Sala del Poder14 Dic 2018

Videos secretos: exjefe de Registros Públicos rechazó colaborar con la justicia en Caso Orellana

Sala Nacional Anticorrupción decidirá si envía a prisión por 18 meses al abogado Álvaro Delgado Scheelje por sus nexos con la red de Rodolfo Orellana. Audios y videos grabados por Néstor Sack López, principal denunciante del caso, revelan que el acusado desistió de colaborar en las pesquisas contra la organización criminal.
GRABADO. El exjefe de la Sunarp, Álvaro Delgado Scheelje (en la imagen), intentó tramitar su colaboración eficaz ante la Procuraduría Anticorrupción en algún momento del 2014.
Foto: Ojo-Publico.com.

El Sistema Nacional Anticorrupción decide hoy si ordena o no la detención preventiva del abogado Álvaro Delgado Scheelje, jefe de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp) entre 2010 y 2011, luego de ser sindicado por el Ministerio Público como integrante de la red criminal de Rodolfo Orellana Rengifo, quien se encuentra enjuiciado y detenido desde noviembre del 2014.

En ese contexto, Ojo-Publico.com accedió a una serie de audios y videos grabados por uno de los primeros agraviados y denunciantes de Orellana: Néstor Sack López, un empresario argentino nacionalizado peruano que falleció el 2017. El material fílmico, de gran interés público, fue grabado por este personaje en la época en la que denunciaba a Orellana en los medios de comunicación.

Precisamente, uno de los audios de Sack López está relacionado con el exjefe de la Sunarp, Delgado Scheelje, quien intentó colaborar con la justicia en calidad de testigo protegido poco antes de la caída de Orellana. Luego, el abogado declinó de colaborar y años después pasó a condición de investigado por el Ministerio Público. Hoy la Fiscalía Supraprovincial Anticorrupción pide 18 meses de prisión preventiva para el exalto funcionario público.

El material fílmico de Sack López

Un primer video grabado por Sack López, en algún momento del 2014, confirma que el exjefe de Registros Públicos intentó acogerse a la colaboración eficaz a través de la Procuraduría Anticorrupción que dirigía el abogado Christian Salas. Entonces, Delgado Scheelje ya tenía tres años fuera del sector público y las autoridades fiscales y policiales habían iniciado la cacería de Orellana y de sus principales operadores.

“En el escenario que uno se encuentra ahora, la mejor forma de cautelar ese prestigio académico que usted tiene es acogiéndose o colaborando”, le dice la abogada Yeni Vilcatoma, entonces integrante de la Procuraduría Anticorrupción y hoy tercera vicepresidenta del Congreso, a Delgado Scheelje. Además de ellos en la reunión también estaba presente el empresario argentino (quien grabó la cita en secreto) y una persona identificada como ‘Hugo’.

VIDEO. Extracto del video en donde el exjefe de la Sunarp, Álvaro Delgado, evalúa colaborar con las autoridades en el Caso Orellana. Sus interlocutores son Yeni Vilcatoma, entonces abogada de la Procuraduría, una persona identificada como Hugo del mismo despacho, y el argentino Néstor Sack.
Video: Ojo-Publico.com

Frente a la propuesta de la abogada de la Procuraduría Anticorrupción, Delgado Scheelje respondió en aquella cita: “En función a eso [si existe una investigación en la Fiscalía de Lavado de Activos] (...) ya se define la condición: o como testigo, o como colaborador (...) Acá de todas maneras me acogería como testigo con identidad reservada”.

Ojo-Publico.com reveló en setiembre último que Delgado Scheelje reconoció como testigo protegido –en las oficinas de la Procuraduría Anticorrupción– que la red Orellana captó a diversos funcionarios de la Sunarp para inscribir irregularmente terrenos e inmuebles. A pesar de que Delgado Scheelje en ese momento se comprometió a entregar "mayor información", luego rehusó colaborar con las pesquisas.

Una segunda conversación grabada entre Sack López y la hoy congresista de Fuerza Popular detalla la decisión final que tomó el exjefe de la Sunarp. “Se le sugirió [a Delgado Scheelje] que sea colaborador eficaz pero (...), como también era abogado, prefirió ser testigo a pesar de que yo ya te había dado la información de que él formaba parte de esta organización”, detalló el empresario argentino en la llamada telefónica que grabó de manera secreta.

PRISIÓN. El juez Juan Carlos Sánchez Balbuena decidirá si el exjefe de Sunarp, Álvaro Delgado Scheelje, afronta en prisión el proceso por el caso de la red liderada por Rodolfo Orellana.
Foto: Poder Judicial

“Nómbralo al testigo, nómbralo porque es importante (...) [su nombre] en ese momento era secreto, ya no (...) Alvaro Delgado Scheelje, superintendente de la Sunarp (...) que tenía relaciones amicales con Rodolfo y Ludith Orellana”, dice Sack López en la conversación telefónica con Vilcatoma.

Hoy los fiscales Elvis Suárez Ferrer y Eiser Jiménez Coronel acusan a Delgado Scheelje de pertenecer a la organización criminal liderada por Orellana y recibir sobornos a cambio de liderar un mecanismo que permitió a esta organización criminal tomar posesión ilegal de terrenos en al menos diez distritos de Lima.

Ojo-Publico.com intentó comunicarse de manera directa con la congresista Vilcatoma y el exjefe de la Sunarp, este último a través de su abogado Roger Haro Bustamante. Sin embargo, al cierre de edición, no obtuvimos respuesta oficial.

Los vínculos con ‘Cruela de Vil’

Delgado Scheelje, según las indagaciones fiscales, fue captado por Ludith Orellana Rengifo, conocida por su entorno como ‘Cruela de Vil’, quien además era la mano derecha de su hermano Rodolfo y la persona a cargo de la llamada 'Área de saneamiento', una sección dentro del estudio legal que se encargaba de inscribir en la Sunarp los títulos irregulares.

“Conocí a la señora Ludith Orellana en el 2008, a raíz que un amigo mío, el doctor José Luis Noriega Ludwig me pidió atenderla. Efectivamente la atendí hasta un par de veces pero relacionado con consultas generales y nada vinculado a títulos o trámites específicos”, aseguró Delgado Scheelje en su declaración formal en el Ministerio Público.

VIDEO. El exjefe de la Sunarp, Álvaro Delgado reconoció ante el empresario Néstor Sack que se relacionó con Ludith Orellana, hermana de Rodolfo Orellana, por el caso de unos terrenos en Cañete.
Video: Ojo-Publico.com

En ese sentido, Delgado Scheelje también reveló detalles contradictorios de su contacto con la familia Orellana en un tercer video registrado por Sack López: “[Ludwig] es el que me pide atender a Ludith [Orellana] por un problema que tenía en unos títulos (...) sus títulos estaban suspendidos indebidamente (...). El exjefe de la Sunarp incluso detalló que visitó las oficinas del estudio de abogados de Orellana en la avenida Guardia Civil.

Un cuarto audio grabado por el empresario argentino revela el interés de Delgado Scheelje –en ese momento ya retirado de la Sunarp– por conocer si su celular había sido interceptado. “¿Yo estoy ahí entre los interceptados, por casualidad?“, consultó Delgado a Sack, cuando este último le reveló que tenía acceso a un informe de escuchas telefónicas.

La Fiscalía determinó que Delgado Scheelje registra un total de 124 llamadas telefónicas a celulares a nombre de miembros y empresas vinculados a la red de Rodolfo Orellana: Carla Cruzado Crisólogo (78 llamadas), Flotal Construcciones Logísticas y Servicios (35 llamadas), y Ludith Orellana (9 llamadas), entre otros.

FALLO INICIAL. En setiembre de este año, el juez Juan Carlos Sánchez Balbuena excluyó al exjefe de la Sunarp, Álvaro Delgado Scheelje, de la investigación. La resolución fue anulada en segunda instancia.
Documento: Ojo-Publico.com

A pesar de sus nexos con Orellana y las evidentes pruebas presentadas por la Fiscalía, el juez Juan Sánchez Balbuena de la Sala Nacional Anticorrupción excluyó del proceso a Delgado Scheelje en septiembre de este año. La resolución fue anulada en octubre en segunda instancia por los jueces superiores Ramiro Salinas Siccha, Juan Guillermo Piscoya y Óscar Burga Zamora.

Hoy, el mismo Sánchez Balbuena decidirá si el exjefe de la Sunarp continúa el proceso en prisión preventiva o en libertad.

Autor: