Documentos Un archivo para seguir el rastro de casos invisibles

En junio del 2007, Irma Gárate empezó a a trabajar en una vivienda de Chaclacayo, una zona residencial en las afueras de Lima. Sus empleadores eran una señora de 78 años y su hijo de 47, llamado Leoncio Jaime Jáuregui Maldonado.