Miércoles, 07 Jun 2017

Odebrecht: Moreno pidió investigar amenazas contra Gil Shavit para evitar ser culpado y salir libre

Fiscalía consideró que Félix Moreno estuvo detrás de amenazas contra el empresario israelí. Sin embargo, la autoridad regional presentó una denuncia para investigar las amenazas contra su principal acusado y la entregó al tribunal de apelaciones para deslindar responsabilidades.
CANDADO. La terna de abogados que conducen la defensa del ex gobernador regional del Callao ha trazado una estrategia para blindarlo de las pruebas y confesiones de la coima de la Costa Verde Callao.

La Sala Penal Nacional ordenó la liberación del suspendido expresidente regional del Callao, Félix Moreno Caballero, acusado de recibir US$2 millones de Odebrecht, luego de incluir entre sus considerandos una denuncia interpuesta por él mismo contra las personas que amenazaron de muerte a su exsocio en el soborno y hoy colaborador eficaz del Ministerio Público: el empresario israelí Gil Shavit.

Así lo revela una parte de la resolución de la Sala Penal de Apelaciones de la Sala Penal Nacional -integrada por Edita Condori, Rómulo Carcausto y Sonia Torre- que dictó comparecencia restringida para Moreno en el proceso penal que se le sigue por lavado de dinero.

Todo empezó hace dos meses, cuando el Poder Judicial ordenó la prisión preventiva de Moreno por 18 meses en base a las declaraciones del colaborador eficaz 03-2016 y de Gil Shavit, quien estaba detenido. En la audiencia clave del caso, el fiscal Hamilton Castro dijo que el israelí recibió una amenaza de muerte a través de un mensaje de Facebook, a pocos días de conocerse que se iba a acoger a la colaboración para delatar a su cómplice.

"Eres gil y morirás gil", decía el mensaje recibido por Gil Shavit. Inmediatamente, las miradas apuntaron al principal procesado: Félix Moreno, ya detenido en el marco de la investigación por lavado de dinero.

De esta forma, el representante del Ministerio Público expuso esta amenaza como una evidencia de que existiría riesgo de obstaculación de la actividad probatoria en el proceso, si es que Moreno era liberado. Finalmente, el juez consideró este mensaje en su decisión y aceptó el pedido de prisión en contra del entonces presidente regional del Callao en funciones.

Amenaza: "Eres gil y morirás gil"

En su declaración, Shavit confirmó que Moreno había cobrado el primer pago del soborno, y que eso había generado un inconveniente pues la constructora había depositado la comisión del israelí al entonces gobernador regional. "Nuestra conversación fue un poco tensa, él (Félix Moreno) me dijo que necesitaba la plata para su campaña, me mencionó que estaba trabajando con Luis Favre como asesor de su campaña política, y que necesitaba el dinero (…). Luego de ello no hablamos por mucho tiempo”, dijo Shavit a las autoridades.

ARTIMAÑA LEGAL. Recurso presentado por Félix Moreno buscaba marcar distancia de la amenaza contra Gil Shavit que había sido fundamental para ordenar su reclusión.

Sin embargo, ayer se conoció que Moreno Caballero utilizó la amenaza de muerte contra su principal delator (que había servido para enviarlo a prisión) en beneficio propio ya que este presentó una denuncia ante el Ministerio Público contra los que resulten responsables por presuntamente coaccionar a Gil Shavit.

La denuncia, aunque rechazada por la fiscalía el pasado 19 de junio, buscaba alejarlo de cualquier responsabilidad en agravio del empresario israelí y al mismo tiempo reorientar la amenaza para culpar a otras personas.

La denuncia planteada por Moreno fue utilizada por su defensa –integrada por los abogados José Luis Castillo, Eduardo Roy y Carlos Caro– en el pedido de excarcelación ya conocido y además fue recogida, como uno de los considerandos, por el tribunal de apelaciones de la Sala Penal Nacional para desechar el "riesgo de peligro procesal" y conceder la libertad de uno de los detenidos más prominentes del Caso Lava Jato.

Tanto Moreno como Shavit son procesados, este último en calidad de colaborador eficaz en libertad, por haber pactado una coima total de US$4 millones con Odebrecht a cambio de otorgarles la licitación de la Vía Expresa tramo Callao.