Exclusivo: Diez años de polémicos fallos de Indecopi a favor de Gloria


Por Nelly Luna Amancio
Jueves, 15 Jun 2017

El caso Gloria revela la debilidad del sistema de fiscalización en la protección de los consumidores en el país. Ojo-Publico.com analizó una década de denuncias presentadas ante Indecopi contra el segundo grupo económico más poderoso de la industria alimentaria en Perú y que concentra el 75% del mercado de leches industrializadas, y encontró que en 8 de 10 casos las denuncias fueron archivadas o declaradas infundadas.



 

Mucho antes de que la noticia sobre la leche que no es leche aterrizara en Lima desde Panamá, hubo un ciudadano en Piura que demandó a la empresa Gloria ante Indecopi por el mismo motivo y producto: la imagen de una vaca sobre la etiqueta de la marca “Pura Vida” hacía creer que se trataba de leche de este animal cuando realmente no era así. Juan José Julca Preciado recuerda que un día de octubre del 2015, fastidiado por lo que consideraba una información engañosa para los padres de familia, decidió denunciar a Gloria.

Pero hacerlo no era un asunto sencillo. Había que atender una serie de requisitos técnicos y un lenguaje de expertos. El padre de familia y trabajador del sector limpieza consultó entonces con un amigo abogado y planteó su demanda. “Yo tengo hijos menores, por eso los denuncié, por la mala información que nos estaban brindando”, nos dice por teléfono. El 14 de diciembre del 2015, días antes de Navidad y cuando el consumo de leche con chocolate se dispara, Indecopi admitió su denuncia contra Gloria por infringir el código del consumidor.

Sin embargo, un año después y luego de dos apelaciones, en octubre del 2016 Indecopi emitió una resolución final y decidió archivar la denuncia argumentando que la empresa no había infringido ninguna norma, pues el término que usaba como “leche evaporada ha sido corroborado por la propia Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) que autorizó el uso de esa denominación”. En su resolución 972-2016/PSO-Indecopi-PIU, los técnicos de la autoridad que debe defender al consumidor, concluyen que el uso de una vaca en la etiqueta no era un engaño para el consumidor, pues “el producto es considerado leche de vaca animal”.

 

RESOLUCIÓN DE INDECOPI PIURA Juan José Julca fue el primero en denunciar el 2014 la marca Pura Vida, pero Indecopi falló a favor de Gloria. Declaró infundado el sustento contra la empresa.

 

Ojo-Publico.com -en el marco de un proyecto de investigación internacional sobre la industria alimentaria- accedió y analizó a todas las denuncias que entre el 2006 y el 2016 Indecopi resolvió contra Gloria y constató que de 10 procesos, en ocho falló a favor de la empresa. Solo en dos casos le dio la razón a los denunciantes, y en las demás, incluida la del señor Julca Preciado, Indecopi decidió archivar o declarar infundadas las denuncias.

RESOLUCIONES A FAVOR

En la última década el Indecopi resolvió una decena de denuncias contra Gloria por competencia desleal y por vulnerar el código del consumidor. Los casos fueron planteados por la Asociación peruana de consumidores y usuarios (Aspec), Asociación de ganaderos y lecheros del Perú, Fondo de Fomento para la ganadería lechera de la cuenca de Lima, Asociación civil Huk Vida, Asociación civil Más que Consumidores y Juan José Julca Preciado.

 

De los 10 casos resueltos, siete cuestionan el tipo de publicidad y los elementos que se presentan en las etiquetas; los demás corresponden a abuso de posición de dominio. Respecto a los productos denunciados, nueve de las marcas son productos lácteos y un yogur que se vendía como si fuera de manzana y llevaba en la etiqueta la imagen de esta fruta. En este último caso Indecopi decidió declarar nulo lo actuado porque el producto finalmente “salió del mercado”.

Los argumentos de Indecopi para rechazar las denuncias de los consumidores son polémicos. Una respuesta similar a la demanda impulsada solitariamente por Juan José Julca y su abogado el 2015, nos remonta a una denuncia presentada el 2007 por Aspec. La ONG denunció a Gloria por publicidad engañosa por su comercial “Tres vasos de leche al día para crecer”. Los mensajes señalaban textualmente: “Sigue tomando tres vasos de Gloria al día porque así obtendrás el calcio que necesitas para crecer y ser más grande”.

Para este reportaje, Ojo-Publico.com solicitó con varios días de anticipación entrevistas con Indecopi, pero decidieron no atender las preguntas.

Aspec argumentaba que este mensaje daba “a entender de manera inexacta que el consumo de tres vasos de leche evaporada Gloria al día cubren la necesidad diaria de calcio para crecer”, y eso no era cierto. Indecopi, sin embargo, declaró infundado la denuncia y sus apelaciones: “La Sala discrepa con la interpretación planteada, pues un consumidor razonable que conoce las propiedades de la leche no entendería que tres vasos de leche al día proporcionan todo el calcio que cualquier menor necesita en su alimentación”.

 

MULTA CONFIRMADA

El 2010, Indecopi también declaró infundado una denuncia contra la marca Soy Vida, que decía ser 0% lactosa, 0% colesterol y 100% leche de soya. El 2014, la misma entidad, declaró la nulidad de una resolución con la que se había iniciado un procedimiento de oficio contra uno de los productos dirigidos a niños por presunta infracción al reglamento de alimentación infantil, que prohíbe textualmente que la publicidad de los alimentos complementarios a la leche materna contengan imágenes o fotos de niños. 

La marca en cuestión, “Leche niños UHT Gloria”, incluía en su etiqueta la imagen de un menor. Sin embargo, Indecopi interpretó que “no se desprende que [el producto] se presente ante los consumidores como un sustituto de la leche materna” y decidió declarar la nulidad del proceso.

En solo dos casos entre el 2006 y el 2016, la autoridad decidió sancionar a Gloria. El 2010 la multaron con 90.000 soles (25 UIT) por comercializar leche de soya Soalé con una etiqueta en la que se veía un campo de cultivo que daba a entender que el producto tenía un origen estrictamente vegetal y libre de lactosa, cuando en realidad el producto contenía leche entera (de origen animal) y lactosa. 

 El 2010 multaron a Gloria con 90.000 soles por comercializar leche de soya Soalé  como un producto libre de lactosa, pero no era así.

La otra sanción llegó el año pasado. Indecopi declaró fundada una denuncia contra Gloria por vender las marcas Bella Holandesa y Bonlé, como si fueran sin lactosa. Los denunciantes comprobaron que ambos productos sí lo contenían. En este caso, la resolución de la entidad dijo que la empresa si había infringido la norma pero anuló la multa de 380 UIT (1’500.000 soles) que le habían impuesto y ordenó un nuevo cálculo. 

Otra resolución que también llama la atención por la forma en la que se archivó corresponde al 2008. En febrero de ese año, como también ha contado el portal Utero.pe, la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú y el Fondo de Fomento para la Ganadería Lechera de la Cuenca de Lima interpusieron una denuncia contra Gloria por importar ilegalmente leche en polvo, grasa anhidra y otros insumos químicos destinados a la industrialización de productos lácteos (la ley lo prohibía desde 1991).

Sin embargo, Ojo-Publico.com identificó que mientras Indecopi analizaba la demanda contra el segundo grupo económico más poderoso de la industria alimentaria en Perú (solo después de Alicorp) y propiedad de los hermanos Jorge y Vito Rodríguez Rodríguez, el 24 de junio del 2008 el entonces gobierno de Alan García incluyó un artículo dentro del decreto legislativo 1035 sobre comercio mundial, que eliminaba aquella prohibición. El 1 de julio de ese año, Gloria presentó la estrenada norma y solicitó la aplicación del principio de “retroactividad benigna” para no ser sancionada. 

Indecopi le dio la razón y resolvió que “si bien durante la comisión de los hechos denunciados [la prohibición] se encontraba plenamente vigente y su vulneración habría sido presupuesto para la configuración de un acto de competencia desleal en la modalidad de violación de normas, dicha norma en la actualidad ha quedado expresamente derogada... En consecuencia, esta Sala considera que es de aplicación al presente caso el principio de retroactividad benigna”. 

Para este reportaje, Ojo-Publico.com solicitó con varios días de anticipación entrevistas con Indecopi, pero ninguno atendió las preguntas. 

 

LECHE O MEZCLA DE LECHE

Solo cuando la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA) prohibió la comercialización de “Pura Vida” porque no podía ser considerada técnicamente leche evaporada, las autoridades peruanas encendieron sus alertas y paralizaron su venta. Recién en ese momento, Indecopi anunció que investigarían el rotulado y la publicidad de todos los demás productos, y Digesa, por su parte, anunció que revisarían los registros sanitarios de 567 productos lácteos.

En  marzo del 2014, Gloria registró su marca “Pura Vida” en Digesa como alimento lácteo, pero luego, en marzo del 2015 cambia el nombre a leche evaporada parcialmente descremada. Ese mismo año el registro sanitario autorizado por Digesa señalaba que este producto era en realidad una mezcla de leche evaporada con leche de soya, maltodextrina de maíz, grasa vegetal de palma y otros aditivos. Sin embargo, en todo este tiempo, la etiqueta del producto llevó la imagen de una vaca y debajo de esta se leía leche evaporada parcialmente descremada.

Gloria es el segundo grupo económico más poderoso de la industria alimentaria en el Perú, solo después de Alicorp, del grupo Romero

 

SALA DEL PODER. Conoce en esta aplicación la estructura financiera y filiales en paraísos fiscales del grupo Gloria.

Cada vez que una empresa quiere registrar un alimento en Digesa basta una declaración jurada sobre la composición e ingredientes del producto. Nadie verifica que realmente este contenga lo que se declara. “No existe una adecuada fiscalización”, dice Elizabeth Iberico Robles, especialista de Aspec, una de las organizaciones que más demandas ha presentado ante Indecopi por publicidad engañosa o infracciones al código del consumidor.

En Panamá, Gloria cubre el 7% del mercado, pero en el Perú esta empresa lidera el mercado total de leches industrializadas con una participación del 75%; mientras que la leche evaporada representa cerca del 82% del mercado, según cifras de su memoria financiera anual. Ajeno a estas cifras, en Piura, Juan José Julca nos dice por teléfono que ha comentado a toda su familia que esta denuncia él ya la había hecho antes y que no le hicieron caso. “He gastado dinero en este proceso, presentar todos estos escritos cuesta, espero que se me reponga lo gastado”, dice el padre de familia. 

En la resolución que Indecopi le rechaza a Juan José Julca se lee: “Se puede afirmar que la presencia de la imagen de una vaca en la etiqueta no ha supuesto ningún engaño al consumidor, puesto que el producto Pura Vida es considerado leche evaporada de origen animal, específicamente de vaca”. Esta semana, luego de la suspensión de la venta de su producto, los representantes de Gloria aceptaron el producto en cuestión solo contenía 60% de leche animal. El señor Julca sigue esperando.

 

* Con la colaboración de Gianfranco Huamán y Alonso Balbuena. 

blog comments powered by Disqus