ojo biónico 23 Julio, 2020 23 / 07 / 2020
Foto: Andina.
ojo Falso

Por Carla Díaz

Armando Massé, médico y conductor radial

“Que saquen a todos los médicos jóvenes, que son inmunes [a la COVID-19], que no les va a pasar nada, porque son jovencitos”

Fecha de declaración: 16 de julio del 2020
ojo Falso

Por Carla Díaz

En una entrevista, el conductor de radio y médico Armando Massé sugirió que, durante la emergencia sanitaria, los médicos jóvenes se movilicen a nivel nacional para brindar atenciones a domicilio ya que, por su edad, no presentarían ningún riesgo médico frente a la COVID-19. La afirmación precisa de Massé fue la siguiente: “Que saquen a todos los médicos jóvenes, que son inmunes, que no les va a pasar nada, porque son jovencitos”. Tras consultar con especialistas y revisar estudios al respecto, OjoPúblico concluye que esto es falso.



 


Ver: [0:48-1:14 ]


En otro momento de la entrevista, Massé reafirmó su declaración, y agregó que los médicos recién graduados que bordeen los 30 años deben movilizarse para atender porque “no se van a morir [y] no se van a infectar [con el SARS-CoV-2]”. 

Ahora bien, la Organización Mundial de la Salud ha sido clara respecto a que todas las personas son pasibles de infectarse con la COVID-19, así como de desarrollar cuadros graves de la enfermedad. Si bien las personas mayores son más propensas a presentar infecciones graves, ello no quiere decir que las personas jóvenes no puedan tener riesgos.

“Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas previas como hipertensión arterial, problemas cardíacos o pulmonares, diabetes o cáncer tienen más probabilidades de presentar cuadros graves. Sin embargo, cualquier persona puede contraer la COVID‑19 y caer gravemente enferma”, explica la OMS.

De igual forma, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. han establecido, hasta el 17 de julio, que pueden desarrollar formas graves de COVID-19 las personas de cualquier edad con afecciones médicas subyacentes como cáncer, enfermedades renales, pulmonares, estado inmunocomprometido, obesidad, condiciones cardíacas graves, cardiomiopatías, anemia, diabetes, asma, fibrosis quística, hipertensión, entre otras. 

Hasta el 22 de julio del 2020, el Ministerio de Salud ha registrado más de 17 mil fallecidos por COVID-19, y si bien la mayoría de afectados son adultos mayores, también se han registrado decesos de personas jóvenes. Por ejemplo, 35 eran niños de entre 0 y 9 años; 30 eran jóvenes de entre 10 y 19 años; 105, adultos jóvenes de entre 20 y 29 años; y 375 personas tenían entre 30 y 39 años. 

Al respecto, el decano del Consejo Regional de Lima del Colegio Médico del Perú, Juan Astuvilca, indicó que, si bien el promedio de edad de los médicos recién graduados fluctúa entre los 30 y 40 años, toda la evidencia científica indica que, sin importar edad, sexo, o condición sociodemográfica, cualquier persona puede infectarse con el nuevo coronavirus. “Es cierto que la cantidad de afectados es mayor en médicos que son adultos mayores, pero hay médicos jóvenes que han fallecido porque tenían otras condiciones de riesgo”, indicó.

 

No es que los jóvenes puedan exponerse porque no les va a pasar nada. Eso es totalmente falso", dijo el doctor Matos, del Hospital Loayza.


En la misma línea se pronunció Eduardo Matos, médico infectólogo del Hospital Nacional Arzobispo Loayza, quien ratificó que la infección que produce el SARS-CoV-2 no distingue edades. Las variaciones se encuentran en las manifestaciones de la enfermedad, por las cuales las personas adultas mayores presentan cuadros más graves e intensos; pero, según explica Matos, ello no significa que no se produzcan casos severos en pacientes menores de 40 años.

“No es que los jóvenes libremente puedan exponerse porque a ellos no les va a pasar nada. Eso es totalmente falso. Hay factores de riesgo para ellos, [como] sus hábitos o sus comportamientos. Los jóvenes obesos tienen más posibilidades de complicarse que los no obesos. Los jóvenes fumadores [también]. Uno toma en cuenta que muchos adultos jóvenes tienen sobrepeso en nuestro medio, tienen prediabetes, tienen obesidad abdominal, este es un factor de primer orden para complicarse por COVID-19”, dijo.  

Por su parte, Elizabeth Becerra, neumóloga intensivista del Hospital Rebagliati, comentó que el desarrollo de las infecciones por COVID-19 se ven afectadas también por el nivel de carga viral. “Si la carga viral ha sido grande -por ejemplo, que podría suceder con médicos que atienden casos de covid agudo, y además tienen comorbilidades, como ser asmáticos o un mal sistema inmunológico- el daño al pulmón puede ser muy severo”. 

La especialista añadió que las secuelas de la enfermedad se manifiestan de igual forma en personas jóvenes como en adultos mayores. Algunos de estos pueden ser daños pulmonares de tipo fibrótico, así como polineuropatías, que afectan el sistema motor. “Decir que un médico joven vaya a tratar [a domicilio] porque no le va a suceder nada es una falacia”, concluyó Becerra.

Recientemente, se publicó un estudio en la revista Journal Adolescent Health sobre la vulnerabilidad médica de adultos jóvenes a enfermedades graves de COVID-19. El análisis se basó en datos de la encuesta Nacional de Entrevistas de Salud en EE.UU. y determinó que en adultos jóvenes de entre 18 y 25 años había un 32% de probabilidades de presentar una vulnerabilidad médica. Esta cifra disminuyó a 16% cuando las personas no eran fumadoras.

La conclusión de este análisis fue que cerca de un tercio de adultos jóvenes son médicamente vulnerables a una afección grave por COVID-19, siendo el tabaquismo uno de los factores de riesgo más importantes.

Para esta verificación solicitamos precisiones al doctor Armando Massé, quien días atrás reveló estar contagiado con el virus. Hasta el cierre de edición no se obtuvo respuesta.

En función a lo expuesto, OjoPúblico concluye que la afirmación del médico y conductor radial Armando Massé respecto a que los médicos jóvenes no pueden infectarse con el SARS-CoV-2 ni desarrollar un cuadro severo de COVID-19 es falsa.