Actualidad

Villa Stein: “Estoy dispuesto a asumir las consecuencias"

16 Mar 2016
El vocal de la Corte Suprema conversó con Ojo-Publico.com sobre su incremento patrimonial y aseguró que los casi S/.2 millones que posee están justificados. Sin embargo, al ser consultado sobre el hotel de San Isidro en el que mantiene acciones -según su propia declaración jurada- dijo desconocer que esta empresa haya celebrado contratos con el Estado, pero aseguró que asumirá las consecuencias.

La Ley de Contrataciones prohíbe a los funcionarios públicos y a sus parientes cercanos brindar bienes o servicios a otras entidades del Estado para evitar conflictos de interés. El decreto legislativo 1017 y la nueva Ley 30225 impiden, literalmente, a los jueces y a sus esposas adjudicarse este tipos de contratos. Sin embargo, Javier Villa Stein ha presentado declaraciones juradas en las que afirma que la sociedad conyugal que mantiene con Maritza Morán es dueña del Hotel San Isidro Inn, una empresa que negoció con entidades del Estado y con el mismo Poder Judicial en los 12 años que viene ejerciendo la función pública. En esta entrevista telefónica con Ojo-Publico.com, el vocal dice que asumirá las consecuencias.

Hemos revisado el detalle las declaraciones juradas que presentó a la Contraloría y sorprende ver que ha quintuplicado su patrimonio desde que asumió la función pública ¿Todo lo hizo solo con su sueldo de juez?

Trabajo en la función pública desde hace 40 años, mucho antes de ser juez. He sido notario y sigo siendo profesor universitario. Mi patrimonio ha tenido un incremento completamente razonable, todo está bancarizado. Lo importante aquí es que los bienes siguen siendo los mismos, mi patrimonio solo se ha incrementado en dos departamentos.

Pero en el transcurso de esta década ha comprado y vendido más propiedades y en el caso de los inmuebles estos no reflejan su costo real ¿Por qué?

Debe ser por el valor que se le asigna en el autovalúo. Tengo un departamento en Miraflores que debe valer más de US$100 mil y otro en San Isidro que debe costar hoy unos US$250 mil.

¿Entonces su patrimonio real supera los S/.2 millones?

Claro que sí, pero no hay ningún desbalance.

¿Y el departamento en Miami?

Fue comprado a nombre mío y de mi esposa. Es un departamento que costó US$25 mil y se vendió por US$23 mil porque no nos salía a cuenta pagar un alto mantenimiento si íbamos a visitarlo solo una vez al año. Ni podíamos alquilarlo porque era un condominio para veteranos. No me salió a cuenta.

¿Usted también es un coleccionista de armas y de motocicletas?

No, no colecciono motos, las uso. Las cinco motocicletas que poseo las uso. Las armas, bueno, he tenido cuatro, ahora solo dos.

Encontramos también un negocio de su propiedad que se llama Servicios Turísticos Morgavi…

Sí, ese es un hotel y se llama San Isidro Inn.

Exactamente. Sucede que a través de ese hotel se han hecho contrataciones con el Estado, incluso con el Poder Judicial, pese a que la Ley de Contrataciones del Estado lo prohíbe.

No lo sé, quien maneja todo el negocio es mi esposa. No tengo la más mínima idea de las contrataciones que ha hecho.

"No puedo negar lo que es, pero tampoco puedo decir que lo hice a sabiendas (contratar con el Estado)"

¿Acaso usted no tiene acciones en la empresa?

No, no, mi esposa tiene casi todo y una muy pequeña parte mi hija. Ese hotel es de mi señora y fue fundado hace 30 años, mucho antes de que yo fuera juez.

Las declaraciones juradas que usted mismo presentó a la Contraloría indican lo contrario...

No estarán actualizadas. Yo nunca he sido dueño.

¿Pero no sabe que la prohibición para contratar con el Estado se extiende a todos los funcionarios públicos y a sus familiares, justamente para evitar conflictos de interés?

Si eso ha ocurrido qué puedo hacer, tendré que explicar que no sabía nada. No estoy enterado, pero puede ser. No puedo negar lo que es, pero tampoco puedo decir que lo hice a sabiendas porque para mí es primera noticia.

¿Desconocía las normas para contratar con el Estado?

La verdad es que a partir de no sé que caso me enteré que estaba prohibido (que un funcionario público o su familia contrate con entidades públicas) pero es perfectamente posible que haya ocurrido porque cuando uno tiene negocios de ese tipo no se piden mayores datos al contratante. Puede ser que se hayan alojado o hayan realizado eventos en el centro de convenciones. Estoy dispuesto a asumir las consecuencias.

¿Y ha recibido pagos o acreencias de su empresa?

Yo no, pero debería. A favor de mi esposa sí hay acreencias porque el negocio no va todo lo bien que uno quisiera y a veces le deben su sueldo. Y ese hotel tiene más valor como inmueble, pues no vaya a ser que se venda y luego yo aparezca como millonario repentino.

ACTUALIZACIÓN 4:44 p.m. (16/3/2026):

El juez supremo Javier Villa Stein volvió a repetir hoy en Twitter que todo su patrimonio "está declarado y bancarizado". Sin embargo, inmediatamente después lanzó comentarios agraviantes contra Ojo-Publico.com y contra la autora de la investigación Elizabeth Salazar, algunas de ellas sin relación con el tema principal del reportaje. Aquí una muestra de las frases que el expresidente del Poder Judicial dejó en la red social.

 

 

 

Portada: Andina

Esta entrevista forma parte de la investigación periodística "El supremo patrimonio del juez Javier Villa Stein", que es parte inicial de un proyecto creado por Ojo-Publico.com y apoyado por la National Endowment for Democracy (NED) con la finalidad de que la opinión pública y las autoridades judiciales tengan herramientas para conocer, detectar e investigar casos de presuntos desbalance patrimonial en los altos funcionarios del sistema de administración de justicia del Perú.

Síguenos

Recibe nuestros mejores reportajes, crónicas e investigaciones.