Castillo recurre a OEA cercado por casos de corrupción y oposición del Congreso

El Ejecutivo pidió a la OEA que se active la Carta Democrática Interamericana. El Jefe de Estado recurrió a dicha figura mientras esta cercado por graves imputaciones por corrupción a nivel judicial y por una férrea oposición en el Congreso. La entidad supranacional acordó por aclamación expresar su solidaridad y respaldo al gobierno democráticamente electo del Perú, así como enviar una misión a Lima.


Carta Democrática de la OEA fue creada en 2001 para proteger el Estado de Derecho en el hemisferio

 

Asamblea OEA en Perú en 2001.

En la asamblea de la OEA en Lima en 2001 se creó la Carta Democrática. En la foto Alejandro Toledo y Colin Powell. OEA

La Carta Democrática de la OEA es una herramienta creada en el 2001 en medio de una Asamblea General extraordinaria celebrada el mismo día del atentado terrorista del 11 de septiembre del 2001. El Perú suscribió dicha herramienta durante el gobierno de Alejandro Toledo, siendo Diego García Sayan ministro de Relaciones Exteriores y Manuel Rodríguez Cuadros representante ante dicho organismo.

La Carta está dividida en seis capítulos: I) La democracia y el Sistema Interamericano, II) la democracia y los Derechos Humanos, III) Democracia, desarrollo integral y combate a la pobreza, IV) Fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática, V) La democracia y las misiones de observación electoral, VI) Promoción de la cultura democrática.

El antecedente principal de la Carta Democrática es la Resolución 1080 de la OEA, aprobada en 1991, que por primera vez habilitó a dicho organismo a tomar las sanciones y las medidas correspondientes en caso de ruptura del orden constitucional o golpes de Estado. En el marco de dicha Carta, la OEA tiene la capacidad de sancionar a los Estados Miembros. 


Poder Ejecutivo invocó artículos 17 y 18 de instrumento interamericano de la OEA

 

Asamblea de la OEA en 2022.

Asamblea de la OEA en Lima en octubre del 2022. Andina.

El Ejecutivo pidió que la OEA examine la situación política del Perú invocando los artículos 17 y 18 de la Carta Democrática de dicha entidad. El gobierno de Pedro Castillo indicó, en su misiva, que la democracia peruana corre riesgo por múltiples causas, entre ellas: el discurso del fraude electoral del 2021, las comisiones investigadoras del Parlamento, las interpelaciones y censuras de sus ministros y el trámite de denuncias constitucionales en su contra.

Cabe indicar que el artículo 17 de dicha herramienta dice lo siguiente: "Cuando el gobierno de un Estado Miembro considere que está en riesgo su proceso político institucional democrático o su legítimo ejercicio del poder, podrá recurrir al Secretario General o al Consejo Permanente a fin de solicitar asistencia para el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática". En tanto que el artículo 18 indica que: 

"Cuando en un Estado Miembro se produzcan situaciones que pudieran afectar el desarrollo del proceso político institucional democrático o el legítimo ejercicio del poder, el Secretario General o el Consejo Permanente podrá, con el consentimiento previo del gobierno afectado, disponer visitas y otras gestiones con la finalidad de hacer un análisis de la situación. El Secretario General elevará un informe al Consejo Permanente, y éste realizará una apreciación colectiva de la situación y, en caso necesario, podrá adoptar decisiones dirigidas a la preservación de la institucionalidad democrática y su fortalecimiento.

Ambos artículos son dos de los más relevantes de los 28 que tiene dicha herramienta interamericana.

 


Herramienta se aplicó antes en once ocasiones para los casos de Venezuela, Nicaragua, Honduras, Bolivia, Ecuador y Perú

 

Maduro y Hugo Chávez.

La OEA evaluó la Carta Interamericana en el caso de Venezuela en los gobiernos del fallecido Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Reuters.

La OEA ha puesto en marcha la evaluación de la Carta Democrática hasta en once ocasiones desde el 2001, siendo la última vez cuando el secretario general de dicho organismo, el uruguayo Luis Almagro, invocó dicha herramienta en 2016 para el caso del gobierno autoritario del presidente de Venezuela Nicolás Maduro.

La primera vez que se invocó dicho instrumento fue en abril del 2002 cuando ocurrió el intento de golpe de Estado contra el entonces presidente Hugo Chávez de Venezuela. Luego la Carta Democrática ha sido puesta en marcha en los siguientes países: Bolivia (2003, 2005 y 2008), Nicaragua (2004 y 2005), Ecuador (2005 y 2010), Perú (2004) y Honduras (2009). Solo en este último caso, en la ruptura del orden constitucional del gobierno de Manuel Zelaya, el país fue suspendido de la OEA.


Caso emblemático de la Carta Democrática: la OEA suspendió a Honduras por el golpe de Estado del 2009 

 

Manuel Zelaya.

El presidente de Honduras Manuel Zelaya fue derrocado el 2009. La OEA suspendió al país ese mismo año.

La OEA suspendió el 5 de julio del 2009 a Honduras, su derecho de participación en la entidad supranacional, debido al golpe de Estado que sacó del poder al entonces presidente Manuel Zelaya. De esta forma se aplicó por primera vez el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana en contra del régimen de Roberto Michelleti, quien asumió el cargo de manera irregular.

El artículo 21 indica que:  "Cuando la Asamblea General... constate que se ha producido la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, conforme a la Carta de la OEA tomará la decisión de suspender a dicho Estado del ejercicio de su derecho de participación... con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros. La suspensión entrará en vigor de inmediato".

En aquella resolución, tomada por aclamación por todos los países miembros de la OEA, se pidió al entonces secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, que “intensifique las gestiones diplomáticas para la restauración de la democracia y el estado de derecho en Honduras" con el fin de restituir en el cargo a Zelaya. 

Según el artículo 21 de dicha carta, el Estado miembro que hubiera sido objeto de la suspensión debe continuar "observando el cumplimiento de sus obligaciones como miembro de la organización, en particular en materia de derechos humanos".

La OEA recién levantó la suspensión de Honduras en junio del 2011, casi dos años después del golpe de Estado que sacó del poder a Zelaya. Este último nunca volvió al poder.


OEA evaluara hoy situación del Perú con presencia del canciller Landa en Washington

 

 

El Consejo Permanente de la OEA convocó para hoy a la 1:30 p.m. en Washington una sesión extraordinaria para considerar la situación de Perú, después de que el presidente Pedro Castillo invocara el análisis de la Carta Democrática.

La reunión contará con las presentaciones del Relator para el Perú de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Comisionado Edgar Ralón Orellana, y del ministro de Relaciones Exteriores de Perú, César Rodrigo Landa Arroyo.


Sesión en la OEA para examinar situación del Perú a pedido de Castillo

 

La OEA inició su reunión especial del Consejo Permanente. En dicha sesión se atenderá la invocación hecha por el presidente Pedro Castillo respecto de la Carta Democrática Interamericana. 

Por espacio de 20 minutos el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dio lectura a la misiva enviada por el presidente Pedro Castillo respecto de la invocación de los artículos 17 y 18 de la Carta Democrática Interamericana. 

Luego el relator para el Perú de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, comisionado Edgar Ralón, inició su exposición sobre la crisis de nuestro país.

El alto funcionario destaca el potencial que tienen tres figuras legales que dificultan la gobernabilidad y el equilibrio de poderes: la acusación constitucional, la vacancia por incapacidad moral y la disolución del Congreso. "La falta de definición y el uso discrecional afectan al país [que ya ha tenido] cinco presidentes y parlamentos en seis años".

A continuación se pronunció el canciller de Perú, César Landa, quien habló de la profundad crisis de gobernabilidad que vive el Perú. Luego de finalizar su exposición comenzó una rueda de comentarios por parte de los representantes de los países presentes en la cita interamericana: Brasil, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Bolivia, Chile, Costa Rica, Argentina, Canadá, Colombia, Antigua y Guatemala. La sesión finalizó casi dos horas después.


Relator para el Perú de la CIDH: El Tribunal Constitucional debe ser el guardián del principio de legalidad

 

Relator.

El relator de la CIDH se mostró preocupado por la situación del Perú. OEA.

El relator de la CIDH para el Perú, Edgar Ralón Orellana, dijo que la institucionalidad del Perú está en riesgo, al hacer un análisis sobre la invocación del presidente Pedro Castillo de la Carta Democrática Interamericana.

"Para superar dichos riesgos se necesita que cada una de las instituciones no se extralimite en las funciones expresamente contenidas en la Constitución y que el Tribunal Constitucional sea guardián de que el principio de legalidad, debido proceso y el correcto equilibrio de poder funcione perfectamente".

El relator además indicó que hizo una visita al Perú entre el 10 y el 14 de octubre y que en esos días ocurrieron en forma simultánea diversos hechos que reflejan la crisis que vive el país, por ejemplo: 

"La declaración de la vicepresidenta [Dina Boluarte] ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, el allanamiento [fiscal] de la casa de la hermana del presidente, en la que encontraba su madre convaleciente de salud, así como la denuncia constitucional de la fiscal general [Patricia Benavides] y 14 horas después una denuncia constitucional [de personas allegadas a Castillo] en contra de la fiscal general", dijo Ralón.

También resaltó que las investigaciones por corrupción contra altos funcionarios público [sin citar a Castillo] tienen que cumplirse en modo, tiempo y forma los procesos de retiro de inmunidad con absoluto rigor técnico del principio de legalidad, debido proceso y derecho de defensa.

Ralón además dijo que el Perú debe reglamentar y delimitar las tres figuras que, a entender de dicha entidad, vienen causando la crisis institucional: la acusación constitucional, la vacancia por incapacidad moral, la disolución del Congreso por la negación de la confianza. Esto con la finalidad de asegurar la objetividad y el equilibrio de los poderes públicos.


OEA aprueba resolución expresando solidaridad y respeto al gobierno del Perú

 

El Consejo Permanente de la OEA acordó expresar su solidaridad y respaldo al gobierno democráticamente electo del Perú, así como a la preservación de la institucionalidad democrática. Igualmente, realizar un llamado a todos los actores para que sus acciones se enmarquen dentro del respeto al estado de Derecho.

Además, se estableció "expresar la disposición de la OEA a brindar apoyo y cooperación, a requerimiento del Gobierno del Perú, mediante gestiones para promover el diálogo y el fortalecimiento de su sistema democrático de gobierno".

Finalmente, "designar un grupo de alto nivel conformado por representantes de los Estados Miembros, en concordancia con la Carta Democrática Interamericana, para que realice una visita al Perú con el fin de hacer un análisis de la situación de la que informará a este Consejo".

De esta forma se aprobó la resolución "Respaldo a la preservación de la institucionalidad democrática y la democracia representativa en el Perú".