Justicia de EE.UU. detiene a Alejandro Toledo a dos años y medio de su salida del Perú

El expresidente de 74 años fue detenido esta mañana por las autoridades de EE.UU. en el marco de una solicitud de prisión preventiva con fines de extradición por recibir sobornos de Odebrecht. La fiscalía presentó otra solicitud de extradición por el Caso Ecoteva.

DETENIDO. El expresidente Alejandro Toledo estuvo prófugo de la justicia peruana por dos años y cinco meses, tras recibir una orden de prisión preventiva por el Caso Odebrecht.

DETENIDO. El expresidente Alejandro Toledo estuvo prófugo de la justicia peruana por dos años y cinco meses, tras recibir una orden de prisión preventiva por el Caso Odebrecht.

Foto: Andina

Las autoridades de EE.UU. detuvieron hoy a las 8:30 a. m. al expresidente Alejandro Toledo Manrique (74) por una solicitud de prisión preventiva con fines de extradición, en el marco de la solicitud hecha en diciembre del 2017 por el Equipo Especial para el Caso Lava Jato. La Fiscalía investiga al exmandatario, quien estuvo prófugo por dos años y cinco meses, por presuntos pagos de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Toledo –quien vive en California desde que dejó el país en enero de 2017– fue presentado esta mañana en audiencia ante el juez Thomas S. Hixon luego de ser detenido por las autoridades estadounidenses, según informó San Francisco Chronicle. En una segunda audiencia programada para este viernes 19 de julio a las 10:30 a. m., la Corte del Distrito de Norte de California decidirá si el exmandatario continúa el proceso de extradición en libertad, después que la defensa de Toledo solicitara el pago de una fianza.

UNO MÁS. El fiscal Rafael Vela, hoy coordinador del Equipo Especial Lava Jato, ha solicitado la extradición del expresidente Alejandro Toledo por presunto lavado de dinero en el caso Ecoteva. 
Foto: Ministerio Público.

Sobre el expresidente y su esposa Eliane Karp además pesa otra solicitud de extradición, presentada el último 17 de junio por el coordinador del Equipo Especial, Rafael Vela. Este procedimiento está vinculado a la investigación contra Toledo Manrique por presunto lavado de activos en el Caso Ecoteva, dinero cuyo presunto origen fueron los sobornos entregados por las empresas brasileñas con obras en Perú, según la Fiscalía.

Claves en la detención de Toledo

El caso que hoy tiene bajo detención a Toledo –quien fue presidente entre 2001 y 2006–se originó en una investigación por tráfico de influencias en febrero del 2017. El fallo del Equipo Especial, liderado en ese entonces por el fiscal Hamilton Castro, estableció que el expresidente "ofreció a Jorge Barata, Superintendente de la Empresa Odebrecht en Perú, la posibilidad de ganar la Licitación del Proyecto Corredor Víal Interoceánico (...) a cambio de la suma de US$ 35 millones".

SOLICITUD. El Equipo Especial del Caso Lava Jato, liderado por el fiscal Hamilton Castro el 2017, requirió la extradición activa del expresidente Alejandro Toledo. 
Foto: Ministerio Público.

El 9 de febrero de 2017, el juez de investigación preparatoria Richard Concepción emitió orden de prisión preventiva contra Toledo. El 7 de marzo de 2017, según los archivos del Equipo Especial para el Caso Lava Jato, la Fiscalía amplió investigación por tráfico de influencias y lavado de activos. Las pesquisas precisaron que Toledo recibió US$20 millones de Odebrecht entre 2006 y 2010, a través de la red de sociedades offshore del empresario peruano israelí Josef Maiman. 

En diciembre del mismo 2017, el equipo liderado entonces por Hamilton Castro presentó la solicitud de extradición contra Toledo ante el Poder Judicial de Perú, tras mantener coordinación con el Departamento de Justicia de EE.UU. y la embajada estadounidense en Lima, según explicaron a Ojo-Publico.com dos fuentes vinculadas al proceso de extradición. 

ORDEN. El Poder Judicial aprobó como procedente en doble instancia -juzgado de investigación preparatoria y Corte Suprema- la solicitud de extradición del exmandatario Alejandro Toledo.
Documento: Poder Judicial.

El 19 de febrero del 2018, el juez Concepción resolvió "requerir judicialmente a las autoridades judiciales de los Estados Unidos de América, la extradicción" de Toledo. Por su parte, la Sala Penal Permanente de Extradicción Activa de la Corte Suprema de Justicia confirmó la medida y remitió el expediente al Ministerio de Justicia (Minjus).

El 23 de marzo y 25 de mayo el Ejecutivo, respectivamente, aprobó el legajo y lo envió al Departamento de Estado de EE.UU., a través del Minjus y del Ministerio de Relaciones Exteriores. Con el fallo judicial de hoy, el exJefe de Estado, que recuperó la democracia en el 2000 tras la caída del fujimorismo, ha iniciado de manera inminente el camino en su retorno al Perú.

Noticias Relacionadas