OjoBiónico

Vicente Zeballos, ministro de Justicia y Derechos Humanos

“37 congresistas [...] militaron antes en un partido político diferente al cual los ha llevado a este Parlamento”

Fecha de la declaración: 2 de julio del 2019

VerdaderoVerdadero
Andina

Durante la sesión de la Comisión de Constitución en la que se debatían proyectos de ley sobre democracia interna de las organizaciones políticas, el ministro de Justicia Vicente Zeballos expuso cifras que revelan la escasa afiliación política de los actuales congresistas de la República, y en ese marco, dijo lo siguiente: “37 congresistas, que significan más o menos el 28.5% de los actuales congresistas, militaron antes en un partido político diferente al cual los ha llevado a este parlamento”. Tras revisar los antecedentes al respecto, OjoPúblico concluye que esta afirmación es verdadera.

[16:45 - 16:57]

Según el informe “Perfil del Congreso de la República 2016-2021” de la Asociación Civil Transparencia, publicado en mayo del 2016, existe un total de 37 parlamentarios del actual periodo legislativo que anteriormente fueron militantes de un partido político distinto a la agrupación política con la que lograron elegirse.

Consultado para esta verificación, el especialista en materia electoral de la Asociación Civil Transparencia, Ernesto Tanaka, compartió con OjoPúblico una lista de los parlamentarios que han militado en otros partidos, pero que en las Elecciones Generales 2016 fueron elegidos con una organización política distinta.

Tras revisar la información brindada y contrastarla con los datos de Infogob y el Registro de Organizaciones Políticas (ROP) del Jurado Nacional de Elecciones, OjoPúblico identificó que el total de parlamentarios en esta situación incluso fue de 39 -dos más de los mencionados por el ministro-, es decir, el 30% de la representación nacional.

De este total, la agrupación que tuvo más congresistas provenientes de otros partidos fue Fuerza Popular con 18 parlamentarios, que equivalen al 24.6% de los 73 escaños obtenidos por el partido. Esos representantes pasaron a la bancada fujimorista desde las siguientes agrupaciones políticas: Apra, PPC, Perú Patria Segura, Perú Posible, Acción Popular, entre otros.

De ese grupo, resaltan los casos de los siguientes parlamentarios que de hecho militaron anteriormente en más de una organización política: Segundo Tapia, quien integró el Partido Justicia Nacional y Perú Posible; Wuilian Monterola, quien estuvo afiliado al Movimiento Independiente Regional Unidos por Huancavelica hasta el año 2010 y al partido Perú Posible hasta 2013; y el congresista Luis Galarreta, que renunció al PPC en 2015 y ya había hecho lo mismo con el partido Renovación Nacional en 2009.

El siguiente partido en esta situación fue Peruanos por el Kambio (PPK), con 9 parlamentarios (la mitad de su bancada) provenientes de otras agrupaciones como el Apra, Unión por el Perú, Fuerza Popular y el PPC.

En este grupo también se encuentra incluido el propio autor de esta frase, el congresista y actual ministro Zeballos, quien antes de ser elegido por esta agrupación, fue militante de Unión por el Perú, desde 2011 hasta 2015.

PPK también cuenta con representantes que antes militaron en más de un partido político: Janet Sánchez estuvo afiliada al Partido Aprista Peruano hasta el año 2004; luego se convirtió en militante del Partido Justicia Nacional, hasta el 2006; posteriormente, fue integrante de Perú Posible, hasta el 2017; y al final se afilió a PPK, desde 2015 hasta febrero del 2019.

También es el caso de Roberto Vieira, quien renunció a Fuerza Popular y Unión por el Perú en 2010 y 2012, respectivamente. Otros parlamentarios que estuvieron en más de una organización política fueron Moisés Guía Pianto, Carlos Bruce, Gino Costa y Salvador Heresi.

El Frente Amplio por Justicia, Vida y Libertad está en tercer lugar, con 8 congresistas migrantes de otros partidos políticos, que representan el 40% de los 20 escaños que lograron en las últimas elecciones generales. En esta bancada resaltan los casos de Justiniano Apaza, quien renunció al Partido Nacionalista Peruano en el año 2014 y antes al Movimiento Nuevo Izquierda, en 2010.

Así también, el desaparecido José Canzio, quien estuvo afiliado al Partido Nacionalista Peruano hasta su renuncia en el 2006 y posteriormente perteneció al Frente Patriota Peruano hasta 2011. De igual forma, Manuel Dammert estuvo afiliado al Partido Movimiento Humanista Peruano y al Partido Socialista hasta el 2007, y en la actualidad, es parte del grupo parlamentario Nuevo Perú.

En último lugar de las agrupaciones con estas características se encuentra Alianza para el Progreso, que llevó a 4 congresistas (44.4% de sus representantes) que integraron antes otras organizaciones políticas. Entre estos podemos nombrar a Eloy Narváez, César Vásquez, Edwin Donayre y Marisol Espinoza.

Consultado para esta verificación, el especialista en temas electorales, Víctor Velásquez, integrante del Instituto Peruano de Derecho Electoral, comentó que el dato brindado por Zeballos refleja que existe un alto porcentaje de congresistas que no se encuentran afiliados a la organización política que representa en la actualidad. “Según un informe de Transparencia a mayo del 2018, el número de congresista afiliados ascendió a 45. En 2016 eran 39 de los 130”.

Velásquez agregó que, esto se debe a que, con la Ley de Organizaciones Políticas, cada organización es autónoma para decidir los mecanismos de elección interna de sus candidatos y existen organizaciones con normas muy flexibles para construir las listas. Esto favorece a personalidades individuales que son elegidas por su nivel de exposición mediática, pero no por su fidelidad con el partido político ni su programa político.

“Lo que se está proponiendo [con la reforma política] es la mejora del sistema de partidos al solicitar que las personas que participan en las elecciones deban estar [...] afiliadas, como mínimo un año”, declaró.

La importancia de este hecho para Velásquez es que los partidos políticos podrán asumir también responsabilidad sobre las personas que alcanzan cargos públicos. “[De este modo] conservaremos el voto que se da a la organización política, y ya no estaremos individualizando el voto”, dijo.

Actualmente, según el artículo 24 de la Ley de Organizaciones Políticas, los partidos pueden establecer que el 25% del total de candidatos sea designado directamente por el órgano pertinente del partido según lo disponga su estatuto. Solo en el caso de las candidaturas para la presidencia y vicepresidencia, estas deben ser elegidas por sistemas de democracia interna.

Tras lo expuesto, OjoPúblico concluye que la afirmación del ministro de Justicia, Vicente Zeballos, respecto a que 37 -y, de hecho, hasta 39- congresistas del actual periodo legislativo militaron antes en un partido político diferente al que los ha llevado a este Parlamento es verdadera.

Autores:

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.