Edición Regional16 Nov 2018

Cusco eligirá a nuevo gobernador luego de tres gestiones marcadas por casos de corrupción

Un excongresista del APRA y un exalto funcionario del gobierno regional se disputan el cargo que fuera ocupado antes por un grupo de presidentes acusados por corrupción vinculada a la adjudicación irregular de obras en la Ciudad Imperial.
VOTO A VOTO. La región Cusco, que cuenta con más de 1.3 millones de habitantes, elegirá a su próximo gobernador en la segunda vuelta del 9 de diciembre.
Foto: Clarys Cárdenas / Ojo-Público.com

Cusco, una de las regiones más estratégicas del sur del Perú por tener bajo su jurisdicción a las operaciones del gas de Camisea y a algunos de los principales atractivos turísticos del país, ha sido azotada por el flagelo de la corrupción en la última década. En ese lapso, sus cuatro últimos gobernadores regionales han acabado en prisión o investigados por favorecer a compañías constructoras en la adjudicación de obras, algunas de ellas vinculadas a la brasileña Odebrecht.

Con este panorama, el economista Jean Paul Benavente García de Acción Popular y el excongresista Luis Daniel Wilson Ugarte de Restauración Nacional, ambos candidatos sin inscripción partidaria vigente, disputarán este 9 de diciembre el sillón de gobernador de una región con más de 1.3 millones de habitantes, después de quedar favoritos en las preferencias del electorado tras la primera vuelta de octubre.

Uno de ellos ocupará el cargo de sus antecesores: Hugo Gonzales Sayán (2007-2010), Jorge Acurio Tito (2011-2013, año en que fue vacado), René Concha Lezama (quien concluyó el período de Tito) y Edwin Licona Licona (2015-2018). Los dos primeros detenidos por corrupción en la concesión de 13 carreteras del Cusco y de la Vía de Evitamiento de la Ciudad Imperial, respectivamente; mientras que los dos siguientes son investigados por favorecer a Odebrecht con la construcción de obras públicas.

Del Congreso al gobierno regional

Wilson Ugarte (56), originario de la provincia cusqueña de La Convención, postula por novena vez a un cargo público. En 1993 fue elegido regidor de su provincia natal con el Partido Aprista Peruano. Cinco años después, en 1998, repitió el cargo con el movimiento Unidad Convenciana. En el segundo gobierno de Alan García, Wilson Ugarte, fue elegido como congresista, luego de dos postulaciones fallidas al mismo cargo.

Desde su rol parlamentario fue cercano al máximo líder aprista. Incluso compartió el avión presidencial con el exJefe de Estado y el hoy cuestionado empresario brasileño Jorge Barata de Odebrecht en un viaje realizado el 2010. En aquella época, el congresista fue uno de los que participó en la inauguración del tramo 2 de la Interoceánica Sur, obra que luego fue involucrada en uno de los mayores escándalos por corrupción del país.

EXLEGISLADOR. Wilson Ugarte integró la bancada aprista durante el segundo gobierno de Alan García (2006 - 2011).  
Foto: Andina. 

Entre el 2002 y 2014, Wilson Ugarte tentó sin éxito la presidencia regional del Cusco con el Apra y Alianza Popular, respectivamente. Sus posibilidades cambiaron en las elecciones de octubre último, cuando ganó el 14.7% de los votos válidos con el partido Restauración Nacional, que sin embargo no obtuvo ningún candidato ganador en las 13 provincias de la región. Hoy se prepara para la segunda vuelta del 9 de diciembre.

En su declaración jurada de este año al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Wilson Ugarte reportó la titularidad de seis inmuebles ubicados en Cusco y Lima, así como S/251 mil por concepto de ingresos anuales, provenientes del sector público y privado. Esta cifra duplicó los S/105 mil que declaró el 2016.

El economista que apunta al gobierno regional

Jean Paul Benavente (49) es economista e invitado de Acción Popular –grupo que apenas ganó dos de las 13 alcaldías en disputa en el Cusco– para ocupar el cargo de gobernador regional. En la primera vuelta obtuvo poco más del 15% de los votos válidos. Esta es la segunda vez que Benavente postula a un cargo de ejercicio público, en el 2014 ya había postulado como  vicegobernador por el movimiento Acuerdo Popular Unificado (APU). 

En las principales calles cusqueñas, hay pintas y algunas pancartas con su rostro y es más visible su candidatura que la de su contrincante Wilson Ugarte. 

Su compañero de plancha aquel año fue Benicio Ríos Ocsa, congresista cusqueño que fue vacado de su cargo en setiembre de este año, luego de recibir una sentencia de siete años de prisión por los delitos de colusión en su gestión como alcalde de Urubamba en el periodo 2007-2010.

Benavente laboró como director regional de Comercio Exterior y Turismo y gerente regional de Desarrollo Económico en el gobierno del Cusco entre el 2007 y 2009. En el mismo período, formó parte del directorio del Comité de Servicios Integrales Turísticos Culturales del Cusco (Cosituc), entidad sin fines de lucro que se dedica a la venta del boleto para recorrer los principales atractivos turísticos de la Ciudad Imperial.

ECONOMISTA. Jean Paul Benavente intentará llegar al gobierno regional luego de haber postulado en el 2014 a la vicepresidencia cusqueña. 
Foto: La República.

Por su incursión en dicha institución, el hoy candidato es investigado por el Ministerio Público por presunta sobrevaloración de costos, Como miembro del directorio de Cosituc, esta entidad adquirió un inmueble por S/4.5 millones, cuando el valor era de S/2.4 millones.

De acuerdo a su hoja de vida, Benavente tiene como experiencia laboral la docencia universitaria y no declara inmuebles ni bienes, pero sí un ingreso anual de S/84,500.00 del sector público -procedentes de su rol como catedrático de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco- y S/ 32,900 del privado, que no han sido detallados. Tampoco reportó su pasado en el gobierno regional. Según Registros Públicos, el candidato es titular de dos inmuebles en Cusco.

Autor: