ojo biónico 16 Septiembre, 2021 16 / 09 / 2021
Telegram
ojo Engañoso

Por Paolo Rufasto

Verificación a mensaje que circula en Telegram

Es engañosa la versión acerca de que un estudio de la FDA reconoce que una tercera dosis contra la Covid-19 causa miocarditis.

Fecha de detección: 14 de septiembre del 2021
ojo Engañoso

Por Paolo Rufasto

Un mensaje que circula en redes sociales alega que un estudio de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos, FDA por sus siglas en inglés, reconoce que una tercera dosis contra la Covid-19 causa miocarditis e inflamación al corazón. Tras revisar el informe principal, antecedentes sobre el tema y consultar con un especialista, OjoPúblico concluye que esta información es engañosa.

El mensaje que es difundido por la red social Telegram proviene del grupo “Médicos por la verdad - Perú”. El texto en cuestión señala lo siguiente:

«La revista [The] Lancet publica un estudio de la FDA que reconoce que las dosis de refuerzo de la vacuna del Covid” generan miocarditis, inflamación del corazón, además de ser completamente innecesaria para la mayoría de las personas».

 

 

Cabe precisar que la miocarditis es la inflamación del músculo cardíaco causada por el sistema inmunitario en respuesta a una infección. 

Adjunto al mensaje objeto de esta verificación se incluye un enlace hacia el documento en el que se sustentaría dicha información. Sin embargo, al ingresar, no se encuentra el informe completo, sino que se presenta otro enlace que redirecciona a la página de la revista médica The Lancet donde se hallan los detalles del estudio que tiene como nombre: Considerations in boosting COVID-19 vaccine immune responses [Consideraciones para reforzar la respuesta inmunitaria de la vacuna contra la Covid-19].

No obstante, al revisar el texto completo de la publicación, ningún investigador reconoce que una tercera dosis de la vacuna de ARN mensajero contra la Covid-19 cause miocarditis, ya que hasta la fecha no hay evidencia de que una dosis de refuerzo genere efectos adversos. “Aunque siempre existe la posibilidad ya que nos encontramos en una etapa de evaluación y estudios de las vacunas'', señalan los investigadores en el artículo.

En el estudio mencionado se plantean distintas cuestiones, en especial lo innecesario de utilizar una dosis extra contra la Covid-19, salvo casos eventuales, como colocar una dosis de refuerzo a personas inmunodeprimidas o con comorbilidades, aunque eso también se encuentra en evaluación.

Además, otro tema que fue abordado por los investigadores de la FDA en dicho artículo son los posibles riesgos de que una dosis adicional sea aplicada muy temprano o de forma muy frecuente, especialmente en los casos en los que las vacunas contienen efectos secundarios asociados con la miocarditis.

Consultado para esta verificación, Juan More, inmunólogo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, explicó a OjoPúblico que no existe evidencia que las dosis de refuerzos contra la Covid-19 generen más protección contra el nuevo coronavirus o causen daños adversos como la miocarditis u otros eventos adversos. 

More señaló que la premisa es que aún no se puede concluir teorías sobre la efectividad y causas de una tercera dosis porque eso se está estudiando actualmente. “Lo que hay que indagar es si, eventualmente, hay una relación directa entre las vacunas contra la Covid-19 y la miocarditis. Una cosa es una asociación y otra la causalidad del evento adverso, eso hay que determinar todavía”, explicó.

De acuerdo al subcomité de la Covid-19 del Comité Asesor Mundial sobre Seguridad de las Vacunas, GACVS por sus siglas en inglés, y en base a la evidencia actual, la miocarditis puede surgir como un efecto secundario tras recibir alguna de las vacunas de ARNm (Pfizer-BioNTech o Moderna). Los casos reportados, por lo general, son asociados en hombres jóvenes tras días de su respectiva vacunación y usualmente tras aplicarse la segunda dosis.

Anteriormente, OjoPúblico verificó un mensaje sobre un estudio que supuestamente recomendaba no vacunar contra la Covid-19 a los adolescentes varones por riesgo cardíaco, como la miocarditis.

Los autores del reporte mencionado en la pasada verificación sostuvieron que en ningún momento han recomendado dejar de vacunar a los adolescentes con las dosis de Pfizer. Por el contrario, concluyeron que aún se desconocen los riesgos a largo plazo asociados con la miocarditis posvacunación. 

“Se necesitan estudios más grandes con un seguimiento más prolongado para informar las recomendaciones para la vacunación Covid-19 en esta población”, indica el informe que fue verificado.

Actualmente, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, CDC por sus siglas en inglés, se encuentran investigando los casos en los que se ha presentado miocarditis tras recibir la vacuna contra la Covid-19 para conocer los efectos a largo plazo. 

Tanto los CDC como el subcomité del GACVS continúan recomendando la aplicación de las vacunas de ARNm debido a que los beneficios superan los riesgos que pueden producir. 

Por su parte, el estudio de la FDA al que se hace mención en redes sociales concluye que las vacunas actualmente disponibles son seguras, efectivas y salvan vidas y que, pese a que las dosis adicionales puedan reforzar la inmunidad de las mismas, ello no va a superar los beneficios que puede proveer la vacunación inicial en aquellos aún no inmunizados.

En resumen a lo expuesto, OjoPúblico concluye que el mensaje que circula en redes sociales acerca de que un estudio de la FDA reconoce que una tercera dosis de refuerzo contra la Covid-19 causa miocarditis e inflamación al corazón es engañoso.

Esta verificación fue realizada con la colaboración de Valeria Mogollón.