Los millonarios préstamos del BNDES al club 'Lava jato'


Por Hamer Arteaga y Elizabeth Salazar
Domingo, 30 Oct 2016

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) se convirtió en el millonario prestamista de las constructoras del Caso 'Lavajato'. Ojo-Publico.com, luego de analizar una base de datos con los créditos entregados en los últimos 14 años, concluyó que el 99% de los prestamos (más de US$14 mil millones) acabaron financiando a Odebrecht, Camargo Correa, Andrade Gutiérrez, Queiroz Galvao y OAS y sus operaciones en Angola, Venezuela, República Dominicana, Argentina, Cuba y Perú.



El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) -la financiera de Brasil creada para impulsar megaproyectos que contribuyan al desarrollo de este país- centralizó durante los últimos 14 años sus millonarios préstamos en las cinco principales constructoras de ese país: Odebrecht, Andrade Gutiérrez, Camargo Correa, Queiroz Galvao y OAS, todas acusadas en el Caso 'Lava Jato', que desde el 2014 se ha convertido en la mayor proceso por corrupción contra empresarios y políticos de América Latina.

Ojo-Publico.com -en base a pedidos de información y extracción de datos del portal de transparencia del BNDES- analizó un listado de los créditos que esta entidad otorgó entre el 2002 al 2016 e identificó a las compañías más beneficiadas fuera de Brasil. El análisis concluyó que fueron 1.381 los préstamos aprobados por el banco estatal a favor de 134 empresas con operaciones en 22 países de América (incluido Perú), África y Europa, a quienes se les otorgó durante este tiempo diferentes tipos de contratos con intereses flexibles.

Los préstamos del estatal BNDES a las empresas del Caso 'Lavajato' concentraron el 99% de los US$14 mil millones, entregados durante los gobiernos de Lula da Silva (2003-2011) y Dilma Rouseff (2011-2016).

Odebrecht se llevó el 70% de los US$14 mil millones en préstamos entregados por el BNDES

Sin embargo, la indagación de Ojo-Publico.com solo analizó el 42% de los 1.381 préstamos del BNDES porque la entidad ubicada en Sao Paulo dijo que el resto de los contratos eran privados. Aún así, se estableció que Odebrecht, la constructora más grande de América Latina y protagonista del mayor caso de corrupción en Brasil, lidera el ranking de las 10 empresas más beneficiadas con 445 préstamos (32% del total). 

APOYO DE PALACIO. Durante el segundo gobierno de Lula da Silva (2007-2011) y el primer mandato de Rousseff (2011-2014), el BNDES financió el 81% de los 583 créditos que se hicieron públicos. /Agencia Brasil

 

Este año, Marcelo Odebrecht (presidente del grupo que lleva su nombre), fue condenado a 20 años de prisión por corrupción y lavado de dinero, como parte del Caso 'Lava Jato', una investigación fiscal que destapó la cadena de transferencias ilícitas que realizaron grandes empresas para dar luz verde a megaproyectos de infraestructura en diversos países, y en la que también fue involucrada la petrolera estatal Petrobras.

Para reducir su condena, Odebrecht acaba de firmar un acuerdo con la justicia de su país para delatar a empresarios, presidentes y políticos de Brasil y el resto de América Latina que tuvieron conocimiento de la corrupción que se tejió tras la firma de los contratos de construcción.

Antes de publicar este reportaje, Ojo-publico.com pidió entrevistas con representantes del banco para conocer sus descargos. Luego de intercambiar correos electrónicos desde septiembre último, su oficina de comunicaciones dijo que: "El BNDES está revisando sus políticas operativas, el análisis de las operaciones de exportación de bienes corrientes y servicios y el establecimiento de criterios para la mejora de estas operaciones. Sería interesante comprobar esta entrevista al término de estos procesos".

Con la salida de Dilma Rousseff del gobierno, el BNDES inició un proceso de reestructuración y el pasado 11 de octubre anunció la suspensión de créditos por más de US$ 4.700 millones a las empresas involucradas: Odebrecht, OAS, Queiroz Galvão, Camargo Correa y Andrade Gutiérrez. 

 

LAS CONSTRUCTORAS BENEFICIADAS POR EL BNDES

 

De los últimos 14 años el BNDES entregó, por lo menos, US$ 14.585 millones a las constructoras brasileñas para obras de infraestructura en Angola (US$3.990), Venezuela (US$3.231 millones), República Dominicana (US$2.597 millones), Argentina (US$2.061 millones), Cuba (US$846), Mozambique (US$445) y Perú (US$398).

De los créditos -con información detallada y publicada- se concluye que el 99% se destinó a empresas o filiales de Norberto Odebrecht S.A., Camargo Correa S.A., Andrade Gutiérrez S.A., Queiroz Galvao y OAS para realizar proyectos como la construcción de hidroeléctricas, carreteras, servicios de agua y saneamiento y transporte de gas, entre otros, en 11 países de América Latina y 3 de África.

 

EN PRISIÓN. Marcelo Odebrecht, el 2012, cuando fue reconocido por  su liderazgo en la Cámara Municipal de Sao Paulo. Hoy purga una condena de 20 años por corrupción / Cámara de Sao Paulo.

 

La lista de favoritos del BNDES la lidera Odebrecht con US$10.207 millones para obras en República Dominicana, Argentina, Venezuela, Cuba, Perú, entre otros países. Dos de estas obras se ejecutaron en nuestro país y estuvieron valorizadas en unos US$398 millones: la central hidroeléctrica Chaglla (Huánuco) y la planta desalinizadora Bayóvar (Piura), a cargo de Odebrecht y Andrade Gutiérrez, respectivamente.

Siguen Andrade Gutiérrez (US$ 2.875 millones), Camargo Correa (US$ 627 millones), Queiroz Galvao (US$ 388 millones) y OAS (US$ 361 millones). A través de su equipo de prensa, Camargo Correa indicó que "el financiamiento fue aprobado por el BNDES. Sin embargo, este no logró realizar el desembolso de este aporte a la constructora".

El Ministerio Público de Brasil ha bautizado como el “Clube” a estas cinco grandes contratistas y a otras 11 empresas brasileñas que desde el 2004 se unieron para expandir sus negocios fuera de Brasil. La fiscalía ha acusado a estas empresas de prácticas corruptas y del pago de coimas a autoridades de la región con el fin de asegurarse los mejores contratos.

Con dinero del BNDES, Odebrecht ejecutó la central hidroeléctrica de Chaglla (Huánuco) y la planta desalinizadora Bayóvar (Piura)

"Se dio a conocer la existencia de un plan criminal que implica grandes delitos contra la economía, la corrupción y el blanqueo de dinero, con la formación de un cartel grande y poderoso en el que participaron las empresas OAS, Odebrecht, UTC, Camargo Correa, Techint, Andrade Gutierrez, Mendes JR, Promon, MPE, Skanska, Queiroz Galvão, IESA, Engevix, Setal, GDK e Ingeniería Galvao", resume la acusación fiscal.

A principios de este año, la fiscalía de Brasil y de Perú entablaron nexos para compartir información sobre las presuntas coimas que el “Clube” pagó en nuestro país, algunos de los casos fueron revelados por el portal de investigación IDL-Reporteros.

 

 

 

El BNDES -adscrito al Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil- responde a un consejo integrado por representantes de cinco ministerios y los créditos son aprobados -según sus documentos y reglas internas- por un directorio nombrado por el mismo presidente de la República. Los expresidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff, que tuvieron lazos amicales con los CEOS de las cinco contratistas más beneficiadas por el BNDES,  también están procesados por el Caso 'Lava Jato'.

Fue precisamente durante los gobiernos de ambos donde se concentraron los mayores montos y créditos otorgados desde el 2002.

El BNDES le dijo a Ojo-Publico.com que vienen revisando sus operaciones [de préstamo]

 

EL 'CLUBE'. La Procuraduría de Brasil identificó 16 empresas que habrían cobrado coimas para ganar licitaciones, cinco de ellas fueron las favoritas del BNDES.

 

Como parte de estas indagaciones, el pasado 22 de setiembre la Policía Federal de Brasil arrestó por cinco horas a Guido Mantega, expresidente del BNDES (2004-2006) y funcionario de confianza de Lula y Dilma, que además llegó a liderar el Ministerio de Hacienda (2006-2014) y, en paralelo, la presidencia de Petrobras (2010-2015).

Tras su renuncia en marzo, otro hombre clave del Partido de los Trabajadores ocupa la presidencia interina de la petrolera estatal, Luciano Coutinho, quien fuera presidente del BNDES hasta mayo de este año. Hoy Mantega es investigado en el Caso 'Lava jato' por desviar recursos de la petrolera estatal para favorecer a las constructoras.

 

PRESTAMOS BAJO LA SOMBRA DE 'LAVAJATO'

 

En los últimos 14 años el BNDES dio 798 préstamos (del total de 1.381) cuyos detalles siguen en secreto. Las compañías que concentran estos contratos, y que no aparecen en el portal de transparencia de ente brasileño son: Industrias Romi (147 créditos), Embraer S.A. (49), CNH Industrial Latín América (46), Iveco Latin América (32), Scania Latin América (30), Schulz (27), Jacto (22), Acarnabelli CIA (21), Polimáquinas Industria e Comercio (20), entre otras.

Perú fue uno de los países en donde los préstamos del BNDES a Odebrecht están casi en secreto

Los créditos opacos se concentran en Argentina, pues el 40% de los préstamos (294) que recibieron las empresas para realizar obras en dicho país no son detalladas por el portal de transparencia del BNDES ni entregadas por acceso de información. Le sigue en la lista Estados Unidos y Paraguay, con 87 y 83 créditos respectivamente, todos secretos. En el cuarto lugar está Perú, del cual solo se ha hecho pública la información de 2 de los 60 desembolsos; y Chile, con el 100% de sus 53 préstamos secretos.

 

DEJÓ EL CARGO. Luego de 9 años en el cargo, Luciano Coutinho dejó la  jefatura del BNDES en mayo, por decisión del presidente interino de Brasil, Michel Temer/ Agencia Brasil

 

El abogado Caio Borges, que investigó la estructura del BNDES para la organización Conectas, sostiene que este banco se ha manejado en absoluta opacidad, por lo que el ciudadano brasileño no puede conocer, hasta ahora, de dónde y en qué invierten sus recursos.

Este secretismo también fue advertido el 2011 por el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), entidad auxiliar del Congreso Nacional de Brasil, que detectó graves deficiencias en la evaluación de los créditos, ausencia de transparencia y escasa información, entre otras irregularidades.

 

 

SOSPECHAS CERTERAS

 

El 2015 la prensa brasileña ya había informado sobre los aparentes financiamientos direccionados del BNDES, pero fue con el Caso 'Lava Jato' que los indicios dejaron de ser hechos aislados. En junio de aquel año, la plataforma de investigación Brio, de Brasil, publicó una serie de reportajes demostrando que los proyectos que el BNDES financió en Venezuela, Panamá, Bolivia, Ecuador, Perú, Argentina fueron sobrevalorados, se vieron envueltas en investigaciones por presunta corrupción y tuvieron serios problemas técnicos o impactos en las comunidades.

Pedro Bara, exconsultor del BNDES y miembro de la ONG The Nature Coservancy, confirmó a Ojo-Publico.com que las emisiones de créditos en el extranjero tuvieron una prioridad política antes que técnica. Por ejemplo -recuerda Bara- el 2012 el banco destinó US$ 332 millones a la constructora OAS para habilitar una carretera que partiría en dos el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), ubicado en la Amazonía boliviana, sin que existiera un estudio técnico de por medio.

 

“Al momento de iniciar la obra no tenían contrato, no tenían proyecto, no había nada. Solo había el interés político de Lula de apoyar a (el presidente boliviano) Evo (Morales). Lo mismo sucedió con el puerto cubano de Mariel, construido por una subsidiaria de Odebrecht y donde no hay contrato ni una contrapartida”, dice Bara.

Hoy, mientras Ojo-Publico.com inicia una serie de reportajes sobre el protagonismo del BNDES en el mayor proceso de corrupción de Brasil, la Cámara de Diputados del gigante sudamericano investiga sus actividades y la policía federal revisa los contratos del prestamista favorito del Caso 'Lavajato', en lo que parece ser el siguiente paso de la historia que empezó como una operación para desmantelar una red de lavado de dinero en estaciones de servicio de autos.

blog comments powered by Disqus