El ‘boom’ de los implantes dentales coreanos en el Perú

25 de Noviembre, 2018

Ocho de cada diez prótesis dentales importadas al Perú provienen de las fabricantes coreanas Dio Implant y Neo CMI Implant. El servicio de implantes odontológicos crece y ahora hay también importadoras de productos de mala calidad: la Sunat detectó ingresos irregulares de productos chinos sin registro sanitario por 250 mil dólares. 

La colocación de prótesis dentales que le devuelven la sonrisa a miles de personas se ha convertido en un ‘boom’ en el Perú. Cientos de consultorios odontológicos de Lima ofrecen este servicio con productos que provienen, principalmente, de Corea del Sur. Solo entre los años 2017 y 2018, seis importadoras trajeron 11.357 prótesis dentales en vuelos comerciales; es decir,  más de la mitad de unidades de estos implantes ingresados al país en los últimos diez años, según los reportes de importaciones analizados para la serie The Implant Files.

'BOOM'. Los implantes dentales son ríaces de titaneo que sirven para reponer los dientes naturales perdidos. Solo entre los años 2017 y 2018 se importaron 11.357 implantes. 

Las fabricantes coreanas Dio Implant y Neo CMI Implant se imponen en este lucrativo y creciente mercado.

Los implantes dentales son dispositivos concebidos como raíces artificiales de titanio que sirven para reponer los dientes naturales perdidos. Las compañías coreanas abastecen el 89% de prótesis usadas en el país: pasaron de 77 implantes anuales en el 2009 a más de 4 mil en el 2018. Otros países que traen sus aparatos dentales al Perú son Argentina, Brasil, España y Estados Unidos.

Las importadoras y los odontólogos expertos en implantes pagan precios elevados por las prótesis en comparación con otros países de la región. Por ejemplo, un implante de la marca Neodent puede costar 120 soles en Brasil, mientras que en el Perú su precio pasa los 120 dólares. Esto se debe a que traerlos al país requiere de una logística que incluye droguerías equipadas con almacenes especializados para mantenerlos esterilizados.

IMPORTADORA. La empresa coreana Neo CMI Implant trajo a Perú 7.144 implantes dentales entre el 2009 y 2018. Es la marca que más implantes ha importado al país. / NeoBiotech.

Para captar a los odontólogos que usan sus productos, los grandes fabricantes como las coreanas Neo CMI implant y Deo implant ofrecen cursos y entrenamientos en tecnología dental en los programas de postgrado de las universidades, asegura un experto en implantes dentales que estudió su postgrado en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional mayor de San Marcos en una entrevista con Ojo-Publico.com.

Los profesores de los programas de especialización en implantes dentales seleccionan las marcas con las que sus alumnos trabajarán durante sus clases. Por eso, los fabricantes envían a sus especialistas para capacitarlos y asegurarse que luego usen en sus consultorios los productos de su marca.

Otra estrategia que usan las empresas para captar especialistas son las conferencias en la Asociación Peruana de Periodoncia y Oseointegración (APPO), uno de los grupos más importante en este campo en el Perú. Las empresas envían a sus agentes de ventas y a sus ponentes para ofrecer y capacitar en el uso de sus prótesis. Estos encuentros se realizan dos veces al año.


Los implantes de contrabando

“Próximamente buscaremos alianzas estratégicas con agencias de viaje para generar paquetes turísticos que involucren los servicios odontológicos para niños”, se lee en la página web Dental House Kids, una clínica odontológica peruana ubicada en Jesús María que ha visto en el turismo dental un mercado muy rentable. No es la única. Varias clínicas aprovechan la demanda de servicios de prótesis dentales para crear paquetes turísticos que incluyan una visita a sus centros odontológicos.

Sin embargo, este ‘boom’ ha generado que distintas empresas quieran aprovechar el negocio y se han empezado a importar implantes dentales de mala calidad que no cuentan con certificaciones de seguridad y permisos de comercialización otorgados por la Dirección general de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), la entidad que supervisa los aparatos médicos en Perú y que depende del Ministerio de Salud.

CAPACITACIONES. La Asociación Peruana de Periodoncia y Oseointegración (APPO) uno de los grupos más importante en este campo en el Perú organiza eventos con empresas de implantes para capacitar a odontólogos. / APPO.

En mayo de 2016, inspectores de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) hallaron más de 10 mil aparatos dentales camuflados en unas cajas que correspondían a mascarillas. Estos productos provenían de China y no contaban con registro sanitario.

Según la Sunat, estos productos tenían como destino abastecer a diversos consultorios de la capital. La Fiscalía Especializada en Delitos Aduaneros y contra la Propiedad Intelectual del Callao inició una investigación por el presunto delito de contrabando de mercancías prohibidas. En los últimos años, la Sunat ha incautado productos dentales de contrabando valorizados en más de 250 mil dólares. A pesar de este problema, la Digemid no ha reportado ninguna alerta por el uso de productos dentales defectuosos.