Martes, 03 Mayo 2016

Sunat identifica desbalance patrimonial en 16 personajes de la farándula limeña

Monto involucrado asciende a S/.5 millones. Hace casi un mes también se intervino a representante de Mossack Fonseca bajo el mismo cargo.
SUNAT. Ente tributario inició investigación sobre este caso hace algunos meses.

La Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat) anunció hoy que investiga a 16 personas, la mayoría populares figuras de la farándula local, por presunto desbalance patrimonial que involucra un monto total de S/. 5 millones.

Según el ente tributario, las 16 personas han adquirido negocios, inmuebles y vehículos de lujo en Lima y provincias, los mismos que no se justifican con los ingresos que declararon al fisco entre los años 2014 y 2015. El anuncio ocurre a pocas semanas de la intervención de la representante de la firma panameña Mossack Fonseca, Mónica de Ycaza Clerc, también por presunto desbalance patrimonial.

Horas después del anuncio de la Sunat, trascendió que algunos de los presuntos involucrados son: Mathias Brivio Grill (conductor del programa de televisión Esto es Guerra), los modelos Mario Irivarren León, Jenko del Río Pastor y Patricio Parodi Costa, Karen Dejo Yglesias, Vania Bludau Uvidia, Jazmín Pinedo Chau y Milett Figueroa Valcárcel, así como los exdeportistas Kina Malpartida Dyson y David Zegarra Albarracín, algunos de ellos figuras actuales o exparticipantes de los programas Esto es Guerra y Combate.

En los 16 casos son frecuentes la compra de autos de lujo (Mercedes Benz, Audi, Jeep, Mini Cooper, entre otros), la adquisición de inmuebles (en los distritos de La Molina, Surco y Asia) y la instalación de salones de belleza y otros negocios sin que se sustenten estas inversiones con sus ingresos declarados o con préstamos bancarios registrados, dice la Sunat en un comunicado.

Uno de los involucrados, Mario Irivarren, compró el año pasado un auto Mercedes Benz valuado en US$35 mil (tal como indica la Sunat). En tanto, Kina Malpartida es poseedora de una camioneta Jepp desde el 2012; Jenko del Río adquirió una camioneta Susuki en el 2015 y Jazmín Pinedo, una camioneta Sportage Kia el 2014.

La investigación tributaria, en el caso de estas 16 personas, se sostiene en el análisis de las declaraciones juradas de los contribuyentes y en los informes del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), así como en el posterior cruce con bancos, registros de notarías y concesionarios de vehículos.

La Sunat notificará en las próximas semanas a los contribuyentes que no han regularizado su situación tributaria. Dos de ellos ya se presentaron ante el ente tributario. El incremento patrimonial no justificado puede generar denuncia penal por el delito de defraudación tributaria, previo pedido de levantamiento del secreto bancario.