Negocios en el Caribe: las ‘offshore’ de los grupos de poder del Perú


Por Elizabeth Salazar Vega
Martes, 06 Oct 2015

Ojo-publico.com identificó a los ocho grupos financieros del Perú que crearon matrices y filiales de sus compañías en los principales paraísos fiscales del mundo: Islas Caimán, Bermudas y Vírgenes Británicas, así como en Panamá, Bahamas, Belice y Chipre. La lista incluye a Credicorp, Breca, Intercorp, Belcorp, Gloria, Hochschild, Ferreyros y D&C. Todos ellos registran direcciones en territorios considerados “de baja o nula imposición” por la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) y otros organismos, debido a que permiten eludir o reducir el pago de impuestos, evitar las regulaciones tributarias de sus países de origen y proteger el secreto de sus millonarios ingresos.



E

l Ugland House es un edificio de cinco pisos, rodeado por altas palmeras y una privilegiada vista del mar Caribe en las Islas Caimán. Quien arriba a este oasis de sol perpetuo no llega buscando un hotel de lujo sino dónde pagar menos impuestos, evitar las regulaciones tributarias de sus países de origen y proteger el anonimato de sus activos. Este inmueble, que destaca por sus balcones rojos, tiene como único ocupante a la firma de abogados Maples & Calder, una de las más importantes del mundo con unos 18.000 clientes en cartera, entre ellos los grupos económicos líderes del Perú: Credicorp y Breca. En el 2009, en plena crisis económica, Barack Obama presidente de EE.UU., dijo sobre este edificio de la calle South Church: “O es el edificio más grande del mundo o es el mayor fraude fiscal”.

En el Perú las empresas más poderosas están en manos de 20 grupos familiares que en la última década se disputaron los primeros lugares de los rankings elaborados por Perú Top 10.000 y América Economía, publicaciones que anualmente consolidan los reportes financieros de dichas compañías. Ojo-publico.com -luego de revisar los informes de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), la Bolsa de Valores de Lima y reportes bursátiles internacionales- concluyó que ocho de estos conglomerados constituyeron sus matrices o filiales en los principales paraísos fiscales del mundo desde mediados de los 90. Siete fueron los destinos elegidos: islas Caimán, Vírgenes y Bermudas, territorios británicos en el Caribe; y Panamá, Belice, Bahamas y Chipre.

 

 

Todos ellos reciben millonarios flujos de dinero desde el Perú y están incluidos en la lista de los 43 territorios considerados paraísos fiscales, ‘offshore’ o “territorios de baja o nula imposición” por la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), debido a que exoneran de impuestos a ciudadanos o empresas extranjeras que trasladan sus empresas y ganancias a estos paradisiacos lugares. La Sunat, consultada sobre el tema, prefirió no realizar comentarios para este reportaje. Sin embargo, su lista -en vigencia desde el 2001- coincide con lo reportado por la coalición internacional Tax Justice Network (TJN).

La lista de los grupos de poder en las ‘offshore’ la encabezan los mayores holdings financieros del Perú: Credicorp, imperio creado por el banquero piurano Dionisio Romero; y el Grupo Breca, a cargo de los herederos de los hermanos Mario y Pedro Brescia Cafferata, ya fallecidos. A ellos se suman Intercorp de Carlos Rodríguez Pastor, el hombre más rico del Perú según la revista Forbes; el conglomerado del ingeniero Eduardo Hochschild Beeck, del rubro minero y cementero; el Grupo Gloria de los hermanos Vito y Jorge Rodríguez Rodríguez; la empresa de maquinaria pesada Ferreycorp de Óscar Espinosa Bedoya; Belcorp, de Eduardo Belmont Anderson, el cuarto millonario del país en la misma lista Forbes; y la corporación D&C de Samuel Dyer Coriat, dedicada al rubro agroindustrial.

 

PODEROSOS. Arriba, de izquierda a derecha: Dionisio Romero Paoletti, Carlos Rodríguez Pastor, Rosa Brescia, Eduardo Hochschild. Abajo, de izquierda a derecha: Óscar Espinosa, Jorge y Vito Rodríguez, Samuel Dyer Coriat y Eduardo Belmont Anderson.

Estos ocho grupos financieros -que han consolidado su fortuna en el país y declararon ingresos equivalentes al 10% del Producto Bruto Interno del Perú en el 2014- poseen 36 empresas matrices o filiales en edificios semejantes al Ugland House de las Islas Caimán. “Los grandes empresarios no solo mueven los hilos de la economía del país; también ejercen poder político. Aportan a las campañas electorales, tienden sus lobbys en sectores claves y recomiendan nombramientos de técnicos y funcionarios. Es necesario conocer en dónde invierten el dinero que generan en nuestro país”, sostiene Francisco Durand, profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) e investigador de los grupos de poder.

Ojo-publico.com se comunicó con los grupos Credicorp, Breca, Intercorp, Gloria, Belcorp y D&C -a través de las áreas de prensa y asuntos corporativos de sus empresas- pero al cierre de edición ninguno respondió las interrogantes sobre la creación de sus compañías en paraísos fiscales. Solo contestaron Ferreycorp y el grupo dirigido por Hochschild Beeck. Los ejecutivos de ambos conglomerados aceptaron tener empresas ‘offshore’: el primero, en Islas Caimán, y el segundo en Panamá y Belice. Sin embargo, rechazaron cualquier irregularidad en sus operaciones internacionales con el argumento de que sus estados financieros son públicos y están auditados en nuestro país. ¿Pero por qué las principales corporaciones del Perú fundan empresas y transfieren activos a los paraísos fiscales?

Todos reciben millonarios flujos de dinero desde el Perú y están incluidos en la lista de los 43 territorios considerados paraísos fiscales

“En los paraísos fiscales se alega seguridad jurídica, pero estos también se caracterizan por dificultar la transparencia financiera. Son escenarios pasibles de la elusión tributaria, la cual, a diferencia de la evasión, consiste en utilizar normas paralelas para burlar el pago total de impuestos que le corresponde al país de origen. Y esto lo hacen las grandes empresas, no los comerciantes informales o pequeños, porque se requiere el despliegue de un equipo de abogados y contadores que conozcan las leyes y vacíos para justificar su accionar”, revela Eduardo Sotelo, economista y asesor del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Sotelo fue uno de los gestores de la frustrada Norma XVI. Un decreto clave en la lucha contra la elusión fiscal y la fuga de capitales a los paraísos fiscales, promulgado el 2012 por el presidente Humala, pero suspendido por el Congreso luego que la Cámara de Comercio de Lima y el gremio empresarial de la Confiep atacarán la norma y la calificaran de inconstitucional.

 

CONCENTRACIÓN DE ‘OFFSHORE’

Credicorp -la rama financiera del grupo que hoy dirige Dionisio Romero Paoletti (50)- es el conglomerado con la mayor cantidad de empresas ‘offshore’. De la lista que hoy publicamos: 12 están repartidas en las Islas Bermudas, Caimán, Vírgenes Británicas, Bahamas y Panamá. De ellas, las dos más importantes son Credicorp Ltd., matriz de sus 56 filiales y subsidiarias, ubicada desde 1995 en el edificio Clarendon House de las Islas Bermudas, ocupado por la firma legal Conyers Dill & Pearman. Esta misma oficina sirve de razón social a Credicorp Capital Ltd., que maneja los holdings financieros de Perú, Chile, Colombia y Reino Unido. En el 2011, el parlamento del Reino Unido interrogó a Google por usar este inmueble para trasladar sus ganancias en el extranjero y reducir de 28% a 2,4% el pago de impuestos.

 

 

ISLAS BERMUDAS. Edificio Clarendon House, en Church Street, en las Islas Bermudas. Su único ocupante es la firma legal Conyers Dill & Pearman. En esta sede está registrada Credicorp Ltd., la matriz de sus 56 filiales.

Credicorp -dueño del Banco de Crédito, de la aseguradora Pacífico, de la administradora de fondos de pensiones Prima y de las financieras Edyficar y Mibanco- tiene otras cuatro filiales domiciliadas en el Ugland House del estudio Maples & Calder, en las Islas Caimán, y otras dos registradas en el edificio Harbour Place, a una cuadra del primero. También es dueña de una subsidiaria en Las Bahamas, otras dos en Panamá y una última en las Islas Vírgenes Británicas, la cual no reporta activos, patrimonio y ni aparece en el organigrama oficial de la compañía vinculada al grupo Romero.

El Grupo Breca, accionista mayoritario del Banco BBVA Continental, dueño de la aseguradora Rímac, de la Clínica Internacional, de la minera Minsur, del hotel Westin y con negocios en el rubro inmobiliario, turístico y pesquero, tiene cinco empresas en los paraísos fiscales. Los domicilios declarados por el grupo perteneciente a la familia Brescia Cafferata, hoy en poder de sus hermanas y de su sobrino Álex Fort Brescia (58), muestran que cinco de sus filiales: Resources Ltd., Minerals Perú Ltd., Mineral Marcobre, Marcobre I y Marcobre II, dedicadas a las intermediación financiera y vinculadas a las operaciones de su minera Minsur, están en el mismo Ugland House de las Islas Caimán. Comparte el estudio de abogados con Credicorp.

Credicorp, dueña del BCP, tiene 12 empresas repartidas en las Islas Bermudas, Caimán, Vírgenes Británicas, Bahamas y Panamá. 

MATRICES Y HOLDINGS FINANCIEROS

Esta isla caribeña, a pocos kilómetros de Jamaica y Cuba, también fue elegida por el ingeniero y empresario minero Eduardo Hochschild Beeck (51) para crear dos sociedades offshore: las subsidiarias Hartsdale Capital Inc. y Farragut Holdings Inc., ubicadas en el edificio Harbour Place en donde opera la firma legal Close Brothers (que también tiene como cliente a Credicorp). Ambas sociedades manejan las acciones de la peruana Inversiones Aspi, matriz de Cementos Pacasmayo.

Otro grupo que optó por registrar cuatro de sus compañías en un paraíso fiscal es Intercorp, de propiedad del administrador Carlos Rodríguez Pastor (56), cuya fortuna asciende a US$2.100 millones según Forbes. El destino elegido fue Las Bahamas, un conjunto de islas de 370 mil habitantes y cerca de Miami. Allí tiene inscritas sus principales compañías: Intercorp Perú Ltd., constituida en 1997 como la matriz de todas las empresas del grupo; e Inteligo Bank, dedicada a la gestión patrimonial, asesoría financiera, custodia y servicios de corretaje.

 

INTERACTIVO. Conoce en esta visualización las matrices y subsidiarias de los grupos económicos peruanos que llegaron a los paraísos fiscales/Jason Martínez.

Rodríguez Pastor también llegó a Panamá en el 2006. Aquí registró Intercorp Financial Services, que depende directamente de su matriz en las Bahamas y tiene como subsidiarias a las financieras del subgrupo Interbank. Cinco años después hizo lo mismo con Inretail Perú, que controla las firmas que manejan el centro comercial Real Plaza, Supermercados Peruanos, Plaza Vea e Inkafarma.

Del mismo modo, Panamá fue elegida por el grupo Gloria -de los hermanos Vito (76) y Jorge (69) Rodríguez Rodríguez- para constituir Maningham Holding S.A dedicada a la fabricación de cemento, cal y yeso; y otras dos sociedades de intermediación financiera: Lakebar Holding y Clarcrest Investments. Las dos primeras declararon tener un patrimonio de solo US$1.000 y la última de US$91 millones.

 Inretail Perú, que controla las firmas que manejan el Real Plaza, Supermercados Peruanos, Plaza Vea e Inkafarma, está en Panamá

En este país también encontramos al grupo distribuidor de maquinarias, Ferreycorp, que tiene como presidente ejecutivo a Óscar Espinosa Bedoya y como vicepresidente a Carlos Ferreyros Aspíllaga. Tres de sus subsidiarias reportan domicilios en Panamá. Una de ellas es Gentrac Corporation, sociedad que adquirieron el 2010 junto a las sedes de distribución de Caterpillar en Belice, otra jurisdicción con opacidad financiera. El grupo agroindustrial D&C, de Samuel Dyer Coriat, se fue más lejos. Según sus memorias anuales la matriz Camposol Holding Ltd. se trasladó el 2007 a Chipre, en donde tiene el 100% de acciones de otros tres holdings que funcionan en la misma isla del mediterráneo oriental, también bajo sospecha de la Sunat por su nula o baja imposición tributaria.

En la lista de corporaciones peruanas en paraísos fiscales también aparece el Grupo Belcorp, cuyo presidente, Eduardo Belmont Anderson (70), es considerado por la revista Forbes como el cuarto hombre más rico del país con una fortuna estimada de US$ 1,300 millones. De la empresa de productos de belleza -dueña de L’Ebel, Ésika y CyZone- no se conoce su estructura corporativa porque no brinda información a las entidades supervisoras peruanas.

Sin embargo, en las patentes de marca que presentó el año pasado en Puerto Rico dejó constancia que su matriz, Ebel International, se ubica en las Islas Bermudas. En el expediente judicial que se abrió en el 2007 por el uso del término Ebel París, Acevedo Villalba, entonces gerente de Belcorp, explicó que eligieron instalar allí su sede “por razón de los incentivos tributarios y su localización geográfica de acceso fácil a nivel internacional”.

 

QUIÉN ES QUIÉN WIKI. Esta plataforma, aliada de ojo-publico.com, contiene una base de datos sobre las élites y las estructuras de poder. Busca aquí a las empresas peruanas y sus principales accionistas.

 

EL METODO: PRECIOS DE TRANSFERENCIA

Diversos estudios, como el de Tax Justice Newtwork, indican que los mecanismos de elusión tributaria de los grupos empresariales son múltiples y difíciles de detectar. Uno de los métodos más comunes es el llamado precio de transferencia. “Consiste en comercializar bienes o servicios entre empresas del mismo grupo económico; es una práctica común pero cuando este contrato se hace con filiales ubicadas en paraísos fiscales no hay cómo fiscalizar que no se inflen o abaraten los precios en el papel para declarar menos ingresos y renta. La elusión no es ilegal, pero sí inmoral”, explica el economista Luis Moreno, coordinador de la Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe.

Las cifras confirman que estas jugadas son reales en el Perú. En marzo del 2014, durante el tercer foro mundial convocado por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), la entonces jefa de la Sunat, Tania Quispe, dijo que las operaciones por los llamados precios de transferencia entre los años 2007 y 2012 llegaron a los 370 mil millones de dólares y el 65% se hizo vía filiales internacionales. El 2013 la Sunat revisó 187 casos por este tipo de transferencias y halló sospechas de elusión en 27 de ellos. Los casos fueron enviados al área de auditorías. “El monto no declarado se calculó en 350 millones de dólares, y los impuestos dejados de pagar [en base a la cifra anterior] fueron 105 millones de dólares”, dijo la exjefa del órgano tributario.

Si este último monto hubiera sido cobrado, el Estado podría haber financiado el presupuesto del programa social Cuna Más, para atender y cuidar a niños en extrema pobreza, durante todo el 2015.

 

VEA TAMBIÉN: Sala del Poder, un especial de Ojo-publico.com

Portada: Edificio Ugland House, Islas Caimán.

Edición general: Óscar Castilla C. Visualización de datos: Jason Martínez y Quién es quién Wiki. Este artículo forma parte de Sala del Poder, un espacio de ojo-publico.com creado para investigar los grupos de poder en el Perú.

GRUPOS RESPONDEN SOBRE 'OFFSHORE' EN EL CARIBE

 

Ojo-publico.com contactó por teléfono a los voceros de prensa o asuntos corporativos de todos los grupos económicos mencionados, y envío correos pidiéndoles sus descargos para este reportaje. Solo respondieron los representantes de los grupos Hochschild y Ferreycorp.

Ricardo Valcárcel, gerente de tributación de Cementos Pacasmayo -del grupo Hochschild- confirmó la existencia de dos sociedades ‘offshore’, pero aseguró que estas solo mantienen relación con el dueño del grupo. “El único beneficio que tienen estas ‘offshore' es recibir los dividendos (ganancias) que le corresponden al principal accionista. (…) El dueño tiene ahí su dinero (…). No hay ninguna estructura (ideada por la empresa) para aprovecharnos de los beneficios tributarios de un paraíso fiscal”, sostuvo en entrevista con ojo-publico.com.

El vicepresidente legal de Cementos Pacasmayo, Javier Durand, quien lo acompañó en la entrevista, agregó que no ve poco transparente tener sedes en un paraíso fiscal, pues eso depende de la intención dolosa con que se quiera constituir una empresa en dichos territorios. “Además, si transfiriéramos dinero de cualquiera de nuestras compañías a las sociedades ‘offshore’ eso estaría indicado en los estados financieros”, dijo.

Por su parte, voceros de Ferreycorp respondieron por escrito que el holding que poseen en Panamá “constituye un centro de inversiones para el desarrollo de negocios en la región”. “Nuestra matriz consolida los resultados de todas sus subsidiarias, en el Perú y el extranjero, incluido el holding en Panamá, y los publica trimestralmente. Todos nuestros resultados son auditados y públicos”, agregaron.

blog comments powered by Disqus