Edición Regional16 Nov 2018

Exaltos funcionarios del gobierno regional se disputan el poder en Huánuco

Candidatos Luis Picón y Juan Alvarado dijeron que sus campañas con miras a las segunda vuelta no tienen gran inversión de dinero a pesar de la evidente exhibición proselitista en los mítines y caravanas que han realizado en las calles y carreteras de la región.
EXPERIENCIA PÚBLICA. Los dos candidatos que disputan el gobierno regional de Huánuco han desempeñado cargos en el sector estatal.
Foto: Página 3.

Huánuco, una de las principales regiones del centro del Perú y que alberga a algunos de los mayores valles cocaleros del país, como el Monzón y Tingo María, celebrará este 9 de diciembre la segunda vuelta de las elecciones regionales entre uno de sus expresidentes regionales, Luis Picón Quedo, y el exregidor distrital Juan Alvarado Cornelio.

Estos candidatos guiaron en los últimos años la administración de la región Huánuco: Alvarado –regidor distrital de Chinchao (Huánuco) en los ‘80 con el Frente único de Juntas Independientes– fue el último presidente del llamado Comité Transitorio de Administración Regional-CTAR (2001-2002), cargo que asumió por confianza del expresidente de la República Alejandro Toledo.

Mientras que Picón fue el tercer presidente regional de Huánuco (2011-2014) por elección popular, cargo al que llegó con el partido Somos Perú. El hoy aspirante a gobernador también se desempeñó como regidor provincial de Leoncio Prado (2003-2006) y vicepresidente regional (2007-2010) con otras agrupaciones políticas.

Candidatos con peso financiero

Ambos postulantes llegaron a esta etapa exhibiendo una importante capacidad de gasto en diferentes actividades proselitistas: desde mítines, caravanas hasta inversión publicitaria móvil realizada en calles y carreteras de Huánuco. La capacidad financiera de ambos –comprobó Ojo-Publico.com– está basada en las empresas familiares que administran o con las que están vinculados.

Por ejemplo, Alvarado Cornelio ocupó cargos directivos en TANM Contratistas Generales y en Grupo JyN Consultores Contratistas; mientras que sus hijos, Juan Lenon e Inés Alvarado Modesto, son gerentes generales en Inversiones y Representaciones Jescont, Inversiones en Ti Jesús, Constructora y Consultora Enroe y Consorcio Supervisor Jireh.

Durante la campaña de primera vuelta que finalizó en octubre último, Ojo-Publico.com confirmó que un grupo de empresas apoyaban la candidatura de Alvarado a través de vehículos utilizados para las caravanas proselitistas en Huánuco. En base al análisis de dichas movilidades, se identificó a las compañías detrás de estas actividades.

Entre ellas, Omicron Consultores y Ejecutores, Ejecutores y Consultores Perla de Huamalíes, Empresa de Transportes Grupo Vásquez, así como los empresarios inmobiliarios César Salazar Borja y Germán Carpio Acosta.

ALIADOS. Juan Alvarado Cornelio (izq.) y Edwin Portocarrero (der.) han sumado esfuerzos para la segunda vuelta regional. Portocarrero fue candidato provincial en las elecciones 2018.
Foto: Facebook. 

Preguntado por estos aportes, Alvarado señaló no conocer a dichos empresarios ni a las empresas. Además, dijo que “probablemente fueron parte de la campaña como cualquier simpatizante” y agregó que no está recibiendo financiamiento de ninguna compañía. También indicó que su campaña fue “austera” y que la estaba financiando con recursos propios y el apoyo de su familia.

Para la segunda vuelta, Alvarado –investigado a nivel penal por abuso de autoridad y falsificación– sí aceptó una alianza con Ewer Portocarrero, vicerrector académico de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán y excandidato a la Municipalidad Provincial de Huánuco en estas elecciones 2018. Sin embargo, solo dijo que recibe apoyo “únicamente partidario”, pero no financiero.

El Caso Luis Picón

Por su parte, Luis Picón es accionista del Grupo Picón que agrupa a las empresas Vidagro, dedicada a la venta de productos y maquinarias agrícolas; GP Maquinarias, de venta de maquinaria pesada; y Picón SAC, conocida por haber sido sancionada por el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE), con el cese de sus operaciones hasta el 2019, por presentar documentación falsa en una licitación.

En el conglomerado empresarial de Picón también se encuentran las compañías Promotora Oriental, Pronegocios y Strong Loreto, todas dedicadas a la venta de materiales para construcción.

El 2017, el Poder Judicial condenó a Picón a 11 meses de prisión suspendida bajo reglas de conducta (impedimento de salida del país) por incumplimiento de deberes al no realizar la transferencia de la administración a la gestión de Rubén Alva Ochoa, elegido presidente regional para el periodo 2015-2018.

PASADO POLÍTICO. Luis Picón Quedo se desempeñó como gobernador de Huánuco entre el 2011 y 2014. Ahora alista una nueva postulación al máximo cargo regional. 
Foto: Página 3. 

Precisamente, la gerencia de Infraestructura de dicha administración denunció a Picón por dejar 70 “obras problemas”, es decir, obras con múltiples deficiencias, y por licitar 24 obras sin presupuesto para su ejecución. Picón en declaraciones a Ojo-Publico.com dijo que solo cumplió con su función frente al Gobierno Regional.

Picón también afronta en el Ministerio Público 19 investigaciones preliminares por delitos de corrupción de funcionarios en las modalidades de peculado, negociación incompatible y colusión. Además es investigado por abuso de autoridad y omisión de funciones, y lavado de activos a través del Club Deportivo León de Huánuco del cual es presidente. Sobre el financiamiento de su campaña, Picón la calificó de “franciscana” y acusó a su rival Juan Alvarado de tener financiamiento externo.

Autor: