ojo biónico 16 Marzo, 2022 16 / 03 / 2022
Es falso que las funciones del sistema inmunitario de los vacunados contra la covid-19 disminuyen un 5 % cada semana
ojo Falso

Por Gianella Tapullima

Verificación a mensaje que circula en Telegram

Es falso que las funciones del sistema inmunitario de los vacunados contra la covid-19 disminuyen un 5 % cada semana

Fecha de detección: 14 de marzo del 2022
ojo Falso

Por Gianella Tapullima

Un mensaje que se ha hecho viral en redes sociales señala que, según las cifras de un supuesto informe de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Gobierno del Reino Unido, las funciones del sistema inmunológico disminuyen 5% en las personas vacunadas contra la covid-19. Sin embargo, tras revisar artículos científicos y consultar con expertos en el tema, OjoPúblico concluye que esta versión es falsa.  

En principio, el sistema inmunológico es un conjunto de tejidos y células. Su función es detectar agentes externos que podrían causar enfermedades, según explicó a OjoPúblico, Fiorella Krapp, médica infectóloga de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH). 

Ahora bien, el mensaje apócrifo fue compartido a través de la red social Telegram, donde registraba más de 12 mil visualizaciones hasta el cierre de esta verificación. En el texto se incluye la nota de un portal web que cita un informe de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Gobierno del Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés), publicado a finales del 2021, sobre los datos de efectividad e impacto real de las vacunas contra la covid-19 en personas que tienen entre 18 y más de 80 años de edad. 

  


Sin embargo, OjoPúblico revisó el informe completo de la entidad europea acerca de las vacunas que se aplican en su territorio y no encontró mención alguna respecto a que las funciones del sistema inmunológico de las personas vacunadas contra la covid-19 disminuyen en 5 % cada semana.  

Por el contrario, el mismo documento señala que en el Reino Unido se han realizado varios estudios sobre la eficacia de las vacunas. Estos indican que las dosis de la vacuna tienen entre un 65 % y un 95 % de eficacia para prevenir la enfermedad sintomática contra la variante Delta. 

Si bien en el documento se advierte que hay cierta evidencia de disminución de anticuerpos frente a la infección y enfermedad sintomática a lo largo del tiempo, los niveles de protección son mayores al 90 % para prevenir las hospitalizaciones y muertes en la mayoría de los grupos de edad, al menos cinco meses después de la segunda dosis. 

 

 

De acuerdo al informe, hasta septiembre del 2021, la UKSHA estimó que su programa de vacunación evitó de manera directa más de 261.500 hospitalizaciones. El análisis del impacto directo e indirecto del programa de vacunación sobre las infecciones y la mortalidad sugiere que también ha prevenido entre 23,9 y 24,3 millones de contagios, y entre 123.600 y 131.300 fallecimientos por la enfermedad.

Por otro lado, en el reciente informe del UKHSA, publicado el 10 de marzo del 2022, tampoco se indica que el sistema inmunitario se debilite 5 % a causa de las vacunas. Lo que indica que la efectividad de la vacuna contra la enfermedad sintomática de la variante Ómicron es sustancialmente menor que la variante Delta. Sin embargo, la protección contra la hospitalización continúa siendo alta sobre todo después de la tercera dosis. 

En febrero del 2022, el medio de verificación Health Feedback (HF), que reúne a científicos y doctores de universidades e institutos científicos de distintos países, realizó una revisión sobre el tema. Como conclusión afirmó que no hay evidencia de que las vacunas contra la covid-19 debiliten o destruyan el sistema inmunológico.

Por el contrario, el reporte de HF subraya que las vacunas contra la covid-19 reducen el riesgo de enfermedad grave y hospitalización, incluso contra la variante Ómicron del SARS-CoV-2 .

Cabe precisar que HF es un medio de verificación que forma parte de la red Vaccine Safety Net de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una red de sitios web que brinda información confiable sobre la seguridad de las vacunas.

Consultado para esta verificación, Obert Marín Sánchez, biólogo genetista y especialista en inmunología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), coincidió en que no existe evidencia científica acerca de que las vacunas debiliten o deterioren las funciones del sistema inmunológico. “Es todo lo contrario, las vacunas potencian la respuesta inmunitaria para atacar al virus”, dijo Marín. 

El especialista mencionó que la disminución de la eficacia de las vacunas contra la infección no implica que dañen el sistema inmunológico o que no sirvan para combatir la enfermedad. Si bien se ha detectado una disminución de anticuerpos a lo largo del tiempo tras la vacunación contra la covid-19, existen estudios que señalan que la inmunidad celular también actuaría frente a la enfermedad.

Para precisar esto último, el infectólogo Juan Villena indicó a OjoPúblico que el sistema inmune está compuesto por dos tipos de respuesta: “Una es la inmunidad celular, un mecanismo de defensa mediado por las células; y [la otra es] la inmunidad humoral, cuya defensa está mediada por los anticuerpos (inmunoglobulinas G y M) contra algún patógeno que ingrese al organismo”.

 

Evidencia documentada

 

En septiembre del 2021, la revista Nature publicó un explicador sobre la evidencia científica de la disminución de la inmunidad generada por las vacunas contra la covid-19. En ese artículo, la imnunóloga Nicole Doria-Rosela, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., explicó que es posible que los anticuerpos neutralizantes, capaces de captar al virus antes de que se infiltren en las células, no permanezcan por mucho tiempo en el organismo. Sin embargo, la respuesta inmunitaria celular podría ser más duradera. 

“Los anticuerpos circulantes pueden estar disminuyendo, pero su sistema inmunológico es capaz de entrar en acción una vez más”, explicó el inmunólogo John Wherry, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.), en el mismo artículo de Nature.

El 31 de enero del 2022, un grupo de investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess (BIDMC), de EE. UU., evidenció que la inmunidad celular inducida por las vacunas de Johnson & Johnson y Pfizer-BioNTech, proporcionó una protección sólida contra la enfermedad grave causada por las variantes Delta y Ómicron.

En el artículo científico Duración de la efectividad de las vacunas contra la infección por SARS-CoV-2 y la enfermedad por Covid-19, publicado en la revista médica The Lancet, a finales de febrero de 2022, un grupo de investigadores de Estados Unidos, Chile, Suiza y Reino Unido realizó una revisión sistemática de estudios científicos que apuntan a conocer si la efectividad de la vacuna contra la covid-19 disminuye, así como la necesidad de una dosis de refuerzo. 

Se recopilaron artículos prepublicados y revisados ​​por pares mediante una búsqueda en bases de datos, desde el 17 de junio hasta el 2 de diciembre de 2021. Las vacunas que se incluyeron en los estudios fueron las de Janssen, AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna. Estas dos últimas fueron elaboradas con la tecnología de ARN mensajero (ARNm). 

Los autores de la investigación señalaron que la disminución de la eficacia de la vacuna contra la enfermedad grave tras la vacunación fue menor que la de la infección y la enfermedad sintomática. 

“En la mayoría de los estudios, la eficacia o efectividad de la vacuna contra la enfermedad grave se mantuvo alta (≥70 %) hasta 6 meses después de la vacunación para las cuatro vacunas que evaluamos (y en su mayoría ≥80 % para las dos vacunas de ARNm)”, se lee en las conclusiones.  

 

Un engaño ya verificado

 

Así también, otros medios de verificación en el mundo han desmentido afirmaciones falsas o engañosas acerca de que las vacunas debilitan el sistema inmune. 

En febrero de este año, el medio de verificación australiano APP Fact Check desmontó una versión falsa similar en febrero de este año. En dicha ocasión, una persona expuso en un video un cuadro con supuestos datos del Gobierno del Reino Unido acerca de que las personas vacunadas con el esquema completo (primera y segunda dosis) tienen el sistema inmune comprometido y podrían sufrir de SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). 

En respuesta a los verificadores de APP Fact Check,  la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido negó que el gráfico objeto de esa revisión forme parte de sus informes semanales de vigilancia de vacunas. “La tabla que se está usando es falsa”, respondió la agencia. 

El docente Nigel MacMillan , director del programa de enfermedades infecciosas e inmunología del Instituto de Salud Menzies en Queensland, Australia, también descartó que las vacunas provocan algún daño al sistema inmunológico. 

“Si la estimulación inmunológica constante [como la generada por las vacunas] fuera un problema (y estamos constantemente expuestos todos los días), la humanidad nunca habría evolucionado. Es una afirmación común contra las vacunas que se hace sobre cada nueva vacuna que aparece”, precisó a APP Fact Check.

En función a lo expuesto, OjoPúblico concluye que el mensaje viral acerca de que las funciones del sistema inmune de los vacunados contra la covid-19 disminuyen un 5 % cada semana es falsa.