Paciente de Covid Persistente: “Ocho meses después, aún estoy lidiando con síntomas”

Al inicio de la pandemia, el ingeniero Lyth Hishmeh enfermó de Covid-19 moderado y no requirió hospitalización. Aún así, ocho meses después, aún no puede retomar su vida diaria porque afronta una serie de síntomas relacionados a la Covid Persistente, una condición que hoy es reconocida por el Gobierno del Reino Unido y está bajo monitoreo de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Desde Londres, Hishme conversó con OjoPúblico sobre la campaña que él y cientos de pacientes impulsan para ser reconocidos.

RECONOCIMIENTO. Los pacientes de Covid Persistente tienen como objetivo que sean reconocidos, y que el Gobierno invierta en investigación y rehabilitación.

RECONOCIMIENTO. Los pacientes de Covid Persistente tienen como objetivo que sean reconocidos, y que el Gobierno invierta en investigación y rehabilitación.

Foto: Long Covid SOS

Aún se conoce poco sobre los efectos a largo plazo del nuevo coronavirus. Sin embargo, el panorama es cada vez más claro, en la medida que surgen nuevos estudios y testimonios de pacientes. El pasado mes de julio, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió a ciudadanos que, incluso ocho meses después de haberse contagiado, aún presentan síntomas de la Covid-19. “Aún sabemos relativamente poco sobre los efectos a largo plazo”, reconoció el director de la OMS, Tedros Adhanom.

El gobierno del Reino Unido, por su parte, ha dicho públicamente que una de sus prioridades es la atención de la Covid Persistente, un término acuñado por los propios pacientes de esta condición. "Soy consciente del impacto duradero y debilitante de la Covid Persistente en personas de todas las edades, independientemente de la gravedad de los síntomas iniciales", dijo el secretario de Salud del Reino Unido, Matt Hancock.

Trataron de convencerme de que tenía ansiedad", cuenta Lyth Hishme, paciente de Covid Persistente.

Las declaraciones de la OMS y el Gobierno británico son el resultado de una campaña virtual impulsada por ciudadanos que, a diferencia de lo que aseguraban las autoridades sanitarias al inicio de la pandemia, aún lidian con síntomas de la Covid-19. Bajo el nombre de ‘Long Covid SOS’, esta plataforma exige el reconocimiento, la investigación y la rehabilitación de las personas con Covid Persistente por parte de las autoridades.

En este contexto, y mientras el Perú y América Latina culminan su primera ola de Covid-19, OjoPúblico conversó en exclusiva con Lyth Hishmeh, ingeniero de software y uno de los fundadores de la campaña ‘Long Covid SOS’. “Necesitamos que otros países sigan el mismo camino [del Reino Unido], sino tendremos un problema muy, muy grande”, dice Hishmeh, quien ha participado en los primeros ensayos clínicos que abordan la Covid Persistente.

Recientemente, el término Covid Persistente ha aparecido con mayor frecuencia tanto en las redes sociales como en estudios científicos. ¿Cuáles son sus características?

La Covid Persistente es un término acuñado por los propios pacientes, y hace referencia a los síntomas de la Covid-19 que duran más de lo usual. En mi caso, por ejemplo, ya voy ocho meses. Los síntomas van y vienen. Tengo días en que pienso que todos los síntomas se han ido y, de un momento a otro, me despierto con una colección diversa de síntomas.

Hace unas semanas, las autoridades del Reino Unido dijeron que la Covid Persistente no está relacionada con la severidad del contagio inicial, y que afecta a todas las edades. 

Definitivamente. Uno de los miembros originales de nuestra campaña tiene un hijo con Covid Persistente: ya han pasado ocho meses y aún tiene dolor de garganta y erupciones. Solo es un niño de 10 años. La Covid Persistente, además, no depende de la severidad de los síntomas iniciales. Por ejemplo, yo tuve Covid-19 moderado. Me faltaba el aire y tenía síntomas peores que una gripe, pero no fui hospitalizado. Aún así, ocho meses después, aún estoy lidiando con algunos síntomas. Aún hay mucho que no sabemos sobre este virus. 

El espectro de síntomas relacionados a la Covid Persistente parece ser bastante amplio. ¿Han tenido dificultades al momento de ser diagnosticados?

Fui una de las personas que experimentó todo el espectro. [A inicios de marzo] comencé con síntomas similares a la gripe común; luego, tuve problemas con el corazón, gastrointestinales y neurológicos, así como alergias y problemas con mi vista. Ni siquiera puedo recordar todos los síntomas que tuve. Los médicos me decían que no existía evidencia de que la Covid-19 sea diferente a una enfermedad respiratoria. No me creían. Hoy los nuevos estudios están demostrando que sí genera, por ejemplo, síntomas neurológicos. La Covid Persistente es multisistémica.

Cuando nadie nos creía, estos grupos de apoyo [como Long Covid SOS] era lo único que teníamos".

¿Cuán seguido aparecen estos síntomas y cómo estás lidiando en tu vida diaria?

Al inicio había muchas cosas que no podía hacer. No podía levantarme de la cama o mantener una conversación. Felizmente, mejoré bastante y ahora puedo tener caminatas cortas de 10 o 15 minutos. Inicialmente, no podía hacer nada de eso, a la justas podía tomar una ducha.

Es decir, no solo está enfrentando problemas de ansiedad o depresión. ¿Han tenido dificultades para que los doctores les crean, sobre todo si algunos de ustedes no fueron testeados para Covid-19?

Sí, yo no fui testeado. Cuando comencé a tener síntomas de Covid Persistente estaba asustado porque pensé que la Covid-19 ya había acabado. Fui a Emergencias y me encontraron signos de consolidación pulmonar, que ocurre al final de una neumonía. Esto fue lo más cercano que tuve a un diagnóstico. A pesar de esto, tuve problemas para que el médico general me creyera y me tomara en serio. Trataron de forzarme a tomar antidepresivos. Trataron de convencerme de que tenía ansiedad. Pero yo he tenido ansiedad y depresión antes, y sé cómo se siente, ya he lidiado con ellas. En ese momento, sabía que era algo más. A muchas personas nos hacen creer que todo está en nuestras cabezas, y no solo los doctores, sino nuestros empleadores y familiares. Ahora, las instituciones oficiales ya reconocen la Covid Persistente. 

El Gobierno del Reino Unido está invirtiendo 10 millones de euros en una red de clínicas a lo largo de Inglaterra para pacientes con Covid Persistente; mientras que la OMS ha prometido analizar en profundidad estos casos. ¿Son suficientes estas medidas?

Los objetivos de nuestra campaña son el reconocimiento, la investigación y la rehabilitación. Definitivamente hemos logrado reconocimiento, al menos en el Reino Unido y de la OMS. Las autoridades sanitarias de aquí están invirtiendo dinero para estas clínicas, así que diría que hemos logrado una primera fase de la rehabilitación. Es un buen inicio y esperamos que esto pueda servir como una hoja de ruta para los demás países.

 La Covid Persistente, además, no depende de la severidad de los síntomas iniciales".

La Covid Persistente también tiene un impacto en la productividad, sobre todo en un momento en que los Gobiernos están reabriendo sus economías. ¿Existe también una responsabilidad del sector privado?

Definitivamente. La mayoría de pacientes con Covid Persistente no pueden regresar a sus trabajos a tiempo completo. Esto va a tener un gran impacto en la economía. El gobierno tiene que adaptarse, pero también el sector privado. Sobre todo para prevenir que sus empleados adquieran Covid-19.

Al inicio mencionó que el término Covid Persistente fue acuñado por los pacientes, quienes compartieron sus experiencias a través de las redes sociales. 

Nos hubiera afectado mentalmente si no nos hubiéramos tenido los unos a los otros. Podemos tranquilizarnos y confirmar que realmente algo pasa con nosotros, que no estamos solos. Cuando nadie nos creía, estos grupos de apoyo era lo único que teníamos.

América Latina está saliendo de la primera ola de la Covid-19. En base a la experiencia de Europa, ¿cómo cree que impactará en nuestra región si los gobiernos no afrontan de manera adecuada la Covid Persistente? 

Mucha gente no va a poder trabajar y no sabrá lo que les sucede. Si nadie les cree, estarán en riesgo de desarrollar complicaciones en su salud mental. Es vital que los Gobiernos tomen una aproximación proactiva. Nosotros estamos agradecidos de que el Reino Unido y la OMS nos estén tomando en serio. Necesitamos que otros países sigan el mismo camino, sino tendremos un problema muy, muy grande.

Noticias Relacionadas