Covid-19 en Madre de Dios: Indígenas vigilan ríos e interceptan bote con combustible para minería ilegal

La comunidad de Boca Inambari intervino una nave que transitaba por el río con bidones destinados a la minería ilegal, en pleno Estado de Emergencia. El presidente de la Reserva Comunal Amarakaeri pidió apoyo a la Marina de Guerra para reforzar la vigilancia fluvial. Líderes han cerrado sus fronteras ante la expansión del virus.

VIGILANTES. Comunidades custodian el ingreso a sus territorios de informales que violan el Estado de Emergencia.

VIDEO: Pueblo indígena Harakbut

En pleno Estado de Emergencia por el Covid-19, indígenas de la comunidad de Boca Inambari, pertenecientes al pueblo Harakbut, en Madre de Dios, interceptaron el jueves una embarcación con bidones de combustible que son utilizados para la minería ilegal. Esto ocurrió cuando los dirigentes vigilaban el río Inambari y el acceso a su territorio, luego de que decidieran aislarse hace varias semanas para evitar el contagio por coronavirus.

“Si hay comida, está bien. Si hay petróleo, no (…) Entonces, hay que respetar [la ley] como peruanos. Nosotros estamos de duelo. Tenemos que respetar la orden del gobierno, nadie puede burlar la ley", dice uno de los pobladores que intervino la nave fluvial, según se observa en el video que grabaron cuando alcanzaron la embarcación. En tanto, el motorista replica: “estamos abasteciendo a las personas que nos solicitan”.

El presidente de la Reserva Comunal Amarakaeri, Walter Quertehuari, dijo a OjoPúblico que hace unos días un grupo de indígenas de San José de Karene cerraron un puente por donde transitaban madereros y mineros ilegales, a fin de evitar que ingresen a sus territorios. “El temor es bastante grande porque nosotros estamos desprotegidos, no tenemos puestos de salud implementados, y si llega el coronavirus será una tragedia para nuestros pueblos”, comentó.

El dirigente indígena pidió el apoyo de las Fuerzas Armadas (en especial de la Marina de Guerra) para ayudar a vigilar los territorios comunales. “Nuestros hermanos están desprotegidos y las actividades ilícitas no han parado ni siquiera por el coronavirus. Imagínate qué pasaría si fuera un narco y les hubiera disparado a nuestros hermanos. En nuestras comunidades hemos cerrado los accesos, pero necesitamos la ayuda de las Fuerzas Armadas”, dijo Quertehuari.

En Madre de Dios existen 38 comunidades indígenas de las etnias yine, matsiguenga y Harakbut, entre otras. La Federación Nativa de Madre de Dios y Afluentes (Fenamad) dijo en un comunicado que la comunidad indígena Boca Inambari ha cerrados sus accesos y vigila día y noche su territorio y también el río Inambari. Julio Cusurichi, presidente de esta institución, comentó que pidió una reunión con el presidente Martín Vizcarra para informarle sobre la alta vulnerabilidad de las comunidades indígenas ante el Covid-19.  

En tanto, Quertehuari también solicitó al Poder Ejecutivo que considere un bono económico para las comunidades indígenas, así como implementar puestos de salud. “Necesitamos medicinas y personal de salud especializado. No estamos preparados para enfrentar la emergencia por el coronavirus. Además, otra de nuestras preocupaciones es que en las comunidades no tenemos Internet o computadoras, ni siquiera señal de radio y televisión. Entonces, ¿cómo estudiarán nuestros hijos?”, se preguntó el líder indígena.

Esta semana la Fiscalía Provincial Mixta de Iberia, en la provincia del Tahuamanu, instaló dos puestos de control a cargo de la Policía Nacional y del Ejército Peruano, en la carretera Interoceánica, para vigilar el tránsito de vehículos y peatones que buscan ingresar a la región de Madre de Dios.

Por su parte, las comunidades indígenas se organizaron para custodiar los ingresos a las comunidades y el transporte fluvial en los ríos Madre de Dios e Inambari, e impedir el ingreso de foráneos a sus localidades. Solo permiten el tránsito al personal de salud o a las personas encargadas del abastecimiento de alimentos. Estas medidas buscan proteger a los pobladores originarios del contagio del Covid-19.

Noticias Relacionadas