opinión 14 Marzo, 2020

Lecciones desde China: los adultos mayores frente al Covid-19

Lecciones desde China: los adultos mayores frente al Covid-19
Patricia Castro

Periodista en China

DE ALTA. Pacientes recuperados de Covid-19 agradecen a los trabajadores médicos del Segundo Hospital Xiangya de la Universidad Centro-Sur en China.

DE ALTA. Pacientes recuperados de Covid-19 agradecen a los trabajadores médicos del Segundo Hospital Xiangya de la Universidad Centro-Sur en China.

Foto: Agencia Xinhua (China)

Los medios chinos continúan celebrando la recuperación de Zhang Guangfen 张广芬, paciente de 103 años de edad que fue dada de alta del Hospital Liyuan de Wuhan, el epicentro del Covid-19, en la provincia de Hubei. El personal médico de la Facultad de Medicina Tongji le hizo un video y fue a despedirla a la puerta del nosocomio, en donde la esperaba una ambulancia que la llevó de vuelta a su hogar. La anciana fue ingresada el primero de marzo con diagnóstico de coronavirus y al cabo de seis días de internamiento como paciente en estado crítico pudo ser estabilizada. Tras la recuperación que ha sido gradual, dio negativo a dos pruebas de ácido nucleico y ahora que está fuera de peligro, deberá cumplir una cuarentena de 14 días en casa. ¿Qué sucedió para que esta mujer de 103 años venciera al Covid-19, el cual es mortal para la tercera edad?

El doctor Zeng Yulan explicó que la paciente goza de una buena condición física a pesar de sus años, algunas dolencias propias de la tercera edad, y apenas una bronquitis crónica leve. Las enfermeras, que se turnaron para darle de comer con una cuchara y cambiarle los pañales, destacaron que la paciente tuvo siempre una actitud muy positiva y hasta “sonreía y asentía cada vez que la felicitaban por su mejoría”. Lo mismo sucedió cuando el doctor Zeng le dijo que podía volver a su casa: “ella abrió los ojos, asintió y estaba muy contenta”.

La prensa china detalla que la abuelita fue internada apenas empezaron los primeros síntomas pero fue catalogada como “paciente de estado crítico” por su edad avanzada (la tasa de mortalidad en China llega al 21,9%). Además recibió atención 24 horas, terapia de nutrición, fosfato de cloroquina, antivirales combinados con medicina tradicional china y un tratamiento con plasma convaleciente que se obtiene de pacientes recuperados que donaron sangre de forma voluntaria.

¿Qué sucedió para que una mujer de 103 años venciera al Covid-19 en China?

A diferencia de lo que sucedió en las primeras dos etapas de la epidemia en China, cuando no había camas disponibles y los pacientes de tercera edad eran los primeros en fallecer sin poder tener contacto con sus familiares, ahora existe una mayor esperanza de vida para el grupo más vulnerable. A partir de la experiencia china comparto información sobre los síntomas más comunes en el grupo más vulnerable y las medidas preventivas que se deben adoptar con la colaboración de la familia:

1. Síntomas:

Son los mismos para todos los pacientes de Covid-19. Sin embargo, se ha visto que en el grupo de tercera edad no necesariamente la fiebre es la primera señal de alarma sino a veces la última. Además, síntomas como fatiga, dolor de cuerpo, abdominal o de cabeza, tos o nauseas, etc., están enmascarados pues se atribuyen a la edad avanzada.

  • Empieza como un resfriado muy leve que se irá agudizando en poco tiempo.
  • Boca seca y profundo dolor de garganta.
  • Agitación y dificultad para respirar.
  • Problemas en el sistema digestivo (diarrea) y en el sistema nervioso.
  • Desencadena rápidamente en neumonía o el Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda (SDRA).

2. Prevención:

Según la experiencia china, los pacientes de la tercera edad que recibieron una atención temprana (antes de la primera semana, incluso cuando aún no se habían agudizado los síntomas) y que además no presentaban enfermedades subyacentes graves (cardiopatías, diabetes) han tenido mejor desempeño frente a la epidemia. ¿Qué hicieron las familias chinas para prevenir que sus seres queridos de la tercera edad adquieran el coronavirus? Aquí un resumen de sus recomendaciones:

  • Cuarentena. Fue general para toda la población china, incluso ahora en la etapa flexible. Sin embargo, la tercera edad continúa en aislamiento voluntario en sus hogares por su vulnerabilidad. Agua y jabón para las manos (20 segundos), alcohol (62-71%), gel y toallitas desinfectante (al 60% de alcohol), agua oxigenada (0,5%).
  • Estado diario. Comer sano, dormir lo que sea necesario y una hora diaria de movimiento (se recomienda Tai-chi). Cuidar la hidratación.
  • Controles diarios.Temperatura corporal (37.3 es señal de alarma) y presión arterial en el rango normal.
  • Mascarillas. Su uso es obligatorio en China, y se recomienda especialmente para personas vulnerables sanas en exteriores.
  • Ropa y zapatos. Lo que se utiliza en la calle se deja al ingreso, detrás de la puerta o se ventila. En el hogar solo se usa ropa de casa y pantuflas.
  • Desinfectante. Lavar la ropa con blanqueador (lejía al 0,1%) y agua muy caliente (entre 40 y 56 grados centígrados muere el virus). Baño desinfectado diariamente y habitación ventilada.

3. Recomendaciones para adultos mayores en el Perú:

  • Información. Estar bien informados para evitar el estrés o el pánico, pero también, para ser conscientes de los riesgos.
  • Aislamiento voluntario. La mejor forma de evitar el Covid-19 es NO exponerse.
  • Visitas. No se reciben visitas en casa durante esta etapa, el virus es invisible y hay portadores asintomáticos o en el inicio del proceso. Si tiene que salir lleve siempre mascarilla para que no se toque la boca, la nariz o los ojos por accidente. Evite el contacto cercano. Un metro de distancia es recomendable.
  • En lugares públicos. No toque superficies (especialmente de metal, como botones del ascensor o manijas de puertas) directamente con las manos. En exteriores evite los ambientes pequeños, cerrados y con mucha gente (transporte público, teatros, cines, etc.). Si es religioso o religiosa, vea la misa o el servicio por televisión. Esta debería ser una recomendación de las iglesias.
  • Optimismo: No se puede bajar las defensas que son el único escudo, y un recurso es el buen humor: ¡recuerden a la señora de 103 años!


(*) Patricia Castro es una periodista peruana de amplia experiencia en medios nacionales e internacionales. Entre 2001 y 2004 fue corresponsal de El Comercio durante las guerras de EE.UU. en Afganistan e Iraq. Hasta el 2012, se desempeñó como corresponsal en China para el mismo diario. También laboró en la cadena china CGTN entre 2003 y 2005. Castro publicó esta columna originalmente el 12 de marzo en su cuenta de Facebook y autorizó su reproducción en OjoPúblico.