Autoridades electorales y fiscal José Domingo Pérez acosados por simpatizantes de Fuerza Popular

Simpatizantes de Fuerza Popular, entre los que se encuentran miembros del colectivo La Resistencia, realizan protestas nocturnas y consecutivas en el domicilio del presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Salas, desde que se inició el conteo de votos de la segunda vuelta electoral. Además, han convocado manifestaciones en los alrededores de la casa del fiscal del Caso Lava Jato, José Domingo Pérez, quien lidera la investigación contra Keiko Fujimori. Ambos funcionarios públicos pidieron que se les amplíe la protección policial.

PROTESTA. Las manifestaciones se han realizado de forma consecutiva en las noches y frente al domicilio del magistrado Jorge Salas.

PROTESTA. Las manifestaciones se han realizado de forma consecutiva en las noches y frente al domicilio del magistrado Jorge Salas.

Foto: OjoPúblico/Aramis Castro

Actualizado: 14 de junio de 2021

Desde que empezó el conteo de votos de la segunda vuelta electoral, grupos de seguidores de Fuerza Popular se han concentrado frente a la casa del presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Salas Arenas, para realizar plantones. Entre los que protestan se encuentran miembros del colectivo La Resistencia, y durante cinco noches consecutivas se han reunido frente a su domicilio, con megáfonos, tambores y cornetas, pero también con símbolos del partido que lidera Keiko Fujimori.

Los manifestantes insultan y lanzan arengas contra el máximo representante del organismo electoral y cuestionan la transparencia del sufragio a pesar de que organismos nacionales e internacionales han reconocido que las elecciones se realizaron con normalidad. El grupo lleva siempre pancartas donde se lee “No al comunismo”, “Perú, no al terrorismo” y “Fraude en mesa”. Este último, precisamente, impulsado por la candidata Fujimori, quien ha presentado un masivo pedido de nulidad de mesas de sufragio por presuntas irregularidades, aunque sin evidencias contundentes, como ha revelado un informe de OjoPúblico

Estas movilizaciones también se han presentado ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), que esta semana terminó de procesar el 100% de actas, otorgándole al candidato de Perú Libre, Pedro Castillo el 50,196% de los votos frente al 49,802% de Keiko Fujimori, aunque aún queda un pequeño porcentaje por contabilizar. Los mismos están en revisión ante el Jurado Electoral Especial (JEE).

 

Autoridad electoral en la mira

Durante los últimos días, aproximadamente unos 200 manifestantes han acudido de manera permanente a la vivienda de Salas Arenas entre las 7 pm y las 9 pm. Su presencia ha motivado que el perímetro del edificio sea cercado con rejas, con apoyo de la Municipalidad de San Borja. En tanto, la comisaría del sector informó que se dispuso el despliegue de ocho policías y cuatro agentes de Serenazgo para mantener el orden en la zona.

Fuentes de OjoPúblico confirmaron que el presidente del JNE, Jorge Salas, solicitó al Ministerio del Interior que le asignen seguridad policial, lo cual fue concedido. Además, un patrullero ha sido destacado para resguardar las inmediaciones de su vivienda. En tanto, los vecinos han enviado seis reportes telefónicos por ruidos molestos al Serenazgo del distrito, y otros más a la comisaría.

 

Salas
JNE. Las protestas contra el presidente del JNE, Jorge Salas Arenas, se realizan en sus oficinas de Jesús María y Cercado, pero también su domicilio. 
Foto: Andina.

 

En una entrevista con RPP, el magistrado se pronunció sobre estos hechos. “Deploro la presencia de manifestantes que acuden a los organismos electorales a presionar (...) Algunas personas, parece que ajenas a los organismos políticos, están acudiendo a los organismos electorales a pretender perturbar la tranquilidad. Eso está mal, pero está peor que acudan a los domicilios porque se perturba a vecinos, a niños y ancianos (...) Yo voy a permanecer firme en mi deber”, señaló.

Tanto los simpatizantes de Fuerza Popular como de Perú Libre han protagonizado, estos días, protestas y vigilias en torno a las dos sedes del JNE, reclamando transparencia en el escrutinio. Sin embargo, los simpatizantes de Fujimori son los que se reúnen frente al local central, ubicado en Jesús María, esperan que llegue la noche y siguen al magistrado hasta que llega a su domicilio.

El 11 de junio, con la deliberación del JNE sobre una posible ampliación del plazo para aceptar nuevos pedidos de nulidad en el sufragio, los seguidores de ambos partidos se movilizaron en diferentes puntos de la capital. El grupo de Perú Libre se trasladó desde su local de campaña, en Paseo Colón, hacia el jirón Lampa, en el Cercado de Lima; mientras Fuerza Popular se concentró en el Campo de Marte para ir luego a la sede del JNE y continuar después, como todas las noches, hacia la vivienda de la autoridad electoral, en San Borja.

Fuentes vinculadas a Salas Arenas, indicaron que el magistrado está evaluando adoptar medidas legales contra este hostigamiento.


La Resistencia detrás de las convocatorias

Una de las organizaciones que ha convocado estas movilizaciones es La Resistencia, un colectivo cercano a Fuerza Popular, que se hizo conocido por protestar contra las investigaciones que realiza el Equipo Especial de Fiscales del Caso Lava Jato y acosar desde hace tiempo a los fiscales que lo integran, entre ellos José Domingo Pérez, quien lidera la investigación contra Keiko Fujimori. 

En su página de Facebook, La Resistencia difundió el jueves un anuncio donde se detalló la dirección del presidente del JNE, Jorge Salas, junto al calificativo de "defensor de terrucos", y una invitación a protestar en el domicilio del magistrado para "saludarlo como se merece". 

 

La Resistencia
LA RESISTENCIA. El colectivo La Resistencia, cercano a Fuerza Popular, también lanzó amenazas contra funcionarios de la ONPE.
Foto: Captura de Facebook.

 

El viernes, el colectivo añadió un nuevo mensaje en su red social. Esta vez, contra la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), ente encargado del procesamiento de las actas de votación. En su post de Facebook, indicaron que publicarán “las fotos y direcciones de todos los jefes zonales de la ONPE para el repudio del pueblo peruano”. 

El líder de este colectivo es Juan José Muñico Gonzáles, conocido como ‘Maelo’, excandidato al Congreso en 2020 con Solidaridad Nacional, partido que ahora se denomina Renovación Popular y es dirigido por Rafael López Aliaga; y quien además ha sido un activo participante de la campaña de Keiko Fujimori en el VRAEM, donde se ha presentado en eventos públicos de la sede del local de Fuerza Popular en Kimbiri. 

Muñico Gonzáles fue condenado en enero pasado a un año de prisión suspendida por difamación agravada en contra del Instituto de Defensa Legal (IDL), y está procesado por acoso por los actos de hostigamiento que impulsó La Resistencia contra la misma organización. 

En sus redes sociales ha publicado videos donde se le ve participando en la preconcentración del Campo de Marte, antes de acudir a la sede del JNE; y un mensaje en Twitter donde anunció que ayer viernes iría a visitar al fiscal del Equipo Especial Lava Jato, José Domingo Pérez Gómez. Las convocatorias se realizan a través de Instagram, Twitter y Facebook y los carteles incluyen siempre la dirección del fiscal. 

 

rESISTENCIA
FISCAL. El viernes circularon convocatorias para realizar un plantón contra el fiscal José Domingo Pérez. El líder de La Resistencia, conocido como ‘Maelo’, posteó un mensaje alusivo.
Foto: Captura de redes sociales.

 

Esto sucede un día después de que el fiscal Pérez Gómez pidiera revocar la orden de comparecencia con restricciones que pesa contra Keiko Fujimori, y solicitar en su reemplazo la prisión preventiva por incumplir las prohibición de comunicarse con los testigos en el proceso que se le sigue por presunto lavado de activos.

El requerimiento se presentó luego de que la candidata apareció en una conferencia de prensa junto a Miguel Torres, testigo en el caso de aportes ilícitos de campaña que investiga la fiscalía. El Poder Judicial ha programado para el próximo lunes 21 de junio la audiencia donde se discutirá si procede esta modificación.


Fiscal pide mayor seguridad policial

El fiscal José Domingo Pérez está a cargo de la denuncia contra la candidata presidencial Keiko Fujimori, quien afronta un pedido de 30 años de prisión por los presuntos delitos de organización criminal, lavado de dinero, falsa declaración en procedimiento administrativo y obstrucción de la justicia. Esto por la recepción de presuntos aportes ilícitos durante las campañas de 2011 y 2016, que, según la acusación, también contó con dinero de la constructora Odebrecht.

Luego de que se filtraron los anuncios para realizar una plantón frente a su vivienda, Pérez Gómez envió un escrito al jefe del equipo especial Lava Jato, Rafael Vela Barba, para que ordene reforzar las medidas de seguridad en su casa para garantizar que “no sucedan actos de violencia” contra él o su familia, como consecuencia -según dijo- de haber pedido variar la comparecencia de Fujimori por prisión preventiva.

El documento de cinco páginas lleva como asunto el rótulo: Situación de inminente riesgo. En este recuerda otras situaciones de amenaza o violencia a los que se ha visto sometido desde 2019, durante el proceso penal contra Fujmori. "Los hechos de acoso, hostigamiento, odio y de violencia se encuentran descrito en los siguientes informes, comunicados a la Coordinación Superior del Equipo Especial".

 

Pedido fiscal
SOLICITUD. La Fiscalía de la Nación trasladó el pedido de Pérez Gómez a la División de Protección de Dignatarios.
Documento: Fiscalía de la Nación.

 

Luego señala la reacción de la investigada tras conocer que se estaba pidiendo el cambio de su comparecencia por prisión. “La acusada Keiko Fujimori, conjuntamente con el testigo Miguel Torres Morales y la abogada coacusada Giulliana Loza Ávalos, salieron en conferencia de prensa a señalar que la medida solicitada por el Ministerio Público es absurda y mencionaron otros alegatos que no son ciertos a los antecedentes del proceso penal”, se lee en el documento.

En su escrito, el fiscal explica que, por el desarrollo del proceso electoral, el número de efectivos policiales encargados de su protección se redujo, pero con la reciente convocatoria que circula por redes sociales para movilizar gente a su domicilio, se prevé actos de violencia en contra de su entorno familiar. La Fiscalía de la Nación trasladó el pedido a la División de Protección de Dignatarios y se le asignó resguardo adicional a su domicilio.

Tal como se había anunciado, un grupo de manifestantes llegó la noche del viernes a la vivienda de José Domingo Pérez, pero no acudieron en un gran número. Lo mismo sucedió en el frontis de la casa del magistrado Jorge Salas Arenas, que esta vez contó un mayor contingente policial en las calles adyacentes.

 

OEA: Elecciones se realizaron con normalidad

La Misión de Observación Electoral de la OEA, liderada por el excanciller de Paraguay, Rubén Ramírez Lezcano, se pronunció ayer sobre el desarrollo de los comicios presidenciales en Perú, y, lejos de señalar sospechas de irregularidades, felicitó a las autoridades electorales por llevar a cabo el proceso "en un contexto complejo, marcado por la pandemia y la polarización política".

Es más, indican que en las semanas previas a la elección, los organismos electorales fueron víctimas de ataques contra su credibilidad. Puntualmente los observadores refieren que, en reunión sostenida antes de los comicios, los integrantes del JNE les hicieron llegar una denuncia formal por las agresiones sufridas durante la campaña.

El equipo de la OEA destaca, en su reporte final, que “es la primera vez en la historia de las misiones” que se recibe una queja de parte del propio ente electoral, “lo cual refleja la gravedad de lo sucedido”. 

“A través de algunos medios y, fundamentalmente, en las redes sociales, se buscó sembrar dudas sobre la imparcialidad de las autoridades electorales, particularmente del Jurado Nacional de Elecciones y su presidente (...) La Misión condena los ataques al árbitro del proceso y advierte con preocupación que se trata de un fenómeno cada vez más repetido en los procesos electorales de la región”, sostienen los observadores.

Este fin de semana, luego de que se alcanzó el 100% de actas procesadas, el acoso a autoridades electorales se intensificó, especialmente contra el jefe de la ONPE, Piero Corvetto. En redes sociales empezaron a circular anuncios anónimos convocando a un plantón frente a su casa, exponiendo su dirección privada.

Además, hace unos días, el funcionario fue fotografiado en el Club Regatas por un socio del local que lo expuso a él y a su familia, entre ellos un menor de edad, y luego lo difundió en redes sociales. En diálogo con este medio, Corvetto precisó que no lo pifiaron ni insultaron, como se comentó en Twitter, pero dijo que el objetivo de esta persona fue viralizar su imagen y ofenderlo en Internet.

 

Noticias Relacionadas