobernadores declararon recibir S/1,3 millones en aportes para su campaña, el 66% de los cuales los atribuyeron a donaciones de bienes y servicios.

De este grupo, Vladimir Cerrón Rojas, que ganó la elección en Junín con el movimiento regional Perú Libre, registra el financiamiento más alto de la campaña: S/550 mil en total. En segundo lugar aparece Juan Alvarado Cornelio, de la región Huánuco, con S/280 mil en aportes recibidos; le sigue Juan Benavente García, de Cusco, con S/212 mil; y Juan Morillo Ulloa, de Áncash, con S/201 mil.

La lista la completan Elmer Cáceres Llica, de Arequipa, con S/77 mil; y Walter Aduviri Calisaya, de Puno, con S/66 mil. 

 

En la lista de financistas de las seis autoridades regionales aparecen hijos y sobrinos de los gobernadores de Áncash y Huánuco; aportantes vinculados a la máxima autoridad de Arequipa por sus contratos públicos en una gestión anterior; colaboradores que se convirtieron en proveedores del Gobierno Regional de Cusco; y personas que tras sus donaciones asumieron cargos públicos en Puno y Junín.

Familiares y financistas

Los informes financieros que presentaron los actuales gobernadores de Áncash, Juan Carlos Morillo Ulloa; y de Huánuco, Juan Manuel Alvarado Cornelio, revelan un punto en común: los principales aportantes son sus familiares. Ambas autoridades recibieron un total de S/408 mil de parte de sus hermanos, hijos y primos.

En Áncash, Juan Morillo Ulloa, del partido Somos Perú, llegó al cargo con una campaña bastante vistosa: paneles publicitarios, recorridos en caravanas por distintas provincias y un concierto con artistas nacionales. Ante la ONPE asegura que gastó un total de S/201 mil y que el dinero que fue aportado por ocho personas, seis de las cuales son sus familiares. De acuerdo al análisis de datos, sus parientes financiaron el 94% (S/192 mil) de su campaña. 

 

 

Entre ellos destaca su sobrino, Juan Morillo Bustamante, aportante de S/73.700 y dueño de la empresa JKMB, constructora que realizó obras en el Hospital Regional de Áncash entre los años 2014 y 2017 -en la gestión de Waldo Ríos Salcedo- por un total de S/880 mil.

También aparece el hermano del gobernador, Manuel Morillo Ulloa, con aportes por S/73.800 a pesar de mantener una deuda de S/71 mil en la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat); deuda generada entre el 2012 y el 2014 por su empresa Sacramento and Trade, hoy dada de baja. Asimismo, otros dos parientes figuran con el aporte de S/23 mil.

Las dos hermanas del gobernador, Madeleine y Janeth Morillo Ulloa, también donaron S/17.980 y S/2.015, respectivamente. La primera es gerente general de JJM Minería & Construcción SAC y la segunda es dueña de JJM Contratistas Generales, empresas que fueron proveedoras del Proyecto Especial Chinecas, promovida por el Gobierno Regional de Áncash durante la gestión de César Álvarez.

CARAVANAS. La campaña de Juan Morillo Ulloa reportó gastos por S/201 mil. El monto fue aportado por ocho personas, seis de ellos son sus familiares.
Foto: Facebook del candidato.

El gobernador Morillo es fundador de la empresa JJM Minería & Construcción SAC y ejerció su representación entre el 2006 y 2013. Esta compañía fue condenada el 2011 por el Cuarto Juzgado Civil del Santa por incumplimiento de un contrato de alquiler de maquinarias y obligada a pagar US$40 mil a favor de la afectada, la gerente de Transportes Soniluz, Adelaida Choquenaira.

Además, desde este año, el gobernador enfrenta una investigación en el Ministerio Público por el presunto delito de colusión por irregularidades en la construcción del canal de riego San Bartolo que ejecutó su compañía JJM Minería & Construcción, como parte del mencionado Proyecto Especial Chinecas. La obra se licitó el 2009, en la gestión de Álvarez, por S/ 17.7 millones, pero terminó costando S/36 millones y quedó inconclusa.

Esta constructora adeuda S/13 mil a la Sunat y fue sancionada ante el Tribunal de Contrataciones del Estado por presentar documentos adulterados en un proceso de selección, según consta en la Resolución Nº 1691-2018-TCE-S2.

Los actuales gobernadores de Áncash y Huánuco recibieron S/408 mil de once hermanos, hijos y primos.

Por su parte, JJM Contratistas Generales, hoy dada de baja, le debe S/1,8 millones a la Sunat. Ojo-Publico.com solicitó una entrevista con la autoridad de Áncash, Juan Morillo Ulloa, a través de su oficina de prensa, pero no hubo respuesta hasta el cierre de edición.

En Huánuco, Juan Alvarado Cornelio llegó al sillón regional de la mano de Acción Popular, tras invertir en mítines, caravanas y publicidad. Ante la ONPE declaró que sus ingresos en la campaña ascendieron a S/ 280.038, monto que fue entregado por solo nueve aportantes.

FAMILIA. El gobernador de Huánuco, Juan Alvarado Cornelio, asegura que el 52% de sus aportes de campaña los recibió de sus hijos, jóvenes empresarios.
Foto: Facebook del candidato.

El 77% de estos aportes corresponde a sus dos hijos Juan Lenon e Inés Rosa Alvarado Modesto (S/146 mil) y sus tres primos Eutemia Rosa Cornelio Albornoz, Rocío Mejía Cornelio y Eugenio León Cornelio (S/70 mil). “Sí, es cierto, mi familia apoyó en mi campaña, pero no existe intromisión de ellos en la gestión”, aseguró Alvarado al ser consultado por Ojo-Publico.com

egún confirmó Ojo-Publico.com, los hijos y financistas de Alvarado son investigados en la actualidad por la Sexta Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco por el presunto delito de defraudación tributaria. La denuncia señala que la empresa que ambos dirigen, Constructora y Consultora Enroe, presentó facturas falsas por S/600 mil el año 2017.

La Fiscalía Anticorrupción de Huánuco también indaga el rol de Inés Alvarado en la contratación irregular de trabajadores en el gobierno regional, en base a audios revelados por la prensa local en febrero de este año y donde se le escucha gestionando el pase de personas que colaboraron con la campaña de su padre. 

 

 

Además de Constructora y Consultora Enroe, los hermanos Alvarado Modesto son dueños de las empresas Inversiones en Ti Jesús e Inversiones y Representaciones Jescont. Según el registro del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE), estas tres compañías registran contratos con 17 municipalidades provinciales de Huánuco, entre los años 2012 y 2018, por un total de S/170 millones.

Constructora y Consultora Enroe tiene una obra pendiente de culminar en la región, mientras que Inversiones en Ti Jesús registra contratos actuales con cuatro municipalidades distritales de Huánuco.

La última licitación que ganó fue el 28 de diciembre del año pasado –a cuatro días de que Juan Alvarado Cornelio asuma el cargo– y está referida a la construcción de un colegio de S/3 millones en el distrito de Pillco Marca.

Arequipa y Cusco 

Los reportes de financiamiento electoral en las regiones de Arequipa y Cusco permitieron identificar a financistas que son empresarios y contratan con los gobiernos regionales y municipales de la zona.

AREQUIPA. El gobernador Elmer Cáceres declaró que su campaña se sustentó en bienes y servicios donados por ocho personas. El único aporte en efectivo lo puso él mismo.
 
Foto: La República.

La autoridad arequipeña, Elmer Cáceres Llica, que ganó la elección con el movimiento regional Unidos por el Gran Cambio, declaró ante la ONPE que solo necesitó S/77.880 para su campaña. Una suma muy inferior a la reportada por su contendor en la segunda vuelta, Javier Ísmodes Talavera, quien invirtió S/379 mil. 

El dinero en efectivo que ingresó a esta campaña solo representa el 19,2% (S/15 mil) y fue aportado por el mismo Cáceres. El restante 80,7% fueron donaciones en especies hechas por ocho personas.

Dos de estos financistas fueron proveedores de la Municipalidad Provincial de Caylloma, cuando Cáceres estaba al frente de esta, entre el 2010 y el 2014.

Se trata de Manuel Ticona Ollachica, quien cedió el uso de una camioneta valorizada en S/16 mil para la campaña del candidato de Unidos por el Gran Cambio; y Magda Loayza Vera, quien colaboró con la impresión de afiches por más de S/7 mil. Ambos aportantes continúan contratando con dicha gestión edil, que actualmente está liderada por el hermano del gobernador, Álvaro Cáceres Llica. 

En Arequipa y Cusco se identificaron aportantes que contratan con el Estado y altas donaciones en especies.

Ticona Ollachica es un empresario dedicado a la venta de autopartes que suscribió contratos por más de S/74 mil en la gestión municipal de Elmer Cáceres, en Caylloma, y este año giró recibos por S/11.323 en los municipios de dicha provincia.

Por su parte, Loayza Vera registra servicios por S/29.560 para la misma gestión, entre el 2012 y 2014, y este año volvió a firmar contratos en dicho municipio por la suma de S/12 mil. Este medio intentó conversar con ellos, pero no respondieron nuestras llamadas ni mensajes.

 

 

En Cusco, el gobernador Jean Paul Benavente García, que ganó la elección con Acción Popular, declaró aportes por un total de S/212 mil. El 41% de sus 130 financistas están inscritos en el Registro Nacional de Proveedores del Estado y 36 de ellos han contratado con el Gobierno Regional de Cusco y sus municipalidades provinciales en años anteriores. 

Aunque de montos muy reducidos, en la lista de aportantes a la campaña de Benavente García aparecen dos proveedores del gobierno regional. El empresario dedicado a la venta de materiales de construcción y fontanería, Luis Alberto Ugarte Huamán, donó 16 pancartas valorizadas en S/2 mil.

Los registros del OSCE muestran que entre marzo y mayo de este año, la región contrató los servicios de Ugarte por un valor de S/100 mil, para adquirir implementos de seguridad personal, materiales de construcción, e instalar sistemas de aspersión.

DONATIVOS. Jean Benavente García declaró aportes por más de S/212 mil. Solo un 32% se hizo con dinero en efectivo y un 68% en productos o servicios.
Foto: Gobierno Regional de Cusco.

La segunda aportante que se convirtió en proveedora de la región es la enfermera Guinetta Yabar Herrera, militante de Acción Popular e integrante de la red de jóvenes políticos de este partido.

Yaber Herrera solo registra un aporte de S/280 en especies. Este año se adjudicó un contrato por S/6 mil por servicios no detallados. Consultada por Ojo-Publico.com, ella indicó que fueron "múltiples servicios", pero no quiso entrar en detalles.

 

 

 

Aportes y cargos regionales

En esta investigación también se identificó a ocho personas que aportaron a las campañas de los gobernadores de Arequipa, Junín y Puno, y que fueron luego designados en cargos públicos en las nuevas gestiones regionales. La suma total de sus aportes alcanza los S/60 mil.

En este caso destaca Junín, donde se desarrolló una campaña millonaria. Vladimir Cerrón Rojas llegó al sillón regional por segunda vez, aunque ahora con la organización política Perú Libre, tras invertir en espectáculos musicales, instalar grandes escenarios para mítines y disponer de camionetas, banderolas y publicidad. Los aportes declarados por el gobernador  -quien acaba de ser sentenciado a prisión efectiva por el delito de negociación incompatible- suman un total de S/550 mil.

Según su reporte, solo el 4% fue dinero en efectivo, entregado principalmente por el propio Cerrón; y el resto se trató de donaciones de bienes y servicios.

​​​​​​MEDIO MILLÓN. El gobernador de Junín, Vladimir Cerrón, recibió medio millón de soles en su campaña. Solo el 4% fue en efectivo, el resto lo declaró en donaciones de bienes y servicios.
Foto: Andina.

Seis de los financistas de Vladimir Cerrón ocupan ahora un cargo en esta región. Jakelyn Flores Peña aportó S/24 mil en pintura y polos, y ahora es gerenta de Infraestructura; Clever Ricardo Untiveros Lazo entregó S/2 mil en efectivo y actualmente dirige la gerencia de Desarrollo Social; José Eduardo Bendezú Gutarra aportó con S/6.200 y realizó trabajo proselitista valorizado en S/ 3.500, y hoy es subdirector de la oficina de recursos Humanos.

A través de la oficina de imagen institucional solicitamos una entrevista con los aludidos, pero no respondieron.

Los aportantes Waldys Vilcapoma Manrique y Luis López Casas donaron gigantografías y pancartas valorizadas en S/23 mil y luego ocuparon la jefatura de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones, y la subdirección de la Dirección Regional de Salud. Ambos, sin embargo, renunciaron en abril de este año.

 

 

Arturo Cárdenas Tovar, militante de Perú Libre y aportante de S/4.200, actualmente es consultor en la Gerencia de Desarrollo Social pese a no cumplir los ocho años de experiencia que indica el Manual de Organización y Funciones (MOF) de la región.

 

“Él es profesional de carrera y está haciendo aportes específicamente en temas deportivos. Ha presentado tres propuestas que se concretarán en los próximos meses”, informó el subgerente de esta oficina, Bladimir López Leyva.

El mismo Arturo Cárdenas defendió su designación: “Tengo el grado de bachiller y el título profesional. Tengo más de cinco años de experiencia en la actividad pública y privada”, señaló.

En Puno la campaña electoral fue distinta porque Walter Aduviri Calisaya, del Movimiento de Integración por el Desarrollo Regional (Mi Casita), dirigió sus actividades proselitistas desde la clandestinidad.

CONSEJERA. La mayoría de los aportantes de la campaña de Aduviri fueron sus candidatos a la consejería. Lizbeth Cutipa, representante de Lampa, entregó más de S/9 mil. 
Foto: Facebook de la candidata.

Él tenía una sentencia de siete años por el conocido caso “Aymarazo”, pero se encontraba no habido. Por ello, sus candidatos a las municipalidades provinciales y distritales, así como los aspirantes a las consejerías, fueron los rostros visibles de la campaña. 

El también exdirigente aymara declaró ingresos de campaña por solo S/ 66.265, y la mayor parte de este monto, según su declaración, fue donada por los candidatos a la consejería regional. En la lista que su agrupación política entregó a la ONPE aparece el aporte de S/9 mil de Lizbeth Cutipa Apaza, una joven de 25 años sin pasado político que postuló en la lista del movimiento ‘Mi Casita’ y hoy es consejera regional.

Aduviri también recibió S/2 mil de María del Carmen Aragón Rodríguez, quien posteriormente sería designada como administradora del Programa de Apoyo Rural Andina (Pradera) por la nueva gestión. 

Finalmente, en Arequipa encontramos a Hugo Aquice Cabrera. Él colaboró con galones de pintura valorizados en S/8 mil y, desde que Elmer Cáceres ganó las elecciones, se desempeña como trabajador del gobierno regional.

 

 

Según Percy Medina Masías, director del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), la ONPE solo puede auditar algunos de estos reportes por la gran cantidad de información que contienen, e incluso, hay algunos gastos que son más díficiles de cotejar como la logística usada en las caravanas, los refrigerios locales y reuniones proselitistas.

El experto considera que el cambio aprobado por el Congreso no ayuda a transparentar las finanzas partidarias. “En Perú seguimos discutiendo si es que debe haber informes parciales, mientras que en países como Colombia y México los reportes se hacen en tiempo real, los partidos van informando a lo largo de toda la campaña. Si la información se tiene solo al final, para los electores será mucho más difícil conocer el origen de los recursos”, indicó.

Los datos consolidados por la ONPE al cierre del proceso electoral revelan que los 25 gobernadores regionales que ganaron el 2018 declararon ingresos a sus campañas estimados en S/4,3 millones, pero hasta la fecha no se ha hecho público el detalle de este financiamiento ni se han auditado todos los reportes entregados. 

Los S/1,3 millones declarados por las seis autoridades incluidas en este reportaje, representan el 30% de este monto, y su análisis forma parte de una iniciativa de Ojo-Publico.com para transparentar las finanzas partidarias en las regiones, en el marco de la investigación Fondos de Papel y el proyecto Funes.